img
Categoría: actualidad
Pedro Torrecillas, la afabilidad de un gran médico y científico malagueño

Pedro Torrecillas, la afabilidad  de un gran médico y científico  malagueño

JOSÉ BECERRA

Me sorprendió agradablemente la entrevista que días atrás apareció en este diario en la que conducida por José Vicente Astorga, el médico malagueño Pedro Torrecillas, especialista en urología y criocirugía, abría una puerta a la esperanza a quienes miran al cáncer como un enemigo contra el que no existen por lo pronto armas para hacerle frente con posibilidad de derrotarlo. Es una quimera,pero que cada días va tomando visos de realidad, merced a quienes se dejan la piel en el intento.

  Este experto en criocirugía no ceja en su empeño en tratar de hacer frente a esa temible enfermedad y cada vez se aproxima más a derrocarla, al menos en lo que toca a su especialidad médica, empleando sus armas que no son otras que el estudio y la investigación sin precipitación pero sin pausa recurriendo a todos los medios posibles a su alcance. Lo viene haciendo desde los inicios de su carrera cuando prefirió, antes que un suculento descuento en la compra de su primer aparato de ecografías, un encuentro con Free Lee y Willian Corner, padres de la cura de tumores poniendo en práctica, una terapia plenamente innovadora en en la que se siguen los pasos de Mir y Rubinski, precursores de la metodología de congelar células cancerígenas y “bombardearlas” con un medicamento tóxico capaz de eliminar la mayor parte de ellas. Prefirió el encuentro con los creadores de esas técnica, lo que pone de manifiesto el carácter y el profundo anhelo de dominar el ejercicio del saber que había escogido junto a su sentimiento de humanidad. A este tenor me venían a la mente las palabras de Hipócrates, el médico de la Antigua Grecia y por excelencia de todos los tiempos: “Allí donde el arte de la medicina es cultivado, también se ama a la humanidad”. Casi musitando esta sentencia me sentaba junto a él en su mesa y esperaba su dictamen.

  Es en esta faceta en la que quería recalar: humanitarismo y afabilidad a partes iguales adornan la personalidad de Torrecillas, y de ambas cualidades he recibido muestras en las relaciones que con él he mantenido como paciente. Insisto en el trato que dispensa, siempre agradable (su sonrisa de recibimiento apenas entrar en su consulta me infundía ánimos y, por unos momentos desterraba mis temores,los cuales nunca faltan cuando se espera ausculten nuestro interior corporal), y me reconciliaba con la confianza, lo que me permitía pensar que me encontraba en buenas manos.

  `Cronificar´ el cáncer: he ahí el reto que ahora tiene por delante este acreditado doctor y anda en pos de una vacuna que lo pueda lograr. Dios lo quiera. Por lo pronto reconozcamos con Voltaire en que “los hombres que se ocupan de restaurar la salud uniendo habilidad con humanidad están sobre los grandes de la tierra”. PedroTorrecillas merece esa distinción. 

Ver Post >
Pedro Sánchez y la bandera

Pedro Sánchez y la bandera

No estamos muy acostumbrados a verlo en los últimos tiempos. Primaron en éstos más bien el envolverse en la bandera republicana, sobre todo en lo que toca a los novísimos partidos emergentes que, como gritan desde Podemos, es la que correspondería a la pretensión de la izquierda más radical. No se puede incluir en esta distinción al PSOE, el cual presume de ejercer una política de centro-derecha sin caer en extremismos,pese a que presta su apoyo a aquéllos que se muestran visiblemente más exaltados.

La cuestión es que en un acto en el madrileño circo Price, siguiendo los pasos de las convenciones americanas de demócratas y republicanos americanos, el recién proclamado candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado con orgullo ante una enseña constitucional de, para más señas, grandes proporciones. Y aquí, no hay que ser muy avispado para palpar la inconsecuencia.

Y es que su actitud no casa y provoca asombro que quien repitió hasta la saciedad su repulsa hacia los populismos, o sea, a quienes rechazan los partidos políticos tradicionales, abrazara a renglón seguido a uno proclamado como anticonstitucional y republicano,prestándose a sus requerimientos para ir de la mano con pactos de dudosa viabilidad.

Bienvenida su proclama teniendo como fondo a la bandera nacional; la aplaudimos, sino se pensara que es pura compostura electoralista. ¿Intentó aparentar su vuelta al centro político después de las veleidades con la izquierda más radical, la de Pablo Iglesias? Es lo que produce incertidumbre y, desde luego, no poca confusión no solo en la ciudadanía sino en parte del partido del que es cabeza más visible. Y es que como dicen los más viejos del interior de Málaga, siempre con facundia y oportunos es que” en política como en la aritmética todo lo que no es totalmente correcto está mal”.

Ver Post >
Rivera contra los ayuntamientos de pueblos pequeños

Rivera contra los ayuntamientos pequeños

JOSÉ BECERRA

Arbert Rivera y su partido que vienen subiendo como la espuma y que han jugado un papel decisivo en la constitución de nuevos canales por los que forzosamente han de transcurrir las aguas, otrora procelosas, de nuevos ayuntamientos y comunidades autónomas, han puesto el pie en el acelerador para extirpar de cuajo las corrupciones de los integrantes de formaciones políticas y se enderecen hacia otros derroteros que no sean los que hasta ahora han venido provocando el rechazo unánime de la sociedad.

Es una de las condiciones impuestas en los pactos realizados entre otras de gran calado y que hay que aplaudir. Pero hay otras. Cabe destacar una que juzgan imperiosa: que más pronto que tarde todos los ayuntamientos con una población que no supere los 5.000 habitantes lleguen a una “fusión fría”,o sea, que una o más de estas pequeñas demarcaciones se rijan por un solo consistorio.

El político catalán ya empieza a mostrar sus cartas. La de unificar ayuntamientos atañe como condición sine qua non a los pueblos que cuenten con una densidad de población reducida, que son los que mayoritariamente existen en la provincia de Málaga,no digamos en la comarca serrana de Ronda, donde esta incidencia es mucho mayor si cabe. Y esta eventualidad no se la ha sacado Rivera de la manga, sino que era una pretensión que viene de micho tiempo atrás, cuando se propugnaba en las altas esferas políticas como fin de centralizar la gestión de los servicios públicos con la pretensión de lograr un ahorro que se supone importante para las arcas públicas.

Como era de esperar ya se han levantado voces discrepantes. De llevarse a cabo esta exigencia exacerbarían los ánimos de la vecindad que se viese supeditada al mandato de alcaldes no oriundos o afincado en los pueblos que de esta formas estarían obligados por ley a entenderse.

Se pretende aunando servicios abaratar los costos de agua,luz,cementerios y el resto de de exacciones impositivas ahorrar gastos y aliviar las arcas municipales, pero a ver quién le pone el cascabel al gato cuando todo un pueblo en la vecindad del elegido como central tenga que resolver sus asuntos subiendo o o bajando cuando durante generaciones se han mantenido diferencias y animadversiones, amén de disputas y controversias que han venido siendo proverbiales entre ellos.

La pretensión de Rivera de imprimir en un prurito de imprimir cambios en las estructuras políticas a toda costa no parece muy acertada, más bien reprobable. Los pueblos tan diferentes entre sí pese a las cercanías anhelaron siempre la firmeza en el mantenimiento de sus identidades propias. Es obvio que siempre quisieron diferenciarse del vecino. Este obligado acercamiento no hará sino crear nuevos roces y aumentar la consideración de las diferencias insalvables de siempre.

 

Ver Post >
Pactos a tutiplén y confusionismo

Pactos a tutiplén y confusionismo

JOSÉ BECERRA

Déjenme emplear esa locución adverbial coloquial,´tutiplén´, que describe con desparpajo la abundancia de pactos y postureos (otro palabro que no recoge el diccionario de la RAE),muy usado en las redes sociales y que no son más que comportamientos y poses sin sustancia alguna, y que se coló en el lenguaje popular, a raíz de los dimes y diretes de los políticos a la hora de hacer valer sus exigencias para establecer esos gobiernos que han postulado las últimas elecciones autonómicas y municipales y que no siempre coinciden con la voluntad de los electores.

Esgrime Albert Rivera una afirmación que viene repitiendo quizás con jactancia en los últimos días: “·Es la hora de los estadistas”. Se ve que al catalán se le han subido los humos a la cabeza y utiliza frases grandilocuentes sin ton ni son,mecido por la ola que Ciudadanos está provocando en el mar de los Sargazos que cubre a media España, sumida en la corrupción de buena parte de sus dirigentes políticos. No se empacha en afirmar que” C´s” ha contribuido a la regeneración política y a la lucha contra la corrupción en Andalucía y Madrid”. Debería conformarse en reafirmar que intenta reforzar la democracia y la vuelta a las libertades sin cuento, ahora puestas en peligro. Decisión salomónica que no ha dejado de sorprender que el que se ha dado en llamar el partido bisagra por excelencia venga a facilitar la investidura de Susana Díaz en Andalucía y haga lo propio en Madrid con Cristina Cifuentes.

   O sea, una vela al PP y otra al PSOE, ambas formaciones corroídas por la corrupción en buena parte de sus filas; en la primera Comunidad con una virulencia más flagrante si caben y que ha saltado a los informativos en los últimos días con el despliegue que era de esperar. En el caso de Andalucía las huestes de Ciudadanos rizaron el rizo: se dijo que si Susana Díaz no apartaba de sus filas a Griñán y Chaves no le cogería ni el teléfono. No solo se lo cogieron al final sino que pasaron por alto la permanencia del ex presidente autonómico y se mostraron impávidos ante los casos de corrupción que surgieron en los días previos a la investidura, sumados a los anteriores de lo ERE falsos y los abusos en los cursos de formación para desempleados, amén del caco de la mina de Aznalcóllar. Donde dije digo, digo…”

Es lo que hay. Ciudadanos y Podemos han cambiado sustancialmente el mapa político español para bien o para mal,que eso se verá en el transcurso de los próximos meses. ¿Ha sido esa la voluntad del pueblo como no se cansan de repetir sus adalides? Si no hacemos caso omiso al cómputo de los votos obtenidos obtenidos por los partidos de mayor presencia en las instituciones se comprueba que no.

De cualquiera forma, tendría sentido si todas esas fuerzas emergentes se hubiesen presentado a las elecciones recientes con una sola denominación. Pero la fragmentación con la que lo han hecho no hablan sino de una voluntad quebrada y desigual que no puede compararse con la uniformidad de los que eligieron a los partidos hasta ahora turnantes en el poder, que críticas aparte han permitido años de tranquilidad y progreso económico y social, sobre todo en los últimos años una vez superada en parte la malhadada crisis que nos asoló, descontados los casos de corrupción que han sido evidentes en ambas formaciones políticas.

Los nuevos dirigentes son los que ahora obtienen la potestad de perfilar el nuevo panorama político más allá de la voluntad mayoritaria demostrada en las urnas. Mandan sobre los más los menos. Son solo unos pocos los que deciden en último lugar de forma inapelable dejando en la cuneta los deseos de millones de españoles. Es por lo que cabría abogar en el futuro por una segunda vuelta en la que participen solo las partidos más votados, esquivándose así las componendas, arbitrariedades y confusionismo de los pactos en demasiados casos vergonzosos e injustos.

Se me dirá que esas son las reglas de la democracia; no estoy yo tan seguro de ello. Aquí y ahora van a mandar no los elegidos por el pueblo, último fin de esa organización social que,como se sabe, atribuye la titularidad del poder al conjunto de la sociedad en su legítimo e inalienable derecho, sino una insignificante parte de aquélla, o sea los menos en contra de los más. Y así nos va a lucir el pelo. Al tiempo.

Al final, lo de siempre. Sin menospreciar a la clase política,que gente honrada figuran en unos y otros partidos y dan muestras del fiel cumplimiento de sus funciones, lo cierto es que abundan los políticos que barren para adentro. En la montaraz Serranía de Ronda, los más viejos del lugar, con la socarronería que les caracteriza, acostumbran a decir que “la política es como un gran cebadero: se entra para engordar y se sale engordado”. Va a ser que tienen razón.

 

Ver Post >
Noticia inquietante

 

 

 

 

Noticia inquietante

JOSÉ BECERRA

Un familiar muy allegado que está al tanto de cuantos rumores, eventos, sucedidos y acontecimientos ocurren en España y allende fronteras me envía copia de una noticia que, a todas luces, es inquietante. A mí personalmente me ha producido asombro y no poca intranquilidad. No es para menos. A propósito de esta noticia difundida días atrás me vienen a la mente el anuncio hace casi 80 años de la invasión de la Tierra por parte de extraterrestres y que lanzó a los cuatro vientos el cineasta norteamericano Orson Wells desde la cadena CBS. Lejos de creer que se trataba de una tomadura de pelo,los oyentes mordieron el anzuelo y cundió el pánico. La inocentada provocó atasco en las calles y carreras de gente despavorida. Era The War of de Worlds, o sea la Guerra de los Mundos.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, para el común de los mortales) acaba de anunciar que durante cuatro días de agosto, del 24 al 28) que están al volver de la esquina contemplaremos un hecho insólito o que por lo menos se da en el espacio cada 26.000 años, año más, año menos: las tinieblas se enseñorearan del planeta Tierra: dejaremos de ver el sol.

Porque he aquí, tinieblas cubrirán la tierra y densa oscuridad los pueblos…(Isaías, 60-2). No se alarmen,el profeta bíblico hablaba de otras sombras, pero a la vista de lo anunciado por la NASA, no hemos podido evitar esa antiquísima referencia. Lo que va a ocurrir esos días es un fenómeno natural, por lo que hay que salir pitando a buscar refugio: la NASA ha sido taxativa: el “eclipse galáctico”,como se ha dado en llamar este fenómenos, no va a perjudicar lo más mínimo nuestra integridad física ni producirá una hecatombe. Así es como nos han tranquilizado:“Al pasar nuestro sistema solar frente a la brecha oscura de la galaxia probablemente esta brecha absorbería todos los fotones y al estar el sol entre la tierra y esta brecha oscura, evidentemente la luz de sol no llegaría a la Tierra”. Pero de ahí no pasará y no hay que temer cataclismo alguno.

Se recalca que la temperatura continuará sin merma ni aumento considerable,por lo no que existe el menor temo a que el cambio climático se haga realidad. Suspiramos aliviados,que nos temíamos lo peor,que como están las cosas ahí arriba y el maltrato al que sometemos al espacio con los gases mortíferos que expandimos, el anuncio nos puso en principio que no nos llegaba la camisa al cuerpo.

La explicación de los sesudos científicos ha calmado los nervios de los que barruntábamos lo peor. No hay motivos para que cunda el pánico: no existe el menor riesgo de catástrofe. Pero una duda nos asalta: ¿Cómo se pueden vivir esas cuatro jornadas sumidos en las sombras?A esta cuestión no ha habido aún explicación científica.

 

Ver Post >
Auge de los independientes en pueblos de la provincia

Auge de los independientes en pueblos de la provincia

 

Haciendo suyo el dicho que es proverbial entre los gurús de la demoscopia, en los pueblos del interior, aún sin seguir al pie de la letra sus elucubraciones, en las elecciones municipales se ha votado con predilección a las personas y mucho menos a los partidos. O quizás se ha pensado con esa agudeza y socarronería que es peculiar,por ejemplo, en los lugares de la Serranía de Ronda, que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer.

De cualquier forma, las agrupaciones de índole local han proliferado en los pequeños pueblos del interior,que no villorrios, y en muchos de ellos han sido los independientes los que que han obtenidos notables resultados con mengua de los grandes partidos ya asentados y a los que se les ha dado de lado.

   Villanueva del Trabuco, Benalauría, Montejaque, Cortes de la Frontera (donde se presentaron más candidaturas que en la propia ciudad de Ronda) y Alhaurín el Grande,entre otros ganaron por mayoría absoluto o están en las mejores condiciones para formar gobierno a poco que otros partidos les presten su ayuda.

Las agrupaciones independientes han conseguido con creces sus objetivos merced a ciudadanos que pusieron en tela de juicio a las siglas rimbombantes, las cuales no les merecieron el crédito necesario para confiarles sus votos. Y es que los grandes partidos, con sus actuaciones que han dejado mucho que desear en los últimos tiempos (corrupciones, prepotencias, propuestas descabelladas y promesas incumplidas…) no parece que hiciesen méritos para conquistar adeptos a su causa.

En estas muchas circunscripciones modestas de la provincia malagueña los independientes, al contrario que en otros comicios anteriores, han llevado el gato al agua. Ha ganado la proximidad que siempre es una garantía para la defensa de los intereses de los vecinos. “ Dejad a los gobiernos central y regional que administren la política abstractas de las grandes palabras y dejad a los Ayuntamientos que se ocupen de la vida diaria y concreta de las personas, porque jamás se puede admirar a más alto honor”, frase lapidaria del político malagueño Cánovas del Castillo, digna de figurar en el frontispicio de todos los consistorios y que los independientes de la provincia parece que asumieron plenamente al presentarse como candidatos. Máxima que no le va a la zaga a esta esta otra de Montesquieu, el pensador del XVIII,quien propugnó la separación tajante de los poderes del Estado:“ Dadme vuestro voto, sí, pero sólo si viene envuelto en la más alta exigencia a mis acciones como gobernante,la primera de las cuales es la cercanía”.

Ayuntamiento de Montejaque, cuyo alcalde repite mandato.

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.