CLAUSULAS DELIMITATIVAS DEL RIESGO O LIMITATIVAS DE LOS DERECHOS DE LOS ASEGURADOS

ROJI ABOGADOS MALAGA MARBELLA reclamaciones contra compañia de seguros – accidentes – trafico – negligencias

Señala el art. 3 LCS que las condiciones generales, en ningún caso podrán tener carácter lesivo para los asegurados, habrán de incluirse por el asegurador en la proposición de seguro si la hubiere y necesariamente en la póliza de contrato o en un documento complementario, que se suscribirá por el asegurador y al que se entregará copia del mismo. Las condiciones generales y particulares se redactarán de forma clara y precisa. Se destacarán de modo especial las cláusulas limitativas de los derechos de los asegurados, que deberán ser específicamente aceptadas por escrito.

A pesar de lo establecido en dicho precepto, es muy frecuente que el tomador del seguro al momento de concertarlo no conozca verdaderamente el alcance de las coberturas hasta que producido el riesgo la aseguradora, amparándose en la póliza, le manifieste que no cubre o lo hace en cuantía inferior a la esperada, surgiendo la problemática de si la cláusula son limitativas de derechos o delimitadoras del riesgo.

Uno de estos casos, es precisamente el que pasamos a comentar al hilo de LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO DE 1 DE OCTUBRE DE 2010. Se trata de un seguro combinado parroquial de daños al amparo del cual se reclama frente a la aseguradora y el consorcio de compensación de seguros el pago de los daños causados en los bienes propiedad del asegurado por entender que entraban en la cobertura de la póliza interponiendo las acciones frente a la aseguradora y frente al Consorcio de Compensación de Seguros según fuera ordinario o un suceso extraordinario el causante del daño.

El juzgado de primera instancia que conoció del asunto, estimo que el Consorcio no era responsable pero estimó parcialmente la demanda frente a la aseguradora resultando condenada a pagar la cantidad fijada en la sentencia al entender que la clausula aducida por la aseguradora debía ser entendida como limitativa de los derechos del asegurado y por lo tanto no resultaba oponible conforme a lo pretendido por la aseguradora, toda vez que no constaba su aceptación en la forma y requisitos del art. 3 Lcs. La Audiencia Provincial que conoció del recurso de apelación, mantuvo el pronunciamiento con una rebajada de la cuantía de la indemnización a abonar. No conforme con ello, la seguradora interpuso recurso de casación, y tras la extensa critica que se realiza por el Tribunal desde un punto de vista formal, comienza en el fundamento cuarto de la extensa sentencia, señalando que el recurso debe ser desestimado en cualquier caso por motivos de fondo.

El tribunal señala que la cuestión jurídica no es determinar el sentido de clausula sino su naturaleza delimitativa o limitativa del objeto de derechos pues en el caso de que fuera una cláusula limitativa de derechos, su incorporación al contrato al objeto de que la aseguradora pueda hacerla valer eficazmente depende del cumplimiento de lo preceptuado en el art. 3 LCS, lo que en el presente caso no tuvo lugar.

Sentado lo anterior, continua el Tribunal en el siguiente fundamento determinando, que son clausulas delimitadoras del riesgo las que tienen por finalidad concretar el riesgo, esto es el objeto del contrato, fijando los riesgos en caso de producirse por constituir el objeto del seguro y en tal caso deben ser aceptadas por el asegurado. Las limitativas de los derechos son las que operan para restringir condicionar y modificar el derecho del asegurado a la indemnización un vez, que el riesgo objeto del seguro se ha producido, su validez estará sujeta al cumplimiento de los requisitos, ser destacadas de modo especial, ser específicamente aceptadas por escrito. Ya que en estos casos, en cuanto que se trata de reducir la cobertura del riesgo básico garantizado para casos singulares, cuando escapa de lo que razonablemente podía esperar el asegurado, no pueden serles opuestas a éste en detrimento de un derecho indemnizatorio que quedó definido en el clausulado especial al tiempo de perfeccionarse el contrato de seguro con la prestación de su consentimiento.

Por tratarse de una clausula limitativa solo podría ser válida y eficaz y oponible si consta como hecho probado que en ese mismo momento de perfeccionamiento del contrato de seguro fue realmente conocida y aceptada en la forma prevista en el art. 3 LCS, no siendo el caso del presente, toda vez que entiende el Tribunal, que dicha solemnidad no puede entenderse cumplida con la firma de una clausula de estilo como la que aparece en el clausulado particular por no aparecer resaltada convenientemente en negrita o de otro modo especial en las condiciones generales existiendo solo en las particulares una referencia demasiado general e insuficiente para tenerla por válida con arreglo a la norma en cuestión.

Para saber más: www.rojiabogados.com

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.