El ámbito rural gana adeptos | La provincia a vuelapluma - Blog diariosur.es

Blogs

José Becerra

La provincia a vuelapluma

El ámbito rural gana adeptos

Se veía venir. Por mor de la maléfica pandemia que todavía aletea a nuestro alrededor y no ceja en su empeño de segar vidas sin tregua o ponerlas contra las cuerdas, son muchos los que miran con interés hacia el interior de la provincia con ánimo de alejarse de la turbamulta y el trajín de la ciudad para esponjarse en el remanso de paz y tranquilidad que muy bien les puede ofrecer una casa rural. Aprovechando las vacaciones veraniegas las miradas se dirigen hacia los pueblos malagueños del interior: ejercen éstos como un poderoso imán para las familias que pueden permitirse el lujo de alquilar una vivienda lejos del ajetreo y el ruido de la ciudad y, sobre todo, por el privilegio de poder respirar aire puro a pleno pulmón y sin miedos, ahora, a las mordeduras siniestras del coronavirus del demonio.

Se resiente a ojos vista lo que era por estas fechas una pretensión generalizada, a saber, veranear en la costa y gozar de la placidez de las playas. Pero este ansiado destino se resiente ante el temor de que nos encontremos de lleno con el fatídico virus que se mueve a sus anchas entre la población que le pierde el respeto. Y , por ende, se vuelve la mirada en estos meses tórridos que nos esperan, hacia el interior. Pasmo produce cuando vemos los datos que arrojan las encuestas que arrojan luz sobre este contexto.

Quienes aspiran veranear a la pata a la llana en el interior de la provincia, lejos de la turbamulta de las ciudades y playas populosas, y ansían alquilar una casa de campo en el interior, rozan el 400% comparado con la pretensión del pasado año, que fue sumamente inferior. Se vuelve la mirada hacia lugares más despoblados, lo que provoca que las casas rurales vivan una inusitada época de esplendor. Tranquilidad y aire puro, componentes ambos que se dan la mano en los pueblos malagueño serranos para regocijo de familias, entre los que destacan los que alindan unos con otros, tales como Benaoján, Montejaque,Jimera de Líbar, Júzcar y Cortes de la Frontera, entre otros. Todos presumen este año de ser destinatarios de familias de la provincia que ansían alquilar una casa rural en el entorno y gozar en el periodo vacacional de esa ansiada tranquilidad y goce que brillan por su ausencia en ciudades de copiosa población.

El turismo rural gana adeptos por días a tenor de los acontecimientos y así lo demuestran las solicitudes de reserva que vienen recibiendo quienes disponen de casas aptas y en condiciones para ser alquiladas en los meses de verano. Llegaron éstos con sus agobios y ahora acaparando temores de quienes residen en ciudades populosas. Huir de la ponzoña del virus se une ahora a la motivación ya acrecentada de dejar atrás los agobios de la ciudad y cambiar de escenario, ese que es obligado presenciar a lo largo del año. Nuevos horizontes, sosiego y tranquilidad se imponen para olvidar la inclemencia del ese asfalto áspero, sobre el cual nos vemos obligados a transitar durante todo el año.

Temas

Un sitio donde hablamos de cosas de Málaga y la provincia

Sobre el autor

Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.


July 2020
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031