img
Autor: PepeBecerraGómez
Cáritas reclama un pacto sobre la pobreza
img
José Becerra | 31-03-2014 | 10:26| 0

 

 

A Cáritas Española hay que escucharla. Sería un desatino que su voz se perdiera en la nada, lo que se podría entender como volver las espaldas a  un terrible problema capaz de volverse como lanzas contra los que no adoptan medidas para solucionarlo o los que viviendo holgadamente – y tienen derecho a hacerlo, desde luego -,  miran para otro lado cuando el clamor se hace más horrísono por momentos.

   Y los políticos más de lo mismo. Les irrita que se hable de pobreza y miseria en España. Es lo que se trasluce de ciertas declaraciones del presidente Rajoy y algunos de sus adláteres como el ministro Montoro que niega esa verdad con contudencia.

   La voz de esta ONG que tanto bien viene realizando en España se escucha con frecuencia siempre alta y clara que es de justicia lo que reivindica. Ahora, hace unos días, ha coincidido con la decisión del Gobierno de rescatar las autopistas que no son rentables poniendo sobre la mesa de constructoras y las que las mantienen una cantidad que sobrepasa los 3.000 millones de euros.

  Se trata de grandes vías que no deberían haberse construidos sin calcular antes un posible fracaso que acabó por ocurrir y que mucho es de temer que paguemos todos con nuestros impuestos.

   Pues bien, con mucho menos de esa exorbitante cantidad – 2.600 millones – se acabaría con la pobreza severa que ahora es una constante en más de 700.000 hogares españoles sin ingresos. Es lo que acaba de significar Francisco Lorenzo, coordinador del Equipo de Estudios de Cáritas, en un estudio que deja entrever las perspectivas para 2014.

   Un panorama sombrío que retrata una realidad social evidente por mucho que se afanen en presentarnos una situación idílica y optimista que de verdad querríamos si la evidencia no fuese tan testaruda.

    La exclusión social (más de 11 millones de personas) es un hecho irrefutable: paro tenaz, imposible acceso a los tratamientos médicos o a los medicamentos, desnutrición infantil creciente…, son el rayo que no cesa de azota a las familias que a trancas y barrancas siguen subsistiendo.

   Pero Cáritas recalca que el apoyo es ineludible para que la fractura social  se frene. Sobrecogen los índices de pobreza y es urgente que el Gobierno ponga en marcha un plan de urgencia anteponiéndolo si cebe al de la consolidación de la macroeconomía que ya está dando resultados alentadores. Primero está – debería estar –  la atención a las personas,  que los grandes números de la economía vendrán después,  y no al revés.

Ver Post >
Convèrgencia: por pedir que no quede
img
José Becerra | 28-03-2014 | 12:20| 0

Si ya aventurábamos que sería descomedido  lo que los nacionalistas  catalanes habrían de exigir si se desgajaran del resto de España se nos escapaba una demanda que nadie hasta ahora había sospechado por lo abracadabrante y pintoresca, que de ambas alucinaciones participa. 

   Ya se perfila el mapa y la línea divisoria: hasta aquí Cataluña y desde aquí España. Pero no es sólo eso, es que ya se reivindican posesiones que hasta ahora indiscutiblemente pertenecían al Estado español pero que ahora las señalan como usurpaciones. Ver para creer.

   Asómbrense ustedes, que  la cosa no es para menos. No se quedan cortos en reclamar y se ha llegado hasta incluir en un posible reparto de bienes las riquezas artísticas que encierra el Museo del Prado. Ni cortos ni perezosos reclaman para su acervo cultural nada menos que el lienzo de `Las Meninas´, o la familia del rey Felipe IV,  de Velázquez, uno de los de mayor tamaño que perfilara el pintor sevillano del siglo XVII. Y digo yo, ¿por que no `El entierro del conde Orgaz´ de El Greco,  o el Dos de mayo de Goya? Ya puestos a pedir…

   El irreductible Mas acaba de anunciar al mismo tiempo que su partido reclama la posesión de Las Meninas su intención de proclamar la independencia de Cataluña de forma unilateral, algo que ni de lejos se contempla en la  Constitución de 1978. Pero ya vemos que este personaje se pasa las leyes que conciernen a la decisión de llevar a cabo la consulta soberanista por los forros…de la chaqueta.

   A esta destartalada idea de reclamar un cuadro de un pintor que jamás pisó 4el suelo catalán siguieron otras andanadas no menos disparatadas, entre ellas la de la creación de hacienda propia para lo que se anuncian la convocatoria de miles de plazas para atender el régimen tributario propio, junto con la perla de exigir conocimientos del habla, la historia y la cultura catalana para obtener el pasaporte catalán.

   A nadie se le escapa que, argumentando como lo está haciendo ahora por lo que ocurre en otras latitudes europeas- Ucrania y Crimea- que la independencia puede ser posible el político catalán está cruzando todas las líneas rojas habidas y por haber. La actitud displicente del Gobierno central, aparte de las diatribas del ministro de Exteriores Margallo contra la actitud irascible de los nacionalistas, no abona el mantenimiento de una actitud firme que haga a Mas bajarse del caballo de la impostura.

 

 

  

Ver Post >
Honores militares en el sepelio de Suárez
img
José Becerra | 26-03-2014 | 6:39| 0

Detalle de la tumba donde descansan los restos mortales del primer presidente de Gobierno de la democracia, Adolfo Suárez, junto a los de su esposa, Amparo Illana, en el claustro de la catedral de Ávila.

 

Los que siguieron de cerca el momento de la entrada del féretro del presidente Suárez  en el Congreso de los Diputados y los que presenciamos el acto a través de los medios de comunicación que lo catapultaron a toda España echaron en falta  algo que se presuponía: los honores a  la personalidad que había de yacer en el catafalco  `córpore insepulto´. Faltaron  cuando iba  camino de la sala de `los Pasos Perdidos´. Era lo que se  requería y en justicia merecía. Se dijo que iba a seguir el mismo protocolo que se estableció tras la muerte del presidente Calvo Sotelo y salvando las distancias que  mediaba entre las dos figuras política no son pocos los que, sin olvidar la importancia que tuvo en su día el segundo presidente de la democracia, hay que reconocer que no tiene parangón  con la relevancia del primero en tantos aspectos y circunstancias. Son las que auparon a   Suárez a un lugar de la Historia reciente de España que pocos han alcanzado o alcanzarán en el futuro.

   No nos bastaba el redoble lento del tambor acompañando al presidente hasta la entrada de la capilla ardiente. Ni las erguidas y hieráticas  figuras de los últimos presidentes del Gobierno. Faltaba algo. Y era la presencia de los tres ejércitos, Tierra, Mar y Aire, además de la Guardia Civil que sí estuvieron presentes brindando los honores de rigor cuando los restos mortales de Adolfo Suárez se depositaron en el armón de Artillería que había de recorrer algunas de las calles principales de Madrid antes de partir en un furgón hacia Ávila. La decisión de estos honores póstumos parece que fue debida al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. No podía ser más lógica y apropiada. El Ejército saldaba su deuda con el eximio gobernante.

   Los avulenses que dieron el último adiós as su presidente entre lágrimas y aplausos asistieron al sepelio sumidos en la consternación. Y se oyeron algunas voces dirigidas a los personajes de relieve político que encabezaban, tras la familia, la comitiva.  “Aprended de lo que  estáis viendo” se oyó alto y claro. Un mensaje que no debería  caer en saco roto. Importa seguir los pasos del gran estadista fallecido siguiendo su ejemplo de rectitud y entrega total y absoluta en la defensa del pueblo y que se resalta  en el epitafio que figura en su tumba: “la concordia fue posible”. Que aprendan la lección.

JOSÉ BECERRA GÓMEZ

Ver Post >
La Junta sigue discriminando a Ronda
img
José Becerra | 25-03-2014 | 9:42| 0

 
 Con displicencia aparente la Junta de Andalucía ha vuelto a echar por tierra un proyecto en el que la ciudad había depositado muchas esperanzas en cuanto lo que podría significar para dar un in gran impulso al turismo de Ronda y de paso a toda la comarca. Se ha quedado en el nimbo del olvido el plan denominado como ´Círculo paisajístico de la Medina Musulmana´  con el que se pretendía participar con éxito en el programa `La ciudad Amable¨, que habría de encarrilar muchos visitantes hacia su perímetro geográfico.

   Se ha trabajado duro, como se encarga de resaltar tras conocer el fracaso la delegada municipal de Obras, Urbanismo y Turismo, Isabel María Barriga, y que por ello no puede ocultar su desencanto: se va al garete la realización de un circuito cuyo recorrido había de mostrar unas vías de carácter medieval que hasta ahora no habían sido sino  caminos descuidados imposibles difíciles o imposibles de transitar.

   Un paseo agradable, evocador y largo (más de tres kilómetros) que pondría en valor, entre otros, lugares tan carismáticos como las Murallas de la ciudad, Los Molinos, la puerta de Almocábar o los Arrabales. Todos de rancio sabor local  y que imprimen indudable carácter a la muy bien llamada `Ciudad Soñada” por poeta Rainer Maria Rilque, que  cantó sus excelencias en el pasado siglo.

 Con un toque final y espectacular: la pasarela      que permitiría el paseo distendido por el fondo del Tajo, algo hasta hoy imposible. Tan impresionante paisaje con vistas espectaculares e insólitas nos las vamos a perder por la arbitraría decisión de la Consejería de Fomento que no ha querido conceder el plácet al proyectos con la concesión de las inversiones necesarias.

  Un despropósito como el de decir que las obras del Nuevo Hospital de Ronda continúan sin detención. Lo afirmó el delegado en Málaga de Consejería de Salud en una reciente visita a Ronda. Quiso hacernos comulgar con ruedas de molino asegurando que las obras se llevaban a cabo en las instalaciones interiores y que por esta razón escapaban a la percepción de los viandantes. Se nos trató como a niños por no decir que como a tontos. No hay tal y es de dominio público.

 

Ver Post >
La Serranía, una editorial de Ronda imprescindible
img
José Becerra | 21-03-2014 | 12:05| 0

José Manuel Dorado recibió la pasada semana la medalla de la Real Maestranza de Caballería de manos del Rey

 José Manuel  Dorado, fundador de `La Serrania´

 

Ronda, alta y señorial, no se concibe sin algunos de los aspectos que fueron labrando  su  trayectoria histórica, social, política y económica. Sin sus palacetes linajudos, conventos recatados, vetustas iglesias y edificios solariegos no sería Ronda,  si no otra ciudad ilustre de las muchas que se levantan en el viejo  solar de la Andalucía antigua y moderna, pero no Ronda.

   Tampoco sería la Ciudad del Tajo, ni la del Puente Nuevo, ni la de la Puerta de Almocábar, ni la de los Baños Árabes si algunos de estos monumentos le faltaran o no se hubiese recogidos por panegiristas ilustres  y avezados relatores de tanta belleza encerrada entre sus murallas o en el largo recorrido de  calles y avenidas históricas.

   Y por supuesto sería otra sin el Templete de la Virgen de los Dolores, la Posada de las Ánimas, la Fuente de los Ocho Caños o el Palacio del Rey Moro y la Mina…,  por no mencionar sino de pasada todo aquello que la impregna y da sentido a su genuina apariencia. De toda esta riqueza monumental y entrañable  la editorial La Serranía se hizo eco facilitando la publicación de obras cuyo contenido respondía a ese ideario variopinto y fructífero en sus resultados  de dar a conocer a los cuatro vientos cuanto de magnificente se encerraba en la Ciudad Soñada del poeta Rainer  María Rilque, inmortalizada expresión que de  tan de manera cierta evoca sus encantos imperecederos.

   Otro tanto se podría decir de las verdades y leyendas que se tejieron en torno a sus caminos transitados por avezados contrabandistas y bandoleros célebres, y que hoy componen el caudal mundialmente reconocido que alimenta el  conjuro de la Ronda romántica. De todo ello  se hizo puntualmente  eco la editorial La Serranía dando cabida a los manuscritos de  una pléyade de autores  oriundos de la Serranía o avecindados en ella,  que recalaron en la realidad cambiante e insólita de la ciudad y su entorno.

   Historiografía, pues, y  personajes célebres, gastronomía, costumbres, arte,  tradiciones y, sobre todo la descripción de paisajes, senderos, vericuetos  y caminos laberínticos e imposibles fueron perfilando  el catálogo de una editorial, paradigma de empresa familiar, que trató con la mano de sus autores,  de ahondar- y lo logró con creces – en el meollo dela Rondaeterna impasible al paso de los siglos en estos aspectos, pero cambiante en cuanto lo  imponía el desarrollo vivido  en los últimos tiempos sin anclajes en el pasado.

  Desconozco los motivos que han llevado a José Manuel  e Isabel, fundadores años ha de la editorial, a hacer un alto en el camino de la edición. Desea uno pensar que  la maquinaría de La Serranía sólo se ha detenido momentáneamente, que no se enmohecerá,   y que más pronto que tarde los editores vuelvan a trabajar juntos – como venían haciéndolo desde décadas atrás – o coja el timón uno de ellos y haciéndose cargo de todo el proceso de producción se continúe  la preparación, corrección de originales, diseño, técnicas de impresión y encuadernación, amén de la presentación y distribución de libros a escala nacional, mano sobre mano, que tanto monta, monta tanto… Una labor ímproba que puso a prueba  talento y plena dedicación en tamaña empresa.

   Ronda no puede permitirse el lujo de que pierda fuelle una editorial que alcanzó tan altos vuelos y que fue paradigma en el ámbito de la letra impresa  en Andalucía y el resto del territorio español, y además por sus propios medios y esfuerzos. Se caracterizó por el buen hacer y sin ayudas de las administraciones públicas, algo que aumenta si cabe su mérito.

   Si el freno, que repito, espero que sea circunstancial, es producto de  las adversas condiciones económicas en las que nos movemos, las instituciones rondeñas harían muy bien en arrimar el hombre para que La Serranía continuase su labor con el mismo ímpetu que la animó siempre  en su ya larga y fecunda trayectoria, que tanto redundó en beneficio de Ronda y su comarca.

   Decía más arriba que existen razones en Ronda para diferenciarse de cualesquiera otras de las ciudades andaluzas. Si careciera de alguno de los aspectos que la hacen única habría que hablar de otro espacio distinto. La Serranía,  como editorial pujante,  forma  parte ya de esa tablazón que labró la peculiaridad de la ciudad del Tajo y la catapultó al resto de España y me atrevería a decir que a medio mundo.

   En otras palabras, sin La Serranía  y su colaboración a dar a conocer lo más genuino de la ciudad y su zona de influencia, la ciudad rondeña perdería una de sus señas de identidad más conspicuas. Es imprescindible  y urge el  esfuerzo de todos, incluidas las enconadas posturas  de las partes de la que hasta ahora ha sido una empresa familiar hoy lamentablemente abocada a la ruptura,  que  deberían  llevar a recobrar el denuedo del que siempre hizo gala: redundó  hasta el presente en  el prestigio de la ciudad, de su gente y de las rutas añosas que las circundan. Algo de lo que todos deberíamos estar agradecidos. Este impasse de la editorial perjudica a Ronda y a todos los pueblos de su área de  influencia.

José Manuel Dorado recibe la distinción de manos del Rey. En primer plano, Manuel Chaves, Presidente de la Junta de Andalucía, y Magdalena Álvarez, Ministra de Fomento.

  El Rey premia la labor de José Manuel Dorado

 

 

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.