img
Con la Iglesia hemos topado,Papa Francisco
img
José Becerra | 09-10-2013 | 09:21| 0

El papa Francisco clama por la paz en Siria
Con la  Iglesia hemos topado,Papa Francisco
Encabeza esta carta, con la añadidura de  a quien va dedicada,  un tópico literario que ha hecho fortuna entre los castellanos parlantes después que fuese acuñada en Don Quijote de la  Mancha dirigida a su buen Sancho, y que ha sentado sus reales como expresión coloquial. Da a entender que a la Iglesia no se debe inmiscuir en los asuntos de cada uno y menos tratar de sentar críticas sobre ella. También hace alusión velada por la decepción que puede producir la intromisión de la institución en asuntos que puedan interferir en los deseos de quien la formula. Pero ocurre ahora que quien hace referencia a la Iglesia,o más justamente, a la Curia vaticana es ni más ni menos que el mismo Papa.
Acaba de sentenciar con la claridad expositiva que le caracteriza que “La Corte del Vaticano es la lepra del papado”, arremetiendo contra ella diciendo poco más o menos que solo  se ocupa de la Santa  Sede, desentendiéndose  del mundo que le rodea, y propugna  una limpieza de ella. Toda una revolución por el impacto indudable que va a tener en el futuro de la iglesia. Por lo que no ha tenido por menos que  sembrar la alarma en  el  organismo de administrativo, judicial y de gobierno de la Santa Sede y granear en su ámbito  la inquietud,cuando no la desavenencia.
Tiemblan algunos por lo que les puede caer encima  a tenor de los postulados de un Sumo Pontífice que no casa  con nadie, que repudia el pasteleo y que con humildad y proximidad al llamado pueblo llano dice verdades como puños, fiel continuador de su antecesor en el sillón de Pedro, el Papa emérito Ratzinger. Clama por una  iglesia “desmundanizada”y pobre, que,ni más ni menos es lo que proclaman los santos evangelios.
La versión de la Iglesia del papa  Jorge Berglogio se basa “ en escuchar las necesidades, las desilusiones,la desesperación -tilda a lo ocurrido en la Lampedusa,  en cuyas costas murieron alrededor de 300 inmigrantes que huían del horror de sus países, de “vergüenza para el mundo-, dar esperanza a los jóvenes y ayudar a los viejos…Ser pobre entre los pobres”.
Fui creyente en mis años mozos,pero sopesando las razones que yo mismo me daba para seguir practicando mi devoción hacia el catolicismo y las prácticas religiosas o abandonarlas
desemboqué en un estado de indiferencia rayano en el agnosticismo. Posiblemente no fui tocado por la fe en su momento,  por lo que inicié una andadura en lo espiritual distinta de la de los primeros años en cuanto tuve acceso en mi experiencia vital a novedosos conocimientos más o menos científicos.
Es muy posible que el buen hacer del nuevo Pontífice cambie mis ideaspreconcebidas hasta ahora. Y no creo desbarrar diciendo que hará lo propio en mucha gente.

Ver Post >
Cabras
img
José Becerra | 06-10-2013 | 09:16| 0

 


En plena calle de Larios, rutilante escaparte de Málaga , se han instalados con todos los honores las cabras, a impulsos del diario SUR. La “Capra aegagrus hircus”, según  bautizaron  los doctos latinos, pasó de los montes al establo allá por el VIII milenio a. C, que ya ha llovido. Desde entonces permanecieron en el redil, quizá porque se habituaron al pienso fácilmente obtenido y sin necesidad de los saltos y cabriolas en lo más arisco de las alturas para conseguir el condumio de cada día. Por muy vistosas que  fuesen sus piruetas sin más testigo que la vastedad de la sierra desierta. Consiguieron una vida tranquila y sin sobresaltos ocasionados por otros feroces ocupantes del páramo empeñados en usurpar su terreno, a cambio, eso sí, de su carne y de su leche para los  cuidadores. Sin embargo, y para hacer verdadero el dicho, pese a estar enclaustrada “siempre tira al monte”, y que es no puede pedirse todo a este simpático rumiante.
La cabra que abunda en la Serranía de Ronda (algunas de sus congéneres me suministraron  el néctar de sus abultadas ubres para subsistir cuando contaba con muy pocos años de vida), pertenece a la raza caprina española, sí, pero la que anda por estos andurriales responde, que puede ser con un berrido característico, al ´gentilicio´popular de Villaluenga del Rosario y Montejaque(municipios éstos que responden de la cuna de la raza): payoya o montejaqueña, respectivamente.
Desde temprana edad me acostumbré a ver pasar por las calles de Benaoján los rebaños de cabras camino de los pastos, dirigidos por el macho que tomaba el nombre altisonante de cabrón, macho cabrío, o simplemente, cabro: todo un espectáculos para los ojos siempre asombrados  de la infancia ante hechos que se le mostraban como insólitos.
El culto a la cabra ha perdurado hasta nuestros días. Y no son pocos los jubilados, de vuelta ya de penosos trabajos como campesinos que se ocupan del mantenimiento de unos de estos dóciles animales, los cuales a la vez le recompensan con su leche; con frecuencia con los calostros, cuando crían, y que sirven para componer se  uno de los postres más exquisitos que se nos puedan ofrecer: con pan rayado y canela,manjar de dioses.
Por estas razones no podía ser más satisfactoria para mí que la exposición “¡Oh,mi goat!” que se exhibe en la principar arteria de Málaga, organizada, entre otras firmas, por la Asociación de  Criadores de Cabras de la provincia. A ellos, mi agradecimiento por retrotraer mi mente a un tiempo pasado y a escenas del terruño en las que las cabras eran protagonistas, al aire libre, brincando  de peña en peña, en manadas, o en apriscos. Por muy momificadas que en la muestraparezcan.

 

Ver Post >
Recuperación dudosa
img
José Becerra | 04-10-2013 | 09:12| 0

Al menos para algunos. Los jubilados, entre los que me cuento, tienen en estos días motivos de charlas no siempre distendidas, como son las habituales que mantienen en esquinas,parques y mentideros, unas veces buscando el abrigo del sol que más calienta y otras amparados por las sombras cuando el sol aprieta. No es raro que ahora  la conversación recurrente verse sobre las pensiones, raquíticas en la mayor parte de los casos.

Y es que en la Moncloa se presentaron días atrás por parte del Gobierno los nuevos Presupuestos Generales del Estado y se anunció que serían los de “la recuperación”, vocablo éste que se viene esgrimiendo hasta la extenuación por el presidente y sus acólitos por muy insignificantes que se muestren los atisbos de una mejoría en nuestra hasta ahora maltrecha economía, ya sea para informar que en agosto de crearon ¡25 empleos! O que en septiembre solo hubo 25.000 desempleados más que en el mes anterior, aunque la comparación resulta positiva si se compara el  con el de años anteriores. Aquí el que no se consuela es porque no quiere( la Seguridad Social, a la que la ministra Báñez ha permitido que la mano entre en la hucha común más de una vez,descendió en más de 22.000 personas, pero esa es otra cuestión que también gravita como un fantasma sobre las cabezas de los pensionistas).
A lo que iba. Es claro y notorio que los pensionistas, por más que digan lo contrario los gerifaltes políticos del PP,perderemos poder adquisitivo en el 2014,hecho al que el ministro Montoro, tan locuaz él, ha tratado de restarle importancia en el Parlamento. Ha pretendido hacernos tragar la zamboa (membrillo amargo), que decimos en la serranía de Ronda cuando alguien trata de hacernos “comulgar con ruedas de molino”, que se dice en Castilla),para convencernos de que la inflación posible próxima obrará en nuestro beneficio aunque las pensiones contributivas solo crezcan un 0, 25 %. O sea, que la “desindexación”, vaya palabreja repelente, que descarta tener en cuenta  el Índice de Precios al Consumo, obrará en nuestro favor.
La realidad es bien distinta. Se podría llegar hasta el 1,5%  de pérdida del poder adquisitivo  si el PIB, a remolque del consumo privado renquea. El panorama futuro es desolador: los pensionistas perderemos 126 euros cada uno hasta alcanzar los más de 1.500 millones que el Gobierno pretende embolsarse con el recorte. Ante situación cabe preguntarle al Ejecutivo: Recuperación,¿para quién?

Con categoría

Ver Post >
El veranillo de los membrillos
img
José Becerra | 02-10-2013 | 09:31| 0

 

En tiempos normales y períodos atmosféricos naturales, cuando se acaba el verano según el calendario, que casi siempre coincidía con el meteorológico, sigue una corta tregua de calores, casi siempre atemperada por las primeras lluvias. Vuelven los aguaceros en los postreros días de septiembre, si es que antes no lo hicieron con las cabañuelas de agosto, que en algunos pueblos de la provincia malagueña siguen siendo un dogma entre la gente sencilla y que hay que creer a pie juntillas.

  Se suaviza el ambiente y las primeras gotas, que son promesas de generosas lluvias venideras, se reciben con un suspiro de alivio. A este calmo momentáneo de las temperaturas y la promesa del retorno de las precipitaciones sigue, en el intervalo de una quincena de días o poco más, el período que los castizos de las antaño feraces huertas rondeñas llaman el “veranillo de los membrillos”.

 

El este veranillo recalcitrante, como estrambote del verano riguroso y canicular, sin males intenciones y siempre bien tolerado, retorna un calorcillo meloso, pariente del recién llegado otoño, que en la Serranía de Ronda viene pintiparado para poner los caquis en sazón( otro producto de la huerta, dulzón y sabroso donde los haya), pero sobre todo para acabar de redondear el membrillo y concederle el definitivo color entre dorado y amarillento que hace a esta aromática fruta tan peculiar.

 

El membrillo tienen sus adeptos en los pueblos serranos y no faltan en los predios que con mayor extensión se dedican a otros especímenes arbóreos. Es una fruta que ofrece un tegumento peludo y es de sabor áspero si se come tal cual recién cogido del árbol. Pero resulta extremedamente dulce si con él elaboramos una compota, un postre para que las mujeres de la serranía rondeña se dan sabia maña, echando mano al azúcar y la canela en dosis generosas. O si lo destinamos a ese dulce que convenientemente compactado nos acaricia el paladar durante todo el año: la “carne de membrillo”, en el que la fruta toma nombre de ese otro elemento nutriente tan necesario para el sustento de la vida humana.

 

Es el fruto por excelencia del verano que se fue y el otoño que estrena luz cada atardecer más meliflua y leve. Crea en lontananza sombras que en el campo se alargan merced a la arboleda que ya empieza a despojarse de su vestimenta rabiosamente verde con la que tapó sus desnudeces invernales al calor de un sol implacable de días largos empeñados en desterrar la oscura tiniebla nocturna, esa que ahora vuelve a enseñorearse por más tiempo del terreno usurpado.

 

El membrillo toma el relevo a otros frutos de maduración temprana y que por ende fenecen cuando aquél luce en todo su rubicundo esplendor. Alegran los arroyos, esponjado los rientes campos por mor de las primeras y tímidas lluvias. En las madrugadas, lucen gotas de rocío, presagiando los días del cierzo y la ventisca que no tardarán en llegar. Los membrillos ponen, en fin, un toque de vivo color en los campos serranos cuando el resto de la floresta yace marchita por los ardores de un verano que ya hace las maletas hasta más ver. Vale la pena darse un garbeo por estas tierras y disfrutar del sosiego- tal vez nostálgico – que brinda el otoño todavía incipiente.

Foto: jardiland

Con categoría

 

Ver Post >
El andalucista Sergio Flores, pisando fuerte
img
José Becerra | 30-09-2013 | 10:12| 0

 

El partido andalucista, por vaivenes políticos, es extraparlamentario en la actualidad. Nadie que responda a estas siglas(PA) se sienta hoy por hoy en los escaños del Congreso de los Diputados como en los del Parlamento andaluz, algo que muchos  de los que hemos seguido la trayectoria histórica del partido no acabamos de entender. Y nos duele. Sin embargo, su representación municipal es extensa en Andalucía. Hay,pues, quien beba en las fuentes de su postulado. Los orígenes,como saben, se remontan al nacimiento del  andalucismo  andaluz y en sus filas militaron figuras insignes desde su teórico, Blas Infante, reconocido como Padre de la Patria Andaluza, hasta Rojas Marcos, Pedro Pacheco  y Antonio Ortega, entre otros que se dejaron la piel en defensa de su ideología.
En Ronda, los andalucistas con el primer secretario del PA en Ronda, Sergio Flores, vienen dando que hablar( y para bien) por su inconformismo con mucho de los asuntos  que se cuecen en el Consistorio, y no en pocas ocasiones han levantado la voz para protestar sobre  cuestiones  que no redundan en beneficio del ciudadano o atentan directamente contra el desarrollo económico,social o viario de la ciudad del Tajo. En otras palabras, se mueve y dice con mucha frecuencia esta boca es mía, rechazando de plano los silencios cómplices. Ahora aspira a participar en el proceso de primarias del partido para optar como candidato a la presidencia de la  Junta de Andalucía  en los próximos comicios autonómicos. No pica muy alto,  como demuestra el hecho de reunir los avales necesarios para auparle a la elección. Ha sido un trabajo arduo y duro, pero lo ha logrado y el hombre no cabe en sí de gozo, hasta la espera de la votación final, en octubre. Pero el primer y más importante paso ya está dado.
En sus declaraciones a los medios ha manejado términos como los de “ somos diferentes” o “construir Andalucía desde un nuevo enfoque de partido”.  Le duele el paro, el fracaso escolar o el hambre que muchos padecen, entre otras desgracias que, a su juicio, lleva a la región a figurar en los primeros puestos del  ranking adverso de las menos afortunadas en esos aspectos de su desarrollo.
No le falta razón el candidato en ciernes. Solo le falta que la suerte, tan veleidosa, le de un empujoncito para que vea hecha realidad sus pretensiones. ¡Ánimo y al toro, que es una mona, Sergio! ¡Que los andalucistas tengan voz propia en el Parlamento! Y que lo veamos.

Foto: Charrytv

Con categoría

Ver Post >
IBI discriminatorio en la provincia
img
José Becerra | 27-09-2013 | 15:49| 0

 

 

No soy propenso a entrar en los rifirrafes de los políticos ni en esa postura del “tú más” tan recurrente entre los integrantes de un partido u otro. Allá se las compongan, que no es raro que quienes observamos,iba a decir impávidos,pero no,siempre con recelo y un poco de rabia, sus dimes y diretes pocas veces sacamos algo en claro. Viene este exordio a cuento por la iniciativa anunciada por la Diputación de Málaga días atrás de que saldría en socorro de aquellos que se enfrentarán con el tributo ineludible del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) familiarmente conocido antaño en la población rondeña y la de sus aledaños como la “contribución”, con el reparto de unas ayudas que habrían de ser recibidas como agua de mayo en tiempos de sequía.

  No hay tal, que esas asistencias, según se sabe ahora, solo irán a parar a los que pagan como gravamen por este concepto a tenor de viviendas con un calor catastral por encima de los 100.000 euros, con la salvedad de que los municipios subvencionados estén integrados en el Patronato de Recaudación. Ahí me las den todas. No entran en la medida más de 600.000 viviendas, un 82% de las existentes, de las que los propietarios,que son los más en los pequeños núcleos de población, no han delegado el cobro del recibo en el Patronato. Otro tanto ocurrirá con las que superen el tope delos 100.000 euros y no cumplan la condición mencionada o no tengan domiciliado el recibo en entidad bancaria.

Los socialistas, que andan a la gresca con Elías Bendodo, presidente de la Diputación, tildan esta medida como un “timo”, Francisco Conejo portavoz del PSOE, dixit. No diremos tanto,pero si se puede hablar de inconsecuencia y discriminación.

  Los pequeños pueblos del interior provincial,sacudidos por la crisis galopante que padecemos y paro consiguiente se las ven y desea para sacudir el marasmo en el que se encuentran. Congruente con esa situación sería de desear que la Diputación elimine cortapisas y pase por alto la exigencia de tener domiciliado los pagos -algo que solo es común entre las clases sociales más o menos boyantes – o que se tienda la mano a quienes no forman parte del Patronato.

Ver Post >
Copago injustificable
img
José Becerra | 25-09-2013 | 11:34| 0

 

 

 

Les gustaría saber,me consta, a los que padecen enfermedades graves y crónicas, quiénes están detrás del nuevo gravamen con al que se han de enfrentar, que quieras que no, al retirar medicamento de hospitales para sobrevivir. Lo harán más mal que bien soportando sus dolencias hasta que el Hacedor los llame al otro mundo. Pero identificar con pelos y señales de quién partió la idea es harto difícil: habrían de sufrir el rencor y la malquerencia de quienes han de sufrirla. Claro, que quien va a impulsar la norma para que entre en vigor en el próximo mes que ya está en puertas, no es otro que el Gobierno central, presidido por el ínclito Rajoy, que no ha querido hacer oídos sordos a los que le sugirieron tan aberrante e injusta medida, esos que nada tienen que temer ni ahora ni en el futuro, bien protegidos por sinecuras y prebendas sin cuento.

 

De aquí a pocos días los enfermos de cáncer o VIH entre otras patologías graves,que hasta ahora estaban libres de copago, tendrán que pagar el 10% de los medicamentos prescritos por los facultativos si no se encuentran ingresados en hospitales. La disposición no se ha aireado porque se camufló convenientemente en el BOE y ni la ministra de Sanidad no lo hizo público en su muy reciente comparecencia ante la Comisión de Sanidad. Ya se enterarán, debió pensar. Y sí nos hemos enterado. Y también ya somos conscientes de que la resolución vendrá a vaciar los bolsillos de quienes se debaten una situaciones hartos angustiosas, los cuales verán como a la pesadumbre de sufrir una dolencia extrema se une el no poder satisfacer el importe del fármaco,por lo general de precio elevado. Otro palo a las clases mas desfavorecidas y vulnerables.

 

Es lícito preguntarse ante esta arbitraria sinrazón por qué no se suprimen o se diezman las 4.000 empresas públicas, la mayoría autonómicas, que suman deudas astronómicas, o se suprimen las dietas a los diputados, o se acaba con la pléyade de asesores (230 en el Ayuntamiento de Málaga;¿cuántos en el de Ronda? ) ¿Y si se cierran televisiones locales sobredimensionadas? Hay infinidad de organismos y servicios, que sería tarea ímproba mencionar,que maldito el bien que reportan al ciudadano , donde meter las tijeras sin necesidad de

machacar a los más débiles.

   Menos mal que la Junta de Andalucía nos echará un capote y se

opondrá tajantemente a   esta nedida injusta. Esperemos que  consiga evitarlo.

 

Con categoría

Ver Post >
Dos nuevos monumentos naturales en la provincia
img
José Becerra | 23-09-2013 | 09:28| 0

 

 

  • El cuento del Tajo de Ronda

 

Dos nuevos monumentos naturales en la provincia

 

Una noticia tras otra en los medios: El Tajo de Ronda a punto de ser declarado monumento natural merced al beneplácito del Consejo Provincial de Medio Ambiente, el cual ha escuchado las reiteradas peticiones del Ayuntamiento para lograrlo. Coincidiendo con esta buena nueva se ha organizado la última limpieza a fondo – nunca mejor empleada la expresión – de tan emblemático hoz, recorriendo palmo a palmo el río Guadalevín en el curso que transcurre entre el Puente Nuevo a Los Molinos. Se va a procurar adecentarlo para que su contemplación no pueda repeler a los que se asoman al precipicio.

 

Más allá de la geofísica, rama común de la geología y la física, que estudió el subsuelo y la erosión y sedimentación desde milenios atrás, el Tajo constituye una de las señas de identidad más conspicuas de Ronda. Asomarse al despeñadero es hacerlo a una metamorfosis natural de la piedra a remolque de un trabajo efectuado lento pero inexorablemente a través del tiempo sobre el roquedal más bravío y que la Naturaleza modeló a su antojo sin la menor acción del hombre. El resultado es el asombro y la emoción contenida. Los rondeños que se acodan en el pretil del Puente Nuevo, sobre la gigantesca sima, los más viejos del lugar, todavía murmuran aquello de “¡Coño, que alto está esto!”, interjección que se repite hasta el punto de que se considere con ella el estado de ánimo repentino y peculiar que produce su contemplación y que sale inconscientemente y sin reparos en no pocas ocasiones.

 

¡Por otro lado,la gente de Montejaque, a dos pasos de Ronda (y seguimos con las estructuras geológicas), celosa de los méritos que confluyen en su pueblo, se arrancan ahora una espina clavada desde mucho tiempo atrás. Y es que la fama de la gruta que los elementos naturales hicieron posible en el relieve cárstico y que se denominó del Gato la comparten con el vecino pueblo de Benaoján, que es el que ostenta la fama. Pero esta cavidad, que tanta admiración suscita, se inicia en Montejaque ( aquí recibe el nombre de Hundidero) y las autoridades locales llevaban tiempo pleiteando para que se reconociese este hecho indiscutible. Ahora, aunque tarde, se hace justicia y la cueva montejaqueña será declarada monumento natural, como ya se hizo con la del Gato, en el otro pueblo del Guadiaro.

 

A cada uno lo que le corresponde y aquí paz y después gloria,que decimos en Málaga – y en media España – para dejar un asunto zanjado.

Fotos:bahíademálaga.com y benaiojan.net

Con categoría

 

 

 

Ver Post >
Galácticos
img
José Becerra | 21-09-2013 | 09:14| 0

 

Agárrense al sillón que vienen curvas, sobre todo los que contemplamos estupefactos las mareantes cantidades que reciben los galácticos del fútbol cuando un club se empeña en traerlo a sus filas o se empecina en que siga formando parte de un once titular.

   Por una u otra razón Gareth Bale y Cristiano Ronaldo se van a embolsar nada menos que 200 millones entre los dos. Y lo que nos hace llegar al paroxismo del estupor es que el primero acaba de declarar algo así como que si fuera por él vendría al Madrid “sin cobrar nada”, y al otro galáctico afirmar que lo que importa no es el dinero contante y sonante sino “ el cariño del que carece su club cuando pide más dinero” por prestar sus impagables servicios. Con la llegada de Bale al Real Madrid Florentino Pérez ya tendría su once de gala. El presidente ha fichado a 11 galácticos en sus dos etapas como máximo mandatario blanco, por un montante que alcanza los 572 millones de euros.

Recuerdo cuándo asistí por última vez a un partido de fútbol. Creo recordar que cuando contaba algo así como 10 años. Ya ha llovido desde entonces. Peino canas, no muchas porque el cabello por mor de mi edad o ha desaparecido de buena parte de mi camocha o se muestra ralo con un colorcillo indefinido. Quiero decir que entre mis afecciones no figura este deporte considerado como nacional en muchos países, entre ellos España. Jugaba al fútbol con esa misma edad, año más,año menos, y solo en el “recreo” de la escuela infantil de los años 40,pomposamente llamada “Grupo Escolar”. Dejó pronto de interesarme y jamás me llamóla atención como espectáculo que suscita pasiones y diatribas en todas las capas de la sociedad.  

   Se trata de uno de los deportes de masas que entraña más riesgos: lo experimenté cuando me saltaron un diente de un balonazo en la “camocha”, que decimos los serranos rondeños refiriéndonos a la cabeza, en mi edad anterior a la pubertad. Desde entonces, como hizo Aníbal con Roma, “juré odio eterno al fútbol”. La natación, el esgrima, el ciclismo, la equitación,las carreras pedestres y la mayor parte de los deportes incluidos en Olimpiadas, me parecen nobles, diría que señoriales.

   Se constata el pundonor, la nobleza de llegar hasta donde otros no pueden sin atentar contra la integridad física del oponente. En el fútbol se propinan cabezazos, zancadillas, trompicones y una desbocada intención de anular al contrario recurriendo a prácticas que dejan mucho de desear y que guardan reminiscencias de las empleadas por nuestros antepasados arborícolas en su lucha despiadada por la vida.

En fin, produce vergüenza ajena que haya quien se embolse 100 millones de euros por dar patadas con habilidad a la pelota mientras millones de familias sufren privaciones sin cuentos y 3 de cada diez niños españoles se van a la cama cada noche con hambre. Algo está funcionando mal en esta sociedad que da pie a semejantes y contradictorias situaciones.

Con categoría

Ver Post >
Impuesto solapado e injusto
img
José Becerra | 18-09-2013 | 09:05| 0

 

 

Impuesto solapado e injusto

 

Los impuestos, ya sean del cariz que sean, en la medida que socavan nuestros bolsillos de manera inmisericorde nunca son bien recibidos. “No hay nada tan cierto en el mundo como la muerte y los impuestos”, sentenció el estadista estadounidense Benjamin Franlin, y ¡con qué razón! No podemos eludirlos (aunque admitamos con Winston Churchill que no existe un buen impuesto y que una nación no puede prosperar a base de impuestos, “lo mismo que un hombre no puede caminar con los pies metidos en un cubo y tirando del asa”),estamos obligados a pagarlos religiosamente.

 

Pero eso sí, sin que nadie nos quite el derecho a censurarlos cuando nos parecen injustos o se cuelan solapadamente en nuestras vidas. A veces, los tributos sin recurrir a este nombre nos escarban en los bolsillos sin que presenten claras cargas impositivas o no nos lo parezcan.

 

El llamado Pacto de Toledo, aprobado por el pleno del Congreso de los Diputados en 1995, nació a raíz del “análisis de los problemas estructurales del sistema de seguridad social y de las principales reformas que deberán acometerse”. Se quiso encandilar a los pensionistas argumentándose que actualizar anualmente las pensiones por el índice de precios al consumo redundaría en su beneficio ya que no perderían poder adquisitivo. Pareció que la medida contentaba a los jubilados consciente de que se escogía para ellos entre lo peor lo menos malo. La idea,que no contemplaba la participación en la productividad o el crecimiento económico, pareció satisfacer hasta ahora.

 

Pero en el lontananza de los jubilados, entre los que me cuento, aparecen negros nubarrones. Con ser mezquina la actitud de quienes decidieron la norma nacida en Pacto, se trueca en injusta cuando, a tenor de la reforma que contempla no actualizar las pensiones sin tenerse en cuenta el alza de los precios de lo que consumismos, se abre abre la puerta a un impuesto progresivo a esta clase social menesterosa ya harta de sufrir los vaivenes dolorosos de la vida.

 

Veamos: el Estado obtiene cuantiosos beneficios cuando se actualiza de manera automática la recaudación fiscal a remolque del alza de los precios, pero a partir de ahora los pensionistas no participaremos de esa bonanza. Resultado: un impuesto que se nos aplica,como decimos en mi tierra al sur más al sur de la provincia,” sin partirla ni probarla”.

 

Rajoy habla de bajada de impuestos que están al caer, pero al mismo tiempo no mueve un dedo para paralizar este gravamen que nos amenaza por muy solapado que pueda parecer.

Foto: Pensionistas disfrutando del sol en un pueblo de la Serranía de Ronda (Diario SUR)

 

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.