img
Reyes Magos en apuros
img
José Becerra | 31-12-2018 | 13:02

FIN RUTA ESTACION TREN DE BENAOJAN

 

Reyes Magos en apuros

JOSÉ BECERRA

Sus Majestades de Oriente se encuentran este año que está a punto de comenzar en una tesitura que les impide arribar con la parafernalia obligada en la estación de RENFE de Benaoján ese día, el 6 de Enero, consagrado para el regocijo de menores y en contento de los padres. Venían haciéndolo en tren desde diez años atrás, cada mañana, en ese día mágico que esperan alborozados los “peques” del lugar. En otros parajes de la provincia, Málaga ciudad incluida,  la algazara infantil estalla en las calles de  esa jornada  de inquietudes y sueños infantiles al paso de las carrozas engalanadas con los Reyes a bordo; aquí, en este pueblo serrano, emporio del chorizo y el “pata negra”, venía efectuándose  su bullanguera arribada a bordo del tren que cada día venía cubriendo la distancia entre Algeciras, Ronda y Bobadilla.

Pero he aquí que esa línea ferroviaria sufre un corte en el normal discurrir de los convoyes a causa de una gran avenida de aguas desatadas producto de un temporal lluvioso que asoló la provincia y en particular a este pueblo señero del Valle del Guadiaro. Un  intenso temporal que asoló la zona en el pasado mes de octubre. El fallo de la infraestructura férrea se localizó en un lugar anterior a la estación de Ronda por lo que las vías entre la Ciudad del Tajo y Algeciras no sufrieron daños irreparables: la circulación podría reanudarse sin peligro patente por estos tramos. Es lo que no acaban de entender, según informan fuentes del Ayuntamiento benaojano, la vecindad. La propia alcaldesa, Soraya García, no ha tenido por menos que expresar su descontento haciéndose eco del malestar generalizado en la población, habida cuenta de que ésta era una tradición que ya contaba con arraigo y que los menores del municipio esperan con  la natural algazara e ilusión.

Se barajan varias posibilidades que vengan a solventar y faciliten la llegada de sus Majestades de Oriente.  Van desde  que arriben en un helicóptero a que lo hagan en un globo, con tal de que el encanto del día no sufre merma en esa población infantil que lo espera con la natural complacencia.

Sus Majestades de Oriente tienen un problema para su arribada a Benaoján y es de esperar que se resuelva sin quebranto para mantener la ilusión quienes  esperan el día con el consabido entusiasmo. Las autoridades tratan de solventar el problema con ahínco; otra cosa es que lo logren. Como asimismo el acuciante problema de incomunicación que sufren, además de este pueblo, los aledaños  de Jimera de Líbar y Cortes de la Frontera, cuyos primeros ediles no ocultan su malestar por el corte de la vía férrea, que sin motivo  fundado les aíslan. Motivo por el cual no se descartan protestas que habrían de desembocar en la creación de una plataforma conjunta  reivindicativa hasta que el atasco que sufren sus municipios respectivos no se resuelva satisfactoriamente.

Hasta entonces, por lo pronto, cabe esperar la probable llegada de los Reyes aunque sea utilizando  tirolinas; ya saben, esa polea suspendida por un cable con inclinación y que puede salvar distancias desde lo más alto a lo más bajo. No sería mala idea, pero que exigiría más que Reyes bondadosos, bien adiestrados y valerosos, dicho sea de paso y no sin cierta sorna.

 

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.