img
Fecha: March, 2013
Culpables
José Becerra 31-03-2013 | 11:00 | 0

FOTO.Diario SUR

Ya antes que Zapatero hablara de que nuestra economía se codeaba con las que, buscando un símil futbolero, militaban en la Champions había quien se jactaba del “milagro español”. Padecíamos de ceguera y sordera. Nos creímos ricos y potentados. Suscribíamos hipotecas imposibles, nos embarcábamos en la segunda residencia, ésta al pie de playa, y cambiábamos de coche cada dos por tres. Los bancos nos animaban al derroche: jamás ponían cortapisas para conceder créditos con los que atender nuestro frenesí suntuario.

A la letra menuda de los contratos, ni caso. “Sin problemas”, nos enardecía el director de la entidad financiera de turno, mientras, después de plasmar nuestra firma en el documento se frotaba las manos, tratando de contagiarnos su satisfacción. Veía un futuro venturoso con un retiro de oro, como realmente ocurrió en muchos casos. Pero para el incauto ahorrador firmante llegaron tiempos borrascosos: vieron cómo se volatizaban los ahorros con las participaciones preferentes; o cómo las “cláusulas suelo”de la que no tenían ni pajarolera información les aherrojaban al pago imposible de hipotecas que en infinidad de casos acabaron en ignominiosos desahucios.

A estas alturas y sopesando las culpas de tan dramática situación, pondremos en la balanza, a un lado, quienes se dejaron llevar por un optimismo desenfrenado y firmaron alegremente lo que le pusieron en las manos; de otra, a quienes le pintaron un mundo de color de rosas; a saber, los bancos pésimamente gestionados y que acabaron quebrados. Y, por último, las instituciones que, obligadas a intervenir en tamaños disparates miraron para potro lado: Banco de España y el CNMV.

Resulta claro que los primeros, con ser culpables, lo son en menor consideración que los otros. Las leyes no eximen de responsabilidad a quienes la quebrantan por ignorancia, pero piensa uno que mayor culpa reside en quienes las violan a sabiendas y deliberadamente.

——————————–

Ver Post >
Escándalo tras escándalo
José Becerra 29-03-2013 | 10:55 | 0

La juez Mercedes Alaya, martillo implacable contra los corruptos

Foto:diario SUR

Gürtel, Bárcenas, los ERE fraudulentos…Y así, una larga lista de quienes se pusieron las leyes por montera. Uno tras otros los escándalos de los políticos se suceden sin tregua y el españolito de a pie se lleva las manos a la cabeza de puro asombro y rabia, que no siempre es contenida,sino que no tiene por menos hacerla estentórea: vocifera y se manifiesta, pero sin resultado tangible ya que continúan sin que nadie les ponga coto de verdad. Bueno, sí, lo intenta con valentía la juez Mercedes Alaya, como vemos en el caso de los ERE de Andalucía,un fraude que clama al cielo por la magnitud de la cantidad que se escamoteó a los trabajadores en beneficio de unos pocos con la que se enriquecieron o dedicaron a diversiones y francachelas indecorosas. Se ha ganado la magistrada con todo honor el sobrenombre de  “dama de hierro” de la Justicia española.

Se le sustrajeron a los trabajadores nada menos que mil millones de euros, desviándolos de su objetivo final: aliviar la situación de los que menos tienen con indemnizaciones por despido o procurar su formación para una futura reinserción laboral.

Pero lo más sangrante es que, como apunta la magistrada empeñada en destapar la trama corrupta – sus actuaciones nos reconcilian con la acción de la Justicia, puesta ésta en un brete porque no siempre llega a resolver casos con la diligencia y firmeza que eran de esperar – hayan participado de algunos miembros de los sindicatos de mayor relieve en la maquinación en detrimento del derecho de los trabajadores.

Y si esto no fuese así, que la presunción de inocencia es sagrada, sí habría que exigirles a estas instituciones sindicales una vigilancia extrema para que los hechos delictivos no llegasen a ocurrir sean cuales fuesen los autores de uno de los mayores escándalos de fraude de dinero público de nuestra ya ´talludita´ democracia.

Ver Post >
Ronda en pie para defender líneas del tren
José Becerra 27-03-2013 | 8:39 | 0

Ronda en pie para defender líneas del tren

La manifestación no podía haber escogido un lugar más adecuado. La explanada a la que se asoma la estación de Renfe ha servido del mejor marco para que partidos y sindicatos canalizaran sus exigencias al Gobierno Central y dé marcha atrás en su deseo de suprimir líneas entre Ronda yAlgeciras. También el servicio con Bobadilla se vería alterado.

Una determinación del PP, que sin parar en mientes, a la hora de recortar supuestos gastos que con la privatización del servicio piensa que se lograrían, propugnan una la medida que obra en detrimento de una comarca como la de Ronda, largamente discriminada por políticos cortos de miras, los cuales obraron a ciegas en detrimento de su desarrollo industrial y,por ende, en la consolidación del tejido social. La Serranía de Ronda, como las Alpujarras granadinas, por poner un ejemplo cercano de región deprimida, jamás gozó del apoyo gubernamental para hacerla salir del marasmo en la que vio sumida desde siglos atrás.

Se buscó con ahínco el voto de la población cuando trocó y se formularon promesas que nunca se cumplieron. De ahí el malestar de los rondeños, incluido el de los pueblos cercanos que vieron cómo se hacía caso omiso de sus reclamaciones, las cuales acabaron por convertirse en agua de borrajas, cuando los políticos de turno tuvieron,como dicen los serranos en su habla popular pero siempre acertado: “la sartén por el mango”.

Abrió la brecha de estaciones cerradas en pueblos limítrofes con Ronda, la de Arriate. No es descabellado pensar que sigan la misma suerte las de Montejaque- La Indiana, Benaoján o Jimera de Líbar, todas colindantes con el río Guadiaro. Todos estos pueblos se revitalizaron con el paso del centro desde los inicios del pasado siglo. Ahora se les regatea el servicio y las supresiones de líneas le restringen movilidad por mor de una orografía adversa: transportes de personas o mercancías se resentirán a causa del desaguisado que se piensa perpetrar. Campea sobre el personal que atiende estos servicios el fantasma del despido, otra desgracia que sumar a una decisión que es de esperar siga suscitando manifestaciones y protestas sonoras y contundentes.

Ver Post >
El PA de Ronda muestra sus cartas
José Becerra 25-03-2013 | 1:20 | 0

 

Los andalucistas de Ronda están diciendo claro y fuerte que esta boca es mía. No se amilanan ante el PP y muestran su disconformidad cuando hacerlo, al mismo tiempo que presentan propuestas para el mejoramiento de la ciudad y los munícipes.

Saben de las deficiencias que arrastra la ciudad y la comarca en su conjunto y están dando muestras de no tener pelillos en la lengua a la hora de las reclamaciones allí donde fuera lugar. Ahora han puesto el punto de mira en las comunicaciones que por carretera nos unen con el resto de la provincia y Andalucía.

Sergio Flores, el secretario general, se ha mostrado contundente: el repunte de la economía pasa por una mejora inaplazable de las carreteras. “ Un histórico abandono”, ha venido a decir, calificando de inadmisible el hecho de que la Serranía no disponga de una autovía como el resto de las comarcas limítrofes. Se le olvidó decir, aunque es presumible que lo tenga en mente, que también nos encontramos ante la tesitura que desde el Gobierno central se eliminen líneas ferroviarias del tramo que une Ronda con Algeciras y Córdoba, con lo que se ahondaría en el problema del aislamiento y la movilidad.

El máximo responsable de los andalucistas rondeños se revuelve contra la realidad de una discriminación lacerante de la comarca que viene desde muchas décadas atrleás con lo que se pusieron cortapisas a su desarrollo industrial, algo que obró en detrimento de de una consolidación social que sí experimentaron otras demarcaciones geográficas cercanas. Las promesas de los políticos a la hora de captar votos que les auparan al poder se las llevó el viento y “ donde dije digo…”.

Clama Flores por un pacto por Ronda sin distinción de siglas ni colores. Políticos de uno u otro signo harían bien en escucharle. No es la primera vez que lo propone, desde su reciente acceso al cargo. Lo viene reclamando insistentemente, igual que la convocatoria de la mesa por el empleo, un problema candente en la comarca, que por unas u otras razones incide en la merma de los índices demográficos. El paro crece desaforadamente y la despoblación se agudiza a ojos vista. No es el momento de diatribas entre partidos sino el que se den la mano y caminen por la misma senda en pos de la solución.

Ver Post >
¿Estamos en España libre del `corralito´?
José Becerra 22-03-2013 | 11:40 | 0

 

En los corrillos que se forman al calorcillo ya primaveral que empieza a calentar en la provincia de Málaga la pregunta rebota de uno en otro: es el tema obligado de conversación.

La respuesta a esta pregunta, después de lo que está sucediendo Chipre y de lo que queda por suceder es ambigua. Puede que sí, puede que no.

Cierto que España no puede compararse con el pequeño país ( tercera isla en importancia del Mediterráno), que ahora es un hervidero social cuando sus habitantes ven que sus ahorros amasados con “sangre, sudor y lágrimas” están en el alero, en razón al mordisco que, por imposición de Bruselas, pueden darle, y en el peor de los casos que no dispongan de ellos, los que queden, a su libre voluntad. Cierto que España se encuentra en el elenco de las primera potencias económicas del mundo. Cierto que la política – ¡ay, los políticos – es bien distinta.

Pero con todo eso no de puede afirmar a machamartillo que los nubarrones pasarán de largo por nuestro suelo patrio sin el estruendo de la tormenta. Sonarán los truenos si lo bancos siguen empeñados en negar el pan y la sal del crédito a las empresas, con el consiguiente aumento del paro que ya acaricia cifras terroríficas. Y si no -y esta es una cuestión de mayor peso – se acaban de embridar a las comunidades autónomas, que continúan gastando, muchas veces en bagatelas y duplicidades más del dinero que disponen. Y, claro, si no se alivia la atosigante presión fiscal.

El Nobel Paul Krugman, que tiene fieles adeptos y furibundos detractores, ya vaticinó meses atrás un `corralito´ para España, al mismo tiempo que aseguraba el fin de la eurozona. Seguramente exageraba en su artículo, publicado en en New York Times,El ocaso del euro. Sin embargo algún crédito habría que concederle a sus augurios, aunque sólo sea para mantenernos vigilantes y espolear a nuestros políticos a que encuentren el camino para evitar tamaño desastre.

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.