img
José Manuel Dorado, editor (y agricultor) de raza
img
José Becerra | 05-06-2019 | 08:39

 Foto:serranía.org

José Manuel Dorado,   editor (y agricultor) de raza

JOSÉ BECERRA

Tal vez no lo pueda explicar él mismo. Quizás porque ambas ocupaciones se funden entre sí: ¿Agricultor o editor? ¿Qué fue lo primero que le atrajo? ¿Las faenas y la contemplación de los campos? ¿O fue esa vena que le movió a dar forma a ese montón de páginas que forman un libro para presentarlo con satisfacción a ese publico ansioso de saber más sobre los senderos que siluetean las sierras y las alturas pétreas que los vieron nacer? Simultaneó  la edición de libros con las faenas de campo sin aparentes concomitancias de una cosa con otra, pero que delata su pasión por publicar tratados  que enaltecen la fisonomía, costumbres, senderos e historia de los pueblos de su entorno y los productos de las tierras que lo vieron nacer, lo que habla a la claras de su temprana dedicación a esas dos facetas que han sido una constante en su vida. Hizo posible la conjunción en un carismático pueblo de la provincia de Cádiz, Alcalá del Valle, en donde simultanea ahora ambas tendencias que han venido marcando su vida: el cultivo del pistacho y dar a luz libros de las mas variadas temáticas, todas abordando las características del entono que lo viera nacer  y crecer.

Casi dos décadas atrás in inició su andadura como editor de obras que exaltan los entresijos de los parajes naturales de su entorno: desde la Sierra de las Nieves hasta la de Mijas, que se asoman al mar. Por medio vieron la luz merced a su tenacidad y entrega al oficio las que describen mediante un panel de escritores que pusieron negro sobre blanco-nunca mejor empleada la expresión  habida cuenta que hablamos de la  impresión de libros – parajes únicos y relieves insólitos: Valles del Genal y Guadiaro, sierras de Cazorla, Mágina y Grazalema… Y, en su conjunto, la Serranía de Ronda, por la que jamás ocultó su predilección y concedió supremacía a los autores que con sus obras quisieron enaltecerla. Un mundo desconocido, unos relieves que sobrecogen el ánimo y que son un canto vivo al Sumo Hacedor.

Ha sabido este edito nato simultanear sus dos pasiones que han venido marcando su vida: agricultor de vocación y editor de raza. Ente una y otra actividad bascula su vida en los últimos años, a ambas, abrazadas desde tiempo atrás dedica sus esfuerzos y da cuenta de su entrega a las dos vocaciones al unísono  que han venido marcando su vida de forma imperecedera como se deduce de los logros obtenidos.

José Manuel, para cualquiera que contemple su trayectoria empresarial, ligada siempre a los libros, y ahora a la agricultura es el ejemplo vivo de alguien  que se hizo a sí mismo y tiene clara las metas que pretende alcanzar en su vida. Pundonoroso con el agro (no maltratar el terruño) y exigente con  las publicaciones a las que da a luz.Un  ejemplo vivo para quienes ambicionan sobresalir en su entorno en cualesquiera de las facetas de la vida poniendo a prueba su fe en el futuro y concienciado en que ha de derribar barreras para llegar a lo  que ambiciona. Él ha sabido hacerlo y no parece que el destino le haya hecho desistir de sus propósitos. Sigue en la briega y confía en su futuro.

 

Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.