Archivado en November, 2013

Cuchillas siniestras

   Desde el monte Gurugú se domina casi a vista de pájaro la ciudad de Melilla. Desde sus faldas y a medida que se asciende por el otero observamos cómo la población se desparrama en los aledaños del mar Mediterráneo y se hacen visibles en la lejanía sus edificios de mayor relieve. Paseando por sus 

Incumplimientos de Rajoy

  Cuando se coronaron los dos años de legislatura con el PP con mayoría abrumadora en el Parlamento de la Carrera de San Jerónimo, el Gobierno con su presidente a la cabeza están tratando de vendernos la convicción de que las cosas empiezan a ir bien en la economía.   Rehúyen la expresión de los

Informes lacerantes

      Lo sospechábamos porque quien más o quien menos se ha sobrecogido en la calle viendo a  niños de corta edad o mozalbetes hurgar en los contenedores de basura  en busca del mendrugo de pan desechado o la conserva caducada de algún “super” cercano.    Pero para quienes este sangrante drama les pase

José María Becerra Hiraldo, hijo insigne de Benaoján

  Una de las múltiples publicaciones de José María Becerra Hiraldo    Los pueblos, los pequeños pueblos de la geografía andaluza se distinguen entre sí por la peculiaridad paisajística, orográfica o costumbrista de cada uno. Pueden parecer que responden todos al mismo patrón descriptivo, pero si ahondamos un poco en su idiosincrasia observaremos diferencias fundamentales.

Demografía y hambre

  Estudios demográficos recientes dibujan la pirámide poblacional de España con un perfil insólito hasta hora: la base se estrecha alarmantemente (nacen menos niños – una tasa de 1,30 por matrimonio, cuando lo óptimo sería el 2,50- y se ensancha la altura –vivimos más años,  afortunadamente,  y cada vez hay más ancianos.   Lo vemos

Presencia de la muerte

 Visité días atrás el cementario de Benaoján, ahora sometido a reformas urgentes para dar cabida a más nichos y embellecer su fisonomía. Paseando entre sepulcros y airosos cipreses no es raro que nos asalten pensamientos quetienen que ver con la muerte, en un camposanto más presente que en ningún otro lugar. Me vienen a la

Benaoján: el Pozo que ya no es historia

    El Pozo de San Marcos dejó de ser historia porque no sé qué alcalde o qué equipo de gobierno municipal ( que ya llevo tiempo ausente) decidió en mala hora borrarlo de la fisonomía del pueblo destruyéndolo sin contemplaciones y muy presumiblemente sin consultar con la vecindad, consumándose un hecho que bien se

Agravio comparativo

    ¿Qué tiene Montejaque, a dos pasos de Benaoján, para atraer de forma desproporcionada las atenciones de la Diputación de Málaga y que el presidente de esta entidad supramunicipal, Elías Bendodo, se encariñe con él mientras da de  lado al otro? Lo hace de forma descarada, sin cortapisas ni subterfugios, con  lo que el

La fértil Dehesilla benaojana

  La Dehesilla de Benaoján, hermana menor de la  Dehesa, profusa ésta en arboleda y vegetación rala y matorral, donde se estiran a sus anchas encinas robustas y centenarios alcornoques, siempre suscitó la atracción de los bautizados en la pila de San Marcos, giro que se emplea para designar  a los habitantes del pueblo que

¿Por fin el nuevo Hospital de Ronda?

  ¡Albricias, lo conseguimos! No digo yo que salten de júbilo de sus asientos los rondeños y serranos,pero sí que la noticia les habrá alegrado el día al recibirla, y más de uno habrá lanzado la exclamación de júbilo.  ¡ Había creado tantas expectativas! ¡Se había aventurado tanto sobre la fecha de su terminación! Porque