img
Reunión infructuosa de la primera teniente de alcalde de Ronda
img
José Becerra | 06-04-2014 | 10:31

 

 

 

Pulse para ampliar la foto

 

No ha sido infructuosa porque Isabel Barriga, segunda de abordo en el Ayuntamiento, no haya expuesto con claridad y empeño los proyectos que duermen el sueño de los (in)justos en los cajones de la Junta con las deficiencias, expuestas negro sobre blanco,  que acusa la ciudad de Ronda en cuestiones de infraestructuras. Tampoco por no haber resaltado la urgencia para que se acometan las propuestas que esperan el plácet para transformarse en realidad. No. Ha sido improductiva la reunión porque la edil volvió sin poder arrancar del delegado del Gobierno de la Junta las fechas en las que  se retomarán los proyectos para su culminación definitiva.

   Urge acabar con el abandono del yacimiento de Acinipo, una joya prehistórica que habla del dominio de Roma en sus tiempos de esplendor en la zona. Es muy posible que en su proscacaenium (proscenio), conservado hoy en parte, se representaran las tragedias de Livio o Séneca y los ditirambos  de Plauto y Terencio, los cuales harían pensar y divertirse a los patricios romanos bien aposentados en la cavea, también parcialmente conservada.

    Tanto esplendor de los borrascosos tiempos de los siglos II y III a.C,  que en su construcción bebía de la influencia helena, merece que se le preste la mayor atención posible y que no esté en manos de desaprensivos expoliadores como viene ocurriendo en la actualidad. Su  puesta en valor sigue estando en el aire pese a la intención del Consistorio de que se le preste la atención debida por la Junta de Andalucía.

  Y si de este tesoro de la antigüedad poco menos que postergado damos el asalto al día de hoy, vemos cómo  planes insoslayables que vengan a sacar a Ronda del marasmo en que se encuentra, caso del Plan General de Ordenación Urbana, siguen esperando su tramitación documental oportuna conditio sine qua non para su resolución final.

   ¿Y qué decir de las obras del Nuevo Hospital, a las que se dan largas sine díe para desencanto de la población rondeña y toda su área de influencia? ¿O de la aspiración de Ronda al título de Patrimonio de la Humanidad que otorga la UNESCO y al se aspira con todo derecho por los méritos de la Ciudad Soñada, pero que como proyecto espera  para ser solventado merced  a las trabas burocráticas impuestas por la Junta? Y de los accesos a la ciudad y del deplorable trazado de las carreteras que la unen  a la Costa y al resto de Andalucía, ¿qué argumentar ante la sistemática respuesta de Sevilla de que no hay dinero?

   Hay voluntad de sortear todos estos escollos que obran en detrimento del desarrollo social y económico de Ronda. Así lo confirmó la teniente de alcalde que defendió con tesón las requisitorias en su reunión de días atrás con el delegado. Los rondeños, no obstante, siguen esperando que la buena voluntad se trueque  por algo más positivo y diligente para sus intereses.

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.