Convulsiones políticas | La provincia a vuelapluma - Blog diariosur.es

Blogs

José Becerra

La provincia a vuelapluma

Convulsiones políticas

Convulsiones políticas

JOSÉ BECERRA

Vivimos tiempos convulsos en la política del país. Se observa un  escenario cambiante que no a pocos nos sorprende cuando no produce si no pavor, sí segura conmoción. Se resquebraja la derecha de siempre, hasta ahora un pilar único y firme,  y se fracciona  a ojos vista. No se puede hablar ya de “la derecha” sino de “las derechas”. Cierto es que, sin abrazar abiertamente el ideario de Vox, pero sin hacer ascos a sus votos para obtener el gobierno de Andalucía, se puede hablar de una alianza que tiene como protagonistas indiscutibles  al Partido  Popular y Ciudadanos: la nueva derecha se abre paso y, cambiante en su composición, es predecible que obtenga réditos importantes en las confrontaciones electorales que están al caer, a saber, las municipales,  autonómicas y generales que ya asoman el cariz por el lontananza político de aquí a pocos meses.

Si Vox consigue sentar sus reales en el Parlamento de Andalucía, como parece que va a suceder a tenor del escenario político que ahora toma cuerpo, presenciaremos como tras mostrarse el fraccionamiento de la derecha puede al mismo tiempo posibilitar la fijación de gobiernos conservadores en las elecciones que están al caer. Una cosa no quita la otra. El panorama político que muy bien pudiera contemplarse rompería esquemas anteriores y otro novísimo nos sería dado a conocer.

En los meses últimos del 2018 que ya es historia hemos presenciado una segmentación de la derecha que hasta ahora se había mostrado inédita. Un nuevo escenario político ha tomado cuerpo: el Partido Popular flaquea a ojos vista, pero la corriente de la derecha se muestra arrolladora si a esa formación política se le suma el caudal proveniente de la de Ciudadano y Vox, emergente ésta última merced al logro obtenido en las últimas elecciones andaluzas. Si no se ejerce sobre el partido de Abascal  un  “cordón sanitario”, como es de suponer que no ocurra porque sin su apoyo no es posible que el popular Juanma Moreno se alce con la presidencia de la Junta, es presumible un ascenso fulgurante de conservadores en las consultas electorales que habrán de celebrarse en este año que ahora acaba de iniciar su andadura.

La coalición de los tres partidos que en Andalucía pueden  haber hecho saltar por los aires a un PSOE asentado contra viento en marea no deja de ser un experimento culminado con  éxito, perfectamente transmisible al resto de España, como es presumible que ocurra. Se barrunta una oposición exaltada entre las derechas y las izquierdas tanto en el Parlamento, en el que habrán de medir  a diario sus fuerzas, como en la calle en donde se han de mirar las coaliciones  con suma atención por lo novedoso de un experimento político hasta ahora inédito en el suelo patrio.

Un nuevo sistema de gobierno  se vislumbra si de hecho la coalición que de momento parece tomar cuerpo en el suelo andaluz toma definitivo cuerpo. Cierto es que Vox, que no puede disimular su enfado en cuanto se siente poco menos que ninguneado por los dos aliados, PP y Cs, de ahí que les enseñe los dientes, sin ir más lejos en lo que respecta a su ideario sobre el maltrato femenino. Quiere dejar constancia de su presencia en el tripartito y no renuncia a su  ideario.

Se barruntan días de turbulencia parlamentaria y de no poco encono ya que el pretendido gobierno de la derecha no cuajará si el apoyo de Vox brilla por su ausencia, como desde sus filas lo afirman sin cortapisas y dejando con meridiana meridiana claridad  las pretensiones que reflejan las  palabras del propio Abascal: «Si quieren los votos de Vox, tendrán que sentarse con Vox para escuchar el programa electoral que representan nuestros 12 diputados». Así de tajante se ha mostrado el líder de la nueva fuerza que viene empujando con tesón. Quien tenga oídos que oiga perece ser la conclusión a la que han llegado y que como decimos por estas tierras de la Ronda serrana “ no se bajarán del burro” así como así. Su propuesta no no se queda solo en su ideario sobre la violencia de género, teoría ésta que se enfrenta de manera visceral  con  la que sostienen PP y Cs, sino que van más  allá y atañen  a las empresas públicas de la Junta y la reducción fiscal con cuyo mantenimiento no comulgan.  En resumen,  un galimatías sin resolver que todavía sigue impidiendo un acuerdo entre las tres formaciones políticas capaces de  lograr  el supuesto derrocamiento  de Esperanza Día si  llegasen a  un acuerdo eficaz y definitivo.

 

Un sitio donde hablamos de cosas de Málaga y la provincia

Sobre el autor

Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.


January 2019
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031