SAN FRANCISCO DE ASIS Y SANTA CLARA

Sé que San Francisco fue un gran líder por la paz y una persona muy compasiva… Sus inspiraciones y oraciones son tesoros para el mundo, y creo que su espíritu sigue actuando hoy en favor nuestro (Megumi Hirota, budista japonesa).

 

Para mí San Francisco fue una especie de profeta en un tiempo de guerra y de ansia de poder. Fue portador e un mensaje, en una época en que la Iglesia necesitaba ser sanada. San Francisco supo emprender un camino que parecía imposible (Benhammar Fehd, musulmán argelino)

 

Nuestro país, India, es conocido como tierra de santos… Con estas premisas, cuando conocimos la vida de san Francisco, vimos en ella algo conocido y a la vez nuvo, por su forma de convertirse, por el contacto con la divinidad y por ser mediador entre la Realidad Última y la gente corriente… Om shanti! Que la paz esté en todas partes (Harshada Joshi e Prachi Upsari (Hindú indio).

 

Cuenta el Talmud que el rabino Hillel, uno de los maestros del pensamiento hebreo, respondiendo a la necesidad de que un hebreo tiene que aprender la Torah cuando sea capaz de mantenerse derecho sobre un pie solo, dijo: No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti. El resto son comentarios. ¡Ve y estudia! En este sencillo mensaje es fácil er una síntesis del espíritu de san Francisco (Simone Mortara, hebreo italiano).

 

La vida de san Francisco enlaza de manera admirable con los valores de la fe zoroastriana (Tina Mistry, zoroastriana británica).

 

San Francisco exaltaba la sencillez, y eso sintoniza profundamente con el credo taoísta de vivir la vida como un río: fluyendo lentamente, y sin pasiones (Lee Chong Jie Shiu Li Xin, taoísta de Singapur).

 

La vida de Francisco recuerda algunos principios jainistas: ha sido sorprendente saber que san Francisco amaba y respetaba a los animales y el ambiente como si fuesen amigos suyos (Jyoti Metha jainista británico).

Entra un momento en la presencia del Señor, y adórale






























Mirad cómo se humilla cada día, como cuando bajó del trono real al seno de la Virgen. Cada día baja del seno del Padre al altar en las manos del sacerdote.





E igual que se manifestó a los apóstoles en carne verdadera, así también ahora se manifiesta a nosotros en el pan consagrado.  (San Francisco)



Yo doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, para que, por los merecimientos de la gloriosa santa Virgen María su Madre, del santísimo padre nuestro Francisco y de todos los santos, el mismo Señor que nos ha concedido un buen comienzo, nos conceda también crecer en el bien y perseverar hasta el final. Amén. (Santa  Clara)





Te adoramos, Santísimo Señor Jesucristo, aquí y en todas tus iglesias que hay en el mundo entero, y te bendecimos, pues por tu santa cruz haz redimido al mundo (San Francisco)



Cadena de oración por la paz – Participa



Hablemos, pues, según nos concede el Espíritu Santo, y supliquémosle humildemente que nos infunda su gracia para realizar de nuevo el día de Pentecostés en la perfección de los cinco sentidos y en la observancia del decálogo. Pidámosle que nos llene de un poderoso espíritu de contrición y encienda en nosotros las lenguas de fuego por la profesión de la fe, para que, ardientes e iluminados en los esplendores de los santos, merezcamos ver a Dios Uno y Trino (San Antonio de Padua)





Cristo es el camino y la puerta. Cristo es la escalera y el vehículo. Es el propiciatorio colocado sobre el arca de Dios. Es “el misterio escondido desde siglos”. Quien se dirige a este propiciatorio con entrega absoluta y pone su mirada en el Señor crucificado mediante la fe, la esperanza, la caridad, la devoción, la admiración, el gozo, el amor, la alabanza y el júbilo del corazón, realiza con él la Pascua, es decir, el paso… Mas, para que  este paso sea perfecto, es necesario que, suspendiendo la actividad intelectual, todo el afecto del corazón se transforme y dirija totalmente a Dios (San Buenaventura)





Santa Virgen María, no ha nacido en el mundo, entre las mujeres, ninguna semejante a ti, hija y esclava del altísimo sumo Rey, y Padre celestial. Madre de nuestro Señor Jesucristo y Esposa del Espíritu Santo: ruega por nosotros, con san Miguel arcángel y con todas las virtudes del cielo y con todos los santos, ante tu santísimo Hijo amado, Señor y Maestro (San Francisco)


 

SANTA CLARA DE ASÍS
Por SCTJM

Fiesta 11 de Agosto

Clara significa: vida transparente

“El amor que no puede sufrir no es digno de ese nombre” -Santa Clara.

De sus cartas:  Atiende a la pobreza, la humildad y la caridad de Cristo

Clara nació en Asís, Italia, en 1193. Su padre, Favarone Offeduccio, era un caballero rico y poderoso. Su madre, Ortolana, descendiente de familia noble y feudal, era una mujer muy cristiana, de ardiente piedad y de gran celo por el Señor.

Desde sus primeros años Clara se vio dotada de innumerables virtudes y aunque su ambiente familiar pedía otra cosa de ella, siempre desde pequeña fue asidua a la oración y mortificación. Siempre mostró gran desagrado por las cosas del mundo y gran amor y deseo por crecer cada día en su vida espiritual.

Ya en ese entonces se oía de los Hermanos Menores, como se les llamaba a los seguidores de San Francisco. Clara sentía gran compasión y gran amor por ellos, aunque tenía prohibido verles y hablarles. Ella cuidaba de ellos y les proveía enviando a una de las criadas. Le llamaba mucho la atención como los frailes gastaban su tiempo y sus energías cuidando a los leprosos. Todo lo que ellos eran y hacían le llamaba mucho la atención y se sentía unida de corazón a ellos y a su visión.

Su llamada y su encuentro con San Francisco. Cofundadora de la orden.

La conversión de Clara hacia la vida de plena santidad se efectuó al oír un sermón de San Francisco de Asís. En 1210, cuando ella tenía 18 años, San Francisco predicó en la catedral de Asís los sermones de cuaresma e insistió en que para tener plena libertad para seguir a Jesucristo hay que librarse de las riquezas y bienes materiales. Al oír las palabras: “este es el tiempo favorable… es el momento… ha llegado el tiempo de dirigirme hacia El que me habla al corazón desde hace tiempo… es el tiempo de optar, de escoger..”, sintió una gran confirmación de todo lo que venía experimentando en su interior.

Durante todo el día y la noche, meditó en aquellas palabras que habían calado lo más profundo de su corazón. Tomó esa misma noche la decisión de comunicárselo a Francisco y de no dejar que ningún obstáculo la detuviera en responder al llamado del Señor, depositando en El toda su fuerza y entereza.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.