Limones de la Serranía de Ronda, salud y bienestar | La provincia a vuelapluma - Blog diariosur.es

Blogs

José Becerra

La provincia a vuelapluma

Limones de la Serranía de Ronda, salud y bienestar

Echando la vista atrás, allá por los años ya remotos de mi niñez, recuerdo como en la mayor parte de las casas de Benaoján tenían en sus patios un limonero. En un reducido espacio, un círculo minúsculo terroso bien amalgamado, era suficiente para que se erigiera esbelto este árbol de hojas verdes coriáceas y perennes, que suele alcanzar los 4 metros y que luce flores que como los naranjos responden al nombre de azahares como los naranjos. Vino de Asia y lograron aclimatarlo en España árabes laboriosos.

   Su fruto, el limón, dorado y rubicundo , su jugo en concreto, servía lo mismo para aliñar las ensaladas o los guisos de pescado en blanco para los estómagos delicados hasta tonificar el cuerpo con algunas notas sobre el agua fresca a modo de refresco en los meses ardorosos del estío. Las casas en lo que esta planta no se exhibía siempre agradecía el regalo de un puñado de limones como el mejor agasajo.

    Ahora nos enteramos de otras virtudes del limón que alguien con quien me une lazos familiares y que dedica la mayor parte de su tiempo de asueto,que es la mayor parte del día,a cabalgar en la redes informáticas. Juan Marín me envía una copia que considero de crucial importancia para la salud. Investigaciones científicas apuntan que un continuado consumo de ralladuras de este cítrico previamente congelado con piel resulta miles de veces más potentes que la aplicación de la quimioterapia.

   Se acrecienta de esta forma el contenido de vitamina C y es una constante para hacer frente al avance de las células cancerosas. Resulta un potente antimicrobiano y un agente decisivo para eliminar parásitos y contrarrestar la hipertensión. La pregunta que nos hacemos es si todas estas excelencias del limón no habrá sido un secreto celosamente guardado para no entorpecer los tejemanejes de grandes organismos.

No resulta exagerado pues, que el limonero sea un icono respetado entre los habitantes de los pueblos serranos. Y que entre de lleno en el refranero popular, ese saber que hunde sus raíces en el sentir más profundo de la gente llana que tanta verdad encierra. Así haríamos bien en hacer casos a aquello de que “ajo, cebolla y limón y olvídate de la inyección”.

Un sitio donde hablamos de cosas de Málaga y la provincia

Sobre el autor

Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.


November 2014
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930