img
Bipartidismo en horas bajas
img
José Becerra | 27-05-2014 | 09:46

Se podría haber empleado cualquier epíteto -abatido, derrotado, derribado y unos cuantos más que se le pueden ocurrir a cualquiera, visto lo visto,- pero hemos escogido el de noqueado. Nos pareció el más apropiado y ajustado a la realidad de lo acaecido el día 25. PP , PSOE y CiU acabaron contra las cuerdas merced a los contrincantes más alejados que, no obstante, los pusieron en un brete sin remisión.

En el pugilato, pues, claros vencidos y netos vencedores. Perdieron los grandes partidos, pese a cosechar muchos más votos que sus oponentes,pero mucho menos que en pasadas elecciones y en mucha menor medida que lo que cabía de esperar.

Si el Partido Popular ha sufrido -pese a su pírrica victoria – un varapalo tremebundo, peor suerte han corrido los socialistas: se impone la renovación de líderes anquilosados en el pasado sin aplazamientos posibles. Solo una nueva savia generacional y regeneracionista, que tanto monta, podría encarrilar su maltrecha trayectoria actual, a algo que se ha visto en Andalucía, donde el `susanato ´se ha alzado con la victoria,que tampoco ha sido cosa del otro jueves,pero suficiente para que Susana Díaz saque pecho con los diez puntos que a su partido le separan de los populares, con lo que el fantasma de un cambio político de Despeñaperros para abajo no parece cobrar visos de realidad en las próximas consultas , que ya están detrás de la esquina.

Elías Bendodo,presidente de los populares malagueños y de la Diputación, ante el hecho incuestionable de la victoria del PSOE en la provincia de Málaga (también en la Ronda de mis entretelas) acaba de reconocer lo obvio: “Hace falta más calle y más cercanía”, ha dicho. Para rematar que en el PP se ha captado la lección. A buenas horas… En el extremo opuesto, ya se sabe que Rubalcaba ha confirmado su `espantá´ a remolque del fracaso electoral cosechado: se marcha en cuestión de días y dejará la dirección del partido.

Lo que no ha dejado de sorprender es el “sorpasso” de “Podemos” que ha dejado boquiabiertos a propios y extraños. Ha desbancado a UPyD y ha restado enteros a IU, contra todo pronóstico. Fallaron estrepitosamente los que dieron por finiquitado el movimiento del 15 M o de los “indignados”. Ha vuelto a resurgir y con todas las de ley, legitimado el movimiento de Pablo Iglesias por más un millón de votantes. Sorpresas nos da la vida… No digamos la política. Sigan a este muchacho que dará que hablar largo y tendido.

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.