El deslucido Parque Litoral de Málaga | La provincia a vuelapluma - Blog diariosur.es

Blogs

José Becerra

La provincia a vuelapluma

El deslucido Parque Litoral de Málaga

 

De forma ocasional el Parque Litoral de Málaga ha entrado a formar parte de mi vida. En él paso buena parte de mis horas de asueto, que son muchas dada mi calidad de jubilado. Entre la ubérrima vegetación que lo puebla- pinos, abetos,madreselvas, rosales, aves del paraíso… – siento como si el tiempo en su incesante transcurrir nada tuviera que ver conmigo. Afirmación ésta que hace suponer que el parque en cuestión me resulta grato y sumamente atrayente. Y así es.

  En buena medida, salvando las distancias precisas, me recuerda el Hyde Park londinense: matrimonios que tiran del carrito para pasear a sus bebés, los retoños más crecidos que se distraen con sus juguetes preferidos, deportistas que participan en un maratón imaginario,abueletes que se distraen en los bancos alineados al pie de los parterres floridos, ensimismados en las avecillas que revolotean a su alrededor – gorriones, chamarines, gilgueros inquietos y gaviotas, en lo más alto,planeando Dios sabe avisorando qué presas -y jóvenes revoltosos que se prodigan caricias y se susurran – supongo – lindezas, arrellanados en el césped bien cuidado.

Pero qué es un parque, por muchos atractivos que presente, sin una fuente. De haberla, háyla, pero como si no existiera. O mejor dicho, existe para desvirtuar los atractivos del recinto y denigrarlos. Una fuente circular,en medio de un espacio en el que van a desembocar avenidas, bulevares y senderos. Una fontana que en su día fue bella, pero que hoy es clara exponente de la desidia de nuestros políticos locales y que arrastra la malquerencia de los visitadores vándalos que la someten a las vejaciones que la arruinan un poco más cada día. Surtidores que en sus momentos crearon vistosos juegos de agua y luz permanecen hoy herrumbroso e inútiles. El mármol blanco, que lucía esplendente rematando el murillo de contención de las aguas, arrancado y roto en mil pedazos. La serenidad que otorgaba el tranquilo gorjeo del líquido elemento en sus cabriolas imposibles, desaparecida del todo, para desazón de los que buscábamos su proximidad en cualquiera de las horas del día.

Es muy poco probable que el alcalde o el concejal del servicio de parques y jardines se dejen ver por aquí. Presumiblemente habrían puesto remedio a una desidia que ya dura años. Los parques bien cuidados son – como el rostro es retrato del alma – reflejos de toda ciudad que se precie. Y de esta ciudad pujante que es Málaga forma parte, extendida en la zona occidental, la que busca la proximidad de los pueblos rutilantes del turismo costasoleño, el residencial barrio del Litoral, el cual abarca,entre otros edificios oficiales de relevancia, el complejo deportivo Martín Carpena.Parece lícito reclamar la atención que merece el deslucimiento de su parque a causa de una fuente maltratada.

Un sitio donde hablamos de cosas de Málaga y la provincia

Sobre el autor

Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.


June 2013
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930