Benaoján homenajea a San Marcos desde el confinamiento | La provincia a vuelapluma - Blog diariosur.es

Blogs

José Becerra

La provincia a vuelapluma

Benaoján homenajea a San Marcos desde el confinamiento

 

 

Benaoján homenajea a San Marcos en el confinamiento

JOSÉ BECERRA

No ocurría desde tiempo inmemorial. El mayor atractivo de los festejos patronales de Benaoján, en el núcleo de la abrupta Serranía de Ronda, era la salida en procesión de su Santo Patrón, San Marcos Evangelista, recorriendo las principales calles de la población. Este año no pudo ser. El día 25 de cada mes de abril ha sido siempre esperado con ansiedad por los residentes en este pueblo enclavado al sur de la provincia de Málaga. Al festejo multitudinario, habida  cuenta que a los habitantes del pueblo chacinero por excelencia se unían quienes permanecían allende sus fronteras pero que volvían a su feudo para no perderse los festejos del Santo Evangelista, por muy allende de sus fronteras que permanecieran, este vez tuvo un cariz distinto debido a las medidas de confinamiento. Esta llegada de antiguos moradores del pueblo, unidos a los que en él permanecían, concedían especial relieve a una fiesta que siempre lució con gran esplendor.

Así venía ocurriendo siempre, hasta hoy en que por mor del fatídico Covid-19, el Patrón del pueblo, permaneció en su templo y el brillo de calles y plazoletas en otras ocasiones, se transmutó en un día diferente que, sin embrago no fue mustio y desangelado, sino placentero merced a la predisposición del Ayuntamiento en alegrar las calles con música y propiciando el engalanado de balcones y terrazas.

El Santo Patrón prescindirá, sin embargo, de su visita anual en vistosa procesión a la zona de La Vega como ha sido tradicional. Junto al Pozo que lleva su nombre, o el lugar en el que estuvo durante décadas, esta vez no se asomará a los sembrados, ni se repetirán aquellas voces suplicatorias que fueron proverbiales durante décadas, cuando los sembrados languidecían a ojos vista a causa de prolongadas sequías (“ ¡Mira mi trigo!”, o “¡Mira mis garbanzos!”) para acabar con la plegaría que pudiera parecer indecorosa, pero que surgía como una petición que venía a reconocer y dar por sentada la  devoción del pueblo por su Patrón y la creencia en su magnanimidad :” ¡San Marcos Bendito, Patrón Soberano! Si no nos echas agua, al pozo te echamos!”. Petición no poco irreverente, pero que formó parte de ceremonial de la procesión a su llegada al Pozo, cuando el pueblo sufría, como digo, los perjuicios  de una prolongada ausencia de lluvias.

Se celebró misa en el templo, a puerta cerrada, y sonaron alegres pasacalles en la plaza, engalanada con las banderolas y farolillos propios del festejo de siempre. Los balcones lucieron con esplendor y en el interior de las viviendas se vivieron momentos felices y jaraneros que reverdecieron  los felices días de otrora. El Ayuntamiento se ha esforzado en revivir momentos de antaño prestando su colaboración para que en los hogares se vivan escenas que, atenuadas por mor de las circunstancias presentes, fueran fiel reflejos de una fiesta tan  entrañable como arraigada en el pueblo, que esta vez no gozó del esplendor de siempre.

Un sitio donde hablamos de cosas de Málaga y la provincia

Sobre el autor

Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.


April 2020
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930