img
Fecha: August, 2016
Pujerra presume de Wamba, su rey godo
José Becerra 26-08-2016 | 9:55 | 0

 

 

Pujerra presume de Wamba, su rey godo

 

JOSÉ BECERRA

 

    Quienes  como yo presumen,  desde lustros atrás,   peinar canas y tuvimos la surte de que nos enseñaran las primeras letras en la escuela – no todos en los pueblos olvidados del interior de Málaga pueden decir lo mismo por mor del atraso económico y, por ende  social  que azotaba el territorio en los años 40,  el cual  obligaba a muchos de mi edad a ganarse el sustento trabajando de sol a sol en el campo -, los que fuimos niños afortunados entonces, se nos quedó grabado para siempre la lista de los reyes godos.

 

  No entendí nunca por qué aquella insistencia de los maestros a que la aprendiéramos de memoria y de que la recitásemos como al Padre Nuestro. Fueron 33 los reyes godos y les ahorro de soportar la retahíla de enumerarlos uno a uno. Si bien, como también se nos imbuyó, fueron los más notables Ataulfo, Teodoredo, Eurico, Leovigildo, Recaredo, Wamba y don Rodrigo, que fue el postrero, en cuyo reinando como saben, se abrieron subrepticiamente   las puertas de Hispania a la Media LunaHistoria y leyenda se entrecruzan y a las carencias fehacientes de una se yuxtaponen los relatos exhumados de la tradición  que animan la otra hasta componer una realidad no por discutible menos acendrada y admitida en el pueblo. O sea, la intrahistoria de la que hablaba Unamuno como meollo para entender de verdad la historia que nos incumbe.

 

     No me lo explicaron en mi edad escolar, y sólo lo supe luego, cuando me afané por la historia y el  rastrear en las insondables raíces de la cultura de la Serranía de Ronda. De la nomenclatura de reyes godos me atrajo siempre la figura de Wamba, que llegó al trono no porque lo ambicionara, sino porque ya anciano y retirado al sosiego del campo y dedicado al cultivo de sus tierras fue reclamado por la nobleza para ser coronado legítimo rey.  Aprendí que Wamba fue considerado uno de los mejores reyes godos, y que gracias a su energía, a su talento militar y a la dura disciplina que implantó en el ejército, pudo evitar la descomposición de la monarquía goda y frustrar el primer intento de invasión árabe en Hispania.

 

    Su advenimiento al trono, cumpliéndose lo acordado  en el Concilio VIII de Toledo, se debió al veredicto del Aula Regia que lo reconoció como sucesor del rey, fallecido en el 672. Su coronación, sin embargo, estuvo precedida de toda una odisea. Empezó ésta cuando una doncella de la corte, natural de Buxarra, (hoy Pujerra, un pequeño pueblo de la Serranía de Ronda, perdido entre las estribaciones de Sierra Bermeja y el curso alto del Genal, rodeado de prolíficos castañares),  quedó encinta por amores ilícitos, viniendo a dar a luz al mismo tiempo que una damisela de la nobleza. Temiendo la pujarreña que le arrebataran su hijo, decidió regresar a su pueblo llevándolo consigo. Cuenta la leyenda que, en la precipitación de la fuga, confundió los hatillos que arropaban a los recién nacidos y huyó no con su vástago sino con el de la noble dama.

 

    Deshecho, tras luengos años,   el error por la matrona que asistió a ambas parturientas, una embajada regia se apostó en el pueblo serrano, pero sus escasos y temerosos habitantes rehuyeron las inquisidoras pesquisas de la milicia. Fortuitamente, se vino a dar, en un apartado rincón montuoso con una mujer que vivía con su joven hijo al cual llamó por su nombre, Wamba,  ocupado en  abrir  grandes surcos en tierras de labor merced a unos bueyes a los cuales dirigía con mañas. No les cupo duda de que estaban ante el sucesor legítimo de Recesvinto.

 

   A grandes rasgos, la historia coincide con la leyenda en torno a la vida del noble godo, aunque difieren en su edad en el momento de ser requerido para ocupar el trono. Históricamente, fue obligado a enarbolar el cetro, amenazado por el acero de una espada; pero se silencia, no obstante el hecho de que el joven cuando fue reclamado como rey dijo que sólo lo sería si del cayado que sostenía y con el que guiaba la yunta de bueyes, floreciera. El relato tradicional argumenta que la vara de chopo floreció en efecto, así que se vio obligado a cumplir con la demanda.

 

    No retornó jamás Wamba a su predio de Pujerra. Fue destronado tras ocho años de reinado. Dicen que el noble Ervigio, que aspiraba a ocupar su lugar, le dio un narcótico, le cortó el cabello, le vistió de monje y le colocó en un ataúd. Al despertar, se retiró a un monasterio, renunciando a la corona. Una novelesca vida la del rey pujarreño  que sigue esperando que alguien le imprima color y forma. Pujerra puede presumir de su rey godo por derecho propio.

 

     

 

Ver Post >
Nuevo elenco de políticos
José Becerra 22-08-2016 | 8:28 | 0

 

Si como es de suponer y en vista de lo que venimos presenciando en el obscuro e hiriente panorama político con el que nos levantamos y acostamos, en el que parece irremediable que se hayan de soportar las terceras elecciones para oprobio de la democracia que nos dimos años ha, muchos pensamos que no sería descabellada una protesta ciudadana  reclamándose  la presencia de nuevos políticos y envío a sus casas de los más representativos del momento que no han sabido o no han querido – no se sabe que es peor – solucionar el atolladero en el que se encuentra España.

La multitudinaria asistencia a este pataleo público estaría garantizada porque la rabia ciudadana habría llegado a su culmen y no parece que fuese descabellada exteriorizarla a voz en grito, que la voz del pueblo es justo que se eleve en situaciones  como en las que vivimos en las que la clase política del momento hace caso omiso a las exigencias del pueblo llano harto de tantas imposturas y dimes y diretes que a nada conducen. Se ciernen sobre nuestras cabezas amenazas sin cuentos como podrían ser las derivadas de la confluencia con Europa y sus exigencias inaplazables, la asfixia económica de las Comunidades y Corporaciones Locales, el atolladero de los pensionistas que verían sus mensualidades ostensiblemente esquilmadas, entre otros males que vendrían a poner en la picota los avances que en lo económico, social e institucional se han logrado cimentándolos para en bienestar general.

Sin acordar el Techo de Gastos y, consecuentemente, aprobar los Presupuestos Generales, nos moveremos todos en la cuerda floja por mor de la incapacidad, el desvarío o la insensatez de quienes se les llena la boca de decir que obran en el bien de España pero no hacen nada, y nada es nada (¿les suena esta iteración?), para aliviar los males que la aquejan.

En el horizonte las terceras elecciones para el bochorno y la rabia del país y la burla de quienes nos contemplan allende fronteras. Lo dicho, se impone una nuevo elenco  de políticos con más altas miras y menos mirarse la propia región umbilical, o sea, el ombligo.

Ver Post >
Mano tendida a la Serranía de Ronda
José Becerra 18-08-2016 | 12:13 | 0

Mano tendida a la Serranía de Ronda

Ronda y la Serranía a la que engloba padecen un acusado déficit en lo que atañe a las comunicaciones que unen a los diferentes pueblos de su ámbito entre sí y con el exterior. Carreteras que dejan mucho que desear en sus trazados y accesos deficientes en su trazado que colman la paciencia de quienes lo transitan o, lo que es peor, ponen en peligro su integridad física. Escollos éstos que no son precisamente un aliciente para quienes disfrutan días de asueto y aspiran a dejarse caer por estos lares, algo que potenciaría un turismo que podría erigirse como piedra angular para el desarrollo y refuerzo del tejido industrial y productivo de la zona.

El Partido Popular de la Comunidad Autónoma se ha pronunciado recientemente a este respecto. El parlamentario Félix Romero, entre otras figuras políticas rondeñas destacadas, de las que era conmilitón, ha venido a la ciudad del Tajo a dar cumplida cuenta del Plan de Dinamización, que como proyecto ya ha sido depositado en el seno de la Comisión de Turismo. La pretensión es que la Consejería a la que se ha dirigido tenga a bien impulsarlo, haciéndose hincapié en que Ronda y la Serranía figuren con todo derecho, a tenor de su importancia,  en las guías y diseños que promocionen el turismo en el ancho solar andaluz.

Pretensión ésta que lleva pareja la modernización de las comunicaciones viarias, condición sine qua non, para que este turismo al que se aspira se desarrolle y resulte competitivo con otras demarcaciones de la región. Aquí será la Consejería de Fomento la que tiene mucho que decir para  llevar a buen puerto el inaplazable proyecto.

Bien es cierto que el ancestral aislamiento que venía sufriendo la comarca se mitigó en décadas recientes por las inversiones en infraestructuras, pero también lo es que el tiempo ha ido dejando su impronta perniciosa en ellas y se impone la revisión urgente para que ofrezcan la más óptima apariencia.

En definitiva, está en el ánimo del Partido Popular, el cual ha recibido el beneplácito de la Diputación de Málaga, como no podía ser de otra manera, implicar a la Administración del Estado para que  el objetivo no haga aguas y cuaje de manera definitiva. De esta conjunción de organismos autónomos y estatales  se espera presten su apoyo para dar  salida a un problema acuciante  que favoreciendo infraestructuras y comunicaciones redunde en la creación de empresas turísticas capaces de absorber una mano de obra juvenil que es abundante en la zona y que da palos de ciego para encontrar un puesto de trabajo que venga a paliar situaciones sociales conflictivas. Tenderles la mano se impone por derecho.

 

 

 

Ver Post >
Corcheros de la Serranía de Ronda
José Becerra 15-08-2016 | 9:56 | 0

Foto: Ronda Travel

Resultado de imagen de imagenes de corcheros de Ronda

Corcheros de la Serranía de Ronda

José Becerra

Pasan años y siglos y los corcheros de Ronda y la Serranía continúan  subiendo al monte  bien entrado el verano y sin temor a los días de rigurosa canícula, dispuestos para llevar a cabo  la saca del corcho antes  que transcurra  el tiempo propicio para esta penosa labor.

Ascienden las reatas de animales de carga por senderos casi imposibles, arreados por quienes tienen como misión desnudar el alcornoque de su coraza de corcho, algo que  hacen  con el pundonor y ritual  de quien arrebata su vestimenta a una vestal que gana gracilidad y gentileza expuesta al deleite del  airecillo de la sierra.
Oficio antiguo donde los haya, el corchero de Ronda o de los pueblos limítrofes en este quehacer atávico cuya enseñanza se transmite de padres a hijos y se aprende allí donde el monte – destellos  de sol atravesando la floresta creando irisaciones antes de acariciar el erial montuoso – se despuebla de presencia humana y el silencio reinante no se quiebra sino es por el trino suave de un estornino atrevido o el graznar bronco de un aguilucho que atraviesa el aire con la rapidez de una flecha, espantado quizás por la intromisión de desconocidos en su predio montaraz y que fugazmente busca la salvación en el cielo que cubre la foresta.

Pero el corcho rondeño y serrano, más allá de la sublimación de un oficio  ancestral con toda la carga romántica que conlleva lo antiguo e imperecedero posee una vertiente económica nada despreciable. Que se lo digan si no a los ayuntamientos de Ronda, Montejaque y Cortes de la Frontera y el importante arrimo que significa para sus arcas no siempre boyantes.

Substanciales sumas de euros vendrán a engrosar el Consistorio de Ronda en concreto con la “saca del corcho” de los Montes de  Propio, que en la temporadas actual ha resultado ser de excelente calidad como puede verse en los “patios” donde se exhiben más que se amontonan para que se pueda apreciar lo especial de su textura.
Hachas al hombro, única herramienta empleada hasta hora por mucho que la mecanización trate de imponerse, los corcheros otean en las madrugadas el tajo que les ocupará durante buena parte del día. Los pasos cansinos de los jumentos que luego transportarán la carga siguen a los suyos no menos decaídos, monte arriba, hasta llegar al lugar propicio para la labor. Luego rucios y dueños bajarán más apesadumbrados por la carga pero barruntando quizás el descanso y el renuevo de fuerzas para el día siguiente.

¿Serán conscientes de que brindan  cada año por estas fechas una de las estampas más sugerentes de una perdurable  tradición y cimientan la continuidad de un duro oficio que se mantiene desde siempre con pocos cambios y sin solución de continuidad?

Foto : Ronda TRavel

Ver Post >
Un primer paso satisfactorio de Albert Rivera
José Becerra 11-08-2016 | 9:30 | 0

 

Resultado de imágenes de imagenes de albert rivera, diariosur

Un primer paso satisfactorio de Albert Rivera

Puede que haciendo de tripas corazón, pero C´s dio un paso adelante y consintió un Gobierno presidido por Rajoy evitándose así, todo lo hace aventurar, una repetición de elecciones que serían catastróficas para el país y, por supuesto, para la pervivencia de algunos partidos políticos enredados ahora en una manifiesta animadversión contra el presidente en funciones y todo lo que exhale olor a podrido dentro del Partido Popular. Va  extender el líder de la formación naranja sus cartas sobre la mesa de negociación, entre ellas, la más significativa, la de que se llegue hasta el final en la cuestión de la financiación irregular de los populares o caso Bárcenas. Esta resulta la más peliaguda, pero se extiende el parecer de que también se soslayará con éxito: el presidente en funciones no podrá poner reparos a la regeneración de la vida democrática exigida.

En Rivera ha primado la cordura y su actuación, hay que reconocerlo, responde a un sentido de la responsabilidad y la generosidad plausible a todas luces. ¿Que teme correr el riesgo de ser vapuleado en unas terceras elecciones? Puede ser, pero está en su derecho obrar también en defensa de los propios intereses de su partido. Algo que otros olvidan haciendo oídos sordos a la marea de sensatas razones que vienen esgrimiéndose un día sí y otro también.

Rivera no ha solicitado sillones a cambio; lo mismo ocurrió cuando prestó apoyos en los gobiernos de Andalucía y Madrid. Eso le honra. Ha optado por tender la mano y facilitar un gobierno que nos aleje a todos de momento de la incertidumbre en la que nos sumíamos de cara al futuro más inmediato. Ha demostrado que sus palabras de exigir `la hora de los estadistas´ emitidas repetidamente cobra visos de realidad. Esperemos que todos las secunden.

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.