Comer bien y beber mejor en la Serranía de Ronda | La provincia a vuelapluma - Blog diariosur.es

Blogs

José Becerra

La provincia a vuelapluma

Comer bien y beber mejor en la Serranía de Ronda

Resultado de imagen de fotos del ayuntamiento de Benaojan de la feria de la chacina

Comer bien y beber mejor en la Serranía de Ronda

JOSÉ BECERRA

“Comamos y bebamos, que tarde o temprano moriremos”, es la sentencia que,  medio en bromas o de veras,  hacen suyas algunos de los pueblos alineados, pero salvando distancias  entre sí,  en la abrupta orografía impuesta por la Serranía que los acuna.  En medio de farallones descomunales se alinean pueblos malacitanos que en los días gélidos propios de los  últimos meses del año celebran con toda pompa festejos para  los que se echa mano para solaz del cuerpo y regocijo del espíritu a las pitanzas y bebidas  que les son propios

   El mes de diciembre en la Serranía de Ronda restalla en ferias y fiestas. Tienen éstas como principales alicientes tanto la manduca de  manjares  como las libaciones de vinos y licores que por estos contornos se elaboran. Degustar platos y bebidas autóctonas es el aliciente que impulsa a poblaciones serranas a llamar la atención de propios y extraños que  han de solazar tanto al paladar como a sus estómagos con  productos señeros pintiparados para los días de frío que por estas latitudes imperan cuando el año se encamina hacia su final.

   En estos días que corren la producción se intensifica en respuesta a las exigencias de la clientela de buena parte de Andalucía que adictas a los fabricados que aquí se elaboran y comercializan, volvieron al alcanzar las altas cotas de pedidos mantenidas desde muchos  decenios atrás.  Comer sano y bien es connatural con Benaoján, pueblo serrano que ahora abre sus puertas  a una ingente número de visitantes (unos 5.000 se esperan) que año tras años lo visitan para hacer las provisiones de cara a los festejos navideños que están a caer.

   El acontecimiento  con todos los ribetes de un festín pantagruélico se celebrará  entre los últimos diez días de noviembre y 1 de diciembre. Tiempo más que suficiente para que los visitantes de esta singular fiesta regocijen  su estómago con productos del cerdo, amén de otras delicatessen que se fabrican en la montaraz Serranía de Ronda  y que se expanden a media España: son tentadoras para hincarles el diente.

   Sabedores de esta certeza, la Diputación  de Málaga se ha volcado con el evento, y así lo afirma su presidente, Francisco Salado, que mediante una campaña que promete ser fructífera pondrá en valor los productos de Benaoján para airearlos por doquiera.

La feria en cuestión llega a su décimo séptima edición y se espera que alcance las cotas de asistencia que ya fueron significativas en pasadas ediciones. La primera edila del Ayuntamiento, Soraya García,  a puesto  de relieve en  el acto de exposición de la feria  la importancia de este acontecimiento festivo, único en la provincia. Y lo es sin duda, puesto en el que además se da cabida a productos de otros municipios, entre los que descuellan la artesanía de la comarca o las mermeladas de la vecina localidad de Montejaque, y  otros pueblos singulares y limítrofes, es el mejor momento para dejarse caer por esto parajes de montaña.

 La singular fiesta chacinera es el escaparate idóneo  con el que puede contar el pueblo a la hora de mostrar las exquisiteces gastronómicas que aquí se fabrican desde siglos atrás. Merecen ser recordados la nómina de   las industrias chacineras que en su día asombró el mundo y no conoció fronteras.  A  precursores de antaño de la chacinería benaojana siguieron sus pasos firmas ya acrisoladas en el buen hacer y comerciar productos como pueden ser, entre otros, la de Icarben o El Cerdito Andaluz: surten de sus elaborados a media España, merced a la calidad de sus productos; y que ahora, como aliciente gastronómico único, se podrán degustar en  esta singular feria de la cuchipanda  por excelencia.

   Deje atrás la ajetreada vida de las ciudades populosas, y sus a veces insalubres atmósferas a la que nos exponemos se quiera o no, y venga a deleitarse con apetitosos platos a la vista de todos, para que la que se dan excelentes mañas las operarias, descendientes de las antiguas “menuderas” de profunda tradición en la localidad: estimularán  los sentidos merced a los olores y sabores de tan singulares productos.

   Chorizos fritos, orondas morcillas, lomo en manteca, embuchado y un largo etcétera de productos que ofrecen ese animal hozador del que se dice  gustan hasta los andares, amén de otras delicateseen del mismo pueblo o de los adyacentes en un espléndido  muestrario en la plaza de la Iglesia del Rosario que es lo que el visitante puede encontrar y degustar, acompañado de actuaciones artísticas, música y diversión a gogó.

 Y de déjese ganar por el  bucólico paisaje de su entorno: Sierra de Líbar, majestuosa, coronada en su parte más oriental con las enigmáticas Cruces Blancas; las Canchas, telón de fondo pétreo;  el Tajo del Zuque, colosal; o el imponente trasfondo del Picacho del Rayo o Conio, nebuloso en la lejanía. Fueron mudos  testigos todos del paso vacilante del Neanderthal, o también del Homo Sapiens que por aquí anduvieron en el pasado nebuloso de los tiempos.

   Haga acopio a renglón seguido de la mejor chacina para llevar a casa o para agasajar a sus amistades: seguro que  le agradecerán tan suculento obsequio adquirido in situ en uno de las poblaciones que   posee como timbre de gloria la excelencia de los productos que salen de sus fábricas desde las más lejanas épocas.

Un sitio donde hablamos de cosas de Málaga y la provincia

Sobre el autor

Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.


November 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930