Desidia de la Junta de Andalucía

Resultado de imagen de imagenes de acinipo

 

Desidia de la Junta de Andalucía

José Becerra

“A perro flaco todo se le vuelven pulgas” es un dicho que en la comarca de Ronda argüimos cuando algo se suma a las desgracias que ya nos cayeron encima y que soportamos con más o menos estoicismo. Es un aserto indiscutible que la Junta de Andalucía no tiene en sus predilecciones a los parajes rondeños a la hora de distribuir sus mercedes por el ancho solar andaluz. Al menos es lo que da a entender el grupo popular que no ha tenido reparos en hacerlo público días atrás, alegando el malestar creado entre la vecindad rondeña y serrana que no tiene por menos en reconocer tácita o explícitamente la dejadez que soporta por parte del ente autónomo.

Se ha hecho hincapié en tres cuestiones cuya dejadez está levantando ampollas en la ciudadanía, a saber, el acceso peatonal del hospital de nuevo cuño, (centro ya puesto en marcha felizmente),que obliga a jugarse el tipo a quien tenga la necesidad de acercarse a sus instalaciones a pie por las más variadas razones. Al parecer, ha salido al quiebro la Diputación de Málaga anunciando una aportación del 50 % de la inversión requerida para dar cumplimiento a esta incuestionable y urgente necesidad, aún a sabiendas  del que costo total correspondería  a la Junta. Obras son amores…

En otro orden de cosas, que dicen los políticos grandilocuentes, está en lo que toca a las infraestructuras de la zona, la variante Este de Arriate, cuya contrata se encuentra paralizada  nada menos que desde  más de 10 años atrás, que ya ha llovido, y que abona una flagrante dejadez. Y, para mayor inri,  que apesadumbre a quienes manifestamos apego por las reliquias históricas que perduran a través de los tiempos en el solar hispano y que hablan de un pasado esplendoroso que no conviene olvidar, está el yacimiento arqueológico de Acinipo que hace años espera se le conceda la atención que merece y su puesta en valor suceda más temprano que tarde.

Importa tener presente  y no echar en saco roto que la Ley del Patrimonio Histórico que data de 1985 tiene entre sus principales preceptos “poner al servicio de los ciudadanos y no de unos pocos como se hacía en la Ilustración, favorecer medidas que propicien el acceso del público a los bienes culturales”.

Acinipo merece toda la atención que merecen los monumentos que  perpetúan momentos históricos del pasado. Cuidemos estas vetustas piedras que fueron testigos de hechos y personajes de nuestra intrahistoria, entendida esta alocución, según Unamuno, “para designar la vida tradicional que sirve de fondo permanente a la historia cambiante y difícil”. No nos vale la desidia de la Junta al respecto.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.