Guardia Civil, siempre eficaz y necesaria

Resultado de imagen de imagenes de la Guardia civil, diario sur

Guardia Civil, siempre eficaz y necesaria

La Guardia Civil acaba de probar su eficacia contra quienes delinquen y se saltan a la torera principios y leyes establecidas. Ha sabido, poniendo el empeño y buen hacer que honra y caracteriza a la institución, resolver el horripilante caso de la muerte violenta de Diana Quer y detener al presunto homicida, hoy entre rejas. Sin prisas pero sin pausas ha resuelto un caso que había traído en vilo a la familia de la desafortunada víctima y ocasionado el interés de media España. La ciudadanía no puede por menos que admirar y agradecer el empeño y la tenacidad de los agentes que han logrado esclarecer el tenebroso y luctuoso suceso.

“El honor es mi divisa” reza como un timbre de gloria en el opúsculo que ensalza la labor y entrega de la Guardia Civil en beneficio del bienestar ciudadano. Servicio y sacrificio son distintivos del instituto armado que tantas pruebas de lealtad y heroísmo ha venido transmitiendo a lo largo de su historia desde su fundación en 1845 a manos del Duque de Ahumada. Pero mucho antes de mediar el siglo XIX, la que posteriormente sería conocida con el apelativo de “Benemérita”, había destacado por la defensa a ultranza de los caminos enrevesados del suelo patrio dando fiel testimonio de su celo en defensa de cuantos cruzaban de norte a sur la accidentada geografía peninsular.

Acabada la Guerra de la Independencia obscuros y caóticos tiempos se adueñaron de sendas y caminos del solar patrio; en ellos establecieron sus reales bandidos y facinerosos de la más violenta calaña. Pero allí para hacerles frente estaba la Guardia Civil que con denuedo combatió sus desmanes. Y así hasta nuestros días dando pruebas evidentes de perseverancia en su trabajo y eficiencia en el seguimiento de desmanes hasta esclarecerlos, merced además con el conocimiento del terreno en el que se mueven y su compromiso indeleble con la democracia que en su día nos dimos.

Bajo estrictos criterios de calidad y selección, que imperan hoy día, el instituto armado garantizó siempre con entrega y honor la defensa de vidas y haciendas amenazadas o puestas en peligro por la delincuencia o transgresión de las leyes. ¡Larga vida a los cuarteles de la Guardia Civil en las ciudades más populosas hasta los pueblos menos poblados y recónditos! Siempre fueron y serán garantes de nuestra defensa y seguridad. Algo que siempre hemos de agradecer y exaltar sin tapujos.

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More