img
Fecha: May, 2013
Alcalde en entredicho
José Becerra 30-05-2013 | 2:45 | 0

 

Ayuntamiento de Cortes de la Frontera

El alcalde de Cortes de la Frontera, uno de los pueblos con mayor número de habitantes de los que se alinean a lo largo y ancho de la Serranía de Ronda, rico por sus montes, hasta el punto de ser considerado un emporio del corcho, del cual viven decenas de vecinos, ha decidido sin encomendarse a Dios ni al diablo subirse el sueldo de 800 euros mensuales a nada menos que 2.500, con carácter retroactivo para mayor inri,libres de polvo y paja, una expresión muy del lugar serrano para hablar de unas ganancias netas.

Como era de esperar, la población ha puesto el grito en el cielo. Es mucho ganar en un pueblo que como el resto de la comarca sufre en sus carnes los zarpazos del paro. La gente ha llenado la plaza del Ayuntamiento y ante su construcción de piedra y riguroso corte neoclásico han dicho con voz en grito y cacerolada pertinente que hasta ahí podían llegar las cosas, después de que estén pendientes las nominas de los dos meses de los empleados del Consistorio(algo que no es, al parecer,la primera vez que ocurre), a las que sumadas los gastos en Seguridad Social superan los 300.000 euros del ala. Es lo que dice el SCIF, la central sindical que ha puesto el punto sobre la íes a una decisión que califica de “intolerable”.

El pueblo,si no amotinado, sí colérico con la alcaldada, pide que Antonio Granero(PA) que de marchas atrás, sabedor además de que se deben a la Junta la friolera de 800.000 euros por obras no ejecutadas a su debido tiempo. Hasta se ha llegado a reclamar el cese del regidor y del equipo de gobierno. Con unas arcas municipales exhaustas no parecen aconsejables veleidades como las protagonizada por el alcalde que ahora está en entredicho por sus conciudadanos.

Todo aquello por lo que luchamos y en lo que creemos – libertad, justicia,igualdad – encuentra su máxima expresión en el despacho de un primer concejal; allí es donde todos esos valores se concretan en personas con rostro”. No lo digo yo, sino un pensador de hace más de dos siglos (Montesquieu).Ya ha llovido. No parece que el dicho tenga mucho que ver con los acontecimientos de estos últimos días en el pueblo malagueño poco menos que en pie de guerra.

Foto: Fachada neoclásica del ayuntamiento, ante la que se han organizado escenas de poroitestas ciudadana.

Con categoría

Ver Post >
El Nacimiento, ultrajado
José Becerra 28-05-2013 | 11:32 | 0

 

Uno de los lugares idílicos que posee Benaoján, el cual los ausentes de este singular pueblo de la Serranía de Ronda evocan con frecuencia, es el Nacimiento. Así llamaron nuestros ancestros a este afluente ocasional del río Guadiaro, que metros más abajo, se desliza calmosamente hacía el Campo de Gibraltar en busca del abrazo del mar. Junto con el Charco Azul de la Cueva del Gato y la Barranca, donde el Guadiaro se remansa, constituyeron los lugares en los que inexcusablemente había que detenerse para luchar contra los rigores del verano, que en el pueblo suelen mostrarse particularmente intensos. En lo dos enclaves primeros se gozaba de un relajante baño envuelto en un paisaje de piedra y vegetación -la efigie pétrea del felino, junqueras, adelfas y mimbreras –, que a muchos se nos antojaba poco menos que paradisíaco.

El Nacimiento,más que un solaz para el cuerpo,que también, lo era para la vista. Tanto si se ascendía hacia el pueblo o se bajaba de él por la carretera de Ronda, o por el Caminito del Río, la mirada se detenía en el Nacimiento, que en los inviernos lluvioso ofrece un inusitado esplendor. Un río subterráneo, escupido salvajemente por las sierras de Juan Diego, que colmatan en altura el caserío, horadan el terreno pedregoso y vienen a despeñarse en un tumulto de aguas tumultuosas y blanquecinas sobre el lecho del regazo que provocaban a sus pies. Aguas frías y limpias que buscaban con ahínco el fluir de su hermano mayor, el Guadiaro.

Pero es posible que hoy estén llegando hasta el Nacimiento, producto de la extensión del pueblo y la proximidad hasta zonas próximas del caserío, residuos fecales que ponen en peligro la salubridad del entorno. Se ha denunciado la rotura de tuberías que transportan inmundicias hasta las inmediaciones del lecho del riachuelo, las cuales al ser arrastradas por las lluvias últimas pasaron desaparecidas, pero que ahora son motivo de quejas de la vecindad que no pueden ocultar su repugnancia ante el lamentable espectáculo, cuanto más que a muy escasa distancia se encuentra un pozo que abastece al pueblo y al vecino Montejaque de aguas pretendidamente saludables.

No nos cabe la menor duda de que las autoridades locales obrarán en consecuencia poniendo fin a estos vertidos infectos que tanto perjudica la imagen del municipio,solo que de no haberlo hecho ya, se impone que lo hagan más pronto que tarde para que la impresión agradable que es obligación proporcionar a lugareños y visitantes no sufra merma alguna. Que se acabe el ultraje.

Foto: Pueblos- España.org.

Con categoría

Ver Post >
Días y ollas
José Becerra 27-05-2013 | 10:59 | 0

¿De verdad piensan los políticos que los ciudadanos siguen al pie  de la letra sus peroratas grandilocuentes sobre la economía? ¿ Se creen los economistas que el vecino del entresuelo no hace otra cosa que seguir los informes y  andanzas de la troika,  o que no pierden puntada de los  altibajos de la versátil prima de riesgo? Se equivocan de medio a medio.
Hemos llegado a una situación tal que la mayor parte de los españoles hacen caso omiso de lo que dicen los líderes políticos, a los que oyen como quien oye la lluvia golpear en las ventanas de su casa,mientras se entregan al sueño. Ni puñetero caso.
Ahora acaban los populares de echar las campanas al vuelo porque  el anterior mes ha mostrado una cara risueña en lo que al paro se refiere. Festejan con la boca chica,pero lo festejan,  que se ha bajado de los cinco millones. Igualmente se felicitaba los socialistas  cuando bajaba de los cuatro millones. Unos y otros, sin que se les caiga la cara  de vergüenza,  se autoglorifican  y declaran sin pudor “que lo peor ya ha pasado” Así una y otra vez, aventurando poco menos que el futuro se ofrece venturoso. Por lo que no cabe otra cosa sino  poner oídos sordos a sus alocuciones. Remedando al poeta : ¡Tan largo nos lo habéis fijado!
Ya no hay quien les crea, porque en esa nube en la que encuentran cómodamente instalados, no sienten   la mordiente realidad que atosiga al ciudadano común, el cual  ignora de dónde va a salir la comida que como  imperativo natural van a necesitar él y los suyos para subsistir cada día. Para ellos, los que gozan de una vida placentera, con crecida y segura soldada a final de mes todo ocurre como tenía que ocurrir. Y todo está en donde debería estar. Así que vengan días y vengan  ollas, que decimos en la ancha y sugeridora Serranía de Ronda.
Con categoría

Ver Post >
Carreteras maltrechas
José Becerra 25-05-2013 | 10:10 | 0

 

 

El Gobierno central, que no se para en mientes a la hora de recortar gastos, ha tenido a bien eliminar un 50% de los trenes que transitan a diario desde Ronda a Algeciras. Una medida arbitraria, amparada en el “ordeno y mando”que no ha sentado nada bien ni a sindicatos – se teme que la supresión de trenes lleve aparejada la merma del personal que atiende el servicio- ni a los habitantes de la zona que ven perjudicado su derecho a la movilidad en un medio cómodo y barato. A las acervadas críticas recibidas, Fomento respondió que la eliminación de trenes se efectuará siempre que otras vías ofrezcan una real alternativa a los desplazamientos, o sea, que apuesta por las carreteras y por la posibilidad de que se viaje en autobús o en el medio de locomoción propio, dando por sentado que todo quisque dispone de coche para trasladarse a Ronda o al Campo de Gibraltar, para formalizar obligaciones burocráticas, ver a un médico especialista o comprarse unos zapato nuevos para la fiesta del Patrón del pueblo.

 

Pero ocurre que las carreteras que unen entre sí los diferentes pueblos de la comarca de Ronda dejan mucho que desear en su trazado. Por ejemplo, la que une a la Ciudad del Tajo con Algeciras (que para más inri se identifica como paisajística), pero no es la única. Buena parte de las que discurren por la zona presentan baches insalvables, hundimientos o peligrosos corrimientos, amén de tramos terrizos que ponen en peligro la integridad física de los conductores al transitar por ellas confiados en el buen estado del firme.

 

El deficiente estado de las carreteras,incluida la que une a la Serranía de Ronda con la Costa del Sol por San Pedro de Alcántara, no puede ser un buen argumento para que sirvan de alternativa a la supresión de trenes. Tendrán que buscar otros desde las altas instancias del poder, o bien ponerse a toda marcha para remediar el lamentable estado que presentan buena parte de las vías malagueñas.

 

Con categoría

 

Ver Post >
Ayuntamientos menores en el disparadero
José Becerra 23-05-2013 | 10:43 | 0

 

 

Ayuntamiento de Alpandeire

 

 

El Gobierno, a tenor de la reforma de las Administraciones, que está al caer, según ha revelado el Ministerio de Hacienda, pretende absorber las competencias de los ayuntamientos que no tengan sus cuentas claras y al día, esto es que no cumplan un “umbral de eficiencia”, lo que que afectará a 9 de cada 10 en el solar hispano. En el caso de Málaga y otras provincias andaluzas esta absorción se realizará por parte de las Diputaciones. Este “plan municipalista”, en palabras del ínclito poseedor de la cartera ministerial,Cristóbal Montoro, no obliga a una fusión de las entidades locales – algo que ya se verá si las cosas siguen por este camino – pero obliga a éstas a prescindir de sus atribuciones, tasas y servicios, sobre todo en los ayuntamientos pequeños. La conclusión, que habría que poner en cuarentena, es que los consistorios de escasa entidad llegan a pagar tres veces más por los mismos servicios que los municipios de grandes proporciones.

Hasta el próximo año, antes de aprobarse la norma, se estudiará la manera del traspaso de impuestos y servicios, pero no les quepa duda que al final se llevará a cabo, que así va la espiral de recortes y ahorros que el Gobierno pretende, que así mismo afectará a los salarios de alcaldes y concejales, amén de los cargos de designación política. ¡Que tiemblen unos y otros, sobre todo los nombrados a dedo! Los empleados pasarán a ser retribuidos por la Diputación, entidad que decidirá sobre el tamaño de las plantillas de trabajadores o si se mantienen o eliminan. La revisión de la norma se verificará cada cinco años, tiempo en el cual se verá si la eficiencia ha vuelto a los consistorios cuyos servicios se exoneraron.

La cuestión es que al ciudadano nadie le ha consultado sobre unas medidas que, presumiblemente, van a ir en contra de sus intereses. La administración local es la más próxima de las que ha tenido hasta ahora que recurrir. Se conoce muy bien al alcalde, al que no pocas veces se le cuentan cuitas familiares y que es conocedor a su vez de todo lo que pueda afectar al convecino que llama a la puerta de su despacho.

Más allá del alumbrado público, agua, residuos sólidos o cementerios, los ayuntamientos habían hecho suya otras necesidades ciudadanas,las mismas a las que tendrán que renunciar con lo que se echarán en el olvido programas y servicios que prestaron y que entraban de lleno en la estructura social de la localidad en cuestión.

Foto: Uno de los ayuntamientos menores de Málaga: Alpandeire
Con categoría

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.