img
Fecha: May, 2012
IBI eclesiástico
José Becerra 31-05-2012 | 4:59 | 0

No soy cristiano practicante y  no puedo  renegar de estar imbuido en mayor o menor  medida por el pensamiento humanista  erigido como respuesta social que aglutina “la realización del hombre y los principios de esta confesión” (Maritain).

  Pero por encima de todo veo y calibro lo que se ofrece a mi alrededor y tengo capacidad para discernirlo. Por esta razón no entiendo la ofensiva laicista del PSOE contra la Iglesia para que ésta pague el IBI. Ha reclamado a los ayuntamientos que la sometan a este tributo, olvidando, en primer lugar que los entes locales carecen de potestad para intervenir en este caso concreto ya que obedece a acuerdos establecidos por la Ley de Mecenazgo 49/2002 entre el Estado español y la Santa Sede.

   Pero más allá de estas disquisiciones me atengo a labor que lleva a cabo la Iglesia y el ahorro que supone para las arcas estatales. Unos pocos datos: Más de 5.000 centros de enseñanza; 107 hospitales; más de 1.000 centros de variadas índole en atención a la salud,  la vejez, a minusválidos y enfermos del SIDA y huérfanos. Y por si fuera poco, ahí está Cáritas sustentada en buena medida por los bolsillos de los cristianos.

Una ingente y altruista   labor que descarga al Gobierno de  competencias que por su volumen  se vería obligado a soslayar.

 

Ver Post >
Gibraltar
José Becerra 30-05-2012 | 11:16 | 0

 

 

 

 
 

 

Por las peripecias  vividas por los pesqueros españoles en  aguas españolas a la sombra del Peñón hay que convenir que el acoso es  evidente. La Guardia Civil se ve obligada a intervenir para defender del hostigamiento descarado del que hacen gala los gerifaltes de Gibraltar, los cuales  no hacen sino tantear la capacidad de respuesta del Gobierno español.

No parece que el modus operandi sea nuevo: la Rubia Albión (pérfida para los españoles) lo intenta cada vez que un nuevo inquilino ocupa la Moncloa. Luego las aguas vuelven a su cauce, pero la intentona de zaherirnos no ceja al hilo de ese acontecimiento político. 

El ministro García – Margallo está dejando suficientemente claro que la cesión de concesiones vergonzosas de años atrás no se van a producir ahora. Lo dejó traslucir semanas atrás cuando le espeto al diputado inglés. Medio en serio medio en broma, el grito de guerra: “¡Gibraltar,  español!”.

Para que no quepa duda.  Y ahora, ante las provocaciones, lo que toca es exigir que se respeten los acuerdos internacionales. Diplomacia y  negociar sí, pero exhibir fuerza para frenar en seco bravuconerías también, y sobre todo para defender a nuestros pescadores de  tropelías inadmisibles.

Foto Diario SUR

 

Ver Post >
Serranía agraviada
José Becerra 29-05-2012 | 10:57 | 0

Serranía agraviada

 

Las promesas vienen de décadas atrás. Instituciones estatales y provinciales anunciaban a bombo y platillo que las depuradoras de los municipios dela Serraníade Ronda se construirían en breve tiempo.

 

Solo hay que tirar de hemeroteca – el dedo acusador que no cesa – para comprobar, una y otra vez, que eran promesas baldías, palabras y humo. 

 

Nunca se acometieron las obras de saneamiento y pueblos como Benaoján, Jimera de Libar o Cortes dela Frontera, por mencionar solo algunos de los pueblos que riega el Guadiaro, continúan languideciendo porque las exiguas y sucias aguas de la vía fluvial ayudan muy poco – más bien distorsionan  – un despegue de turismo rural que vendría a sacar a estos pueblos del marasmo económico en el que se debaten, cuando los antiguos medios de subsistencia – agricultura e industria chacinera – desaparecieron o se muestran visiblemente alicaídos.

 

Ahora, por enésima vez, Diputación y Gobierno, viendo la degradación del medio natural prometen el tratamiento eficaz de las aguas residuales dela Serranía. Sebaraja una cifra de 20 millones de euro para emprender el ansiado saneamiento.

 

¿Acabará ahora el agravio para la comarca o serán otra vez palabras que se lleva el viento? Veremos.

Ver Post >
Cajas investigadas
José Becerra 28-05-2012 | 10:27 | 0

 

 Se ha tardado, pero ya sabemos el refrán: “Nunca es tarde, si la dicha es  buena”.

Y lo es  a todas luces   que el fiscal general del Estado, Torres Dulce, haya ordenado a Anticorrupción que se depuren las responsabilidades penales “derivadas de la gestión  de las cajas de ahorro”.

¿Qué fue de aquéllas cajas, como la de la antigua Caja de Ronda, que en tan alto colocó su pendón de servir a la ciudadanía y procurar su bienestar mediante la ingente labor de su obra social?

Ciertamente, son ahora otros tiempos. Tan distintos, como lo que se persigue es fiscalizar las entidades “por si pudieran estar incursas en algún tipo de delito”.

No es necesario que se digan nombres: todos sabemos las que perpetraron trapisondas y embelecos, o aquéllas cuyos máximos gestores se embolsaron indemnizaciones millonarias o se premiaron con retribuciones astronómicas de por vida. Por fin alguien ha querido poner coto a tanto desmán.

 Lástima que la decisión haya venido tan tarde.

Ver Post >
Comedor social en Ronda
José Becerra 25-05-2012 | 10:29 | 0

Comedor social  en Ronda

 

Una de las escenas que en los  años de niñez – ya ha llovido –  quedó grabada en mi retina y por la aspereza  se hizo un hueco en mis sentimientos, fue el contemplar la reunión  de gente hambrienta que periódicamente una de las familias pudientes del pueblo – Benaoján – organizaba con la ayuda de otras igualmente caritativas. 

   El reparto de un plato de lentejas con hopillos de chorizos era la solución perentoria a la hambruna que siguió a los años de la guerra del 36 hasta, incluso los 50 del pasado siglo.   

   Han pasado setenta años y en Ronda volveremos a ver estas colas de pobres vergonzantes que vendrán por su ración de comida al comedor social, organizado por vecinos de la ciudad  concienciados de los momentos aciagos que viven muchas familias menesterosas.

   Pensaba que aquellas escenas en tiempos de silencio y aflicción  no volverían a repetirse y que en  la España que enjaretaba nuevos tiempos prósperos no habría lugar para ellas. Me equivocaba. Se repite el ciclo y puede que con mayor acritud si cabe.

   Y, como antes, nadie parece ser responsable de que vuelva a emerger.

 JOSÉ BECERRA

 

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.