img
Categoría: Serranía de Ronda
Apuros económicos del municipio de Cortes de la Frontera

Resultado de imágenes de imagenes de cortes de la frontera

 

Apuros económicos del municipio de Cortes de la Frontera

José Becerra

Es este, Cortes de la Frontera, un municipio que siempre gozó de fama por su boyante situación económica, algo que fue envidiado por  los pueblos limítrofes situados como éste en las estribaciones de la Serranía de Ronda y regados por el río Guadiaro. Es el municipio más extenso de la zona merced a las más de 17.000 hectáreas (11.000 de ellas de propiedad municipal) que conforman su territorio, un término extremadamente montuoso y que alberga una muy significativa población de venados y corzos favorecedores de una actividad cinegética de la que presume la vecindad siendo motivo de envidia de las demarcaciones cercanas. Pero aquí no acaban las  notoriedades del pueblo; otra muy significativa es la extracción de corcho, actividad que proporciona una muy beneficiosa situación económica, la cual en épocas de penurias sirvió de sostén al municipio y a las familias en él afincadas.

Esta última actividad, empero, no parece ser suficiente para sacar al municipio  del atasco económico en el que se encuentra y que se hace evidente, según informes de la Central Sindical Independiente en la casi menesterosa situación de buen parte de los trabajadores del Consistorio que se las ven y desean para llegar a final de mes, incluso para adquirir los más elementales recursos de subsistencia a causa de los nóminas pendientes de cobro acumuladas ms tras mes.

La Diputación de Málaga, a la que se acudió en  reiteradas ocasiones para solucionar el arduo problema que no parece sino que da largas al asunto y no concreta llevar a la práctica una moción aprobada de una ayuda extraordinaria y la creación de una urgente mesa de trabajo hasta el presente sin resultados tangibles. Razón por la cual los trabajadores se han puesto  en pie de guerra y anuncian una movilización de protesta para el próximo día 28 de diciembre para denunciar la difícil situación por la que atraviesan ante los oídos sordos de las administraciones que no parecen encarar el problema y darle rápida solución.

Dijo Pedro Calderón de la Barca, eximio dramaturgo del Siglo de Oro, que “la voz del pueblo es la más sonora salva”. Es lo que toca presenciar en Cortes  de la Frontera el 28 de este mes y año que agoniza. ¿Es casualidad que sea ese día  el de los Santos Inocentes?

Ver Post >
Al placer del jamón de bellotas en Faraján

Resultado de imágenes de fotos de faraján

 

Al placer del jamón de bellotas en Faraján

 

Los pueblos de la Serranía, siempre evocadores merced a sus blancos caseríos y el omnipresente valladar de  quebradas sierras envolventes que les otorga particular encanto, se las ven y desean para salir del marasmo económico que desde década atrás- por no decir siglos- los castiga sin indulgencia. Fruto de ello es la diáspora de sus moradores en busca de horizontes más halagüeños para sus vidas. Cerrada la espita de la emigración que desoló  calles y plaza  la gente del interior se las ve y desea para para ganarse el sustento de cada día. No se amilanaron los habitantes que quedaron firmes en sus casas y ensayaron con éxito diversos medios de vida y, algunos, prósperos y con brillante futuro. Caso de las fábricas chacineras, algunas con un timbre de fama tal que catapultaron sus embutidos a media España, como es el caso de Benaoján o Montejaque, pioneros de esta  floreciente industria en  la Serranía de Ronda.

Resultado de imágenes de fotos de jamones ibéricos

   Faraján, insólitamente situado en una llanura, siempre observado por las cumbres cercanas y el manso fruir del Alto Genal, celebra el próximo día de la Inmaculada – 7 de diciembre- el VI Concurso de Corte de Jamón, rindiéndose especial tributo a esta parte de la anatomía del cerdo del que como muy bien se dice por los lugareños “gustan hasta los andares”. Hasta aquí se desplazarán quienes mejor manejan el afilado cuchillo – la familia Corbacho brilla en este menester – para desprender de esta joya gastronómica las finas lonchas de forma magistral que revestirán los platos para que los jueces presentes, duchos en estas artes, dictaminen la mejor y más apetitosa.

   Bellotas y castañas entran en el día a día del pienso administrado a estos pacíficos animales hozadores que libremente se mueven lejos de las empalizadas de las pocilgas y al amor del beatífico airecillo que de las cúspides limítrofes resbalan hasta las dehesas. Y esto se nota a la hora de llevarnos la loncha a la boca bien acompañada por el pan serrano y el vino de tierra: un manjar de dioses ¡vive Dios!, digno de los  más encumbrados sibaritas del buen comer y beber, que a buen saber, se trasladarán en ese día a Faraján para gozar de este suculento bocado.

    Dicen los serranos que en la antigüedad en una disputa entre un linajudo hacendado gruñón y cicatero y su porquero, esté le espetó destemplado:  ” Echa en un olla tus pergaminos, mientras yo echo en  la mía mi jamón y mi tocino”. Nada nos extrañaría que este episodio hubiese tenido lugar en este Faraján que ahora de reviste con aires de fiesta y que da la bienvenida a cuantos se dejen caer por sus andurriales sabedores de que, echando mano a otra sentencia local,  “con jamón y buen vino se anda el camino”.

  

   

Ver Post >
Las castañas, objeto de deseo de desaprensivos

Las castañas, objeto de deseo de  desaprensivos

Los han pillado con las manos en la masa, o sea, en las castañas. Hasta ahora solo se tenía noticias de los “luneros”, esa cuadrilla de amigos de los ajenos que robaban las aceitunas, en época de recogida del fruto, aprovechando las sombras de la noche. Utilizaban furgones estos amigos de lo ajeno para trasladar el objeto de la ratería nocturna hasta allí donde encontraban clientes dispuestos a su compra, o bien para el consumo familiar como acompañante gratuito de sus pitanzas. Este último hurto siempre existió; nunca faltaron los que con nocturnidad y alevosía escurrían los olivos para llenar una  barreño y bien aderezadas con tomillo, hinojos, ajos y vinagre: un aperitivo esencial y gratuito en los pueblos de la Serranía de Ronda.

    Otra cosa bien distinta es el robo masivo de hasta una tonelada de castañas, rapiña que ha sido descubierta por la Guardia Civil y la consiguiente detención de sus autores, puestos a disposición judicial, como no podía ser de otra forma. Merced a su intervención se ha conseguido recuperar gran parte de lo saqueado en distintos pueblos serranos; en la operación ha sido crucial la colaboración ciudadana, que en los pueblos todos se conocen y se sabe muy bien de qué pie cojea cada cual.

    Se ha pasado, pues, de merodear por los olivos a hacerlo por los castañares con fines subrepticios y de forma sigilosa. Nada que ver, como digo, a quienes anduvieron en épocas lejanas por los pueblos eminentemente castañeros como  Igualeja, Pujerra, Cartajima, Parauta y Faraján, procedentes de municipios próximos para canjear de manera lícita unos pocos kilos de castañas por objetos artesanales y de uso diario por las amas de casa como, por ejemplo más habitual,  escobas y escobones. Luego, en los lugares donde el castaño no existía, vendían las castañas de puerta en puerta, bien cocidas o tostadas (cinco castañas, un real), o sirvieron como insustituible recurso a los ´tostones´, una fiesta hogareña que perdura hasta nuestros días.

   Harán bien los castañeros serranos en vigilar sus haciendas: facinerosos amigos de lo ajeno, con nocturnidad y alevosía, se empeñan en aligerar  sus arboledas,  en estos días que ya vaticinan el invierno, del codiciado fruto.

    

 

 

Ver Post >
Faraján, naturaleza viva

 Resultado de imágenes de fotos de chorreras de Faraján

Faraján, naturaleza viva

José Becerra-Gómez

 

La Serranía de Ronda como comarca no nos dejará nunca indiferente si es que nos aventuramos a recorrerla por lo menos en lo que toca al ámbito de sus pueblos más señeros. Pueblecitos apartados de la vorágine de las ciudades, que no se enervan por sueños y olvidos de siglos, pero que no se resignan a permanecer en la inopia que pueden acarrearles el desconocimiento por parte de las comarcas y regiones que los circundan a mayor o menor proximidad de su caserío o término municipal.

   La historia del valle del Genal, en cuyo margen derecho sienta sus reales Faraján, no puede entenderse plenamente sin la hacer  mención expresa de este pueblo, el cual ya en la época en que la Media Luna extendía sus dominios por el sur peninsular, se conocía como “hermoso” o “deleitoso” si hacemos caso a la transcripción de su nombre islámico (farhan). Los moriscos allí asentados tomaron parte activa las sublevaciones del siglo XVI, siendo luego expulsados de sus dominios, suceso bélico que supuso el abandono del pueblo y consecutiva repoblación por partes de los huestes cristianas.

 Las casas ascienden en calles estrechas y empinadas concediendo calor humano a los terrenos que suben hasta los montes Jardón  y Romeral partiendo desde los cauces del rio. En esos terrenos se encontraron restos arqueológicos relevantes como es el caso del Dolmen que lleva el nombre del collado, amén de restos de antiquísimas haciendas morunas como las de Balestar y Majada del Juez. De pasada merecen atención la iglesia levantada bajo la advocación de la Virgen del Rosario levantada en 1505, remodelada a conciencia en los siglos posteriores respetando siempre el porte mudéjar de su estructura.

    Pero hoy de lo que toca hablar es de las dos Chorreras de Balestar, un imponente paraje que tiene como eje el tropel de aguas desatadas y desbordadas desde una altura de más de 20 metros que vienen a crear un burbujeante asiento sobre las rocas. Amansado el líquido elemento precipitado por la superficie kárstica desciende por acequias labradas en la roca viva para regar predios y huertos en  bancales desde tiempo inmemorial hasta hoy mismo. Un paisaje campestre pleno  de vida y color concedido por una Naturaleza viva y cambiante que provoca una constante mutación provocada por el  transcurso de las horas del día.

   Merced a la colaboración mutua de Ayuntamiento y vecindad propietaria de terrenos anejos al arroyo y chorreras de Balestar se están disponiendo senderos y accesos para recreo de los que se acercan a sus aledaños. Un aliciente que viene a potenciar el turismo rural que se está tomando muy en serio en Faraján por los dividendos que pueden aportarle. No hay que echar en saco roto que el pueblo forma parte de unos de los jalones que forman la ruta del beatificado fray  Leopoldo de Alpandeire, venerado con fervor en toda la Serranía de Ronda.

 

Ver Post >
Ronda contra la enfermedad de Alzheimer

Resultado de imágenes de imagenes de alzheimer

Ronda contra la enfermedad de Alzheimer

 José Becerra-Gómez

Se celebró el día mundial de la enfermedad de Alzheimer descrita por primera vez en el año 1906. Ha transcurrido más de  un siglo y esta dolencia, pese a las investigaciones que se vienen realizando, sigue siendo incurable.

   En Ronda y su comarca, como por desgracia, en muchos otros muchos lugares de la provincia y España (25 millones de pacientes en el mundo), la enfermedad de Alzheimer extiende sus tentáculos e invade infinidad de hogares, en los cuales, sus moradores cuidan a los enfermos de los embates  que anula por completo la personalidad de quienes la padecen. Este padecimiento que no perdona a la longevidad ya que es en los años postreros de la existencia cuando hace acto de presencia, sumerge a los afectados en un mundo tenebroso del que es, no pocas veces, imposible salir. Cuando las células nerviosas o neuronas van muriendo el cerebro sufre paulatinamente el quebranto de la memoria. Todo se trastoca en aquél con este acoso degenerativo a la remembranza que se traduce en la pérdida paulatina de la orientación, el juicio o el lenguaje. La vida diaria del afectado merma, cuando no aniquila, la continuidad  en las actividades normales hasta ese momento. En definitiva, se anula la capacidad memorística  y el paciente pierde su singularidad y con ello su ausencia del acontecer diario de la existencia a su alrededor. Es lo que nos dicen  fuentes médicas autorizadas, que, no obstante, no cierran las puertas a la esperanza de que se pueda llegar a remedios paliativos a la virulencia actual.

    Por ahora no deja de ser un drama familiar al que está haciendo frente una asociación rondeña (AROAL), que viene tendiendo la mano a las familias que cuentan entre sus miembros con un enfermo de este implacable mal. Sus componentes, con enfermos en el seno familiar, se marcaron el objetivo de concienciar a la población rondeña de la existencia de esta enfermedad y sus terribles secuelas. Con inimaginables esfuerzo lograron abrir un centro para convivencias entre familias afectadas afín de intercambiar experiencias y ayudar a los enfermos a aminorar el deterioro de sus capacidades cognoscitivas, a la vez que el mutuo apoyo para sobrellevar, compartiéndolo, la labor de los familiares en hacer la vida más amable a los afectados.

    AROAL es hoy por hoy una realidad que ha venido a llenar un vacío existente en Ronda en torno al Alzheimer. No deben escatimarse ayudas que desde las administraciones públicas vengan a parar a esta Asociación sin el menor atisbo de lucro. Desde ella presentan batalla altruistamente a la enfermedad y prestan inestimable ayuda a las familias afectadas. Una labor que merece todo el reconocimiento de la ciudadanía y un loable empeño que exige ser secundado.

Ver Post >
En la Serranía de Ronda apuestan por el inglés

En la Serranía de Ronda apuestan por el inglés

JOSÉ BECERRA – GÓMEZ 

En la comarca rondeña y en algunos de sus pueblos más señeros por su historia, economía o población muchos profesionales y estudiantes que se empeñan en relacionarse con el turismo para potenciar todo lo valioso que desde aquí se puedan brindar al mundo – que es mucho y digno de admiración por propios y extraños – se les va a impartir lecciones de inglés. Cursos auspiciados  por la Diputación de Málaga, a través de la Delegación de Cultura y Deporte, atenta a este tipo de menester allí en donde la reclamación de cubrir necesidades de este tipo se muestran apremiantes e inaplazables. No siempre esta demanda llega a buen puerto, que las administraciones públicas se muestran lerdas a la hora de conceder sus ayudas, pero aunque tardes y a remolques acaban por llegar. Como ocurre ahora.

   – ¿Do you speak English?

    – ¡Of course!… A little, but not very well…

    Hablar no mucho pero lo suficiente para hacerse entender a aprehender el sentido de lo que le dicen en la lengua de Willians Shakespeare    es a lo que pueden aspirar quienes – jóvenes o mayores, empresarios o estudiosos, recalco – se inscriban en los cursos promovidos por la Junta para este menester. Se impartirá  la enseñanza en pueblos cuyo desarrollo económico depende en parte a la expansión de un turismo incipiente que necesita firmes puntales para sostenerse y progresar, a saber, Benaoján, Gaucín, JImera de Líbar  o Igualeja, entre otros municipios  de la Sierra de las Nieves, desde El Burgo hasta Yunquera, con méritos propios paisajísticos y que presumen de monumentos naturales o debidos a la mano del hombre desde edades pretéritas,

  De lo que se trata, una vez se culminen estos estudios, es de proporcionar a quienes visitan de allende fronteras estos parajes una más completa información en  idioma sajón. Se pretende hacer más asequible  al entendimiento de la esencia de los lugares visitados de viva voz más allá de las descripciones impresas, que no pocas veces resultan  tediosas.

   Para remachar estas enseñanzas del lenguaje británico se contará con la presencia y docencia de miembros del Consulado Británico en Málaga, que no ha  puesto reparos en su colaboración para llevar a buen término estos cursos. Algo que no habría sido posible sin la mediación expresa de la Diputación de la que ha partido la encomiástica decisión que los pueblos concernidos no tendrían por menos que celebrar. Una razón más para echar en saco roto las proposiciones de algunos partidos políticos de eliminar estas administraciones públicas.

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.