img
Esperando a Pablo Casado
img
José Becerra | 15-05-2016 | 09:16

Esperando a Pablo Casado

Si hay una figura que en los últimos tiempos está emergiendo con fuerza del enrarecido panorama político en el que nos debatimos es la de Pablo Casado. Al mismo tiempo que tienden a apagarse las que en su día brillaron con fulgor propio en el Partido Popular y cuyos méritos no ponemos en duda, apuntan otras que vienen pisando fuerte con un limpio pasado y un cantado brillante futuro, Casado entre ellas. Brilla éste con luz propia en el cielo un tanto obscurecido del PP por mor de las corrupciones que se vienen dando en sus filas un día sí y otro también y que vienen empañando su trayectoria en los últimos tiempos. Sangre nueva es lo que se viene pidiendo incluso por los gerifaltes del partido, aunque esto lo digan con la boca chica por temer a zaherir al mandamás Rajoy, el cual sigue sin dar su brazo a torcer y no ceja en su empeño de ser de nuevo candidato a la presidencia del Gobierno. Imperturbable el ademán, que es ésta una característica que define a las claras su personalidad.

   Pablo acaba de coronar la frontera de los cuarenta años, o sea que milita entre los que prestan sangre nueva al Partido Popular dentro de sus esferas de poder. Puede presumir, y de eso hace gala, de una excelente formación universitaria y de grandes dotes de comunicador, capaces de deducir a quienes siguen con interés sus apariciones públicas por la claridad de sus exposiciones, su empatía o inteligencia personal, entendida ésta,en la concepción de Howard Gardner(Teoría de las Inteligencias Múltiples) “ a una habilidad cognitiva de una persona para comprender el universo emocional del otro”; en otras palabras, hace gala y con razón de una inteligencia interpersonal que distingue su trayectoria política y que le ha servido para granjearse la aceptación de muchos simpatizantes.

    Cuando se alzan las críticas más acerbas sobre la corrupción en las filas del Partido Popular, Casado se alza como un adalid de su regeneración. Nadie lo dice, a no ser que le traicione el subconsciente y lo reconozca sin reservas. Quienes no pertenecemos al partido no dejamos de reconocer que es la persona de mayor notoriedad dentro del espacio que ocupa el centro derecha del país. Prudente,serio y capaz podría ocupar el lugar de Rajoy, facilitando el acercamiento que vienen proponiendo PSOE y C´s para la formación de un Gobierno estable y que sea garante del auge del país en el futuro a partir de los comicios que están al caer y de los que se esperan pongan fin a la caótica situación vivida en los últimos meses.

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.