img
Mea culpa regia
img
José Becerra | 19-04-2012 | 16:42

 

Un hecho históricamente insólito. Si buceamos en la historia lejana  o reciente  de las monarquías españolas difícilmente encontraremos algo similar a lo sucedido.

Nunca las testas coronadas se mostraron propicias a reconocer públicamente cualquier error en el que incurrieran, no digamos los gobernantes y políticos que nos dirigieron o dirigen.

Don Juan Carlos, empero, lo acaba de hacer y además con semblante apesadumbrado y contrito. Sólo una decena de palabras emitidas y se obró el inusitado acaecimiento que no ha dejado de sorprender a propios y extraños.

Le bastaros una docena escasa de palabras  (“Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir”) para suplir cualquier otro discurso más largo y enjaretado. Suficiente para acallar las voces disonantes y satisfacer, con dignidad y grandeza, a la mayoría de los españoles. Que aprendan los mandatarios que nos meten en fregados inadmisibles y nos arruinan y jamás muestran humildad ni admiten culpas.

 

 

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.