Benaoján, reducto del buen hacer chacinero | La provincia a vuelapluma - Blog diariosur.es

Blogs

José Becerra

La provincia a vuelapluma

Benaoján, reducto del buen hacer chacinero

Resultado de imagen de fotos de icarben

Benaoján, reducto del buen hacer chacinero

JOSÉ BECERRA

En este pueblo malagueño vive la industria chacinera un brillante apogeo desde el pasado siglo. Destacó siempre en la consecución de embutidos y jamones bajo el marchamo de la calidad y el buen hacer, algo que fue divisa en sus numerosas fábricas, desde las más antiguas a las de nuestros días. Apellidos ilustres  en este menester fabril fueron los Carrasco, Sánchez,y Melgar, entre otros: pusieron en pie acrisoladas fábricas de la que vivieron y viven muchas familias, y concedieron reciedumbre y prestigio a los embutidos que luego habrían de salir de novísimas industrias merced a las más variadas firmas y bajo la batuta de nuevos y emprendedores empresarios.

Benaoján puede alardear  del prestigio de los fundadores de la saga fabril, que desde mediado el pasado siglo surtieron a media España de elaboradas chacinas: por su calidad se podría decir que pusieron una “pica en Flandes”, expresión ésta que, como saben, autentifica lo que por su calidad y méritos se admira en tierras allende y en lugares ignotos. Es lo que ocurrió con los chorizos,morcillas y longanizas, amén de otros productos que tienen como materia prima la carne del cerdo. Nuevas hornadas de fabricantes sucedieron a las acrisoladas de antaño, así en Benaoján es obligado citar las firmas Icarben, El Cerdito Andaluz o  Matoso, entre otras, que ponen en circulación cada día codiciados embutidos amparados por los más rigurosos controles sanitarios de manera y forma que lleguen hasta el consumidor sin la menor  tacha para ser consumidos con absoluta confianza.

Hay que venir a este pueblo, además de extasiarse con el fondo montañoso que lo acoge, lo que permite el gozo contemplativo  como carácter que define al hombre y que es inherente a todos los que se dejan caer por estos andurriales del interior provincial, para disfrutar de  otros atractivos que asimismo les son propios. Caso de la manduca o el buen comer, placeres  que también ofrece  este pueblo de la Serranía de Ronda a lo largo del año. Fábricas de embutidos jalonaron sus calles o se elevaron en  ensanches próximos  y fueron siempre  pura tentación para los amantes del buen yantar. Desde tiempo inmemorial aquí se fabrican productos para deleitar los paladares más exigentes a partir de las carnes sabiamente condimentadas de ese animal, sempiterno gruñón de cuatro patas que es el cerdo, “y del que gustan hasta los andares” como se suele decir por estos pagos.

De estas delicatessen destaca la paleta del cerdo asada de una factoría puntera – ICARBEN –, un bocado singular y reputado que, hoy por hoy,  se distribuye en los mercados de Andalucía y el resto del país con plena aceptación de los sibaritas que entienden del buen yantar. Algo que se ofrece para propiciar las delicias de las papilas gustativas a cualesquiera que hinque el diente a sus jamones, después de que  la reglamentaria curación merced a los aíres salutíferos  de la montaña, lo ponen a punto.   Un acierto indudable de una industria chacinera que vio la luz alrededor de cuatro lustros atrás, y que hoy es puntera en la provincia. Algo que ratificó su director comercial, José Manuel Castaño, quien no dudó en afirmar que desde que figuran como  integrantes de este  movimiento a favor de la producción chacinera a escala nacional, y que responde al epígrafe de “Sabor a  Málaga”,  la firma benaojana ha escalado un puesto notable  fruto del impacto en el mercado nacional.

La industria benaojana en su conjunto y sin excepciones, con décadas de prestigio a sus espaldas, viene siempre ostentando  su buen hacer, y está libre de cualquier mácula que pueda empañar su trayectoria, algo que honra a los fabricantes. Siguió siempre los parámetros y exigencias para la consecución de elaborados que en nada pudieran alterar la salud de los consumidores. Se puede hincar el diente al chorizo, la morcilla  y la mechada  del lugar con plena garantía de que fueron sometidos a las más estrictas medidas para dejar por sentado de manera fehaciente, además del placer que proporciona el  degustarla, la seguridad de que jamás podrían atentar contra su salud o estado anímico.

 

Un sitio donde hablamos de cosas de Málaga y la provincia

Sobre el autor

Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.


September 2019
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30