img
Bendodo en la Serranía de Ronda
img
José Becerra | 13-03-2014 | 10:03

 

Jimera de Líbar

Elías Bendodo, presidente dela Diputación y máximo representante del Partido Popular en Málaga se vino días atrás a Jimera de Líbar, el caserío serrano que se alinea a pocos metros del río Guadiaro, para  reclamar ala Junta que ponga en marcha los proyectos que duermen el sueño de los justos en los  cajones de sus dependencias. Que los saque y los airee porque llevan camino de pudrirse. Otra cosa es que le escuchen.

   Muchas sonrisas  entre Susana Días y el flamante aspirante de los populares  a dirigir los destinos dela Juntaen su reciente encuentro en San Telmo,  pero que se sepa nada se ha tratado de las reivindicaciones hasta ahora desoídas sistemáticamente en lo que respecta a los problemas que aquejan con urgencia a la comarca de Ronda.

   Bendodo, no diremos con voz en grito, pero sin contundencia inusitada – hizo lo propio la alcaldesa de Ronda, Mari Paz Fernández, semanas atrás – exigió que se acometan las obras del hospital comarcal rondeño, en vía muerta años ha, y que abra sus puertas y preste sin más dilaciones sus servicios a una población, que no es solo la de la ciudad del Tajo sino la de los pueblos limítrofes serranos.

   Pero Bendodo puso en el alero otras cuestiones como la tardanza dela Junta  en  solventar acuciante problema de los accesos a Ronda y la carencia de autovías que vendrían a facilitar la conexión de Ronda con la costa malagueña, amén de con otras provincias, con lo que se facilitarían tanto la brevedad para llegar a otros destinos como hacerlo con seguridad y sin penosos rodeos.

   Sin embargo, era de esperar que en su alocución  se ocupara solo de las cuestiones que de verdad preocupan a la gente de la comarca rondeña y no se fuera por los ceros de Úbeda, hablando del trazado imposible  de la carretera de Campillos y Antequera, de la sanidad malagueña, de las desesperantes esperas en urgencias en los hospitales de la capital o de los, según él, “los colapsados juzgados andaluces”. Que están muy bien estas exigencias, pero se alejan un poco de lo que acontece en Ronda y de lo que solivianta a los rondeños.

   Hay elecciones en la  lontananza y el presidente de la entidad provincial no puso sustraerse a la perorata mitinera. Ensalzó la trayectoria del PP, ensalzó a los alcaldes y militantes de la comarca y vapuleó al bipartito dela Junta.Hubierasido deseable una dedicación más completa y cabal de todo lo que atañe a las vicisitudes por las que atraviesan este rincón al sur más al sur del país con  habitantes castigados por un  paro inclemente, con dificultades para subsistir y una  exclusión social latente  que provocan la reedición de la fatalidad dela emigración, y de rebote, una despoblación manifiesta.

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.