img
Editar en Ronda es llorar (una cita obligada con la Feria del Libro)
img
José Becerra | 28-04-2016 | 08:55

 

Editar en Ronda es llorar (una cita obligada con la Feria del Libro)

JOSÉ BECERRA

Son titánicos los esfuerzos que está realizando José Manuel Dorado para reflotar su editorial y rescatarla del dique seco en el que se halla desde meses atrás. La editorial La Serranía arrastra las secuelas de una difícil coyuntura económica (a pesar del inmenso fondo de libros impresos que permanecen con el sueño de los justos en los anaqueles de la imprenta), a la que intenta hacer frente su editor, timonel de esta empresa librera que años atrás navegó “con viento en popa y toda vela”,que dijo el poeta. Sus libros eran solicitados en media España, merced a lectores enamorados de paisajes, senderos, flora y fauna de una región, la andaluza, y, en concreto de las comarcas de Ronda y en su, en parte, ignota Serranía.

José Manuel, ostentó años de gloria como impresor desde la fundación de la empresa. Su firma como gozó de la confianza de libreros y lectores que se disputaban las obras que salían de sus talleres. Sus libros fueron – y siguen siéndolos – modélicos en la composición y acabado,lo que le mereció reconocimientos y parabienes de incluso de una de las más altas jerarquías del Estado.

El editor ha entrado en contacto con administraciones públicas, entre ellas el Ayuntamiento rondeño, ofreciendo a los alumnos de institutos aquí afincados presentaciones de libros de carácter monográficos y divulgativos sobre la ciudad y los pueblos y paisajes del entorno. Se pedía una módica cantidad de 5 euros por ejemplar. Su gozo en un pozo: el Consistorio desatendió su propuesta. Algo que difícilmente llegaremos a entender. Tender la mano a quien fomenta el conocimiento de las tierras rondeñas y serranas, sus personajes célebres a lo largo de la historia, paisajes indescriptibles, habla peculiar y gastronomía singular; todo un cúmulo de particularidades, señas inequívocas de la esencia de la ciudad del Tajo, lo merece.

Si como dijo Mariano José de Larra, el celebérrimo “Fígaro”, que anduvo por el Madrid de la época romántica, “escribir en España es llorar” (la ciudad del Oso y el Madroño, espejo de la nación), hoy sigue siendo verdad, pero también lo es que editar, sobre todo para muchos impresores modestos, y en este caso lo es en grado sumo. No digamos cuando la empresa editora, de origen familiar, lo intenta en Ronda.

Al hilo de esta cuestión y con muchos puntos de coincidencias es obligado hablar de la Feria del Libro,la cual brillará en Ronda con todo apogeo hasta el próximo 2 de mayo. Coincidiendo con los fastos que conmemora el IV Centenario de la muerte de Cervantes, me hace recordar una frase suya que debería figurar en el frontispicio de todas las bibliotecas y de las ferias organizadas en todo el mundo en torno al libro y la lectura. “ El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”, nos dice el insigne Manco de Lepanto. Su famoso Hidalgo don Quijote hizo ambas cosas, de ahí su sabiduría y espíritu andariego y aventurero.

En este evento librero abre su stand la editorial La Serranía de Ronda. Una buena ocasión para conocer de primera mano los fondos de esta empresa que catapulta hacia todos los confines de España cuanto de destacado y digno de conocer ofrece esta “ciudad soñada” en palabras de Rilkel, nuestro excelso visitante del pasado siglo, embebido ante sus encantos, que no son pocos.

Foto: Diario SUR

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.