img
Fecha: October, 2012
El Genal, antigua sede del hierro colado en España
José Becerra 24-10-2012 | 4:21 | 0

 

 

 
 

 

No fue precisamente ayer, pero resulta curioso que la comarca del Genal hoy sumida poco menos que en la inopia como más o menos ocurre con el resto de los pequeños municipios dela Serraníade Ronda, tuvo un brillo especial en lo que a ciertos aspectos de la economía se refiere.

Como relata Gonzalo Anes,  el meticuloso historiador del Antiguo Régimen, el de los Borbones, tras firmarse el tratado  de Utrecht (1713), el cual  puso fin ala Guerradela Sucesión( que no de Secesión, como al pelo de los acontecimientos afirman ahora los catalanistas acérrimos en la independencia), 

la política de expansión de las construcciones navales determinó la demanda de cañones de hierro fundido. El bronce, hasta entonces empleado, resultada demasiado caro  y acabó por sucumbir merced al hierro. Surgieron numerosas fábricas de esta nueva arma naval en varias provincias españolas, en las que decolló la de Santander.

   Pero en este apogeo de la fabricación del hierro destacó además la Serraníade Ronda, ¡quién lo iba a decir!, ya que  a orillas del río Genal se levantó la quinta fábrica española de fundación y el octavo alto horno, a finales de 1725. Describen los eruditos  esta factoría como “especialísima y suntuosa”, a tres leguas de distancia de la ciudad de Ronda y a poco más de Estepona y Marbella.

   Mereció esa  calificación por parte de los estudiosos porque las instalaciones de la manufactura comprendían el más amplio proceso productivo: desde la extracción del mineral y carbón para los hornos  hasta la obtención de lingotes de hierro dulce que en barras eran laminados y estañados. El Genal, que hoy por hoy es actualidad por  sus castaños  que alimentan una modestísima industria casera, pero sobradamente peculiar de las ciudades y pueblos malagueños, la de los puestos de castaña tostadas que expanden aroma y sabor entrañables por estas fechas, fue catapultada casi 300 años atrás  a zona originaria de la siderurgia andaluza.

   La fábrica del Genal – ¡fuentes prístinas de claras aguas en su nacimiento de Igualeja! – se considera por los historiadores del advenimiento de los Borbones a España como “origen de la siderurgia andaluza”. Fue ensalzada porque en ella se veía una adelantada de la obtención de la hojalata, “cuyo secreto, reservado hasta entonces a Sajonia, quedaba compartido ahora con la más costosa  y extensiva factoría que había visto España erigirse  en unas montañas asperísimas”.

  Pero el optimismo depositado en el proyecto resultó infundado. Y es que la comarca arrastra su infortunio ya desde siglos atrás. El ambicioso plan resultó un fiasco por los mismos  elementos que labran el atraso económico del paraje en la actualidad: transportes imposibles por altos costes originados por la ubicación en una zona deprimida, la escasez de energía hidráulica y los problemas financieros. La gestión del Estado, que recurrió a la venta de acciones, no consiguió atajar la ruina del establecimiento, el cual a trancas  y barrancas llegó hasta el año 1775.

   El Genal y su hermano el Guadiaro no siempre, pues, merodearon por parajes ajenos al fenómeno de la industrialización de España, y por ende de Andalucía. Eran mayoría los artesanos que desarrollaban una industria incipiente, local y comarcal, pero la gente dela Serraníadescolló por su inquietud empresarial y no se contentó con circunscribirse a abastecer las necesidades de la comarca. Buen ejemplo, aunque fallido, fue la fábrica de hierro colado de la que se hace  mención.

Florecieron hasta nuestros días industrias   y manufacturas familiares que comerciaron aguardientes, mostos, cesterías, objetos de palma y anea, cueros, botos camperos, marroquinerías, y, más que nada,  productos del cerdo. Mención aparte merece esta ocupación en la que pueblos como Benaoján, Montejaque, o  Jimera de Libar sentaron plaza de su buen hacer. Sobre todo el primer pueblo, cuyos productos se catapultaron y no tuvieron parangón en buena parte del solar hispano. Como hoy por hoy ocurre con los vinos de Ronda, apreciados en medio mundo por su color, aroma y sabor y que hasta una decena de bodegas trabajan para que suban a los manteles de los sibaritas del comer y beber y les deje del todo satisfecho.

La industria no fue algo ajena ala Serraníacomo hoy parece entenderse, sino que conoció tiempos espléndidos. De sus  residuos, junto a los arrimos de la  agricultura, subsisten hoy buena parte de sus moradores.

(Artículo del libro `Hablando de Ronda´, del autor,  en venta en las librerías Estación de Autobuses y Dumas)

 Foto: Rio Genal, en cuyas inmediciones floreció una pujante industria de hierro.

(Diario SUR)

Con categoría

Ver Post >
Un periodista y escritor benaojano vinculado a SUR
José Becerra 22-10-2012 | 11:23 | 0

UNA VIDA CON SUR    (Publicado en SUR, edición papel, el último domingo. Autor del reportaje Eugenio C.

 José Becerra Gómez

Periodista de  La Cala del Moral

 

Al borde de cumplir los 70 años ( nació en Benaoján en 1943) ha visto transcurrir la mayor parte de su vida entre  la Serranía de Ronda y Málaga. En su domicilio benaojano, su padre ( comerciante y vinatero) recibía desde su fundación el periódico SUR, el cual le llegaba con un día de retraso por motivo de las calamitosas comunicaciones de antaño. La lectura de este diario, tan familiar en la casa como cualquier otro elemento de la casa, le   coincidió con el aprendizaje de las primeras letras. Y desde entonces, hasta 60 años después no ha dejado de desdoblarlo cada día para sumergirse en su lectura.

“Por este apego al periódico malagueño, tenía que ocurrir. Con 14 años de edad me dirigí a su director, entonces Sanz Cajigas, con el ruego de que me publicara un artículo sobre la Cueva de la Pileta, el monumento prehistórico que significa una de las señas de identidad de Benaoján”.  El artículo se publicó sin demora, y a partir de entonces continuaron las colaboraciones esporádicas: el gusanillo del periodismo hizo mella  en él, hasta acabar como corresponsal  de una parte de la comarca de Ronda, la del Guadiaro) sonde ejerció sus funciones hasta los años 90 del pasado siglo.

   Para ejercer su profesión de bibliotecario se trasladó a La Cala del Moral  en los años siguientes. Su trabajo en la Universidad de Málaga continuó hasta su jubilación en 2005. En ese tiempo se extendieron sus  colaboraciones espontáneas y cartas al director que ha durado hasta hoy mismo, alternando con trabajos que ha ido enviando semanalmente a un par de periódicos de Ronda ( `Ronda Semanal´ y ´La Voz de Ronda´  “ Se puede decir que buena parte de mi vida ha estado ligada al diario SUR y por esa razón me alegra sobremanera que ahora se celebre su 75 cumpleaños, que es como – en mi modestísima participación – si celebrara algo propio”. De mi vinculación con el periódico puede dar buena cuenta, en los últimos tiempos, el Jefe de Edición, José Vicente Astorga, ese magnífico periodista al que importuné bastante con mis escritos ( me excedía en el número que enviaba)  pero que los aceptaba casi siempre si bien me rogaba moderación en los envíos.

   Entremedias José Becerra ha tenido tiempo de dedicarse a la autoría de libros. La editorial Vértice le publicó el pasado año su novela ´Crónica de una huida´, un testimonio en primera persona de alguien que en los años de su niñez vivió los trágicos acontecimientos de la guerra del 36 y que, junto a su familia, tomo parte de la riada de personas que huyendo de Málaga y el fascismo tomaron parte de la Caravana de la Muerte, por la carretera Málaga- Almería. Meses después se publicó por la misma editorial `Hablando de Ronda´, una recopilación de artículos periodísticos publicados en la mayor parte por SUR a lo largo de muchos años y que tienen a Ronda y la Serranía como protagonistas indiscutibles.

   “Todavía conservo los folios que me enviaban por correo ordinario Prensa Malagueña En ellos pergeñaba mis crónicas aporreando una vieja `Underword´  de  mi padre, hasta que pude comprarme la primera Olivetti, precisamente con los módicos  emolumentos que me proporcionaban mis trabajos como corresponsal.”. Y es que José Becerra, en sus trabajos periodísticos y narrativos ha ido evolucionando con los tiempos.” Cualquiera que ahora se dedique a escribir teniendo a mano tantos medios que le facilitan el trabajo, tendría que haber conocido aquellas épocas poco menos que heroicas, en los que junto a las dificultades intrínsecas de la profesión de escribir se unían los medios rudimentarios de que se disponían para ejercerla”.

   “A caballo entre Benaoján y La  Cala del Moral malagueña he visto transcurrir mi vida. En ella la presencia de SUR en mi casa ha sido constante. Me ha cabido el honor de ir observando su transformación hasta convertirse en ese periódicos veraz, de modernas trazas, empeñado en ofrecer la actualidad de Málaga y la provincia, España y el mundo con un marchamo de calidad que acredita a cuantos hacen posible que salga cada día a la calle”.

LOs libros de este autor se vende en Málaga, Librería Luces. En Ronda, Librería -Qiosco de la Estación de Autobuses 

 

Ver Post >
Pobreza, esa lacra
José Becerra 20-10-2012 | 10:38 | 0

 

 

 
 

 

La pobreza, el rayo que no cesa. Ese baldón para la Humanidad que se ha puesto de manifiesto en el marco del Día Mundial parala Erradicación de la Pobreza.  Nohace falta examinar el avance de esta tragedia en otras latitudes – sin que desde luego la echemos en saco roto por lo que a todos incumbe – , la tenemos aquí en España, Andalucía, Málaga y la provincia,  y campeando a sus anchas en las clases más deprimidas de la sociedad y hasta en esa clase media que a pasos agigantados tiende a desaparecer.

La malhadada crisis, desde sus comienzos ha arrojado a los infiernos   de la pobreza un millón de personas cada año en España. Estudios que no pueden por menos que sonrojarnos hablan que en nuestro país el índice de pobreza ha ascendido cinco puntos y se preguntan si las medidas puestas en práctica para atajar el deterioro de la economía no estarán cavando un hoyo más profundo para los que menos tienen.

La “quiebra social” no son palabras huecas sino una realidad que se ha producido con sus devastadores consecuencias, y la prensa extranjera se hace eco de ella y el hambre inherente. Hablan de cómo dela España donde se vivía bien a la de la gente que rebulle en los contendores para comer cada día.

En Grecia se ha puesto en marcha una medida insólita: se podrá seguir vendiendo productos de supermercados caducados, siempre que bajen su precio original. Aquí todavía no hemos llegado a ello, pero todo se andará,  porque lo cierto es que estos productos desechados se están consumiendo y se lo disputan cuando son  arrojados a la basura.

La tragedia de la pobreza exige una conciención de sus estragos.

 Foto: que.es

 

 

Ver Post >
Bandoleros arqueológicos en Ronda
José Becerra 18-10-2012 | 9:41 | 0

 

 

 

 
 

 

Mientra no se construya el centro de interpretación que insistentemente reclama el Ayuntamiento de Ronda a la Junta, a tenor del acuerdo establecido ya va para diez años con la consejería de Cultura, curiosos desaprensivos y piratas arqueológicos seguirán pululando a sus anchas por el yacimiento de Acinipo, al cual consideran como un huerto sin vallado.

   Es posible, dado la influencia de la cultura griega en la romana y en especial la literatura, que las obras de Aristófanes subieran al escenario del anfiteatro de Acinipo, en Ronda. Es probable que la nobleza romana y la plebe reflexionaran y se divirtieran con la crítica de la veleidad humana – Las Avispas, La paz, Los pájaros – que encierran las comedias del autor ateniense del siglo V a. de C. También debieron regocijarse con las chispeantes otras del comediógrafo romano Plauto, El soldado fanfarrón ( Miles gloriousos ) y La venta de los asnos ( Asinaria). En general, Acinipo, enla Bética, supuso un jalón de la esplendente civilización romana de la que tanto heredamos los hispanos.

   No han sido raros en los últimos años los expoliadores de yacimientos y enclaves prehistóricos y de la antigüedad en el territorio de la comarca rondeña. Nuevas hornadas de bandoleros, tan legendarios ya en la zona. La riqueza de estos vestigios ha hecho siempre que los piratas de tesoros artísticos merodearan casi siempre con absoluta impunidad por la zona. Lo hicieron en la cercana cueva del Gato, exponente del calcolítico peninsular y el paso del neolítico al bronce y arramblaron con valioso utillaje, hoy desperdigado y casi imposible de recuperar. No pudieron, sin embargo, estos malandrines con la cueva dela Piletade Benaoján defendida a capa y espada por la familia Bullón, descendientes del descubridor.

   Posiblemente lo vienen intentando con mayor fruto en Acinipo desde bastante tiempo atrás, pero es ahora cuando las autoridades están viendo el estropicio de los expoliadores y pretender poner pies en pared. A buena hora, mangas verdes. Pero, en fin, más vale tarde que nunca. Se descubrieron días atrás los hoyos que dejan tras de sí los rufianes que emplean los detectores de metales, ideados para encontrar monedas de curso legal en las playas.  Despojan el patrimonio que a todos pertenece para dedicarlo a su propio lucro, al mismo tiempo que borran con nocturnidad – se emplean, al parecer, en su “trabajo”, en noches de luna llena – y clara alevosía.

    Hay un proyecto en marcha auspiciado de manera conjunta por Junta y Ayuntamiento para recuperar los secretos que todavía esconden las nobles ruinas. Loable empeño, es verdad, como lo será la restauración del teatro del que sólo quedan en pie restos de las cáveas y las gradas. Acondicionadas las ruinas para la visita de excursionistas y curiosos, es de suponer que ser extremará la vigilancia, también para los lugares del entorno.

   En las zonas marítimas, los aventureros que estudian cartas marítimas y rutas de antiguas calaveras cargadas con el tesoro de las Españas, son abundantes y nunca cejaron en su empeño. Siguen buscándose pecios en las profundidades marinas porque nunca dejaron de ser rentables. Tal vez las andanzas de estos usurpadores de riquezas enterradas sean más difíciles de rastrear. Pero las de los que intentan despojarnos de ellas sobre tierra y a plena luz, aunque esta sea la de luna en su plenitud, no deberían presentar demasiados escollos. Merece el esfuerzo y la dedicación.

    Guerra sin cuartel a los piratas arqueológicos que desbaratan los lazos que nos unen con el pasado y que ayudan a desentrañar sus misterios.

Foto. Yacimniento de Acinipo (diario SUR)

Categoría   Superior

 

 

Ver Post >
Desbandada
José Becerra 17-10-2012 | 11:32 | 0

 

 

 

 
 

 

 

Puede que no sea una desbandada en toda regla de gente con maleta de cartón o loneta y tortilla envuelta en papel de periódico. Era lo que ocurría en los procelosos años 60 y 70 del pasado siglo.

Andaluces que llenaban la estación barcelonesa de Francia – algunos para quedarse en la ciudad condal – de paso hacía las fronteras de Alemania o Suiza. Un río humano que huía de la famélica y hundida España con ánimo de prosperar en otras latitudes. Ahora los viajeros arrastran Trolleys y hasta puede que cenen en el vagón restaurante del tren, augurando tiempos mejores. Huyen, empero, de una España renqueante que les niega el trabajo, que truncó sus vidas, que cercenó sueños de un futuro risueño tras luengos años de preparación y estudios.

   Ronda el millón las personas que han abandonado España entre enero del 2011 y el mes de octubre de este año, que ya vislumbra su final. Es un dato frío y aséptico del Instituto Nacional de Estadísticas (INI) que acaba de romper una tendencia consolida desde décadas atrás. Por primera vez, en lo que va de año los que salen superan los que entran: la motivación, imposibilidad de trabajar y ansias de lograr un sueldo en otros lugres.

Salieron del país una cifra que ronda el medio millón de personas (más de 50.000 españoles),y llegaron poco más de 280.000). Conclusión: se resiente la demografía y perdemos gente preparada con el esfuerzo de todos (es masiva la huida de arquitectos), que si vuelve nos beneficiará pero si no lo hace se habrá perdido un capital humano preparado que seguramente nos hará profunda mella en un futuro no muy lejano.

Foto. Emigrantes españoles. /canales. diariosur.es)

 

 

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.