img
Dislates
img
José Becerra | 26-06-2012 | 11:00

 

Estamos en las puertas del copago sanitario y a los jubilados nos costará al menos 8 euros mensuales el que se nos dispense los medicamentos que nos ayudan a ir tirando más bien que mal, y eso contando conque no nos arrebaten las pagas extras o rebajen la pensión o  no nos den de alta de una enfermedad antes de tiempo, como ahora está ocurriendo.  

   Coincidiendo con la inminencia de la aplicación de esta medida nos enteramos de que alrededor de 200.000 personas económicamente pudientes se han servido de las tarjetas sanitarias de los abuelos para conseguir descaradamente medicamentos gratis.

    A esta  acción ciudadana  que debía ser delictiva a todas luces se une el dislate  de las administraciones públicas. Se denuncia  que entre las 17 comunidades autónomas – hay quien pide ya un referéndum para eliminarlas o reestructurarlas desde  los cimientos –  mantienen en el exterior alrededor de 200 embajadas con los exorbitantes gastos que ello lleva consigo y que se ahorrarían derivando sus funciones en las legaciones diplomáticas de cada país.

   Entre unos y otros, los palos a los de siempre y en el mismo sitio.

JOSÉ BECERRA

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.