Revés para una ansiada línea ferroviaria

Una larga lista de compromisos Archivo SUR

Revés para una ansiada línea ferroviaria

JOSÉ BECERRA

Se venía afirmando por sirios y troyanos que el eje ferroviario Bobadilla-Algeciras, o al contrario que tanto monta, sería una realidad más temprano que tarde. El Gobierno, bajo los auspicios de Rajoy, lo consideraba como “prioridad económica absoluta”, afirmando que los Presupuestos Generales atenderían esta demanda con premura por muy restringidos que fuesen. Nuestro gozo en  un pozo. No parece que la renovación de esta línea que nadie pone en duda vaya a tomar cuerpo en los próximos años, o si lo hace avance a paso de tortuga. Unos y otros partidos se tiran los tiestos de esta cuestión  a la cabeza, la cual  permanece enquistada sin que vislumbre pronta solución. Más allá de que quienes  ostentaban el poder en España antes y los que presumen de ello ahora, culminado el resultado de la moción de censura ganada por el PSOE, hayan manifestado la necesidad de potenciar este enclave de conexión; es más, lo soslayan, haciendo caso omiso las exigencias de la Unión Europea que determinó, tras revisar el desarrollo de la Red Europea de Transporte, la solución del problema antes del año 2020. Largo me lo fiais, parecen decir los políticos de uno u otro signo que se inculpan unos a otros, y “la casa sin barrer” que decimos por los lares malagueños, ya que no se atisba que nadie quiera mover un dedo para hacer frente a tan inaplazable cuestión que afecta de lleno el desarrollo económico del Campo de Gibraltar, y de rechazo, al de  Andalucía. Desde el Partido Popular se pone de manifiesto con voz en grito que entre PSOE y Podemos se hayan confabulado para no dejar rastro en los Presupuestos Generales de los 350 millones destinados “a agilizar y acelerar la finalización del tramo ferroviario entre Bobadilla y Algeciras antes de 2021”, cuando, si las hemerotecas no nos engañan,  eran los socialistas quienes reclamaban aumentar las partidas económicas para esta cuestión, en fechas en las que  ni soñar podrían llegar a regir los destinos del país en 2018. Lo que nos hace pensar que quienes ahora lo lograron hacen caso omiso a la pretensión, borrándolo de los Presupuestos, no sabe uno bien con qué intenciones. ¿Habría que incidir en la cuestión  de que esta línea férrea de alrededor de 180 kilómetros resulta esencial para enlazar Algeciras con el resto de Europa? ¿Son conscientes quiénes ponen palos a las ruedas del progreso (nunca mejor empleada la metáfora) de la zona gaditana, malagueña, y por ende, andaluza, obviando este eje, obran en detrimento de su desarrollo y progreso en las próximas décadas?

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More