Cambio | La provincia a vuelapluma - Blog diariosur.es

Blogs

José Becerra

La provincia a vuelapluma

Cambio

Cambio

JOSÉ BECERRA

 

No creo que se haya repetido cualquier otro vocablo con mayor intensidad en los últimos días. La consigna parece haber sido corearlo  hasta la saciedad en todos y casa uno de los discursos pronunciados por quienes ansiaban que soplasen nuevos vientos sobre esta Andalucía nuestra no pocas veces vejada. Esos que esperaban diferente acontecer en el proceso político imperante hasta hoy  en sus tierras y vecindades. “Cambio” ha sido la palabra insistente y mágica usada una y mil veces por quienes deseaban desalojar al PSOE del poder en el que se instaló más de tres décadas atrás. Expresión que presumimos  alentaba a aquellos que  se acercaron el pasado 2 de diciembre a las urnas y en ella depositaron su voto con ánimo de lograrlo. Y así ocurrió finalmente. “Cambio”, palabra emitida insistentemente y que tomó cuerpo sirviendo para desterrar a quienes tanto tiempo llevaron las riendas de Andalucía dejando un reguero de trapìsondas  e intrigas, que ahora se aspira a que sean historias funestas, cegando propósitos de continuación de desmanes para que éstos no se vuelvan a repetir.

   El mensaje de Moreno Bonilla tras la victoria conseguida,  además de hacer ver la satisfacción de la aspiración cumplida y el reto de poder ofrecer a sus electores el corolario de haber vencido en buena lid, ha venido acompañado de unas explicitas intenciones de gobierno que no deberían echarse en saco roto. Sus buenas intenciones merecen que se le otorgue un voto de confianza. Ha tenido que lidiar para obtener la victoria final ante una situación peliaguda como fue tratar de mediar entre las enconadas posiciones de quienes han acabado por darle la victoria. No habrá sido fácil  aunar voluntades y determinaciones enquistadas, y lo seguirá siendo si no hay voluntad por parte de los protagonistas de este cacareado cambio, si a lo largo de la legislatura no ceden en  sus convicciones enroscadas y siguen despreciando a quienes les dieron la mano para el triunfo final.

   Y cuantos miramos desde la sombra o la distancia la ejecutoria del novísimo gobierno emergido de las urnas parece obligado que demos un tiempo prudencial para calibrar el alcance de sus direcciones y trayectoria. Lo que conlleva no hacer demasiado caso a las incendiarias proposiciones de quienes perdieron el ordeno y mando durante tan dilatado tiempo sin que jamás nadie se haya atrevido a eso que ahora se ha dado en llamar con razón “remover las alfombras” (por mucho repetido no menos concluyente) para extraer y limpiar el polvo acumulado por tan largo período socialista.Los mismos que,  por supuesto, no han de parar de poner impedimentos para que los que ahora toman el mando trastabillen y caigan sin remisión sobre ellas sin obtener su aspiración de limpiar y dar brillo a lo que hasta ahora sido poco menos que un cenagal.

   Hay quienes ya apuestan porque lo que acaba de ocurrir en Andalucía sea una antesala de lo que el futuro próximo nos va a deparar en las consultas electorales municipales y autonómicas, amén de las generales, que están al doblar de la esquina. Ha sonado una melodía que no deja de ser grata. Son sus sones los de reforma, diálogo, distensión, compresión y deferencia a quienes no comulguen sin fisuras ante las propias convicciones. Por lo pronto, esperemos el desarrollo de los acontecimientos cimentados sobre ese cambio que contemplamos con no poco contento y mucha esperanza en lo porvenir.

  

 

Un sitio donde hablamos de cosas de Málaga y la provincia

Sobre el autor

Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.


January 2019
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031