img
Benaoján homenajea al tren
img
José Becerra | 27-07-2013 | 09:07

 

Benaoján homenajea al tren
Son dos las fiestas patronales de Benaoján, ese pueblecito serrano de prosapia histórica y esplendor paisajístico que se acomoda en el Valle del Guadiaro a dos pasos de la monumental Ronda. Una, en honor de San Marcos Evangelista,se celebra a pocos días de que la primavera inicie su ciclo anual;la otra, en loor de la Virgen del Rosario, cuando el otoño va a empezar su periplo. Entremedias, en pleno ardor del verano,los benaojanos se vuelcan con la Verbena del Tren. Un homenaje directo al tren, ya que se celebra en la Estación del Renfe, a escasos metros de la vía férrea que une a la Ciudad del Tajo con Algeciras.
Mucho le deben los pueblos de la Serranía de Ronda a este medio de transporte de personas y mercancías. Y el que más, el pueblo de la Cueva del Gato, ya que el tren, de alguna manera,permitió que saliera de su marasmo y atraso económico y social posibilitando,cuando las carreteras o eran de tránsito imposible o brillaban por su ausencia, que los productos y elaborados de sus fábricas chacineras llegaran a toda Andalucía y  buena parte de España. Significó,pues, merced a la industria que mostraba un crecimiento sustancial a principios del pasado siglo, que se crearan puestos de trabajo sin cuentos, y ,en consecuencia que se elevara el nivel de vida de sus habitantes.
Y como obras son amores, los benaojanos, tuvieron a bien rendir homenaje cada año al tren que ,de alguna manera, encauzó nuevos derroteros a sus vidas, organizando la popular verbena del Tren, que convierte a la barriada de la Estación en un hervidero de feriantes y personas con ganas de pasarlo bien, casi siempre coincidiendo con el último domingo de julio o el primero de agosto. Bailes populares, guilnaldas, gallardetes, atracciones de todo tipo y  orquestas que animan al baile en noches que no suelen ser muy calurosas – es en la plenitud de agosto cuando los calores aprietan desaforadamente en el lugar- sustentan un gran poder de convocatoria para los pueblos limítrofes que no quieren perderse el evento festivo.
El tren, que también es agradecido, responde, a su paso por la estación, haciendo mucho más estridentes sus silbidos, que en este día tienen como objetivo saludar a la concurrencia. Como si respondiera así al jolgorio vecinal y respondiendo a las protestas- todo hay que decirlo -que en estos últimos  meses  han venido ocasionándose contra el Gobierno central de eliminar  pasos de trenes, entre los que figuran algunos de los que transitan por el pueblo que cada verano le manifiesta poco menos que pleitesía y reconocimiento.

Foto:Joselin Estación de Benaoján.

Categoría

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.