Pueblos condenados a la huida | La provincia a vuelapluma - Blog diariosur.es

Blogs

José Becerra

La provincia a vuelapluma

 Pueblos condenados a la huida

 

Resultado de imagen de fotos de benaojan malaga, diario sur

 

Pueblos condenados a la huida

El término “huida” fue muy utilizado en tiempos pasados por quienes por mor de la guerra fraticida del 36  del pasado siglo en España se vieron  obligados a abandonar pueblos y querencias temerosos de represalias de quienes fueron al final los vencedores de la contienda civil. La nueva” huida” de la comarca la protagonizan desde un tiempo a esta parte los jóvenes que buscan con ahínco nuevos y más halagüeños horizontes para sus vidas. A resultas de este éxodo de gente joven rural, los pueblos que conforman el entorno rondeño, temerosos de que en futuro c se llegue a colgar el cartel de “deshabitado” en sus inmediaciones, han tenido a bien en levantar la voz contra tal circunstancia amenazante. No se resignan a perder las señas de identidad que heredaron de sus ancestros.

No se exagera si se dice que muchos de los pueblos más  alejados de la capital malagueña se encuentran abocados si no a la desaparición, que los caseríos prevalecen aunque sus moradores los abandonen, sí a la paulatina “escapada” de su de su gente, otrora si no dichosa,  sí sobrellevando durante siglos un penoso subsistir, acelerado éste en los últimos tiempos. Sobre estas poblaciones de menor enjundia  campea el estigma de una muerte anunciada que pesa como una losa fatídica sobre los habitantes que aún se resisten al éxodo anunciado.

Si echamos mano a estudiosos del momento económico y de vivencias  de su tiempo en lo que se refiere a las poblaciones menos favorecidas, es obligado traer  colación lo que dejó negro sobre blanco el ecologista Thomas Robert Malthus.    En su  tesis  “Ensayo sobre el principio  de la población” dejó asertos que podrían suscribirse hoy hoy por hoy,  dos siglos después. Y de este pensador de allende fronteras al testimonio que acaba de dar a la luz “El Informe Internacional Sobre la pobreza rural” que ha visto la luz recientemente de mano del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola. Sus conclusiones no tienen desperdicios, entre ellas la necesidad de que los gobiernos (el de España en ciernes) hagan posible frenar la deriva de la despoblación rural hacia lugares más prometedores.

La Málaga rural está en peligro de extinción, no de manera súbita, pero sí lentamente. Los índices de población  de sus pueblos son alarmantes sin  cuentos. Atengámonos al dato que, hoy por hoy, se pone en relieve en  cualquiera de los medios que analizan la demografía de la provincia.  En la Serranía de Ronda, por poner un ejemplo paradigmático, en poco tiempo, no más allá de un par de décadas, los municipios cuyo vecindario no llega a 5.000 habitantes, que son los más, han visto como su indice demográfico ha disminuido en una tercera parte. Resulta concluyente en este aspecto  que la comarca rondeña ha sido, si no mas zaherida por esta cuestión, sus pueblos, sin embargo, ocupan primeros puestos en este índice funesto , y por ende, se elevan voces para poner coto  a esta adversa realidad.

Los índices demográficos de los pueblos de la Serranía de Ronda asustan. Las pirámides de edad de todos y cada uno de ellos mantienen constantes idénticas. La base, que recoge los nacimientos y el crecimiento de la población infantil pierde referentes todos los años, y en cambio, la cúspide que habla de la población anciana aumenta implacablemente. Los entrantes de la pirámide que hablan de la población joven, madura y activa acusan la despoblación incesante. Se abandonan los pueblos para residir en la costa o el interior,  que es donde se encuentran más fácilmente trabajo: la tendencia se hace más pronunciada cada vez. Los núcleos rurales se despueblan a ojos vista y de aquí a la postergación definitiva de la Serranía y al abandono de tradicionales  sistemas de vida seculares y recursos de siempre, es muy de temer que no estén muy lejanos.

Vías de comunicación deficientes y despoblación de parte de su territorio son dos elementos que se dan la mano hoy por hoy  en el acontecer de buena parte del ancho solar de la Serranía de Ronda. Ciertamente abrupta, pero que propicia al unísono   paisajes sublimes y costumbres ancestrales que no tienen por menos que causar admiración cuando no embeleso de los sentidos. Elementos estos últimos que significan una cara de la realidad que desde siempre cautivó  a cualesquiera que  anduviera por su entorno;  el otro cariz, más negativo, es el la de la certidumbre  de las deficiencias en comunicaciones que hasta ella nos aproximan o que desde aquí  nos conduce a territorios limítrofes. Todas estas deficiencias suman como resultado ineludible una despoblación exacerbada por días de quienes la abandonan para recalar en territorios más bonancibles para el sustento de sus moradores.

Como no podía ser de otra manera,  los primeros ediles de los pueblos que sufren de esta exclusión por parte de organismos provinciales superiores para hacer frente a tamaño éxodo rural, han puesto si no la voz en grito, sí, de manera contundente sus protestas. La alcaldesa de Benaoján, Soraya García, por su parte, pone de relieve que ante el impasse que se padece por la ausencia de fondos para”dar empleo de calidad”,  se ha visto obligada a acudir a los recursos inherentes a las arcas municipales para servir este propósito. Al unísono,  reclama mejoras en las comunicaciones que vengan a solventar un problema  enquistado: la necesidad de que quienes se trasladan a otros lugares por motivos laborales puedan volver a su hogar después de la jornada cotidiana. Con los mismos términos  reclaman la solidaridad de las instancias superiores buena parte de los primeros ediles  del entorno rondeño. El propósito no es otro frenar la “huida” de su gente impelida por acuciantes problemas económicos y de mera subsistencia.

Temas

huida, pueblo

Un sitio donde hablamos de cosas de Málaga y la provincia

Sobre el autor

Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.


January 2020
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031