img
Fecha: February, 2012
Loable petición de Bancosol
José Becerra 24-02-2012 | 11:15 | 0

 

Se distingue esta ONG por la ingente labor que viene realizando en Málaga para llevar siquiera sea por aliviar algunos días la acuciante falta de alimentos que padecen millares de familias. Se alza como un ángel guardián que no ahorra trabajos y sacrificios a la hora de servir al prójimo que adolece de lo más necesario para subsistir.

Hostigados por el desastre de la crisis una multitud silenciosa espera cada día que Bancosol venga a proporcionarle el alimento que les permita seguir en la senda maldita que para ellos no parece tener fin. Y de paso les reafirma que en este mundo todavía existe un rincón para

la esperanza, un atisbo de creencia en la bondad de las demás, una evidencia que les hace negar, cuando alguien deposita en sus manos el sustento para él y los suyos para el día, que el hombre no es un lobo para el hombre como afirmaba Hobbes, sino un ser generoso que procura paliar el padecimiento de los demás.

Bancosol no ahorra esfuerzos en su trabajo de recuperar los productos sobrantes de supermercados y mayoristas que de otra forma acabarían por perderse inútilmente. Ahora anda tras un plan que venga a evitar que los excedentes se pierdan sin beneficiar a nadie. Para ello deberán colaborar consumidores y administraciones públicas.

Que arrimen el hombro de manera conjunta, codo con codo. Las grandes superficies de productos de alimentación han recogido el guante y colaboran proporcionando artículos a punto de caducar o de los que pueden prescindir. Entre unos y otros se hará más llevadera la desgracia que abate a tantos hogares.

Foto: colegio Torrequebrada

 

Ver Post >
¡Ánimo, Don Manuel!
José Becerra 23-02-2012 | 12:00 | 0

 

 

 

 

 
 ¡Ánimo, Don Manuel!

 

Después de 50 años asomándose cada día a los periódicos más importantes de España, Don Manuel Alcántara ha tenido que dar de lado a su Olivetti de siempre porque una lesión -¡Por Dios, que sea leve! – en la cadera a causa de una caída.

 Los diarios, de pronto, han perdido temporalmente la firma del columnista malagueño por antonomasia. Los lectores,  que  seguimos y leemos con fruición sus treinta o cuarentas líneas mecanografiadas hemos fruncido el gesto con disgusto al ver durante cuatro días- ¡cuatro días ya!- que la cita entre escritor y lector no se producía a causa de un malhadado accidente doméstico. Por prescripción facultativa sabemos que debe permanecer en reposo unas semanas.

   ¿Sabrá el maestro del ingenio y la poesía entregado en cuerpo y alma al prodigio de transformar la realidad con una visión en la que está ausente la puya hiriente y lo hediondo resistir sus ímpetus de volver al trabajo pese a las prohibiciones de los galenos? ¿Cómo soportaremos los lectores la ausencia de sus escritos que rehuyen la invectiva acerba y dan paso a una crítica velada pero sin ponzoña que él cambia con maestría – las piruetas de sus ocurrencias – haciéndonos gozar de una lectura amable que nos predisponen favorablemente al acontecer diario?

   Su diaria lección magistral del buen hacer periodístico ha venido enseñándonos que no valen las condenas irrevocables ni los dogmatismos extremos. Ironía cáustica, visión agridulce de la vida, sin sevicias y un mucho de comprensión. Queremos seguir gozando de su ingeniosidad. Y de sus sentimientos ante la vida, como dice en una de sus poesías autobiográficas: “Manuel, junto al mar, desentendido: / yo era un niño jugando a la alegría…”.

JOSÉ BECERRA

 

Ver Post >
Benaoján a media luz
José Becerra 21-02-2012 | 7:21 | 0

 

 

 

 
 Últimamente este pueblo que se esponja placentero en el Valle del Guadiaro ha saltado a las portadas de los periódicos por dos motivos que no son precisamente los que desearían la vecindad.

  Primero fue la insalubridad de las aguas de sus fuentes que obligó a abastecerse por medio de camiones-cubas del ejército. Solucionado el problema surge otro que también atañe de manera directa a la población: por impago de una voluminosa cantidad – 200.000 euros, según asegura Mari Luz Becerra, propietaria de la distribuidora del fluido eléctrico en la Serranía de Ronda- se produce otro alarmante quebranto del bienestar del ciudadano.

   La tele no devuelve sino una pantalla negra y el rótulo”no hay señal” cuando cualquiera de los casi dos mil habitantes de la localidad intentan pasar unas horas de distracción.

  “Sin televisión”, murmuran con un gesto aburrido quienes se ven privados de esa casi necesidad imperiosa en el hogar; expresión que puede tornarse más agresiva si el corte del fluido se demora más de la cuenta, porque ya se oyen las primeras quejas malhumoradas: “Pagamos los impuestos y el derecho nos asiste”, proclaman.

     No hay luz porque la electricidad por impago pasa de largo del repetidor de televisión y de distintas  dependencias municipales, muy a pesar del alcalde, Francisco Gómez (APB), quien afirma que se querellará ante los juzgados (ya lo ha hecho, y de forma  contundente, por cierto, según sus palabras a la salida de los juzgados),  por su “indefensión total”, aparte  de afirmar que “no tiene problemas de liquidez”. ¿A quién creer?

   Mientras, los vecinos soportando una nueva dificultad del Consistorio que obra en detrimento de un pueblo que se afana por presentar la mejor cara a quienes lo visitan merced a  su espléndido entorno paisajístico y rural.

Benaoján, el bello pueblo serrano, ahora sin televisión

(Foto Turismoderonda)

 

 

Ver Post >
Tribulación en los ayuntamientos
José Becerra 20-02-2012 | 9:47 | 0

 

 
 

 

 

Lo de tribulación puede que sea una exageración, aunque bien mirado no deja de ser un gran  infortunio que muchos de los empleados municipales de una localidad se vean abocados a verse de patitas en la calle. Sentenció Aristóteles que “el gobierno por antonomasia es el de la polis”. En la antigua Grecia, como saben, se entendía como tal a un Estado autónomo constituido por una ciudad y un pequeño territorio.

Algo parecido a lo hoy es un ayuntamiento, salvando todas las distancias.

Lo cierto es que estas administraciones locales pasan por muy  difíciles momentos, y esto repercute de manera lacerante en sus empleados.

Es el caso de la Cortes de la Frontera, en donde tocan su final las estribaciones  de la Serranía de Ronda. Aquí los trabajadores del Consistorio han pasado de 210 a  menos de 45.

Y sobre parte de los que quedan se levanta como espada de Damocles la posibilidad de tener que soportar un ERE que acabe con su vida laboral con una indemnización misérrima, como es la de 20 días por años trabajados, según equiparación de la contundente  reforma laboral del Gobierno con las empresas privadas, además de llevar tres meses sin cobrar.

Más de 17.000 empleados  de las distintas administraciones públicas andaluzas podrían sufrir tan drástica medida que, al final de cuentas, tendrá que repercutir en los servicios que se prestan al ciudadano.

 Foto: El  Ayuntamiento de Cortes de la Frontera no pasa por sus mejores momentos.

 

Ver Post >
La carretera de la discordia
José Becerra 18-02-2012 | 7:14 | 0

 

 

 

 
 

 

 

Los pueblos del interior de la provincia de Málaga cifran en buena medida las esperanzas de su futuro en que los caminos que hasta ellos conducen no sean un impedimento para el desarrollo.

   Periclitaron los  vestigios ancestrales de la industria artesanal, la dedicación a la agricultura  vino a menos,  pero subsiste un tejido industrial importante que no hay que  minimizar. Se mira con ilusión al turismo, empero, como ayuda inestimable para espantar el marasmo en que más de una veintena de pueblos dela Serraníade Ronda se ven sumidos.

   Pero la llegada de visitantes exige una vía en condiciones y no una arteria que desanimo al más pintado. Es lo que ocurre con la carretera A-377 que viene siendo un hándicap para el despegue de pueblos como Cortes dela Frontera, Gaucín, Benarrabá, JImera de Líbar y Benalauría, entre otros, cuyos alcaldes si no en pie de guerra sin han afilado las lanzas contrala Juntade Andalucía por el estado casi intransitable en que se encuentra el citado vial.

   Las últimas obras de reparación del trazado datan de tiempo inmemorial. En esto hacen hincapié los regidores que proclaman su descontento por la dejadez dela Juntademorando unas obras y dando largas a una penosa situación de la carretera, que además de obrar en detrimento de la economía de los pueblos limítrofes puede significar un riesgo serio para los que se ven obligados a transitarla.

Cortes de la Frontera, uno de los pueblos afectados por el estado de la A-377. Foto de Ayuntamiento.es

 

 

 

 

 

 

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.