img
Adiós al impuesto de sucesiones
img
José Becerra | 31-01-2019 | 10:14| 0

Adiós al impuesto de sucesiones

JOSÉ BECERRA

Tal vez habría que cambiar algo en el encabezado de este escrito y ponerlo entre sendos signos de interrogación. Pero es algo tan esperado por los españoles que preferimos dejarlo tal cual – optimista que es uno – aunque todavía no se pueda afirmar la anulación de la gabela porque su anuncio no va más allá de una proposición de Ley que el Grupo Parlamentario Popular acaba de presentar en el Senado con el ánimo de que se  apruebe más temprano que tarde.

Lo que nos hace abrigar esperanzas es que este malhadado impuesto ya ha sido derogado en Andalucía mostrando el camino al resto de España que aún lo soporta y gime por su desaparición. En algo teníamos que adelantarnos los andaluces, muchas veces en la cola de que nuestros próceres políticos nos dispensen de agravios. Lo que esgrimen los populares para que tal imposición llegue a un feliz  final es que supone una doble imposición para quienes ya han visto grabadas sus rentas  y bienes desde que pudieron presumir de su patrimonio. Venía a desmantelar algo que ha estado pesando como una losa, de manera y forma que movía a los sufridos cotizantes a mudar de residencia y trasladarse a otros lugares más propicios para sus intereses.

Si buena parte de las imposiciones estatales que padecemos no dejan de ser injustas, ésta lo era por partida doble ya que venía a gravar rentas y propiedades que ya gemían sobre la obligada tributación a la que se había de hacer frente de manera ineludible. El fantasma confiscatorio planeaba sobre muchas familias que recurrían para evitarlo renunciar a sus herencias cuando por motivos familiares o laborales les impedían poner pies en polvorosa ante un afán arbitrario y confiscatorio que les era imposible eludir.

El Partido Popular en un gesto que  les honra trata de suprimir esta exigencia del fisco que venía motivando que muchas familias renunciasen a herencias legítimas porque, como decimos los andaluces,  más vale pájaro en mano que ciento volando. Aparte de que como aseguran las mesnadas del partido que ahora lidera Pablo Casado este impuesto no llega ni al 1% de los ingresos tributarios del Estado. ¿Vale la pena exprimir por tan menguada exigencia a la ciudadanía que con más razón que un santo la rechaza de plano si  no supone para las arcas sino un ínfimo perjuicio?

Bienvenida sea la proposición del PP, que con el aliento en el cogote de Cs por tan noble causa, trata de eliminarlo del país, siguiendo las huellas de una Andalucía que en su día optó por arrinconarlo en buena medida.

 

Ver Post >
Julen
img
José Becerra | 27-01-2019 | 09:31| 0

Julen

JOSÉ BECERRA

Hay muertes que entendemos y aceptamos sin tapujos. Es el final de un ciclo de la existencia humana. Nacimos y vivimos con la certidumbre de que nuestra vida está condenada a extinguirse con el paso del tiempo. Lo que nos pasma y llena de zozobra e incomprensión es que la muerte venga a cegar la vida de alguien que apenas se había asomado a ella. Y si esto ocurre con las circunstancias que han golpeado al pequeño Julen más nos hace pensar en lo enigmático e incomprensible del hecho de abandonar este mundo de manera y forma que han venido a concurrir para segarle la vida. Hemos asistido para asombro del mundo a la desigual lucha del hombre con armas que la modernidad de las técnicas ponía en sus manos contra la montaña, animal maléfico, que se resistía a soltar su presa. Y si lo hizo al fin fue para dejar constancia de su victoria final   cebándose en la vida de un inocente niño que apenas había hecho sino asomarse al mundo. No lo entenderemos jamás por muchas vueltas que demos en nuestro cerebro. Vivimos días de incertidumbre en el de las horas contemplando la singular batalla de quienes eran avezados en soliviantar las asperezas del risco. Con tenacidad y sin descanso lucharon hasta el final para arrebatarle su inocente presa sana y salva. Merced a sus denodados esfuerzos  consiguieron doblegar su pétrea resistencia, pero desgraciadamente cuando ya era demasiado tarde. Nos estrujamos el  cerebro tratando de encontrar una respuesta a este desgraciado acontecer que se ha cebado con la familia de Juven, que ya pasaron, y en época reciente por el amargo trance de perder otro hijo por una muerte súbita en una playa del litoral malagueño. Y ahora la tragedia de otro hijo que encontró la muerte cuando todavía no se habían rehecho de la otra dolorosa pérdida. Quienes contemplamos estas vicisitudes de la familia nos preguntamos la razón para que ella se cebe el infortunio y la desgracia procurándoles sendos desgarros en el alma. Quienes somos padres y abuelos de niños de la edad de Julen nos ponemos en su piel y no podemos evitar que los ojos se nos nublen. Y de que clamemos al cielo preguntando el porqué de estos sucesos que laceran el alma. No hay respuestas. Y nos comemos las lágrimas ante la impotencia de encontrar una razón racional ante tamaña desgracia que no tiene por menos que acongojarnos a todos.

Ver Post >
Julen: dia D, hora H
img
José Becerra | 24-01-2019 | 11:04| 0

Julen: dia D, hora H

Este que campea más arriba es un término usado genéricamente, como saben,  por  militares anglosajones para señalar el día justo y la hora en que se ha iniciar la ofensiva contra el enemigo, en este caso la montaña que se tragó a Julen. Aquí y ahora, la operación no es otra que poder llegar hasta las inmediaciones en que se supone que el pequeño  permanece enterrado, un suceso dramático que ha conmocionado a España por entero y buena parte de países de otras latitudes terrestres, como no podía ser de otra forma. La que ya se conoce como una “obra de ingeniería humanitaria” acaba de dar las últimas acometidas a una mole de tierra y rocas que propició ímprobos trabajos y actuaciones contra reloj que venían impidiendo la aproximación a Julen. Salvadas estas barreras que han mantenido en suspenso a propio y extraños con el entubado o “encamisado”  de los 60 metros del túnel vertical perforado se inicia este jueves el último intento en este caso para llegar hasta el pequeño.

Toca ahora  llevar a cabo su labor los miembros de la Brigada de  Salvamento Minero de Asturias. En ella se han depositado las esperanzas de los padres y de quienes siguen con el corazón encogido desde que el pequeño cayó, el pasado día 13, en un angosto pozo de búsqueda de agua  abandonado. Son ocho los mineros que voluntariamente van a poner en riesgo sus vidas excavando una galería horizontal de 4 metros de largo afrontado dificultades sin cuento, pero animados por el deseo de llegar a un final feliz, que no es otro sino el milagro de encontrar al pequeño con vida. Son conscientes de que se juegan la suya propia en el intento. De ahí su desafío a la adversidad de una arisca montaña que venía impidiendo el proceso de salvamento del menor con la celeridad que exigía el desgraciado suceso que ha puesto en vilo a tantos corazones.

Es seguro que en estos momentos se elevan preces al Cielo para que este fatídico suceso tenga un final feliz, que no es otro que el otero devuelva sano y salvo a Julen.   A ellas nos unimos sin reservas. Que el día D, hora H se haya resuelto felizmente.

Ver Post >
Descalabro de las izquierdas
img
José Becerra | 22-01-2019 | 09:38| 0

Descalabro de las izquierdas

JOSÉ BECERRA

Primero fue la hecatombe producida en Andalucía: mordieron el polvo Susana Díaz y los suyos ante las huestes  del centro-derecha que inauguran nuevo tiempos en la región, no exentos de problemas, bien es cierto, pero que importa darles un voto de confianza para el el más inmediato futuro. Sin apenas transición, las luchas internas de Podemos, más arriba del mapa andaluz, acaban de alumbrar enconadas diferencias de sus cabezas más visibles:  Íñigo Errejón, en un quiebro impensable hasta ahora, se alía en Madrid con Manuela Carmena para los comicios que están al caer. Se patentiza así  su ruptura con Pablo Iglesias e inicia su caminar independiente de Podemos y su jerarca indiscutible. Algo que no retrotrae a la izquierda cainita española, siempre atenta al zarpazo entre  sus oponentes, y que de paso muestra la fragilidad de un partido y su inesperada decadencia, hoy observable, precisamente coincidiendo con el auge de otro de extrema derecha que viene, al parecer, pisando fuerte. Lo que no deja de ser sorprendente por lo novedoso en el panorama de la política de aquí y ahora.

Con la ruptura entre ambos líderes  se evidencia si no la ruptura definitiva entre ellos, que también, la debacle que se vaticina para  el partido morado, de quienes han seguido su trayectoria  desde Vistalegre  II hasta ahora. Cuando empezó su andadura nadie pronosticaba  que sus días de apogeo tocaran a un debilitamiento pertinaz como el que ahora se acaba de hacer ostensible transcurridos solo cinco años de su andadura. Precisamente  cuando un partido visceralmente opuesto como es el que preside Santiago Abascal consigue altas cotas de adeptos. Basculó la balanza de arriba abajo para la izquierda y al contrario para la derecha, como acabamos de ver. Paradojas de la política que no dejan de sorprender a quienes escudriñan sus derroteros.

¿Es un epitafio para Podemos la tocata y fuga de Errejón? Si no lo es, mucho se le parece. Ocurre este evento al mismo tiempo que se produce la derrota apoteósica del PSOE en Andalucía, auspiciada en parte por el ascenso de la derecha al poder. Se origina una conmoción que no deja de ser sorprendente: los andaluces hemos visto caer un régimen que para quienes cuentan no más allá de cuatro décadas de sus vidas ha sido en único conocido en nuestra tierra. Paralelo a este evento  presenciamos, si no la agonía de Podemos, sí su postración más que evidente. La “espantá” de Errejón confirma la desunión con Iglesias, algo que mucho nos tememos que obre en detrimento de la continuidad del partido, por lo menos con la potencia que había venido ostentado,  una vez superados sus cinco años de existencia.

Lo que se barrunta es que el nuevo escenario que ahora emerge motivado por la lasitud de Podemos conceda nuevas y renovadas ínfulas a Izquierda Unida hasta ahora sometida para subsistir a los designios de Iglesias y los suyos. De consumarse la fractura y el decaimiento de la formación  de Iglesias no sería raro que Alberto Garzón reuniera fuerzas para llevar a buen término su proyecto propio hasta ahorro arrinconado por mor de las circunstancias adversas hasta el momento, que le obligaron a arrimarse, que quieras que no, a otras mesnadas de izquierda entonces en ascenso vertiginoso.Las mismas que ahora se encuentran en claro declive.

Ver Post >
Cambio
img
José Becerra | 18-01-2019 | 09:07| 0

Cambio

JOSÉ BECERRA

 

No creo que se haya repetido cualquier otro vocablo con mayor intensidad en los últimos días. La consigna parece haber sido corearlo  hasta la saciedad en todos y casa uno de los discursos pronunciados por quienes ansiaban que soplasen nuevos vientos sobre esta Andalucía nuestra no pocas veces vejada. Esos que esperaban diferente acontecer en el proceso político imperante hasta hoy  en sus tierras y vecindades. “Cambio” ha sido la palabra insistente y mágica usada una y mil veces por quienes deseaban desalojar al PSOE del poder en el que se instaló más de tres décadas atrás. Expresión que presumimos  alentaba a aquellos que  se acercaron el pasado 2 de diciembre a las urnas y en ella depositaron su voto con ánimo de lograrlo. Y así ocurrió finalmente. “Cambio”, palabra emitida insistentemente y que tomó cuerpo sirviendo para desterrar a quienes tanto tiempo llevaron las riendas de Andalucía dejando un reguero de trapìsondas  e intrigas, que ahora se aspira a que sean historias funestas, cegando propósitos de continuación de desmanes para que éstos no se vuelvan a repetir.

   El mensaje de Moreno Bonilla tras la victoria conseguida,  además de hacer ver la satisfacción de la aspiración cumplida y el reto de poder ofrecer a sus electores el corolario de haber vencido en buena lid, ha venido acompañado de unas explicitas intenciones de gobierno que no deberían echarse en saco roto. Sus buenas intenciones merecen que se le otorgue un voto de confianza. Ha tenido que lidiar para obtener la victoria final ante una situación peliaguda como fue tratar de mediar entre las enconadas posiciones de quienes han acabado por darle la victoria. No habrá sido fácil  aunar voluntades y determinaciones enquistadas, y lo seguirá siendo si no hay voluntad por parte de los protagonistas de este cacareado cambio, si a lo largo de la legislatura no ceden en  sus convicciones enroscadas y siguen despreciando a quienes les dieron la mano para el triunfo final.

   Y cuantos miramos desde la sombra o la distancia la ejecutoria del novísimo gobierno emergido de las urnas parece obligado que demos un tiempo prudencial para calibrar el alcance de sus direcciones y trayectoria. Lo que conlleva no hacer demasiado caso a las incendiarias proposiciones de quienes perdieron el ordeno y mando durante tan dilatado tiempo sin que jamás nadie se haya atrevido a eso que ahora se ha dado en llamar con razón “remover las alfombras” (por mucho repetido no menos concluyente) para extraer y limpiar el polvo acumulado por tan largo período socialista.Los mismos que,  por supuesto, no han de parar de poner impedimentos para que los que ahora toman el mando trastabillen y caigan sin remisión sobre ellas sin obtener su aspiración de limpiar y dar brillo a lo que hasta ahora sido poco menos que un cenagal.

   Hay quienes ya apuestan porque lo que acaba de ocurrir en Andalucía sea una antesala de lo que el futuro próximo nos va a deparar en las consultas electorales municipales y autonómicas, amén de las generales, que están al doblar de la esquina. Ha sonado una melodía que no deja de ser grata. Son sus sones los de reforma, diálogo, distensión, compresión y deferencia a quienes no comulguen sin fisuras ante las propias convicciones. Por lo pronto, esperemos el desarrollo de los acontecimientos cimentados sobre ese cambio que contemplamos con no poco contento y mucha esperanza en lo porvenir.

  

 

Ver Post >
Morir sin miedos
img
José Becerra | 14-01-2019 | 11:36| 0

Morir sin miedos

JOSÉ BECERRA

Acaba de ver la luz un libro cuya lectura aconsejaría a aquellos que como yo rondan ya edad avanzada o a quienes sufren patologías severas y para sus adentros tratan de familiarizarse con la llegada de una  muerte que ya consideran  si no inminente, sí no muy lejana. La autora de esta obra que traigo a colación es Kathryn Mannix, una doctora del Reino Unido dedicada en cuerpo y alma a aliviar el sufrimiento de enfermos terminales con una larga trayectoria profesional  entregada  a la asistencia de enfermos de cáncer  incurables, y que se considera como pionera en el ejercicio de prácticas paliativas y asistencial a aquellos pacientes cuyo final se aproxima de manera inexorable.

Su dilatado apoyo a enfermos terminales se refleja en un libro que ha resultado escalar  uno de los primeros puestos en el hit parade de los que se publicaron en el país británico en el pasado año. Recalca Mannix en su libro “Cuando el final se acerca”,  que se publicó hace pocos meses que así como el nacimiento es un proceso natural que a nadie sorprende debiera serlo también  el de la  muerte. Hacer frente a este espantajo como ley de vida que lleva a su final no debiera acongojarnos si se se piensa que es un proceso normal tan ineludible como el hecho de venir a este mundo. Por esta razón, que ella afirma indubitable, afirma su asombro ante la negativa tácita de la sociedad para encarar esta cuestión, eludiéndose siempre hablar sobre ella. Tiene constancia del pavor que provoca y no duda en afirmar que el trance no resulta tan terrible como es dado suponer. Avalan su afirmación, que es rotunda, su dilatada experiencia junto al lecho de moribundos sin remisión, que muchos tildan de dolor, a los que les prestó ayuda en tan cruciales momentos de sus vidas. Cree con firmeza que “la cosa no es tan terrible” y que se pude afrontar, si el enfermo recibe en el trance una información precisa y apropiada. Sus afirmaciones no deberían caer en saco rato dado su larga experiencia con enfermos terminales.

Reitera que los últimos momentos de la existencia no responden a esa idea preconcebida de que llegan con dolores o asfixias. Y que considerados como un proceso más de la existencia como es el nacer no tiene porqué producirnos horror. Es lo que ha intentado inculcar en su dilatada vida profesional y que siempre ha resultado eficaz en moribundos que se debatían en ese hilo que separa a la vida de la muerte, y a los que asistía al borde del lecho. “Un efecto balsámico” no duda en afirmar. Temores como los indescifrables del miedo al “más allá” y la certeza de que existe algo después de la muerte, se puede llegar a eliminar uno u otro proporcionado al enfermo una ataraxia completa.

El propósito de Mannix, y su libro así lo da a entender, es inculcar la idea de que el proceso de dejar este mundo no debe ser temible porque sea agónico, lo es en muy contadas ocasiones.En las más, y lo avalan las más de 10.000 muertes  que ha presenciado el tránsito no se reviste de maneras aciagas. También pone de relieve la necesidad de vivir cada día como un don precioso que se nos concede. Vivir el momento y tener en cuenta que cada  día es bello  es consustancial con una vida, que puede ser efímera, y, por ende, tender siempre a menospreciar aquello que puede enturbiarla. Pensar en la muerte como algo ineludible, puede ser no grato, pero tampoco  horripilante, es la conclusión final a la que llega la autora, junto a la que planea en todo su libro: Vivir y morir sin miedos al más allá. Vale la pena seguir sus asertos.

Ver Post >
Ayuntamientos y canonjías
img
José Becerra | 10-01-2019 | 11:34| 0

 

Ayuntamientos  y canonjías

JOSÉ BECERRA

No es de dominio público el hecho de que existan Ayuntamientos que se hayan movido con celeridad y otros con paso de tortuga en los últimos tiempos. Viene este aserto a cuento a que en este año que acaba de dar sus primeros pasos algunos de estas entidades locales han conseguido que los habitantes de sus respectivas demarcaciones vean con ojos como platos el hecho de que se les va exigir de manera substantiva  menos gabelas, o que éstas van a resultar un poco más de sobrellevar que las de otros municipios colindantes o lejanos dentro del ámbito provincial. Pagar impuestos es obligatorio, pero si sus importes se aligeran siempre es de agradecer.

Recuerdo en mis años de niñez,  como mi padre, una vez al año, salía de casa camino del ayuntamiento, con una frase cuyo alcance por  mi edad  no llegaba a entender del todo: “Voy a pagar la contribución”, decía escuetamente. Luego entreví el  intríngulis de sus palabras, siempre pronunciada con un deje de malhumor que pese a mi edad no se me escapaba. Comprendí luego que era una carga onerosa que no se podía esquivar de manera alguna, porque era el papá Estado el que la disponía, traspasándola a todos y  cada uno de los municipios del suelo patrio.

Luego, con el paso el tiempo, cayó en mí esa  tan  antigua como obligada demanda  que responde al valor administrativo del inmueble que habito a tenor de una serie de pautas que responden al lugar en donde la propiedad se asentaba, la antigüedad de su construcción o la amplitud de la superfluo, entren otras cuantificaciones. Era el cacareado  `valor castastral’, que se había de tener en cuenta para calibrar el IBI o Impuesto de los Bienes Inmuebles y otros arbitrios exigidos, tales como los que nos acechan desde la correspondiente Comunidad Autónoma o del Estado. Desde esta atalaya impositiva del catastro los entes administrativos públicos calibran a los poseedores de predios su facultad para acceder a las ayudas públicas, becas, comedores escolares o residencias de ancianos.

En 2018, que ya es historia, se aprobaron en el Consejo de Ministros que puso colofón al período los coeficientes correctores que han venido a aliviar, reduciéndolo, el montante que en cada municipio de la provincia de Málaga, previa petición de los ayuntamientos respectivos, corresponde satisfacer a  la vecindad. La cuestión es que de los más de 100 pueblos que se alinean  dentro del ámbito de Málaga solo una treintena escasa  de ellos se van a beneficiar de esta dádiva del Gobierno, correspondiendo  a las solicitudes  que los ayuntamientos elevaron en tiempo y forma, a raíz de  los correctores aprobados en su día por tan  alto órgano colegiado constitucional, a tenor de las solicitudes desde algunas alcaldías dirigidas  a la Dirección General del Catastro para la oportuna revisión de sus valores.

Grandes y pequeñas poblaciones se van a beneficiar de la drástica reducción en impuestos que van a beneficiar a ciudades y pequeños municipios desde los más extensos en población, caso de Ronda y Antequera, hasta los menos habitados, caso de Ardales o Atajate. La pregunta que nos hacemos, confesando nuestra ignorancia en los intríngulis de la cuestión, y que atañe además a las plusvalías y las herencias, radica desconocer el motivo por el que desde numerosos pueblos (un centenar ya digo), tales los que se alinean en la Serranía de Ronda, como  Montejaque, Benaoján, JImera de Libar o Algatocín… no se pueda acceder a esas canonjías que van a disfrutar a otros muchos del territorio malagueño. Obtusos que somos algunos, pese a que recordemos las palabras de un pensador argentino (Horacio Amezúa) que al respecto sentenció: ”Dejad a los gobiernos central y regional que administren la política  abstracta de las grandes palabras, y dejad a los Ayuntamientos que nos ocupemos de la vida diaria y concreta de las personas”. ¿Lo hacen todos de veras?

Ver Post >
Convulsiones políticas
img
José Becerra | 06-01-2019 | 10:20| 0

Convulsiones políticas

JOSÉ BECERRA

Vivimos tiempos convulsos en la política del país. Se observa un  escenario cambiante que no a pocos nos sorprende cuando no produce si no pavor, sí segura conmoción. Se resquebraja la derecha de siempre, hasta ahora un pilar único y firme,  y se fracciona  a ojos vista. No se puede hablar ya de “la derecha” sino de “las derechas”. Cierto es que, sin abrazar abiertamente el ideario de Vox, pero sin hacer ascos a sus votos para obtener el gobierno de Andalucía, se puede hablar de una alianza que tiene como protagonistas indiscutibles  al Partido  Popular y Ciudadanos: la nueva derecha se abre paso y, cambiante en su composición, es predecible que obtenga réditos importantes en las confrontaciones electorales que están al caer, a saber, las municipales,  autonómicas y generales que ya asoman el cariz por el lontananza político de aquí a pocos meses.

Si Vox consigue sentar sus reales en el Parlamento de Andalucía, como parece que va a suceder a tenor del escenario político que ahora toma cuerpo, presenciaremos como tras mostrarse el fraccionamiento de la derecha puede al mismo tiempo posibilitar la fijación de gobiernos conservadores en las elecciones que están al caer. Una cosa no quita la otra. El panorama político que muy bien pudiera contemplarse rompería esquemas anteriores y otro novísimo nos sería dado a conocer.

En los meses últimos del 2018 que ya es historia hemos presenciado una segmentación de la derecha que hasta ahora se había mostrado inédita. Un nuevo escenario político ha tomado cuerpo: el Partido Popular flaquea a ojos vista, pero la corriente de la derecha se muestra arrolladora si a esa formación política se le suma el caudal proveniente de la de Ciudadano y Vox, emergente ésta última merced al logro obtenido en las últimas elecciones andaluzas. Si no se ejerce sobre el partido de Abascal  un  “cordón sanitario”, como es de suponer que no ocurra porque sin su apoyo no es posible que el popular Juanma Moreno se alce con la presidencia de la Junta, es presumible un ascenso fulgurante de conservadores en las consultas electorales que habrán de celebrarse en este año que ahora acaba de iniciar su andadura.

La coalición de los tres partidos que en Andalucía pueden  haber hecho saltar por los aires a un PSOE asentado contra viento en marea no deja de ser un experimento culminado con  éxito, perfectamente transmisible al resto de España, como es presumible que ocurra. Se barrunta una oposición exaltada entre las derechas y las izquierdas tanto en el Parlamento, en el que habrán de medir  a diario sus fuerzas, como en la calle en donde se han de mirar las coaliciones  con suma atención por lo novedoso de un experimento político hasta ahora inédito en el suelo patrio.

Un nuevo sistema de gobierno  se vislumbra si de hecho la coalición que de momento parece tomar cuerpo en el suelo andaluz toma definitivo cuerpo. Cierto es que Vox, que no puede disimular su enfado en cuanto se siente poco menos que ninguneado por los dos aliados, PP y Cs, de ahí que les enseñe los dientes, sin ir más lejos en lo que respecta a su ideario sobre el maltrato femenino. Quiere dejar constancia de su presencia en el tripartito y no renuncia a su  ideario.

Se barruntan días de turbulencia parlamentaria y de no poco encono ya que el pretendido gobierno de la derecha no cuajará si el apoyo de Vox brilla por su ausencia, como desde sus filas lo afirman sin cortapisas y dejando con meridiana meridiana claridad  las pretensiones que reflejan las  palabras del propio Abascal: «Si quieren los votos de Vox, tendrán que sentarse con Vox para escuchar el programa electoral que representan nuestros 12 diputados». Así de tajante se ha mostrado el líder de la nueva fuerza que viene empujando con tesón. Quien tenga oídos que oiga perece ser la conclusión a la que han llegado y que como decimos por estas tierras de la Ronda serrana “ no se bajarán del burro” así como así. Su propuesta no no se queda solo en su ideario sobre la violencia de género, teoría ésta que se enfrenta de manera visceral  con  la que sostienen PP y Cs, sino que van más  allá y atañen  a las empresas públicas de la Junta y la reducción fiscal con cuyo mantenimiento no comulgan.  En resumen,  un galimatías sin resolver que todavía sigue impidiendo un acuerdo entre las tres formaciones políticas capaces de  lograr  el supuesto derrocamiento  de Esperanza Día si  llegasen a  un acuerdo eficaz y definitivo.

 

Ver Post >
Reyes Magos en apuros
img
José Becerra | 31-12-2018 | 13:02| 0
FIN RUTA ESTACION TREN DE BENAOJAN

 

Reyes Magos en apuros

JOSÉ BECERRA

Sus Majestades de Oriente se encuentran este año que está a punto de comenzar en una tesitura que les impide arribar con la parafernalia obligada en la estación de RENFE de Benaoján ese día, el 6 de Enero, consagrado para el regocijo de menores y en contento de los padres. Venían haciéndolo en tren desde diez años atrás, cada mañana, en ese día mágico que esperan alborozados los “peques” del lugar. En otros parajes de la provincia, Málaga ciudad incluida,  la algazara infantil estalla en las calles de  esa jornada  de inquietudes y sueños infantiles al paso de las carrozas engalanadas con los Reyes a bordo; aquí, en este pueblo serrano, emporio del chorizo y el “pata negra”, venía efectuándose  su bullanguera arribada a bordo del tren que cada día venía cubriendo la distancia entre Algeciras, Ronda y Bobadilla.

Pero he aquí que esa línea ferroviaria sufre un corte en el normal discurrir de los convoyes a causa de una gran avenida de aguas desatadas producto de un temporal lluvioso que asoló la provincia y en particular a este pueblo señero del Valle del Guadiaro. Un  intenso temporal que asoló la zona en el pasado mes de octubre. El fallo de la infraestructura férrea se localizó en un lugar anterior a la estación de Ronda por lo que las vías entre la Ciudad del Tajo y Algeciras no sufrieron daños irreparables: la circulación podría reanudarse sin peligro patente por estos tramos. Es lo que no acaban de entender, según informan fuentes del Ayuntamiento benaojano, la vecindad. La propia alcaldesa, Soraya García, no ha tenido por menos que expresar su descontento haciéndose eco del malestar generalizado en la población, habida cuenta de que ésta era una tradición que ya contaba con arraigo y que los menores del municipio esperan con  la natural algazara e ilusión.

Se barajan varias posibilidades que vengan a solventar y faciliten la llegada de sus Majestades de Oriente.  Van desde  que arriben en un helicóptero a que lo hagan en un globo, con tal de que el encanto del día no sufre merma en esa población infantil que lo espera con la natural complacencia.

Sus Majestades de Oriente tienen un problema para su arribada a Benaoján y es de esperar que se resuelva sin quebranto para mantener la ilusión quienes  esperan el día con el consabido entusiasmo. Las autoridades tratan de solventar el problema con ahínco; otra cosa es que lo logren. Como asimismo el acuciante problema de incomunicación que sufren, además de este pueblo, los aledaños  de Jimera de Líbar y Cortes de la Frontera, cuyos primeros ediles no ocultan su malestar por el corte de la vía férrea, que sin motivo  fundado les aíslan. Motivo por el cual no se descartan protestas que habrían de desembocar en la creación de una plataforma conjunta  reivindicativa hasta que el atasco que sufren sus municipios respectivos no se resuelva satisfactoriamente.

Hasta entonces, por lo pronto, cabe esperar la probable llegada de los Reyes aunque sea utilizando  tirolinas; ya saben, esa polea suspendida por un cable con inclinación y que puede salvar distancias desde lo más alto a lo más bajo. No sería mala idea, pero que exigiría más que Reyes bondadosos, bien adiestrados y valerosos, dicho sea de paso y no sin cierta sorna.

 

Ver Post >
No es un cuento de Navidad (aunque lo parezca)
img
José Becerra | 27-12-2018 | 10:52| 0

No es un cuento de Navidad (aunque lo parezca)

JOSÉ BECERRA

Tiene todos los ingredientes para ser tomado como un cuento de Navidad. Una historia ficticia para contar en estos días en los que la buena gente se estrecha  las manos y se desea felicidad. Pero no es así; sino que lo acaecido no es ficción sino  pura realidad. Un vagabundo ha saltado a la actualidad por una acción insólita, si no fuera porque por fortuna todavía existen almas nobles que llevan a cabo gestos que no deberían pasar desapercibidos para ser considerados por esta sociedad nuestra como un ejemplo de que aún existen almas nobles, que se contentan con el estado que la vida les deparó sin protestas y sin inquina hacia a los demás, ni desear el bien ajeno.

   Un errabundo personaje ha tenido a bien devolver en el municipio tarraconense de Amposta una cartera extraviada con nada menos que 1.000 euros en su interior. Cabe suponer que al indigente se le habrían puesto los ojos como platos al tener tamaña cantidad entre sus manos. Por unos minutos imagina uno lo que pasaría por la mente del mendigo que arrastraba su vida de  hambriento depauperado por las calles de la ciudad. Una fortuna caída del cielo, un regalo de Navidad que vendría a proporcionarle comida suficiente y albergue cálido para pasar estos carismáticos días, que lo son sin duda,  para el resto de los mortales sin apreturas económicas.

   Pero no lo pensó dos veces: se dirigió a un hotel cercano y entregó el hallazgo, lo que para él supondría a todas luces un tesoro, al encargado para que éste devolviera la cartera a la Policía Local para que, a su vez la devolviera a su legítimo propietario. Luego, su figura se desvaneció sin más en las penumbras de la noche, seguramente paran buscar un portal de cualquier casa deshabitada y entregarse al sueño, quizás en un lecho de cartones y una raída manta por encima de un cuerpo que cabe imaginar aterido.

  ¿Un cuento de Nochebuena ? Pues no, aunque lo parezca. Ha ocurrido ciertamente, y tanto los agentes de policía locales y el legítimo dueño de la cartera extraviada se afanan en localizar al”sintecho”para agradecerle como merece su honrada acción. Lo encontrarán seguramente en cualquier descampado en el que intente buscar alivio para su mísera existencia y mitigar el hambre que podría acosarle cada día. O, si la búsqueda es nocturna, allí en donde es posible que concilie el sueño en paz y con la tranquilidad del deber cumplido, pese a la inclemencia del tiempo.

 

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.