img
Pedro Sánchez a la desesperada
img
José Becerra | 11-12-2015 | 09:48

Resultado de imagen de im´ñagenes de pedrosanchez, diariosur

Pedro Sánchez a la desesperada

JOSÉ BECERRA

Las encuestas le desvelan un panorama oscuro tirando a negro. La última del CIS es concluyente. Cae Sánchez en intención de votos en el 20-D que ya está a la vuelta de la esquina. El líder socialista se revuelve en su asiento y da palos de ciego para reconducir la dirección de su electorado de otros años hacia el PSOE. Es tal su desconcierto y sensación de perdedor que acaba de manifestar algo que puede muy bien volverse en su contra. Las posturas radicales como la que él está mostrando no harían sino, teniendo en frente a quienes calibran su talante, atizar su desventura las intenciones de más del 40% de los indecisos que no saben aún a qué carta quedarse.

Lo de pactar con quién sea, para despeñar al PP, no acaba de sonar bien,como acaba de afirmar con esas palabras o con otras del mismo significado. Ese encarnizada diatriba contra Rajoy nos suena a rabieta mal contenida más que a otra cosa. El cambio que propone Sánchez en la política en cualquiera de sus arengas, ahora intensificadas por mor de las elecciones generales, pasa por aplastar al PP sin miramientos. Y para ello no hay quien le baja de la burra,como decimos los serranos de Ronda cuando alguien se muestra impertérrito en sus decisiones.

Sin declararme acérrimo enemigo de la izquierda centrada que esgrime el PSOE ni tampoco partidario incondicional del PP(ambas formaciones políticas tienen motivos para callar), ni abjurar del bipartidismo que ambos han protagonizado y que ha proporcionado indudables beneficios para la sociedad en su conjunto (hay quien abomina de esta alternancia que ha durado décadas), no me decanto por esa guerra sin cuartel que se han declarado unos y otros.

¿No es posible que, si bien no llegan a contemporizar, sería factible y prudencial que aparcasen sus diferencias en beneficio de la ciudadanía, la cual podría votar juzgando sus respectivas propuesta a tenor de su leal saber y entender?

No son pocas las voces que se han alzado aventurando la posiblidad de un pacto oculto en estas dos formaciones políticas para evitar que Ciudadanos toque poder, idea que no sería descabellada del todo a juzgar por el meteórico ascenso que señala la metroscopia para la que lidera Albert Rivera. Igualmente se habla  “menina” , un acuerdo igualmente obscuro para el pueblo llano y que posibilitaría el pacto entre éste último con el PP con la condición de que sea Soraya Sáenz de Santamaría la próxima inquilina de la Moncloa.

Déjennos tomar nuestras decisiones en paz y sin presiones desbordadas. Las cosas puedes cambiar sin necesidad de entrar a sangre y fuego en el sentir de cada uno que no tiene que ser necesariamente con la del resto de los que se acerquen a las urnas con la papeleta en la mano dando vida a la que ha sido llamada un tanto cursi la “gran fiesta de la democracia”.Pues eso. 

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.