img
La Junta sigue discriminando a Ronda
img
José Becerra | 25-03-2014 | 08:42

 
 Con displicencia aparente la Junta de Andalucía ha vuelto a echar por tierra un proyecto en el que la ciudad había depositado muchas esperanzas en cuanto lo que podría significar para dar un in gran impulso al turismo de Ronda y de paso a toda la comarca. Se ha quedado en el nimbo del olvido el plan denominado como ´Círculo paisajístico de la Medina Musulmana´  con el que se pretendía participar con éxito en el programa `La ciudad Amable¨, que habría de encarrilar muchos visitantes hacia su perímetro geográfico.

   Se ha trabajado duro, como se encarga de resaltar tras conocer el fracaso la delegada municipal de Obras, Urbanismo y Turismo, Isabel María Barriga, y que por ello no puede ocultar su desencanto: se va al garete la realización de un circuito cuyo recorrido había de mostrar unas vías de carácter medieval que hasta ahora no habían sido sino  caminos descuidados imposibles difíciles o imposibles de transitar.

   Un paseo agradable, evocador y largo (más de tres kilómetros) que pondría en valor, entre otros, lugares tan carismáticos como las Murallas de la ciudad, Los Molinos, la puerta de Almocábar o los Arrabales. Todos de rancio sabor local  y que imprimen indudable carácter a la muy bien llamada `Ciudad Soñada” por poeta Rainer Maria Rilque, que  cantó sus excelencias en el pasado siglo.

 Con un toque final y espectacular: la pasarela      que permitiría el paseo distendido por el fondo del Tajo, algo hasta hoy imposible. Tan impresionante paisaje con vistas espectaculares e insólitas nos las vamos a perder por la arbitraría decisión de la Consejería de Fomento que no ha querido conceder el plácet al proyectos con la concesión de las inversiones necesarias.

  Un despropósito como el de decir que las obras del Nuevo Hospital de Ronda continúan sin detención. Lo afirmó el delegado en Málaga de Consejería de Salud en una reciente visita a Ronda. Quiso hacernos comulgar con ruedas de molino asegurando que las obras se llevaban a cabo en las instalaciones interiores y que por esta razón escapaban a la percepción de los viandantes. Se nos trató como a niños por no decir que como a tontos. No hay tal y es de dominio público.

 

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.