img
Ciudadanos se desdice
img
José Becerra | 01-06-2019 | 10:05

 

Ciudadanos se desdice

JOSÉ BECERRA

Nuestros políticos de nuevo o viejo cuño, que tanto monta, no dejan de asombrarnos. Piensan ellos en su limbo abstruso que los demás no tenemos memoria o que han de mostrarse permisivos con sus declaraciones, esas  que vienen a ser las contrarias de las que han sido una constante desde tiempo atrás y con las que ha venido machacando a todo quien  quisiera oír sus peroratas. Se recurrió con una reiterada constancia lo que fue a las claras una constate apelación al “cordón sanitario” al PSOE, y ahora, sin rubor,  ser viene a afirmar su dirigente, Albert Rivera, y en particular uno de sus segundos de abordo, Jose Manuel Villegas,  que era  del “sanchismo” del que se despotricó y negó cualquier alianza para no ofrecerle “ni agua”, lo que podría entenderse como que ahora transige y le tiende la mano allí en donde haga falta.

Del no rotundo y displicente a todas luces se pasa a la aquiescencia más  o menos velada, pero cierta. Cuando todavía no se habían apagado los ecos de las últimas elecciones, el llamado algo así como el Comité de Pactos , al mando de Inés Arrimada, se dejó claro de manera concluyente  que arrimarían el hombro a todas las formaciones políticas, incluidas el PSOE. Ver para creer.Intentó enmendarle la plana Villegas,  cuando puntualizó al respecto,  haciendo hincapié en  que apoyarían a las huestes de Sánchez, sí,  pero solo a las que se nieguen a transigir con populistas y separatistas y además acaten la implantación del tan  traído  y llevado artículo 155. O sea, sí, pero no; o no, pero sí como se prefiera. Incluso no parece que de entrada hagan ascos para apoyarle en su próxima investidura si las cosas se le tuercen a última hora.

Ver para creer. Pasmo para quienes les votaron y ahora ven que todo puede acabar en que se arrime el hombro   quienes hicieron un corte de manga ostensible a los socialistas,  y eligieron sus siglas precisamente haciendo caso a sus diatribas en contra de estos: vieron en Ciudadanos  un adalid de la defensa de los postulados de centro-derecha, de lo que hacían gala. Su gozo en un pozo. Del “no” rotundo se pasó a la solapada aquiescencia  para estupefacción de  propios y extraños. Se pasó de la acerva negación al beneplácito en “horas veinticuatro”, justificando el desafuero a sus votantes acudiendo en boca de algunos de sus primera figuras a la manida excusa  de “ cada espacio tiene sus singularidades” con la que desean exculparse ante los votantes que optaron por sus siglas.

Ver para creer, aunque ya se esté curado de espanto en lo que toca a lo que dicen nuestros políticos y de lo que reniega en breve intervalo de tiempo.  Ciudadanos se pone por montera todo lo que dijo sobre el “sanchismo”, que no fue precisamente poco ni bien intencionado, pero eso quedó atrás. El “cordón sanitario” del que alardeó parece haber quedado en aguas de borrajas, por mucho que su secretario general, quiera desdecirse de sus anteriores invectivas contra los socialistas. Aquí paz y  luego gloria, que dice el dicho. “Cosas veredes, amigo Sancho, que farán fablar las piedras”, se lee en el Quijote. Y antes, en el Cantar del Mío Cid, se hace constar la misma frase lapidaria, que viene como anillo al dedo. Se pueden aplicar, sin duda, a buena parte de quienes hoy nos gobiernan, para el estupor y el reconcomio del pueblo llano que ejerció su derecho al voto y los contemplan impávidos en sus diatribas de ahora, al mismo tiempo que manejan a su antojo sus sufragios.

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.