img
Demografía y hambre
img
José Becerra | 20-11-2013 | 11:41

 

Estudios demográficos recientes dibujan la pirámide poblacional de España con un perfil insólito hasta hora: la base se estrecha alarmantemente (nacen menos niños – una tasa de 1,30 por matrimonio, cuando lo óptimo sería el 2,50- y se ensancha la altura –vivimos más años,  afortunadamente,  y cada vez hay más ancianos.

  Lo vemos con nitidez en los pueblos de la comarca de Ronda, en donde la tasa de  nacimientos es raquítica;  se podría hablar de pueblos de viejos.  ¿Quién pagará las pensiones de los que hasta ahora tienen la suerte de disfrutar de un puesto de trabajo, o la de sus hijos, en un futuro no muy lejano?  Sombrío panorama el nuestro.

     En otro orden de cosas, si nos trasladamos a la población mundial veremos otros  parámetros  aterradores. Vagan por el universo mundo alrededor de  1.000 millones de hambrientos. Sufren el azote del hambre, que como muy bien apunta el maestro del periodismo Manuel Alcántara, “no hay que confundir con el apetito”, que es otra cosa.

   Acabaremos por darle la razón a Robert Malthus, quien puso en entredicho la capacidad del mundo para producir la cantidad de comida que se necesitaba para el sustento de sus habitantes.Aparece claro en su “Ensayo sobre la población” que ocasionó en su día amplia y profundas controversias. La tendencia le resultaba constante: se originaba un claro desfase en la producción de alimentos y el crecimiento de la población.

  Lo que resulta paradójico es que la agricultura ha multiplicado por tres su capacidad de abastecimiento. Sin embargo, las hambrunas siguen campando por sus respetos. Es el rayo que no cesa  y que  hoy afecta, como afirmala FAO, a los pobres que viven en áreas urbanas y a aquellos sin tierra que permanecen en áreas rurales, incapaces de acceder a la agricultura de subsistencia.

 >Foto: transparenciamundi.

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.