img
Fecha: October, 2012
Sueldos de alcaldes y concejales
José Becerra 15-10-2012 | 10:52 | 0

 

 

 

 
 

 

La propuesta de la presidenta de Castila-La Mancha, Dolores de Cospedal, de adelgazar los parlamentos regionales y dejar sin sueldo a sus señorías ha levantado polvareda en la izquierda.

Han retorcido el  argumento  afirmando que el fin perseguido es que solo sea la clase pudiente la que tome las riendas de la política española y el resto que quede  maniatado para  sus decisiones y condenados a la mamandurria para subsistir. Una idea falaz donde las haya y carente en absoluto de visión histórica y de la realidad en la que nos movemos.

Porque resulta evidente que la inmensa mayoría de políticos, en el caso de alcaldes y concejales, lo son por vocación de entrar  en la cosa pública y no precisamente atraídos por los emolumentos que reciben a cambio, ya que son prácticamente inexistentes, sobre todos para los ediles sin funciones de regidor.

Buen ejemplo de esto lo tenemos en los pueblos dela Serraníade Ronda, donde en el caso de cobrar por su trabajo, lo hace sólo el alcalde. Algo que no es de ahora sino de muchos años atrás, incluidos los de la dictadura. Recuerdo que mi padre, un modesto comerciante de Benaoján, tenía que cerrar la tienda que nos permitía comer cada día para asistir a los plenos. Si tardaba algo en llegar al ayuntamiento venía un municipal que le apremiaba para a asistir a la sesión.

  De los 70.000 concejales existentes en España, el 80 por ciento no tiene  remuneración fija alguna  y en el mejor de los casos no obtienen por su trabajo sino una raquítica dieta por asistir a las sesiones plenarias.

Lo más común es que no cobren absolutamente nada, y  no resulta raro que los que sí cobran y no poco se deslicen muchas veces por el terreno  delictivo, como prueban los casos de corrupción contemplados en no pocas demarcaciones municipales.

Foto: Sesión plenaria en un ayuntamiento de la Serranía

laserranía.org.

 

 

Ver Post >
Puros y casaplón
José Becerra 14-10-2012 | 9:12 | 0

 

 

 
 

 

El presidente Rajoy  fue pillado infraganti fumándose un veguero enla Gran Manzana, concretamente en una de sus más concurridas avenidas. Eso no es  necesariamente malo – aparte de lo pernicioso que pueda resultar para su salud – , pero el gesto en una de las más populosas vías de Nueya York, ciudad a la que fue para bien vender la marca España en el exterior, no ha sido bien acogido en la opinión ciudadana ya que las redes sociales echaban chispa.

Fumar puros de prestigiosa vitola, no digamos si se trata de bien elaborados cohibas, solo son un reducido grupo de personas las que se lo permiten. Por lo general, es gente pudiente, satisfecha, sin preocupaciones importantes que enturbien su buen pasar diario.

Por otro lado, acabamos de ver cómo el expresidente Zapatero estrenaba un casaplón imponente a dos pasos del Congreso, por lo visto no satisfecho con el costoso  chalet de León y otros pisos en  Madrid.

Ambos dignatarios, el anterior y el nuevo, tienen perfecto derecho a far cumplida cuenta de sus deseos y apetencias, faltaría más. Solo que no son pocos a los que estos lujos le  rechinan. Hay millones de personas que las ven y desean para llevarse algo a la boca cada día, y no precisamente un puro, y los hay que se ven en la calle desahuciados por el banco de turno sin un rincón donde guarecerse.

A lo peor estas imágenes, con ser perfectamente lícitas, como que no cuadran con los postulados sociales que uno y otrora mandatarios propugnan o hicieron suyo.

Ver Post >
La soledad de la infanta Elena
José Becerra 13-10-2012 | 11:21 | 0

  

 Dos hechos que nada tuvieron con ver, o quizá sí,  con la solemnidad y brillantez  de la celebración del día dela Fiesta Nacional llamó poderosamente la atención a quienes siguieron en presencia o por la televisión el acto y luego escucharon los comentarios en tertulias de los diferentes medios de comunicación.

Se interpretó como una reprimenda el aparte que el Rey mantuvo con el presidente Rajoy nada más finalizar el acto. Pero lo curioso es que quienes mantienen el significado de las palabras de Don Juan Carlos se basan en el movimiento de sus labios.

 Lo cierto es que nadie oyó lo de “ españolizar Cataluña”  de Wert–la Casa Reallo desmiente, lo que no hace sino secundar el afectivo saludo del Monarca al ministro,  que todos vimos – y lo que es más,  creo que nadie pueda afirmar que fuera dicho en tono reprobatorio o aprobatorio. 

Por otra parte, no ha dejado de causar perplejidad el que la infanta Elena fuese relegada a la tribuna de los políticos, y precisamente al lado de Rubalcaba, jefe de la  oposición. ¿ Se equivocóla Zarzuelaen el protocolo? Seguramente no, y las cosas debían de ser así. Lo  que no quita que la actitud sumisa de la infanta – “ Este día tenía que llegar” – no dejara  de ser conmovedora.

JOSÉ BECERRA

Ver Post >
La marca España
José Becerra 11-10-2012 | 11:51 | 0

 

 

 

 

Foto: El Rey y Rajoy en Nueva York (diario SUR)

Desde las más altas instituciones del Estado se está dando particular preeminencia  a las visitas regias y egregias al extranjero para potenciar la marca España. Lo han hecho recientemente el Rey don Juan Carlos y el presidente Rajoy a Nueva York, en calidad de embajadores ilustres con el fin de vender satisfactoriamente todo lo que nos hace diferente del resto de países del mundo.

 Si esto es bueno en cualquier circunstancia lo es más en los momentos aciagos que vivimos enlos que los inversores no se sabe bien si desconociendo el paño o aviesamente aconsejados nos vuelven las espaldas.

Viene esto a cuento por un artículo de una corresponsal (Stefanie Claudia Müller) de varios periódicos de Alemania que nos ha puesto como chupa de dómine, seguramente sin razón, días atrás, con la pretensión por ignorancia o torticera de echar por la borda el prestigio acrisolado de nuestro país en cuanto a sus atractivos en los que preponderan un sistema político democrático asentado, junto al talante de cordialidad, tolerancia y el apego a las buenas formas que hacen de él un  lugar idóneo para residir.

Flaco favor nos ha hecho la tal  subversiva reportera dando por segura aseveraciones que nada tienen que ver con la realidad, como las lindezas, entre otras, que “España no debe recibir más dinero sin  que se cambie a fondo el sistema político y financiero” o que “es frustrante a causa de un sistema oligárquico nepotista (sic) y corrupto”.  Lo mismo cabría decir del New York Times, un  diario que sacó en portada a un mendicante de España escarbando en los contenedores de basura con un titular y un reportaje en el que despotricaba de nuestra situación económica.

 Alguien  tendría que parar los pies a los autores de estas sandeces que nos desacreditan. Pero dicho esto, hay que convenir que el prestigio de la marca España, empero, no sólo es misión de los políticos, que lo es en grado sumo, sino además de los ciudadanos que estamos obligados a enarbolar la bandera de todo lo bueno que España puede ofrecer  y  desmentir, obrando en consecuencia, todo lo que de corrosivo se dice de nuestro país y que socava nuestro lustre en el exterior.

 

 

 

Ver Post >
El Parador parado
José Becerra 10-10-2012 | 5:27 | 0

 

 

 
 La secunden o no, que eso está por ver,  más del medio centenar de trabajadores del Parador Nacional de Turismo (uno de más emblemáticos edificios de Ronda que hace gala de espléndidas vistas sobre el Tajo), está convocado para engrosar el conjunto de los que pertenecientes a la red de hoteles bajo la misma denominación, desperdigados por el solar patrio, unificarán sus protestas por los drásticos recortes salariales que harán en mella en su economía doméstica. Economías  de si por sí esquilmadas a causa de la crisis galopante que soportamos, impulsora a su vez de mermas sociales que no dejan  de soliviantar a más de uno.

Parar el parador parece ser la consigna. Quieren dejar claro, empero, que no se consideran funcionarios porque sus emolumentos no llegan ni de lejos a los de éstos y desde luego se encuentran a años luz de los directivos de la empresa estatal. Los sindicatos convocantes, CCOO y UGT amenazan con “enseñar los dientes” si sus reclamaciones siguen cayendo en saco roto y la nueva dirección de la empresa se cruza de brazos antes sus demandas.

Los días escogidos para la huelga coincidirán con  días festivos significativos del mes de octubre y el siguiente. El legítimo derecho a disentir, en esta ocasión por motivos salariales,  es un derecho existencial de la persona y siempre que se ejerza sin violencia.

El derecho de huelga está reconocido como  fundamental en el artículo 28.2 dela Constituciónespañola. En concreto, este precepto constitucional establece que “se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses”.

Por esta poderosa razón nada se puede objetar a que los trabajadores del Parador de Ronda decidan esgrimir sus reivindicaciones si lo consideran conveniente y oportuno. Son tiempos difíciles los que corren y para mantener un puesto de trabajo aunque sea en precario es algo por el que cualquiera se daría con un canto en los dientes, pero más que nada son  las legítimas requerir atribuciones que, por otra parte,  son inherentes al trabajo que se desempeña. ¿Acabará parándose el Parador?

Foto Turismo activo

Categoría Superior

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.