img
Fecha: January, 2013
Democracia renqueante
José Becerra 24-01-2013 | 11:13 | 0

 

Los pilares fundamentales de la democracia son los partidos políticos, los cuales la asisten y ponen en valor las prerrogativas y la libertad del pueblo. Pero qué ocurre cuando el pueblo se desvincula de los partidos porque no ofrecen soluciones aceptables para solventar sus dificultades y ven, por el contrario, que en buena medida no sirven sino sus propios intereses, y en esa tesitura se engolfan para ver cómo aumentan sus ganancias personales y hacer crecer sus cuentas bancarias- casi siempre en el extranjero porque se ríen del fisco a cual todo ciudadano mira si no con miedo sí con respeto- entonces, en ese momento, la democracia se nos muestra renqueante.

      “Una  gran democracia debe progresar o pronto dejará de ser grande o democracia”, no lo digo yo, sino que así lo sentenció Theodore Roosevelt, que debía entender de estas cuestiones.

     España pasa por uno de los peores momentos de su historia reciente. Y a estos señores que van cada vez a sentarse en el Congreso, la mayoría a tirarse los papeles a la cabeza y las palabras hirientes como dardos a los oídos deberían pensar en que fueron elegidos para solucionar problemas y no para crearlos o intensificar los ya existentes. Se nos dicen que asisten a las sesiones para dilucidar el problema que nos acosa. O que tratan de incidir en las causas. Incluso nos afirman que tratan de encontrar solución al problema. No lo hacen.

    Pero, ilusamente nos lo creemos. O no saben, o no pueden o no quieren. La cuestión es que las cosas se complican por días. Cuanto más que abundan razones para desconfiar de la integridad de un bueno número de parlamentarios que estamos viendo que buscan su lucro y envolviéndose en la bandera de la equidad y la justicia hacen de esa capa un sayo para medrar o tirar de las ubres que solo les pueden hacer engordar a ellos.

     No escucharon la voz del Papa Juan Pablo II: “La democracia necesita de la virtud, si no quiere ir en contra de todo lo que pretende defender y estimular”. No les conviene hacerlo.

Ver Post >
Buenas manos para el mejor queso
José Becerra 22-01-2013 | 12:37 | 0

 

 

 
 

 

 

La dieta alimenticia enla Serraníade Ronda actual guarda sólo  reminiscencias de la que fuera  antaño. El  abastecimiento que la hacía posible cincuenta años atrás fue perdiendo vigencia a un ritmo  tan adverso  como creciente fue el consumo de productos exteriores. El desarrollo de las comunicaciones emparejado con el ascenso del nivel adquisitivo de sus habitantes sustenta el cambio, el cual partiendo de la posguerra y años de hambrunas posteriores culminaron con la más holgada situación económica que, por lo general, es observable hoy en todas las capas sociales. Pero no llegó a aniquilarse del todo esa predilección por los productos “de la tierra”, que siguen siendo sinónimos del buen hacer y del mantenimiento de materias primas y elaboración añosa que poco o nada tiene que ver con la producción industrial de nuestros días.

   Todavía, aunque en una muy reducida escala, se sigue fabricando el queso de manera artesanal, poco más o menos recurriéndose a los mismos enseres y procedimientos de los que hacían galas quienes  se dedicaron a esta labor en aquellos procelosos tiempos. Era  lo general el campesino apegado al terruño en los años de escasez y que hoy rememora con un deje de satisfacción por  la superación de los tiempos difíciles. Pero también con nostalgia como se recuerdan los acontecimientos pasados que, sin duda, también poseyeron momentos agradables de los  ya no existe esperanza  de que vuelvan.

    Está bien documentada la fabricación de queso tanto de cabra como de oveja en los pueblos dela Serraníade Ronda, particularmente en los del valle del Guadiaro ( Benaoján y Cortes dela  Frontera, sobre todo). De una  antigua benaojana,  María, de Juan Loja,  que sabía elaborarlos como nadie en la zona, copié hace ya bastantes años, su receta y el  instrumental requerido, ambos mantenido hasta las fechas con muy pocas variaciones.

    Dos son las materias primas necesarias: leche procedente de la ganadería local, oveja y cabra, ordeñada en el aprisco, y el cuajo,  o trozo del aparato digestivo de una cabra que haya sido sacrificada recientemente.

    Los instrumentos son simples y de fácil fabricación u  obtención: la herrá(herrada) es  un cubo de latón consistente más ancho por la base que por la boca y que facilita el ordeño del ganado lanar o caprino. La orza, vasija vidriada, que además de guardar alimentos que necesitan conservación, se usa para cuajar la leche( aunque en tiempos más recientes los cuajos se vendían en las tiendas  de Ronda adonde acudían los campesinos para comprarlos). Y el cincho de esparto para darle forma.

    “Un queso necesita unos seis litros de leche – nos explica un viejo pastor curtido en fríos y amaneceres-; a los que habrá que cuajar, además de salar antes de verterla en los cinchos que darán la forma redondeada del queso a la vez que exprimen el suero ayudado por la presión de las manos”. De las manos en contacto con la leche cuajada, según la temperatura de aquéllas depende en muy gran medida el sabor y la calidad del queso. “ Como también tiene mucho que ver – continúa el pastor experto en labores artesanas-, el queso, en este caso, será incomestible”, concluye. Sólo queda secarlo convenientemente”y dejarlo que cure para que críe corteza”.

    El queso serrano es compacto y con muy escasas oquedades en su interior; el color va del blanco impoluto al amarillento pajizo dependiendo de la proporción de leches empleada en su elaboración. De cualquier forma de paladar exquisito, mantecoso, ideal para acompañar a los buenos tintos con cuerpo que hoy salen con cuño de prestigio de las bodegas rondeñas.

   La Serraníade ronda destaca por su ganado, muy numeroso y de calidad, que aprovecha los ricos pastizales de la zona. El caprino es el más abundante, aunque le va muy a la zaga el ovino y el bovino. Ya en tiempos dela Romaimperial, por la cantidad de cabras monteses  existentes en las sierras bautizaron la zona con el nombre de Capraria. Hoy, recluidas en roquedales casi inaccesibles para el hombre continúan imprimiendo al paisaje la rareza de su salvaje belleza.

 

 

 

Ver Post >
Francisco se equivocaba
José Becerra 21-01-2013 | 12:08 | 0

 

 

 

 

Como la paloma de Alberti, Francisco se equivocaba. Ya no era la Caja de Ahorros y Monte Piedad pilotada por don Juan de la Rosa, que tanto hizo por Ronda y su comarca. La ayuda pedida, muchos años después, iba dirigida a una entidad financiera aséptica, fría e inflexible que no entendía de demoras ni por lo visto ahora tampoco hacía suya la disposición estatal que dejaba en el aire la realización de desahucios o la dación en pago. Ahora tenía que atender el pago de su hipoteca sin dilación ni posible negociación.

  Otro  caso sangrante de posible desahucio, esta vez en Ronda. Francisco, un cocinero en tiempos mejores, pero que ahora se encuentra entre los millares que dan forma  a la vaporosa cifra del paro en la ciudad Tajo, se siente,  como se dice por estos pagos cuando se habla de una situación calamitosa y extrema, con la soga al cuello. Valga la metáfora, que no es exagerada, porque alrededor de su cogote experimenta esa sensación angustiosa y fría de ver cómo se puede quedar sin su casa y además seguir pagando hasta la extinción de la deuda en forma de hipoteca que contrajo con Unicaja 18 años atrás. Entonces es muy posible que lo recibieran con lisonjas en la entidad, pero ahora las buenas intenciones se han trastocado en cristales rotos, valga este otro símil.

   La historia se repite en Ronda. Ya son más de 100 familias las que se han visto en la calle, pero sin dejar de atender los pagos mensuales de la deuda y otras dos centenares están esperando que les llegue su torno para sentir en sus carnes el mismo flagelo. El banco no entiende de esperas ni promesas que considera baldías. Se paga o a la rue, que dirían los franceses. Y Francisco se desespera “porque eso no son formas”. Ha venido atendiendo religiosamente su deuda y ahora le ponen entre la espada y la pared. Su último recurso, acogerse al movimiento 15-M que ha conseguido parar in extremis muchos desahucios. Le echarán una mano de seguro. Y para más inri, en Ronda se contabilizan alrededor de 4.000 viviendas vacías. ¡Todos con Franscisco!

 

Ver Post >
Resúmenes parcos de Analistas Económicos
José Becerra 19-01-2013 | 6:46 | 0

 

 

 

 
 Mantenía uno la esperanza  que los análisis que se vienen  haciendo sobre la situación de Málaga en la terrible tesitura en la que nos encontramos con cifras de paro que superan loas 250.000 personas (más de un millón en Andalucía) apuntaran a  algo nuevo y no aterrizaran en terrenos trillados.

   Analistas Económicos, dependientes de Unicaja, advierten de algo de lo que teníamos noticias sin necesidad de sesudos estudios;  a saber, que la economía de Málaga, a tenor del mejor comportamiento de la  general en el pasado año, despuntará en los próximos meses o en el año que viene. Todo hacía prever que este mejor comportamiento se deberá, por encima de otros componentes, al turismo que como es tradicional nos sigue favoreciendo más que  otra provincias.

   Tampoco parece ser muy descabellado que se piense que Málaga, por esas razones, salga antes de la crisis que otras provincias. Asimismo no se nos escapaba  que el mercado laboral no cambiará su deriva y que sobrepasaremos el 35% de paro en los meses venideros. Tampoco resulta novedoso que las exportaciones han mejorado respecto a años anteriores, este dato positivo ya se daba por descontado con anterioridad.

   En cuanto a los rendimientos de las reformas estructurales no nos resulta nada nuevo que se nos pronostique una mejora – es algo que analistas afinen o no al Partido Popular y otros independientes como Juan Iranzo, un fino alista de la situación social, en lo que toca al problema en el resto de España, han venido apuntando – y ahora lo que urge es iniciarlas  en el ámbito de las administraciones públicas tan renqueantes ellas.

   Son de agradecer las estimaciones de Analistas, producto con toda seguridad de un trimestre de intensos trabajos de equipo, dignos de encomio, pero tiene uno la sensación prestando atención al resumen que se ha hecho público, que peca de lo que los franceses tildan como deja vu, o sea, ya visto o sabido. O a lo mejor leyendo detenidamente el informe completo se tenga una percepción distinta. Habrá que verlo.

 Foto: Analistas en comparecencia de prensa. Diario SuR

Ver Post >
Burbujas
José Becerra 18-01-2013 | 7:15 | 0

 

 

 

 No solo sufrimos la burbuja inmobiliaria, esa que machaconamente se nos echa en cara por quienes veían peligrar el imperio de ladrillos y cemento en los que hicimos descansar la mayor parte de nuestro desarrollo de cara al exterior.        

En la provincia de Málaga sabemos mucho de ella.

Existen otras   que no hay que pasar por alto  no mejor perjudiciales para nuestra economía como lo son ahora las inamovibles estructuras administradas del Estado y la que es consecuencia del colosal desarrollo de cajas y bancas que  poblaron el solar patrio sin ton ni son, sometidas a la dirección de gerifaltes que buscaron el provecho propio y dieron de lado las funciones para las que teóricamente fueron creadas.

Esta última burbuja, la de las entidades financieras, es sobre la que descansa uno de los males que nos aquejan hoy por hoy, y no lleva visos de que se pinchen  para nuestra desgracia. Están recibiendo miles de millones que salen de nuestros bolsillos y de Europa para refinanciarlas, dinero público, en definitiva – y en ello ponen especial empeño los políticos de altos vuelos de uno y otro signo –,  pero sigue cerrada la espita por la que  vierta fondos que vengan a fecundar los suelos yermos de empresas y emprendedores.

Si se les concede empréstitos, en contadísimos escasos, es para clavarlos con un 8 % o más de interés, cuando en otros países de la eurozona – Alemania, por ejemplo-  no llega ni al 3%. Con toda seguridad es por eso por lo que  los índices de paro no llega al 10% y en España se acerca peligrosamente al 26% ( 35 %, en Andalucía). 

Y qué decir de la otra burbuja, la de las administraciones públicas: Senado,  comunidades, diputaciones, ayuntamientos,  que siguen sin poner cortapisa a sus disparatados gastos. No hay gobierno que con autoridad les meta manos de una vez cercenando dispendios y enmendando desatinos.

Y así  nos va. De mal en peor.

Foto: Diario SUR

 

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.