img
Categoría: actualidad
Nuevo elenco de políticos

 

Si como es de suponer y en vista de lo que venimos presenciando en el obscuro e hiriente panorama político con el que nos levantamos y acostamos, en el que parece irremediable que se hayan de soportar las terceras elecciones para oprobio de la democracia que nos dimos años ha, muchos pensamos que no sería descabellada una protesta ciudadana  reclamándose  la presencia de nuevos políticos y envío a sus casas de los más representativos del momento que no han sabido o no han querido – no se sabe que es peor – solucionar el atolladero en el que se encuentra España.

La multitudinaria asistencia a este pataleo público estaría garantizada porque la rabia ciudadana habría llegado a su culmen y no parece que fuese descabellada exteriorizarla a voz en grito, que la voz del pueblo es justo que se eleve en situaciones  como en las que vivimos en las que la clase política del momento hace caso omiso a las exigencias del pueblo llano harto de tantas imposturas y dimes y diretes que a nada conducen. Se ciernen sobre nuestras cabezas amenazas sin cuentos como podrían ser las derivadas de la confluencia con Europa y sus exigencias inaplazables, la asfixia económica de las Comunidades y Corporaciones Locales, el atolladero de los pensionistas que verían sus mensualidades ostensiblemente esquilmadas, entre otros males que vendrían a poner en la picota los avances que en lo económico, social e institucional se han logrado cimentándolos para en bienestar general.

Sin acordar el Techo de Gastos y, consecuentemente, aprobar los Presupuestos Generales, nos moveremos todos en la cuerda floja por mor de la incapacidad, el desvarío o la insensatez de quienes se les llena la boca de decir que obran en el bien de España pero no hacen nada, y nada es nada (¿les suena esta iteración?), para aliviar los males que la aquejan.

En el horizonte las terceras elecciones para el bochorno y la rabia del país y la burla de quienes nos contemplan allende fronteras. Lo dicho, se impone una nuevo elenco  de políticos con más altas miras y menos mirarse la propia región umbilical, o sea, el ombligo.

Ver Post >
Corcheros de la Serranía de Ronda

Foto: Ronda Travel

Resultado de imagen de imagenes de corcheros de Ronda

Corcheros de la Serranía de Ronda

José Becerra

Pasan años y siglos y los corcheros de Ronda y la Serranía continúan  subiendo al monte  bien entrado el verano y sin temor a los días de rigurosa canícula, dispuestos para llevar a cabo  la saca del corcho antes  que transcurra  el tiempo propicio para esta penosa labor.

Ascienden las reatas de animales de carga por senderos casi imposibles, arreados por quienes tienen como misión desnudar el alcornoque de su coraza de corcho, algo que  hacen  con el pundonor y ritual  de quien arrebata su vestimenta a una vestal que gana gracilidad y gentileza expuesta al deleite del  airecillo de la sierra.
Oficio antiguo donde los haya, el corchero de Ronda o de los pueblos limítrofes en este quehacer atávico cuya enseñanza se transmite de padres a hijos y se aprende allí donde el monte – destellos  de sol atravesando la floresta creando irisaciones antes de acariciar el erial montuoso – se despuebla de presencia humana y el silencio reinante no se quiebra sino es por el trino suave de un estornino atrevido o el graznar bronco de un aguilucho que atraviesa el aire con la rapidez de una flecha, espantado quizás por la intromisión de desconocidos en su predio montaraz y que fugazmente busca la salvación en el cielo que cubre la foresta.

Pero el corcho rondeño y serrano, más allá de la sublimación de un oficio  ancestral con toda la carga romántica que conlleva lo antiguo e imperecedero posee una vertiente económica nada despreciable. Que se lo digan si no a los ayuntamientos de Ronda, Montejaque y Cortes de la Frontera y el importante arrimo que significa para sus arcas no siempre boyantes.

Substanciales sumas de euros vendrán a engrosar el Consistorio de Ronda en concreto con la “saca del corcho” de los Montes de  Propio, que en la temporadas actual ha resultado ser de excelente calidad como puede verse en los “patios” donde se exhiben más que se amontonan para que se pueda apreciar lo especial de su textura.
Hachas al hombro, única herramienta empleada hasta hora por mucho que la mecanización trate de imponerse, los corcheros otean en las madrugadas el tajo que les ocupará durante buena parte del día. Los pasos cansinos de los jumentos que luego transportarán la carga siguen a los suyos no menos decaídos, monte arriba, hasta llegar al lugar propicio para la labor. Luego rucios y dueños bajarán más apesadumbrados por la carga pero barruntando quizás el descanso y el renuevo de fuerzas para el día siguiente.

¿Serán conscientes de que brindan  cada año por estas fechas una de las estampas más sugerentes de una perdurable  tradición y cimientan la continuidad de un duro oficio que se mantiene desde siempre con pocos cambios y sin solución de continuidad?

Foto : Ronda TRavel

Ver Post >
Un primer paso satisfactorio de Albert Rivera

 

Resultado de imágenes de imagenes de albert rivera, diariosur

Un primer paso satisfactorio de Albert Rivera

Puede que haciendo de tripas corazón, pero C´s dio un paso adelante y consintió un Gobierno presidido por Rajoy evitándose así, todo lo hace aventurar, una repetición de elecciones que serían catastróficas para el país y, por supuesto, para la pervivencia de algunos partidos políticos enredados ahora en una manifiesta animadversión contra el presidente en funciones y todo lo que exhale olor a podrido dentro del Partido Popular. Va  extender el líder de la formación naranja sus cartas sobre la mesa de negociación, entre ellas, la más significativa, la de que se llegue hasta el final en la cuestión de la financiación irregular de los populares o caso Bárcenas. Esta resulta la más peliaguda, pero se extiende el parecer de que también se soslayará con éxito: el presidente en funciones no podrá poner reparos a la regeneración de la vida democrática exigida.

En Rivera ha primado la cordura y su actuación, hay que reconocerlo, responde a un sentido de la responsabilidad y la generosidad plausible a todas luces. ¿Que teme correr el riesgo de ser vapuleado en unas terceras elecciones? Puede ser, pero está en su derecho obrar también en defensa de los propios intereses de su partido. Algo que otros olvidan haciendo oídos sordos a la marea de sensatas razones que vienen esgrimiéndose un día sí y otro también.

Rivera no ha solicitado sillones a cambio; lo mismo ocurrió cuando prestó apoyos en los gobiernos de Andalucía y Madrid. Eso le honra. Ha optado por tender la mano y facilitar un gobierno que nos aleje a todos de momento de la incertidumbre en la que nos sumíamos de cara al futuro más inmediato. Ha demostrado que sus palabras de exigir `la hora de los estadistas´ emitidas repetidamente cobra visos de realidad. Esperemos que todos las secunden.

Ver Post >
Prohibido enfermar en verano

 

 

Prohibido enfermar en  verano

Este periódico se viene ocupando del acuciante problema  que nos embarga a los malagueños en el caso de caer enfermo de cierta  consideración y, por ende, de necesitar hospitalización urgente y perentoria atención médica en los meses de verano. Una odisea. Ante los oídos sordos de la administración autonómica que no sabe, no puede, o no quiere atajar el problema estamos viendo en estos días, en los que calor no es un aliado para remediar afecciones endémicas u ocasionales de gravedad, se vienen llenando las salas de espera de los hospitales malagueños en espera de que se atiendan sus males. Una espera tan larga como desesperante para quienes las sufren. No hay camas suficientes, brillan por su ausencia médicos y enfermeros y los que permanecen en su lugar de trabajo se las ven y desean para atender tan ingente demanda, pese a entregarse en cuerpo y alma al desempeño de sus funciones. No dan abastos, esa es la cuestión. No es su culpa, sino de quienes empeñados en recortar gastos, lo hacen despóticamente en detrimento de quienes buscan remedio a estados mórbidos que no admiten demora.

Una aseveración de algunos de los sindicatos sanitarios malagueños no puede por menos que sobrecogernos, sobre todo a los que ya sobrepasamos con creces la edad septuagenaria y padecemos afecciones y quebrantos sin cuentos que merman ostensiblemente nuestra calidad de vida. Vienen a decir aquí y ahora que “este está siendo el peor verano que se recuerda” (sic) en cuanto a la atención que se dispensa en los hospitales.

No está en nuestro ánimo alarmar a nadie. Ante la desidia de la administración se erige la encomiable labor de los profesionales que se dejan la piel en atender puntualmente a los pacientes. Pero ante una avalancha de quienes solicitan cuidados urgentes se alza el muro de la falta de personal, lo que repercute en la tardanza en administrar la pronta atención requerida.

Los drásticos recortes del SAS, que están detrás de la reducción de personal sanitario, están, al parecer, dando ocasión a “un colapso” de los servicios, sobre todo los de las urgencias, punta de lanza del sistema y en donde la falta de personal se hace más evidente.

   Una situación que se repite con machacona insistencia y que perjudica a quienes sufren los zarpazos de la enfermedad y tienen que soportar en salas de espera abarrotadas (“picos de frecuentación”, según el SAS), entre otras molestias y deficiencias, la ausencia de intimidad y calor humano que pudieran disminuir estados si no comatosos sí angustiosos y deprimentes. A quienes sufren  desesperantes esperas no le valen las afirmaciones del SAS, quitando hierro al asunto. Se afirma que ”la atención está totalmente garantizada”. Puede ser, que nadie quiere ser derrotista ni propagar falsas alarmas. Pero la situación es la que es y a uno se le encoge el ánimo cuando estas noticias trascienden.

    La cuestión es que además de las quejas que vienen manifestado los profesionales ante una situación que se intensifica por días han alzado la voz  los facultativos jubilados que han querido hacer patente su malestar a las puertas del Colegio Médico, en donde  no han dudado en dar forma y voz a un manifiesto denunciado estos hechos. Loable empeño que hay que agradecer sin tapujos.

   

Ver Post >
No con mi voto

 

 

No con mi voto

No es que vaya a faltar al ineludible deber de acudir a la cita con las urnas si hay, como parece, terceras elecciones. Asistiré a la ceremonia, sobre en ristre, y me acercaré con beatitud a practicar la liturgia a la que, previsiblemente como digo, se nos convocará en breve tiempo. Eso sí, esta vez, en mi sufragio no aparecerán nombres: limpio y refulgente como una patena. En otras palabras, votaré en blanco, sin el menor escozor: el plantel de políticos y partidos convocantes no suscitan mi atención de ninguna manera, después de asistir al teatrillo  de la confusión que nos ha ofrecido en los últimos meses.

El restablecimiento de la democracia obedeció en España, como fue notorio, por muchas y variadas razones. Detrás estaban cambios económicos y sociales de indudable alcance, y, también, entre otros, la necesidad imperiosa de un comienzo colectivo en el país. Un deseo uniformemente admitido de pasar página a una situación política que lastraba el entendimiento entre sí de todos los españoles. Esas eran las premisas clave: pactos y consenso, algo que brilla por su ausencia entre quienes aspiran a regir ahora nuestro destino. Sus peroratas insustanciales nos abruman y aburren sobremanera, cuando no se pierden en el vacío más absoluto, producto del hartazgo insondable que nos producen.

¿No se han percatado aun de que no nos hacen mella y que se pierden en el vacío más absoluto? ¿No de aperciben de que ya contemplamos con aburrimiento y hastío sus soflamas? Lo último los desplantes de Sánchez y Rivera a los propuestas de quienes de manera ostensible ganaron los últimos comicios. El secretario general del PSOE enrocado en su “no” permanente, aún a sabiendas de que próceres del partido de otros tiempos señalan el camino a seguir, que no es otro que facilitar que Rajoy gobierne, aunque luego le salten a la yugular sin miramientos. Le importa un ardite, al parecer, que se aprueben el techo de gastos y los consiguientes presupuestos del Estado, de los que dependen el mantenimiento de pensiones, aunque sea con raquíticos aumentos, o las asignaciones para las Comunidades Autónomas y ayuntamientos, entre otras providencias urgentes e inaplazables y que repercuten en el bienestar ciudadano.

Siguen firmen en sus convicciones que a más de uno nos parecen descabelladas e insólitas, entre otras cosas porque van a  impedir la formación de un nuevo gobierno que necesitamos como el  estiaje pertinaz ansía las aguas de mayo.  ¿Estaríamos condenados otra vez, en el caso de que le sigamos el juego, a oír, que no escuchar, sus argumentos tan vacíos como anodinos? ¿Creen que se podría soportar por tres veces consecutivas las ensartas de desatinos que hemos tenido que soportar va ya para un año?

Con mi voto, no. Decididamente.

Ver Post >
Mosquitos

Resultado de imágenes de imagenes de mosquitos

 

Mosquitos

En la zona del Parque Litoral y Martín Carpena de Málaga hay que dormir en estos días con mosquitero. Eso o embadurnarse con cualquier mejunje capaz de repeler tan indeseables vecinos que nos acechan dentro y fuera del hogar para producirnos ronchas sonrosadas y desiguales e insoportables rasquiñas. Estos dípteros aviesos y traidores pululan a sus anchas por este distrito malagueño, cuyos moradores se las ven y desean para atacar o eludir sus dentelladas. Así que la estampa que hoy nos ofrecen las calles es la de transeúntes que se arañan la piel continuamente en las partes más inverosímiles del cuerpo sin que este remedio venga a solucionar nada y provoque el rosetón consiguiente.

Para nuestra suerte no se trata de mosquitos tigre o Zica de severas complicaciones para la salud sino de otros más de andar por casa, lo que no quita que a los moradores de la zona no estén amargando la existencia. Vienen, al parecer, de la desembocadura del Guadalhorce, a dos pasos del barrio, en donde moran a sus anchas en aguas estancadas y putrefactas.  Desde allí vienen a acojonarnos hasta el punto de que hay que pensárselo dos veces antes de poner los pies en la calle para no toparnos con tan indeseables vecinos.

¿No se han podido evitar estas molestias que vienen soliviantando a la población? ¿No fue posible evitar la invasión- de eso se trata- de estos insectos depredadores? Por lo visto, ha habido que esperar a que esta plaga de parásitos vuele sin cortapisas para que la administración local decida combatirla. Tan largo me lo fiais…

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.