img
Fecha: September, 2016
Líderes agotados
José Becerra 08-09-2016 | 12:00 | 0

 

El plantel de primeros espadas de la política española actual- permítase el símil taurino- no da más de sí, y no precisamente porque suden la camiseta atendiendo a nuestras necesidades más perentorias, las de los que ilusionadamente los votamos en su día. Han llegado a una situación que por las enconadas relaciones entre ellos y la falta de entendimiento que despliegan mucho se duda que lleguen a entusiasmar a quienes desapasionadamente les contemplan, a saber los que no pertenecemos a ningún partido pero que en su día, mediante el oportuno voto, les entregamos las riendas del país con la esperanza puesta en que salvaguardaran nuestros intereses, el de los españolitos de calle, los que ahora andamos más que desorientados, cabreados y sumidos en un desaliento opresivo.

   Urge un cambio drástico en la nomenclatura – Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias – e impera el deseo de que vengan otros a sustituirlos ya que más que una solución para los males de toda índole que nos aquejan – sociales, económicos e institucionales, y pare usted de contar – se están erigiendo como un escollo insalvable.

   El presidente en funciones, de cuyas buenas intenciones no cabe dudar, no acierta a conseguir el pláceme de sus oponentes, pero a la vez se muestra inconmovible escudado en la mayoría de escaños obtenidos en las elecciones de junio y no hay dios que le haga su brazo a torcer (tan poco creemos que ceda ahora, después de destaparse el caso del exministro Soria que está suponiendo un severo varapalo para las filas del PP).  Rajoy y su “genio y figura hasta la sepultura”, que dice el sabio refranero castellano y del que hace constante gala. Férrea voluntad de consenso que se ha estrellado en la coraza hermética que blande su oponente, el adalid del PSOE, Pedro Sánchez, como acabamos de ver y que ha forzado el fiasco de su candidatura. No ha esgrimido éste razones poderosas para su determinación, aparte de su ofuscación y empecinamiento en negarle el pan y el agua a su oponente, al que no ve sino como un enemigo irreconciliable a batir sin remisión.

   Rivera, por su parte, basculando entre dos fuegos, a nuestro entender dando palos de ciego y una veces tiende la mano a socialistas y otras a populares y viceversa. Nada más se supo fallida la investidura de Rajoy vuelve al parecer sobre sus pasos y no hace ascos  a otro entendimiento con Sánchez: Borro el digo y digo Diego.

¿Y qué decir de iglesias, empeñado en una salida imposible? Sigue hablando de cambio, pero dejó atrás lo de progreso. Sus disparatas propuestas sigue siendo un órdago para hacer ganar al líder socialista y desterrar a su principal oponente.

Hace guiños a Sánchez, quien por lo pronto se muestra displicente, pero  buen a buen seguro que abrazaría su causa si le dejaran; eso le da fuerzas para seguir en su obcecada pretensión. “¡Mi reino por un caballo…!”, como clamaba el rey inglés Ricardo III, cuando veía las de perder, en el pasaje inmortalizado por Shakespeare.

Líderes amortizados y agotados a todas luces. Nos están llevando a un pozo sin fondo con consecuencias imprevisibles. Urgen varas nuevas en el plantel de las primeras figuras de la política. Los de hoy se muestran agotados y sin posibilidad de resurgimiento, al menos con bríos para sacarnos las castañas del fuego a la sufrida ciudanía y por lo clamamos inútilmente. i

 

 

Ver Post >
Refulge Ronda en la Feria de Septiembre
José Becerra 04-09-2016 | 10:37 | 0

 

Refulge Ronda en la Feria de Septiembre

Se presentaron las Damas Goyescas con la pompa requerida ante los medios de comunicación encargados de propulsar el vistoso evento a los cuatro vientos. Un acontecimiento rayano en el rito en los días finales del verano, cuando ya se asoma en el horizonte la Feria de Septiembre con el esplendor y el jolgorio que la caracteriza. Evento de enorme poder de convocatoria, incluso de alcance internacional –no hay más que ver la proliferación de personajes de toda índole y cariz  que se dejan caer por aquí en estos días.

Si existen ciudades en Andalucía que ejercen intenso poder de seducción sobre las imaginaciones Ronda y su Feria septembrina es una de ellas, sino la principal. Pone en juego para ello los poderes que le conceden su carácter monumental, entendiendo el adjetivo más que por sus dimensiones por el número y valor artístico e histórico de los monumentos que encierra.

A principios del pasado siglo, las jóvenes de las clases pudientes soñaban con su ` puesta de largo `, un acto social que les servía de presentación oficial en el círculo de la sociedad de su tiempo. Era un evento que anunciaba el paso de niña a mujer, adiós a la edad de la pubertad y bienvenida a la edad adulta, capaz ya de merecer galán y familia independiente. Las jóvenes  de Ronda, creo que en cualquier época, lo que han soñado siempre es con vestir las galas de Dama Goyesca una vez alcanzada la edad conveniente.  Es lo que pensarán las poco más o menos  quinceañeras rondeñas, puesta ya las ilusiones en el acontecimiento que por estas fechas de cada año revoluciona a la ciudad de pies a cabeza.

Para ellas es un honor aparecer en el parco principal del famoso coso taurino rondeño ante el  enfervorizado público que jalea las faenas de los diestros de turnos, entre los que no puede faltar el que pertenezca a la descendencia de Antonio Ordóñez, el maestro por antonomasia.

Sol a raudales, lujuriosas tonalidades cromáticas, miradas cómplices de famosos acodados en las barreras. Jamás un coso taurino reunió tamaña magnitud de elementos capaces de suspender el ánimo y suscitar la emoción. Tarde espléndida en la que se conjugan los dos pilares que sostienen un espectáculo taurino único: en el albero el arte de la tauromaquia quintaesenciada en la escuela rondeña y la belleza luminosa de su mujerío. Magia sin cortapisas.

           RONDA toda,  un único clamor,

           el sol casas señoriales blanquea.

          En la calle una beldad  coquetea

         ¡Sus ojos verdes van pidiendo amor!

        Vino, toros, mujeres: esplendor.

        Un mozo pinturero donjuanea,

        a lomos de un cuatralbo  que espolea.

        La feria septembrina un  puro hervor.

        En la plaza que un rey Borbón dejó hecha,

      tres  famosos diestros se han saludado.

       La muerte en los toriles acecha.

      Del tendido    un suspiro  se ha alzado,

      y  una oración sube como una endecha

      por Antonio Ordóñez,  nunca olvidado.

 

 

Ver Post >
Terceras y navideñas elecciones
José Becerra 01-09-2016 | 9:27 | 0

Terceras y navideñas elecciones

Fracasó la investidura de Rajoy como era de esperar dado el empecinamiento de Sánchez que no parece tener otra aspiración que ver cómo su contrincante muerde el polvo como lo hizo él sin tener en cuenta que la situación es bien distinta. El número de votos  a favor del presidente en funciones ha sido mucho más elevado que los conseguidos por el líder socialista en su momento. Pero los socialistas pasan por alto esta circunstancia y continúan contra viento y marea en su negativa. Están n su derecho, que eso nadie osa discutirles, pero cree uno, en su parquedad en los conocimientos  de los intríngulis de la cuestión, y viendo el panorama que sirve de fondo   la situación del país que viene cobrando tintes cada vez más sombríos, que se debería hacerse un esfuerzo  por parte de todos los políticos que nos dirigen – más mal que bien si se oye el clamor de la calle -para llegar a un punto de entendimiento. No se da un paso en la dirección correcta y la anómala situación nos abate hoy más que ayer y menos que mañana, según van transcurriendo los acontecimientos.

Confirmada la adhesión de Ciudadanos al Partido Popular, por muy a  regañadientes que haya sido, queda el escollo hasta ahora insalvable de arrancar el “sí, quiero” al PSOE para  la anhelada por sus acólitos investidura de Rajoy, para la cual también valdría   la mera abstención. Un objetivo final para  de que una puñetera vez tengamos un nuevo Gobierno en España, y perdonen el exabrupto suave, que mucho me temo que será más contundente y agresivo en buena parte de la población harta de las veleidades de nuestros políticos del momento.

Si como parece no queda más remedio que acudir de nuevo a la cita con las urnas (quien lo haga, que no serán pocos quienes, escarmentados y cabreados hasta el paroxismo,  pasarán por alto esa, hasta ahora inexcusable compromiso ciudadano), deberán calibrar más que nunca a quienes apoyarán con su voto, porque el peligro de que todo siga igual como hasta ahora nos acecha. Y si así ocurriera, porque insisto los resultados no podrían variar un ápice de los que hoy conocemos, se habría hecho un pan como unas tortas, que decimos campanudamente.

Y lo que hoy está en el candelero es que se va a volver a solicitar al Jefe del Estado la investidura para la formación  de un Gobierno sin contar con los apoyos necesarios del Congreso de los Diputados, ya que aún contado con la aquiescencia de Ciudadanos, que está por ver, Rajoy necesitaría, como es público y notorio, la abstención del PSOE, cuando éste bascula entre ella y  la negativa categórica, como también es archiconocido por la ciudadanía.

Sánchez se aferró a su candidatura como a un clavo ardiendo y salió mal parado; ahora desea hacerle tragar la amarga medicina a Rajoy, que mucho es de temer que siga sus pasos (craso error), y sin los apoyos necesarios sucumba sin lograr su objetivo. Con lo que se pondrá de nuevo  al Rey  en un brete, confiando en los políticos que dieron a entender una situación bastante alejada de la realidad.

Perspicaces críticos de la situación política actual culpan al líder socialista de mirar más por sus intereses personales que por los de España. No se entiende bien su obstinación en cercenar toda posibilidad de entendimiento para la consecución de un Gobierno que venga a poner fin a una situación económica, social e institucional que no puede sino aportarnos males para todos.

Cariacontecidos por mor de esta tesitura irreductible no queda otra que acudir a votar, quién así lo juzgue conveniente, por tercera vez y esta vez al finalizar el Adviento, para mayor inri. Navidad, turrones, champán   y papeleta en ristre. Fun, fun, fun.

 

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.