img
Fecha: November, 2013
Cuchillas siniestras
José Becerra 29-11-2013 | 11:18 | 0

 

 Desde el monte Gurugú se domina casi a vista de pájaro la ciudad de Melilla. Desde sus faldas y a medida que se asciende por el otero observamos cómo la población se desparrama en los aledaños del mar Mediterráneo y se hacen visibles en la lejanía sus edificios de mayor relieve. Paseando por sus  calles nos gana la percepción de una población animada por la belleza de su entorno, la peculiaridad de su emplazamiento y la notoriedad de su historia, confirmada ésta por la abundancia   monumentos debidos a la mano del hombre. Fue escenario en el siglo XX  enfrentamientos entre los ejércitos españoles y los rebeldes  sublevados rifeños   de Abd el-Krim: se escribieron entonces páginas sangrientas para el recuerdo.        

   Ahora, en nuestros días, el Gurugú, en sus laderas atormentadas por la orografía tienen cabida otros relatos no menos crueles: allí esperan como bestias agazapadas, acosadas por el hambre y la desesperación los inmigrantes que esperan el momento propicio  para dar el peligroso salto hacia  la península.  Y lo de salto arriesgado no es un énfasis expresivo sino una realidad candente.

   Cuchilla,  concertinas, para suavizar el vocablo, pero que nada tienen que ver con el instrumento musical del mismo nombre. Son las que se han instalados en las vallas  que separan Marruecos de España para “disuadir”, se dice, a   los subsaharianos de que no intenten el paso ilegal (¿ilegal?) a la que para ellos es poco menos que la tierra prometida. Y lo intentarán, qué duda cabe,  que la penuria atosiga y el deseo de otra vida mejor no les arredrará.

   Hay un sacerdote, Ángel García (no hay un nombre más apropiado para la misión que él mismo se ha impuesto), fundador y presidente de la ONG Mensajeros de la Paz, que ha visitado in situ la valla siniestra y no ha dudado en calificar la instalación de las lengüetas asesinas como  “una vergüenza”. Es la misma calificación que le mereció al Papa Francisco la muerte de centenares de emigrantes en Lampedusa.

   El Gobierno español, por su parte, se muestra renuente por lo pronto a prescindir de ese valladar que destroza brazos y entrañas. Un claro atropello de derechos humanos ya formulados por Naciones Unidas a través de las oficinas del Alto Comisionado:“sin distinción de nacionalidad, residencia, sexo u origen étnico”. A ver si se enteran que tienen que abstenerse de tomar medidas en contra de estos derechos universales e inalienables.

Foto diario SUR

 

Ver Post >
Incumplimientos de Rajoy
José Becerra 27-11-2013 | 7:12 | 0

 

Cuando se coronaron los dos años de legislatura con el PP con mayoría abrumadora en el Parlamento de la Carrera de San Jerónimo, el Gobierno con su presidente a la cabeza están tratando de vendernos la convicción de que las cosas empiezan a ir bien en la economía.

  Rehúyen la expresión de los “brotes verdes” que ya está gafado, pero inciden en que todo va sobre ruedas después del descarrilamiento ocasionado por la crisis. Lo que ocurre es que viendo las vicisitudes desgraciadas por las que transcurren buena parte de la población española – paro desaforado, pobreza in crescendo, penuria de los pensionistas… – mucho me temo que serán contados quienes ensalcen las buenas  nuevas que quieren transmitir desde la cúpula del partido.

   Si Rajoy y su Gobierno hacen recapitulación de los logros alcanzados que, hay que decirlo, atañen a la macroeconomía pero no a la microeconomía, que es la que ve y siente el españolito de a pie, también éste se ve en la necesidad de recurrir a un prontuario de las promesas incumplidas en ese lapso de tiempo (hemerotecas, al canto).

   Y vemos, cariacontecidos que antes de tocar poder prometió por activas y pasivas que no subiría los impuestos, ni que tocaría las pensiones o la Sanidad y la Educación. “Le voy a meter la tijera a todo, salvo a las pensiones públicas y, aunque sea competencia de las Comunidades Autónomas, a la sanidad y la educación, donde no quiero recortar los derechos de los ciudadanos”, es lo que dijo a voz en grito. “Ni copago sanitario, ni disminuir la teleasistencia”, afirmó, pero hizo lo contrario para desgracia de los millones de afectados.

“Del dicho al hecho un gran trecho”, que decimos en Málaga sin temor equivocarnos que ya lo refrendó  Fernando Savater, escritor y filósofo, en una de sus reflexiones sobre la ética.

   Prometió una lucha denodada contra la corrupción, pero el caso Bárcenas la destapó en sus filas. Abogó por la independencia judicial y hoy vemos como el CGPJ  en su renovación elude esa determinación: sigue politizado y la imparcialidad de los miembros que lo componen está por ver  (se reparten la Justicia).

  ¿Y qué decir de la derogación de la Doctrina Parot? Una decisión que muy bien podría haber ido por otros derroteros (se logró en otros países en iguales o parecidas circunstancias) con la presión del Gobierno y que no hubiese permito la salida masiva de la excarcelación de etarras y malhechores.

  Suma y sigue…Miramos desconcertados los incumplimientos que no dejan de desazonarnos.

 Foto:  Los jubilados han visto congeladas sus pensiones( Hoy,es)

Ver Post >
Informes lacerantes
José Becerra 25-11-2013 | 11:26 | 0

 

 

 

Lo sospechábamos porque quien más o quien menos se ha sobrecogido en la calle viendo a  niños de corta edad o mozalbetes hurgar en los contenedores de basura  en busca del mendrugo de pan desechado o la conserva caducada de algún “super” cercano.

   Pero para quienes este sangrante drama les pase desapercibido ahí está el informe de UNICEF que ha visto la luz con ocasión de celebrarse el pasado jueves  el Día Universal del Niño y al que no se le deberían poner oídos sordos: en España superan los dos millones los niños que se mantienen por debajo del umbral de la pobreza. Otra terrible secuela de la crisis económica que nos agobia y que no se le ve el final por mucho que Rajoy y sus conmilitones afirmen que se está saliendo del lóbrego túnel. No mientras estas escenas callejeras de chavales  mendicantes no desaparezcan, las cuales también se observan en Málaga y la provincia.

    Estos niños, que en su mayoría corresponden a familias monoparentales o desestructuradas o no van al colegio o van sin desayunar y sin los más  elementales hábitos de aseo, lo que no deja de comportar repercusiones tanto psicológicas como sociales.

   Este mal, endémico ya,  está llamando la atención de organismos que se ocupan de la defensa de los más desfavorecidos, como el Tribunal  de Derechos Humanos del Consejo de Europa, máxima autoridad judicial para la garantía de los derechos humanos y libertades fundamentales en toda Europa, (el mismo que se ha mostrados inflexible en la derogación de la “Doctrina Parot”, pero esa es otra cuestión). “Los recortes efectuados en presupuestos sociales, educativos y de alud han conducido al preocupante incremento de la pobreza de las familias en España”, eso es lo que ha dicho sin pelos en la lengua Nils Muiznieks,el comisario que nos visitó días atrás.

Por otro lado, Cáritas acaba de a nunciar en otro informe demoledor que  en España alrededor de 40.000 personas viven en la calle, si a eso se le puede llamar vivir, y que tres millones de familias viven en situaciones lastimosas “en hogar, pero sin techo”, a saber, que poseen una infravivienda o una vivienda infamante.

 Sombrío panorama los que no dibujan  estos informes lacerantes que habría que tener muy presentes en los  días bullangueros y de felicidad próximos de los hogares confortables  y mesas bien abastecidas, sin ánimo de amargárselos a nadie, dicho sea de paso.

 

Fotos: elmudogirado.es

Ver Post >
José María Becerra Hiraldo, hijo insigne de Benaoján
José Becerra 22-11-2013 | 5:38 | 0

Comentario lexicológico-semántico de textos (13): Jose María Becerra Hiraldo  Una de las múltiples publicaciones de José María Becerra Hiraldo

 

 Los pueblos, los pequeños pueblos de la geografía andaluza se distinguen entre sí por la peculiaridad paisajística, orográfica o costumbrista de cada uno. Pueden parecer que responden todos al mismo patrón descriptivo, pero si ahondamos un poco en su idiosincrasia observaremos diferencias fundamentales. Esta es la razón de que existan rivalidades .entre ellos y hasta pugnas que, sin embargo, no ocasionan que, por lo general, la sangre llegue al río. Existen así formas de vida diferentes de la  vecindad: los hay industriosos, apegados al terruño y, por ende, al trabajo campesino. Los festejos se celebran en honor de una advocación distinta del santoral, y el habla, con ser compartido por todos los que conviven en la misma comarca, no deja de ser desigual en muchos aspectos: léxico, tono, pronunciación, deje o modismos.

  De esto último sabe mucho José María Becerra Hiraldo, catedrático y profesor de Lengua Española de la Universidad de Granada,  quien ha dedicado luengas etapas de su vida al estudio de la manera de hablar culta y vulgar del español de nuestros días (además de a exhaustivas investigaciones sobre algunas figuras claves de la literatura castellana del siglo  XVI, trabajos de investigación de los que hablaremos enseguida).

   Decía más arriba que los pueblos, sin renunciar a la  semejanza  en muchos aspectos entre si, ofrecen divergencia a tenor de atributos que les son tan propios como irrenunciables. Y no solo en los aspectos físicos y culturales sino de los que convergen en las personas que los forman. Presumen, como pudieran hacerlo de la vastedad de sus sierras intrincadas, o del blanco impoluto de las fachadas del caserío, o de la iglesita venerada de airosa torre que se levanta sobre las  oscuras tejas moriscas del caserío y llama a la oración, a la fiesta o al duelo. También se ufanan  de las personas oriundas que alcanzaron nombradía en el ejercicio de su profesión o que descollaron en el campo de las letras, la ingeniería, la medicina o la abogacía. O en el de la enseñanza y la investigación como en el  caso que nos ocupa.

   José María es un referente en la Universidad de Granada( creo que  no me equivoco en afirmar que también en otras de España),  en cuyas aulas viene dando clases  magistrales de Lengua y Literatura  Española, antes como licenciado y ahora en calidad de doctor en Filosofía y Letras, sección de Filología  Románica, título que obtuvo en 1977 con la calificación de “sobresaliente cum laude”, máxima aspiración de un estudioso de la materia que ha ocupado buena parte de su vida profesional y  académica.

   La carrera docente e investigadora de este benaojano preclaro resulta apabullante. La relación de sus méritos es requeriría innumerables páginas y aún con ellas quedarían flecos de su saber desperdigados imposibles de abarcar en una cronología tan extensa como admirable.

   El “cursus honorum”, que se decía de las magistraturas romanas  en lo que tocaba a la carrera política, si lo aplicamos a su actividad docente sería interminable, todas con el denominador común de la Lengua Española o la Lexicología, Semántica y Lexicografía del español:

   ¿Y qué decir de su actividad investigadora, campo en el que en la Universidad de Granada ha brillado con luz propia? Sólo un vocablo se me ocurre: deslumbrante. Brillaron a gran altura las tesinas y tesis elaboradas por alumnos en cuyas presentaciones fue ponente, y de ello hay constancia escrita y admitida.

   Pero hay una faceta de José María  que resulta particularmente interesante: la de autor de libros que han servido para crear en su torno una aureola de autoridad y sapiencia ganada a pulso. Su libro Las obras latinas literarias de Fray Luís de León en el que desvela que este importante escritor del Renacimiento español no sólo se ocupó de plasmar su obra en latín sino que abrazó el castellano en muchas ocasiones y, a veces,  con disquisiciones en contra del stablishment eclesiástico imperante.

   El trabajo del erudito que vio sus primeras luces en el pueblo del valle del Guadiaro significó un  antes y un después en lo  que se ha venido publicando sobre el autor  del Beatus Ille horaciano o canto a la vida retirada del  conquense egregio. Esta obra tuvo un a segunda parte (Obra mística de Fray Luís de León) que incluye una concienzuda traducción del Cantar que mereció elogios de destacados analistas, amén de nuevos planteamientos de la obra primigenia.

   Pero no acaban ahí sus méritos, justamente reconocidos: los trabajos publicados en revistas y publicaciones  relativos a la Lengua Española, su historia y lo que entran de lleno en la lexicografía y lexicologia del español. Sin olvidar los que abarcan la enseñanza del castellano, ya sean los salidos de la agudeza, perspicacia y rigor propios o en colaboración con otros destacados docentes de la Universidad de Granada, se cuentan por centenares.  La bibliografía de sus obras y escritos son   constantemente utilizadas como estudio de referencia en textos de otros autores de la disciplina.

  Resultan desbordantes los seminarios, comunicaciones, ponencias en Congresos y cursos impartidos: actividades imposibles de abarcar por su extensión. Igualmente cuantiosas son las becas, ayudas y premios recibidos tanto en universidades españolas de rango como en otras allende fronteras (entre las que figuran en el ranking de las 500 más importantes del mundo.

     Pocos de los nacidos en Benaoján (Málaga) y la  comarca de Ronda brillan a la altura de José María en el mundo de la intellentgsia por sus trabajos que ponen en juego  mente  y creatividad. Nadie mejor que él para merecer el nombramiento de “hijo predilecto”, si es que lo acepta,  que la modestia y la humildad es otro de los atributos que adornan su persona. De casta le viene al galgo…

Ver Post >
Demografía y hambre
José Becerra 20-11-2013 | 12:41 | 3

 

Estudios demográficos recientes dibujan la pirámide poblacional de España con un perfil insólito hasta hora: la base se estrecha alarmantemente (nacen menos niños – una tasa de 1,30 por matrimonio, cuando lo óptimo sería el 2,50- y se ensancha la altura –vivimos más años,  afortunadamente,  y cada vez hay más ancianos.

  Lo vemos con nitidez en los pueblos de la comarca de Ronda, en donde la tasa de  nacimientos es raquítica;  se podría hablar de pueblos de viejos.  ¿Quién pagará las pensiones de los que hasta ahora tienen la suerte de disfrutar de un puesto de trabajo, o la de sus hijos, en un futuro no muy lejano?  Sombrío panorama el nuestro.

     En otro orden de cosas, si nos trasladamos a la población mundial veremos otros  parámetros  aterradores. Vagan por el universo mundo alrededor de  1.000 millones de hambrientos. Sufren el azote del hambre, que como muy bien apunta el maestro del periodismo Manuel Alcántara, “no hay que confundir con el apetito”, que es otra cosa.

   Acabaremos por darle la razón a Robert Malthus, quien puso en entredicho la capacidad del mundo para producir la cantidad de comida que se necesitaba para el sustento de sus habitantes.Aparece claro en su “Ensayo sobre la población” que ocasionó en su día amplia y profundas controversias. La tendencia le resultaba constante: se originaba un claro desfase en la producción de alimentos y el crecimiento de la población.

  Lo que resulta paradójico es que la agricultura ha multiplicado por tres su capacidad de abastecimiento. Sin embargo, las hambrunas siguen campando por sus respetos. Es el rayo que no cesa  y que  hoy afecta, como afirmala FAO, a los pobres que viven en áreas urbanas y a aquellos sin tierra que permanecen en áreas rurales, incapaces de acceder a la agricultura de subsistencia.

 >Foto: transparenciamundi.

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.