img
Fecha: July, 2016
Loa de la siesta
José Becerra 25-07-2016 | 8:43 | 0

La Siesta

 

 

Loa de la  siesta

“La heroica ciudad dormía la siesta. El viento sur, caliente y perezoso, empujaba las nubes blanquecinas que se rasgaban al correr hacia el norte. En las calles no había más ruido que el rumor estridente de los remolinos de polvo…”, tal cual empezó su novela “La Regenta” Leopoldo Alas “Clarín”. Y uno piensa  en esos momentos ociosos que en los pueblos de la Serranía de Ronda, los que conozco bien, son sagrados.

   Ahora, sumido en el sopor de las tardes del verano, implacables en el Valle de Guadiaro, evoco la costumbre de la bonancible siesta, no sin el esfuerzo que exige vencer la pereza de las  horas que siguen al mediodía y que convierten en misión imposible  hilvanar el pensamiento con coherencia. Acogido a las sombras hogareñas me vienen a la imaginación un cuadro famoso: “La siesta” de Van Gogh, lienzo que recoge el momento escogido por una pareja de aldeanos para reposar sobre un montón de pajas,  resguardados de un sol tórrido que parece inmóvil en un cielo azul nebuloso. El hombre dormita con los brazos detrás de la cabeza y la mujer hunde la cerviz en los suyos. No se podía plasmar mejor el cansancio que produce una agobiante jornada de trabajo en medio de la solana inhóspita. La construcción cromática en la que toman parte una gama de colores que van desde el azul al violeta pasando por el amarillo no los recoge pero uno se imagina cómo alrededor de los durmientes deben de volar los moscardones, haciendo vibrar los élitros, y dejando constancia de que son los  únicos seres vivientes y despiertos de la desoladora tarde veraniega. El beatífico sueño de los lugareños es un canto callado a la siesta reparadora de esfuerzos y de madrugadas intempestivas con agotadores trabajos que duran poco menos que de sol a sol. Como el de los segadores y gente de trilla de los pueblos serranos que  ansían ratos de reposo cuando el sol llega a su zenit, para recomponer fuerzas. Pero eran otros tiempos muchos más aciagos que los presentes, con ser éstos harto infaustos.

  Y por si fuera poco, según señalan estudios científicos contrastados, dormitar en la mitad del día, entre otros alicientes, mejora el humor y la salud, es el mejor restaurador natural, disminuye el estrés, aleja el riesgo de sufrir una apoplejía y mantiene la memoria ágil, algo esto último de lo que no podemos presumir los que ya peinamos canas. Germanos y anglosajones despotrican de quienes las practican, como los españoles. No saben lo que se pierden, ya que como dice el refrán popular, tan sabio como siempre oportuno: “ Comida sin siesta, campana sin badajo”.

 

Ver Post >
Buenas nuevas
José Becerra 21-07-2016 | 10:57 | 0

Buenas nuevas

No todo iban ser noticias nefastas. Acaecimientos de guerras, destrucción, ataques terroristas, el drama que no cesa de la inmigración, el malhadado Brexit y los pasos decadentes de la Europa unida (un sueño cada vez más frustrante),  hecatombes naturales y tejemaneje de políticos empeñados en enarbolar la vara de mando pese a quien pese, nos asaltan todos los días para nuestro desconsuelo. Pero de pronto salta la liebre, que decimos los serranos rondeños, y hete aquí que unas buenas nuevas vienen a reconciliarnos con este mundo de aquí y ahora que nos parece fementido y  pasamos a considerarlo  halagüeño y humanitario. Cara y cruz, pero ahora toca quedarnos con la primera cara de la moneda a raíz de unas noticias que nos llegan de Israel.

El país israelita ofrece la mayor esperanza de vida escolar del sudoeste asiático y posee la mayor tasa de alfabetización en el área Sudoccidental, según refrendan las Naciones Unidas. Diez nativos consiguieron el Premio Nobel en el campo de las Ciencias, amén de los de Química y Economía, historial al que habría que añadir sus aportaciones trascendentales a la ciencia y la tecnología. Las publicaciones científicas que da a la luz no tienen parangón en el resto del mundo si no olvidamos las reducidas dimensiones de su perímetro geográfico.

Viene este exordio a cuento porque Israel, según informaciones de organismos autorizados que siguen sus pasos en lo que toca Innovación y Desarrollo (I+D), acaban de anunciar a bombo y platillo la próxima aparición de una vacuna nasal, en la que se está trabajando concienzudamente en la Universidad de Tel Aviv, que inmunizaría contra el Alzhéimer como de los accidentes cerebrovasculares, afecciones que significan un azote en este mundo que nos ha tocado vivir.

Y no es eso solo: se vienen dando pasos de gigantes contra enfermedades que hasta ahora conformaban  un azote para la Humanidad como es el cáncer en sus diversas manifestaciones y que se podrían diagnosticar con un sencillo análisis de sangre o el simple olfateo del aliento (en el caso del pulmón), sin necesidad de recurrir a la biopsia.

En definitiva, unos avances científicos encaminados  hacernos la vida más soportable sin el flagelo de la enfermad, la cual  se podrá soslayar en multitud de casos. Sin dejar en el tintero el hecho de que hospitales de todo el mundo estén instalando el nuevo programa informático de MDG, capaz de asegurar el medicamento adecuado al paciente sin temor a error o el desarrollo de un novedoso sistema “para realizar resonancias magnéticas que facilitan la pronta detección del cáncer de próstata y colon”, unas afecciones que planean sobre los que dejamos muy atrás la edad bisoña y planeamos en la longeva.

Un servicio continuo e inestimable a la Humanidad que no tenemos por menos que airear y agradecer. Hay quien se ocupa de nuestra supervivencia y de hacer frente a los males que nos azotan para darles respuesta adecuada. Lo dicho, buenas nuevas.

Ver Post >
Desvarío enquistado
José Becerra 17-07-2016 | 12:09 | 0

Desvarío enquistado

 

Como era de esperar (solo una minoría optimista esperaba un milagro), Pedro Sánchez ha vuelto a decir no de forma categórica y contundente a Rajoy en la entrevista que ambos han mantenido este miércoles. De nada han valido las prédicas de viejas glorias del PSOE aconsejando que le tendiera la mano al presidente en funciones, en aras de esquivar la pesadumbre de unas nuevas elecciones que revolotean sobre las cabezas de los líderes políticos y sobre todo por las de los sufridos votantes que, entre los me cuento, contemplamos una situación tan adversa como irracional no sin rabia y malestar.

   La obcecada obsesión por vetar a Rajoy parece, empero, que se ha diluido un tanto. Afirmó algo así como “hoy por hoy nos opondremos”. Lo que no quita, al parecer, que cambien en el último momento tan radical decisión.

    El PSOE ha servido a España fielmente durante décadas. Siempre ha sido un partido cohesionado en la defensa y los intereses del pueblo. Ahora se encuentra en un dilema: apoyar a su adversario o no hacerlo conduciéndonos a nuevos comicios. ¿Están seguros de que esta segunda actitud no les perjudicará en el futuro? Las cosas han rodado de manera y forma que el electorado, el suyo de siempre, tal vez no vería con malos ojos que diera su brazo a torcer, aunque fuesen unos pocos parlamentarios lo que se abstuvieran. Los suficientes para frenar el carro que ahora avanza y amenaza caer en el despeñadero.

   Albert Rivera ha sido, por el contrario, consecuente con la irracional situación que vivimos. Aunque se ha quedado corto a nuestro modesto entender. Pese a sus enconadas diatribas contra Rajoy y los populares supo soslayarlas, por lo menos por lo pronto, en aras de llegar a un acuerdo satisfactorio. Ha dejado claro que no desea sillones ni prerrogativas, aunque sí llegar a entendimientos con el partido ganador de las elecciones en materias que se reflejan en su programa y que el presidente en funciones haría bien en aceptar.   Lo que no acabamos de entender es su decisión de aplazar hasta la segunda convocatoria la aceptación de la presidencia de Rajoy. Si Ciudadanos decidió al fin abstenerse, ¿por qué no hacerlo patente en la primera votación?  Y yendo un poco más lejos: ¿Si no desea que se repitan las elecciones porque no apoyan decisivamente al presidente en funciones, sabedor que si con su ayuda éste obtendría los 170 escaños? A ver quién le discute al PP su derecho de acceder a la gobernanza del país en esa tesitura, aunque sea a trancas y barrancas, algo que se constaría en el día a día del  Congreso con una oposición tan extensa como implacable. Rivera, bien mirado, tiene la llave, para la gobernabilidad anhelada. Y está bien que se haga rogar, pero que no extreme su postura hasta el infinito. Sería descabellado para él y su partido.

   Rajoy, por su parte, ha deslizado la conjetura de no presentarse  a la investidura de persistir la actitud beligerante de sus oponentes. ¿Una argucia para impelerles a apretar filas a su favor?

   Por el bien de este país que languidece a ojos vista en lo económico y social habría que rogarles a los intervinientes en el desaguisado que se pongan de acuerdo. Tendrán tiempo luego de enrocarse en el Parlamento en arduas batallas dialécticas arrimando cada cual el ascua a su sardina.

    Deberían  saber que estamos hastiados de tanto desvarío de unos y otros. Y que a hemos empezado a poner en entredicho la capacidad de nuestros políticos de ahora en sacarnos las castañas del fuego, afirmándonos en el sentir de que todos nos hacen sino bucear en el mar encrespado de la malhadada situación que atravesamos para su provecho personal.  Desvarío enquistado para nuestra desgracia.

Ver Post >
Enfermos postergados en el Clínico
José Becerra 11-07-2016 | 9:34 | 0

Resultado de imagen de imagenes de enfermos en el clínico

 

 

Enfermos postergados en el Clínico

 

Ante una situación extrema de la salud que atañe a una persona, la cual no puede ver próxima que se le ponga fin con la brevedad requerida, los malagueños aldeanos solemos decir que” nos tiemblan las carnes”, lo que no es sino una expresión castiza de impotencia y desesperación.

    Se desgañitan algunos políticos en el poder y que rigen nuestro destino señalando sin ambages que tenemos una sanidad ejemplar, envidia de Europa. Que se lo digan a los más de una treintena de enfermos que el pasado jueves tuvieron que esperar  más de 30 horas para ser atendidos por un facultativo y que se les asignara la anhelada cama, una vez que soportaron la espera poco menos que hacinados en la sala de ¿urgencias? Soportando que quieras que no su maltrecha salud.

    Se han cerrado en el Clínico alrededor de 100 camas, hecho lamentable al que hay que añadir la ausencia de contrataciones de personal, una política que se repite pese al incremento de enfermos en la época álgida del estío y los calores que ya soportamos. Una situación que se repite con machacona insistencia y que perjudica a quienes sufren los zarpazos de la enfermedad y tienen que soportar, entre otras molestias y deficiencias, la ausencia de intimidad y calor humano que pudieran disminuir estados si no comatosos sí angustiosos y deprimentes.

   He vivido para mi desgracia si no ahora, sí en otro verano anterior, esta situación de larga espera antes de ser atendido convenientemente. Toda una noche sentado en un sillón, rodeados de enfermos, cada uno con su dolencia, que a veces se hacían evidentes con gemidos de dolor y actitudes sollozantes.

   Sí, tengo que decirlo, “me tiemblan las carnes” recordando la situación vivida y que ahora soportan los que pasan por ella. Entiendo el malestar de quienes ahora la padecen como un estigma que presenta todos los signos de perpetuarse en esta época del año. Para el pesar del sufrido ciudadano cuya salud se resquebraja, por lo visto, en el peor momento.

Ver Post >
Que prime la sensatez
José Becerra 07-07-2016 | 10:09 | 0

Que prime la sensatez


JOSÉ BECERRA

Resultado de imagen de imagenes de pelipe gonZALEZ, DIARIO SUR

Felipe González acaba de ser taxativo. En un diario de alcance nacional ha dejado su parecer para esta comedia de la confusión que se está viviendo en las las altas esferas políticas.Antes de que celebre el encuentro en el Comité Federal del PSOE programado para este sábado ha entrado a saco exigiendo que con la abstención se facilite un nuevo Gobierno presidido por Mariano Rajoy, eso sí exigiéndose concesiones  y el compromiso sine qua non, de acatar asuntos que atañen a las pensiones, la educación, el modelo territorial, el empleo y el Brexit, entre otras no menos peliagudas. Apremia tanto a Rajoy para que depongan sus actitudes y sellen un acuerdo para acabar con la situación que amenaza alargarse sine dÍe para asombro y hartazgo de la concurrencia.

La cordura, el entendimiento, la altura de mira y el criterio desapasionado, entre otras virtudes de las cuales no hacen gala precisamente nuestros políticos, que más que mirar por el bien del conjunto de los españoles no perecen sino que miran a sus ombligos respectivos. La política, como muy bien decía un rondeño de pro como lo fue Francisco Giner de los Ríos, que como apuntan sus panegiristas era un hombre incapaz de mentir o callar la verdad “la política es como patinar sobre ruedas, unas veces nos lleva a donde se desea y otras, las más, allí donde nos llevan los malditos patines”. Y ahora, por lo que nos toca, y muy a nuestro pesar, nos están conduciendo hacia un callejón sin salida, por la falta de compromiso en apretar filas en beneficio de la comunidad. Los patines que les mueven conducen a la sinrazón de no posibilitar un gobierno más o menos estable embebidos como están en sus ambiciones personales.

El PSOE, como no se cansan de repetir sus máximos responsables, no parece que vaya  apoyar una candidatura de Rajoy de ningunas de las maneras posibles, lo que no deja de ser un desplante a los casi ocho millones que sí confiaron en su partido, si ustedes quieren tapándose la nariz por el hedor que exhalaban la podredumbre de los corruptos. Pero este tufo no lo exhala únicamente el PP sino a otros partidos en liza, y de eso tenemos sobradas noticias.

Descartados los socialistas, abocados a hilvanar una oposición, a la que ahora apuntan líderes carismáticos del partido, entre otras la andaluza Susana Díaz, quien no suele tener pelillos en la lengua, la pelota está en el tejado de Ciudadanos, del que se espera haga de tripas corazón y apoye al PP, porque nadie entendería que se mantuviera en la repulsa y se nos condenara al disparate de unas nuevas elecciones, con los peligros económicos y sociales que esa situación acarrearía, amén de que seríamos el hazmerreír de Europa. Dislate y chacota que no podemos permitirnos.

Amigos políticos del centro derecha o izquierda, por una vez y sin que sirva de precedentes, entierren sus hachas de guerra. Miren que nos jugamos muchos en el entuerto. Bienvenido sea un gobierno en minoría de Rajoy y que el PSOEn y C´s midan sus fuerzas contra él cada vez que tenga ocasión,que han de ser muchas y de carácter virulento como la práctica del parlamentarismo a ultranza autoriza. Como tiene que ser. Eso mejor a la que se nos condenaría, sin duda con resultados aciagos. Que se imponga la cordura es lo que ahora de verdad importa.

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.