El candente drama de la inmigración | La provincia a vuelapluma - Blog diariosur.es

Blogs

José Becerra

La provincia a vuelapluma

El candente drama de la inmigración

 

 

Lampedusa, vallas con concertinas, playa del Tarajal…Una siniestra lista de denominaciones de lugares y de procedimientos de rechazo que no tienen más remedio que golpear en el ánimo de los bien nacidos,  incluso en los mismos que a remolque de taxativas órdenes se ven en la obligación de repeler las oleadas de inmigrantes con los medios que las autoridades de más alta responsabilidad habilitan y ponen en sus manos.

   La gente, en el colmo de la desesperación por encontrar un lugar donde comer y vivir, viene a morir al pie de nuestras fronteras con fatídica periodicidad, ahora en los alrededores de la playa de Melilla y Ceuta, final de un periplo que no espanta a los que malviven porque más mata el hambre y con mayor rigor y crueldad,  ya que lo hace un poco cada día con siniestra porfía.

  La última oleada de inmigrantes saltó la valla de la frontera de Melilla con Marruecos – heridas sangrantes en los antebrazos de quienes no lograron sortear las cuchilladas de las concertinas estratégicamente situadas para lacerar  sin remisión =, y más de un centenar y medio de cuerpos extenuados sin otro delito que huir de guerras y hambrunas en pos de un mundo mejor que ansían como tierra prometida. Lo lograron esta vez, ante la impotencia de la vigilancia costera   que no pudo frenar el intento, con lo que la ignominiosa entrega en caliente al país vecino no tuvo razón de ser para el contento de los componentes de la avalancha humana.

  Y lo peor está por venir: el runrún de que la comisaría europea de Interior va a pedir explicaciones a España por el episodio de la muerte de más 15 emigrantes en la playa de Tarajal, un episodio que ha tenido repercusión en todo el mundo por lo inhumano de hostigar con rigor a quienes agónicamente se debatían en las aguas para llegar a tierra, va a dar pie a los más de 30.000 subsaharianos a albergar esperanzas  y esperar  turno para dar el salto a la tierra de promisión: Europa,  en la que se  ve el fin de sus penalidades y el logro de sueños alimentados desde niños que crecieron  entre la desnutrición y las enfermedades enquistadas, el mal trato y el desdén de sátrapas sedientos de riquezas y poder.

   No creemos que haga que culpar  a la Guardia Civil como autora de este desaguisado en la frontera: cumplían órdenes y era su deber ejecutar el rechazo y salvaguardar las fronteras de intrusos. Vaya por delante  para el Instituto Armado nuestra comprensión y agradecimiento por su larga trayectoria en bien de todos. Otra cosa es que  no  lamentemos las muertes y la desgracia vivida por el grupo que logró llegar a tierra. La que no pareces solidarias son las autoridades europeas al  cargar con toda la culpa a España,  a sabiendas de que el problema incumbe a todos los países del área de la UE y no sólo al nuestro. Tendrían que tenerlo suficientemente claro.

Un sitio donde hablamos de cosas de Málaga y la provincia

Sobre el autor

Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.


February 2014
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728