Rabia y dolor | La provincia a vuelapluma - Blog diariosur.es

Blogs

José Becerra

La provincia a vuelapluma

Rabia y dolor

 

Rabia y dolor

Hay que meterse en la piel de las víctimas del terrorismo de ETA para darse cuenta cabal de lo que acaban de experimentar al ver como el Tribunal de Estrasburgo echaba por tierra la doctrina Parot, cuyo primer efecto ha sido el rapidísimo excarcelado de la sanguinaria etarra Inés del Río, la cual veía la luz del día sin que se reflejara en su semblante la sombra de los barrotes carcelarios, después de 26 años encerrada.

   Salió sonriente, con la misma petulancia, descaro y chulería que mostró en sus repetidas comparecencias ante los jueces. Y esto es lo que ha soliviantado a miles de familias que vieron en su día como unos desalmados acababan a tiros o pulsando un detonador con la vida de alguno de sus miembros.

    Uno de los primeros que sucumbieron, acribillados por los pìstoleros etarra, era oriundo de Benaoján, pueblo que me vio nacer. Juan Jiménez Gómez, natural de la localidad, murió el 13 de diciembre de 1978 cuando era Jefe de la Policía Municipal de Pasajes. En diferentes ocasiones se le ha rendido por la vecindad merecidos homenajes.

    Algo debe estar fallando cuando un Tribunal de Derechos Humanos dictamina que abandonen la prisión antes de tiempo aquellos que con sus actos violentos atentaron e hicieron mofa precisamente de los derechos humanos que asisten a todos ante la barbarie de unos pocos, durante más de medio siglo. Sí, es cierto, acatamos la sentencia de tan alto Tribunal Europeo, que a eso nos comprometimos en su día, como no se cansan de decir nuestros dirigentes políticos, pero la pregunta es si lo miembros que lo componen se dieron perfecta cuenta del significado de poner en la calle más pronto que tarde a alguien que intervino en cegar la vida a 24 personas e hirió a centenares.

  Insistentemente y con toda la razón del humano, ante tamaño insulto, las victimas se preguntan si es igual matar a una persona que casi a una treintena. Pregunta que se queda sin respuesta. No la dan en Estrasburgo y nuestro Gobierno por mucho que se esfuerce en explicarlo no podrá acallar la sublevación que ya está en la calle.

Rabia por poner en la calle a Del Río, a la que seguirán, presumiblemente, otros, incluso sanguinarios reos cuyos delitos nada tienen que ver la política. Dolor por la ausencia de los seres queridos, salvajemente aniquilados.

Categoría superior

Temas

Un sitio donde hablamos de cosas de Málaga y la provincia

Sobre el autor

Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.


October 2013
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031