img
El tren, que pasará de largo por la Serranía
img
José Becerra | 09-03-2013 | 08:41| 0
http://www.benaojan.es/images/estacionytren.jpg

Foto: El tren  a su paso por Benaoján

El Gobierno central, a remolque de la ventolera de recortar gastos cómo y dónde sea arremete ahora contra las líneas de trenes en Andalucía. Sobran líneas a su entender. Y ni corto ni perezoso quiere suprimir las líneas Ronda-Algeciras y Córdoba – Bobadilla. Dos líneas que a los habitantes de Ronda y la Serranía le vienen solucionando los problemas de desplazamientos a las ciudades limítrofes con la provincia de Málaga desde más de un siglo atrás.

La supresión de estas líneas que fueron – lo siguen siendo – fundamentales para su desarrollo económico y social conlleva la eliminación de paradas, con lo que los vecinos de pueblos que gozaron del servicio tendrán que contentarse con ver los trenes pasar delante de sus narices pero al que sólo podrá decir adiós, o , quizá, musitar los versos de Antonio Machado para contentarse por la falta de algo que ya no disfrutará:“ ¡Este placer de alejarse!/Luego, el tren, al caminar,/siempre nos hace soñar/ y casi olvidamos/el jamelgo que montamos./El tren camina y camina,/y la máquina resuella,/ y tose con tos ferina./ ¡Vamos en una centella!”.

Fomento y sindicatos han puesto el grito en el cielo ante la arbitraria decisión. El Gobierno en su prurito de recortar gastos- manteniendo otros dispendios de mayor enjundia y que están en la mente de todos por el escaso o nulo beneficio público – corta por lo sano y suprime líneas ferroviarias que ya sufrieron la pérdida de miles de viajeros ocasionada por cambios de horarios totalmente improcedentes.

  Los habitantes de la Serranía sufren así la acometida del PP, mermando sus derechos al uso de un transporte rápido y barato que la particular configuración del relieve montuoso de la zona no permite de otro modo.

Ver Post >
Carretera y manta en la Serranía de Ronda
img
José Becerra | 06-03-2013 | 09:52| 0

Carretera y manta en la Serranía de Ronda

Esa expresión, carretera y manta, es frecuente en los pueblos serranos cuando alguien se ve obligado a abandonar un lugar debido a circunstancias adversas o poco propicias a sus intenciones. Lo puede hacer de motu proprio u obedeciendo a quien le enseña el camino o la puerta de salida despidiéndole con cajas destempladas. Viene a cuento este introito porque en el pasado año alrededor de 600 personas dejaron atrás los lares familiares para probar fortuna en otras demarcaciones municipales. Pies para qué os quiero.

Con un desempleo pavoroso en la comarca– ronda ya las 9.000 personas – y una demanda de empleo que supera con creces esta cifra, la comarca se gana a pulso el sambenito de ser una de las más deprimidas del ancho solar andaluz. Paso a paso pero inexorablemente sus índices demográficos se desploman. Lo hacen en menor medida en Ronda ciudad pero empiezan a ser preocupantes en la Serranía.

Los indicadores de los pueblos de la Serranía de Ronda asustan. Las pirámides de edad de todos y cada uno de ellos mantienen constantes idénticas. La base, que recoge los nacimientos y el crecimiento de la población infantil pierde referentes todos los años, y en cambio, la cúspide que habla de la población anciana aumenta implacablemente. Los entrantes de la pirámide que hablan de la población joven, madura y activa acusan la despoblación incesante. Se abandonan los pueblos: Núcleos rurales se despueblan a ojos vista y se camina hacia la postergación de la Serranía, merced al abandono de sistemas de vida seculares y la pérdida de recursos económicos tradicionales – en franco declive la ganadería y el sector agrícola – a lo que hay que sumar la ausencia de inversiones por parte de las administraciones públicas.

Ante estas sombrías perspectivas se impone la migración. “ Se es de donde se come”, es un dicho que los serranos adoptan como verdad irrefutable. Los proverbios pueden llamarse la “filosofía del pueblo”. Así que recogen sus bártulos y se busca el lugar propicio para subsistir. Los países centro europeos ya no son la solución, como lo fueron en los años 60 del pasado siglo. Ahora se exige personal altamente cualificado y escasa o nula mano de obra, que es lo que los pueblos serranos pueden aportar: hay que ingeniárselas para encontrar el lugar adecuado, que desde luego ya no lo para muchos el que los vio nacer.

Si nos paramos a pensar veremos que los líderes políticos hacen caso omiso de los pueblos pequeños. No ven en ellos un granero de votos. Tienden su mirada interesada en las ciudades o en los pueblos populosos que son los que les pueden aupar al poder. En esta tesitura el medio rural no puede sino resentirse y se asoma peligrosamente al abandono de sus habitantes.

Pero con ser preocupante la despoblación – fallecen los más viejos, nacen menos niños, los jóvenes buscan nuevos horizontes de vida – y con ella los recursos económicos de antaño, lo es también en buena medida la desaparición de las costumbres ancestrales: Se rompen los vínculos porque falla la transmisión de antiguas generaciones a las nuevas con lo que eso conlleva de pérdida del recuerdo del pasado, y se volatiza al mismo tiempo el acervo cultural mantenido durante siglos.

Las instituciones no deberían pasar por alto este problema. Porque como sentenció Victor Hugo “No existen pueblos pequeños. La grandeza de un pueblo no se mide por el número de sus habitantes, como no se mide por la estatura la grandeza de un hombre”. De ahí que no hay que perder de vista su dignidad, muchas veces menospreciada cuando se le niega lo más básico para la supervivencia. Me vienen ahora también a la mente los versos del poeta Baldomero Fernández, evocando la torre de la i tu recglesia de su pueblo: “ La torre, madre, más alta / es la torre de aquel pueblo / la torre de aquella iglesia/ hunde su cruz en el cielo/ Dime, madre, ¿hay otra torre/ más alta en el mundo entero? / Esa torre sólo es alta/ hijo mío, en tu recuerdo”.

FFoto de Antonio Tornay Calvo. Benaoján, otro pueblo que sufre la despoblaci´`on

Ver Post >
Ronda, Patrimonio de la Humanidad
img
José Becerra | 04-03-2013 | 09:22| 0

 

 

El Ayuntamiento de Ronda va a jugar todas sus bazas para que la ciudad obtenga de la UNESCO el marchamo de Patrimonio de la Humanidad. Posee muchos méritos la ciudad que soñó Rainer María Rilker, como plasmó en unos sentidos versos que han constituido el suplemento obligado a la hora de hablar de ella en tono elogioso.”Ciudad soñada…” cantó el poeta oriundo de Praga al que le encandilaron los encantos del pueblo rondeño. Y la alabanza de otro poeta enamorado que todo rondeño de raigambre tiene con frecuencia en los labios: “Si Ronda tuviera mar,¡ qué mar tan azul sería! Un lienzo verde de olivos lo rizaría. Bandoleros de la mar, piratas…”.

Por fuerza, Ronda, alta y meseteña, misteriosa y eterna, tenía que llamar la atención de pintores,poetas, escritores , artistas y cineastas;entre éstos últimos, Orson Velles (director e intérprete y director de Ciudadano Kane), el cual escogió un trozo de tierra de esta ciudad, una finca de su amigo Antonio Ordóñez, maestro de maestros del toreo, para cubrir sus restos mortales.

Iglesias vetustas, recoletos cenobios, casas y palacetes solariegos, calles a las que asoman atrevidos zaguanes floridos y balconadas con la prosapia de la forja rondeña de siempre hasta los vestigios de culturas ancestrales, desde las necrópolis megalíticas hasta la irrupción de la Roma imperial (Acinipo) y las de las Edad Media y Modernidad (influjos del reino nazarí que labró la acrisolada trascendencia de enclave fronterizo) y la irrupción de los viajeros románticos. Merced a estos, a partir del siglo XVIII (Ronda monumental: Puente Nuevo y Plaza de Toros),se materializa la imagen romántica de la ciudad, a la que coadyuva la proximidad de la Serranía y el aura de realidad y mito que la envuelve de la mano del bandolerismo y la eclosión del arte de Cúchares, que aquí engendró figuras insignes desde Pedro Romero hasta Antonio Ordóñez, el “mataor” rondeño por antonomasia.

Son con estos últimos mimbres con los que se ha querido quedar el Ayuntamiento de Ronda, para, según su alcaldesa, María de la Paz Fernández, optar a la candidatura que dispense a la ciudad el anhelado galardón de la Organización de las Naciones Unidas, el cual la catapultaría a un reconocimiento universal sin paliativos.

Bandoleros afamados por sus fechorías y que los rondeños evocan envueltos siempre en un halo de romanticismo se cuentan por decenas. Escogieron la Serranía, abrupta e inaccesible para sus perseguidores, desde el más antiguo, Umar ibn Hafsún, insurrecto y caudillo muladí, que en siglo X puso en jeque nada menos que al emirato de Córdoba, hasta Juan José Mingolla, el tristemente conocido como Pasos Largos, el cual encontró la muerte acribillado por escopeteros de la Guardia Civil en la cueva que le sirvió de refugio en medio de las breñas de la Serranía. Entremedias dejaron huellas de su malvivir otros temidos facinerosos, entre ellos José Mateo Alcázar y Flores Arocha, que asimismo sucumbieron de mala manera en las fragosidades de las sierras próximas a la ciudad.

Bandolerismo romántico y “cuna del toreo”, las cartas que, según la alcaldesa, distinguen a Ronda del resto de las ciudades españolas, y que junto con sus monumentos históricos, tan abundantes, son la mejor presentación para optar a la alta distinción.

Los trabajos de viajeros impenitentes cautivados por cuanto se abría a su mirada, como Doré, Ford, Washinton Irvin o Merimé, los cuales catapultaron sus encantos siglos atrás colaborarán a ello decididamente.

Foto: Museo del Bandolero de Ronda

Ver Post >
Exclusión social de los menores
img
José Becerra | 02-03-2013 | 17:24| 0

 

Los jóvenes españoles en edad de trabajar pero sin encontrar empleo supera ya el 50%. O lo que es lo mismo, a uno de cada dos se les niega el derecho al trabajo que consagra nuestra Constitución. Así que se preparan para dar el salto a Europa para conseguir lo que aquí se les niega. Van con la preparación a la que todos contribuimos con nuestros impuestosa colaborar para el engrandecimiento del país receptor de turno.

Con ser estro grave lo es mucho más si cabe la pobreza y la exclusión social de los menores de 18 años, algo de lo que acaba de alertar Bruselas. Lo pone de manifiesto Eurostat, la oficina de estadísticas comunitaria, ocupada de esta cuestión. El riesgo de exclusión de los menores y la pobreza consiguiente de los españoles supera al de los otros países europeos. La mayoría vive en hogares en los que los progenitores se encuentran sin trabajo, algunos con el fantasma del desahucio gravitando sobre sus cabezas.

Esta situación de extrema necesidad se ha visto acrecentada, a remolque de las reformas llevadas a cabo por el Gobierno de Rajoy y los recortes subsiguientes aplicados al bienestar social. No es de extrañar que la voz del pueblo se alce y la ira contenida estalle. El clamor en las calles es reflejo de una situación insufrible padecida por los que menos tienen y en el caso de los menores de edad por los más indefensos.

Foto: Bernalmansilla.org

Ver Post >
Corruptelas
img
José Becerra | 28-02-2013 | 09:34| 0

Bares, plazuelas y mentideros, amén de cualquier otro lugar susceptible de reunión de personas, acogen comentarios que sólo versan sobre la corrupción. La ponzoña del fraude y el latrocinio predomina en los corrillos y se extiende como un manto sombrío por la sociedad.

Gime el españolito de a pie que perdió su empleo y se ve abocado a solicitar la ayuda de organizaciones altruistas y caritativas que vengan a socorrerle a él y su familia con el condumio necesario para cada día. No le queda sino la voz para protestar y el reconcomio que le abate es a todas luces comprensible. Como lo es la diatriba diaria de los desahuciados por mor de una actuación muchas veces oprobiosas de los bancos que, para mayor inri recibieron copiosos arrimos dinerarios de las instituciones con el resultado engañoso que es más que visible. La indignación predomina por doquiera.

La depravación, ese mal al que hay que presentar batalla en todos los frentes. Las reformas legales para soslayarla ya se están haciendo esperar. Pero las leyes escritas no poseen un poder omnímodo. Habrá que ver si las que se promulguen no dejan el menor resquicio para que se cuelen la trapisondas de los más espabilados, como hasta ahora ha venido ocurriendo.

El Código Penal resulta ambiguo en numerosas ocasiones. No se especifica exhaustivamente lo que concierne a delitos derivados del poder, los cuales encrespan la opinión de quienes no acaban de entender los privilegios que gozan algunos, amparados por la sombra de las siglas de un partido, o cómo se retiran dirigentes de bancos con blindajes, y ministros y consejeros que cobran por el retiro dorado que la administración de turno les otorga sin pudor.

Las corruptelas, un dragón que en España espera a su San Jorge para que lo decapite de una vez por todas, acabando con su maléfico dominio.

Ver Post >
Predicciones
img
José Becerra | 27-02-2013 | 10:39| 0


Puede que en su primer discurso de gran calado del Estado de la Nación no haya convencido a muchos. Puede que haya pecado de “olvidadizo” al haber soslayado cuestiones de candente actualidad. Quizá se le echó en falta un más contundente testimonio sobre el grave problema del desempleo: empezó su disertación recalcando el número de los que ya no disponen de un puesto de trabajo, pero no llegó a profundizar sobre la gran y fatídica cifra que nos coloca en el peor lugar de los países de nuestro entorno. Tal vez se piense que fue un exceso de optimismo proclamar que lo “lo peor ya había pasado” y que” se están sentado las bases para la recuperación económica”. Seguro que ésto último no lo ven, y con razón, la multitud que el sábado recorrió las calles de Málaga- entre la mayor parte de las ciudades españolas sumadas al clamor.

Sin embargo, es de rigor admitir algunas verdades de las que fue desgranando en su perorata; por ejemplo, la de que hemos de acostumbrarnos a gastar lo que no tenemos; también es verdadera la afirmación de que el déficit ha bajado un 7%, y que es llegada la hora de abrazar reformas que coadyuven al crecimiento económico y a frenar la ola de corrupción que nos encharcan. Ha negado la predicción fácil de “aparición de brotes verdes”a la que recurrió el Gobierno anterior en un optimismo patológico. Recalcó la necesidad sin tapujos de que se instale en administraciones públicas y comportamientos de quienes las dirigen la transparencia en su más genuina significación.

Rajoy ha sido preciso en sus predicciones y en marcar el destino a seguir. Pienso que eso habría que admitirlo y que es necesario se le conceda un mínimo de confianza. Es lo que por el momento tenemos y sólo nos queda confiar en la promesa de “¡Saldremos!” que manifestó sin tapujos.

Ver Post >
Vaivenes en el Ayuntamiento de Ronda
img
José Becerra | 26-02-2013 | 11:09| 0


Si se echa la vista atrás, algo que los rondeños hacen con frecuencia tratando de dilucidar el meollo de la cuestión, nos encontramos con que el Ayuntamiento no ha logrado cotas de estabilidad en el Gobierno municipal desde hace la friolera de 14 años. Irrumpió el GIL en 1999 y desbancó al PSOE. Porque esa es la cuestión: Desde entonces se han sucedido años de gobiernos inconsistentes porque faltó siempre la mayoría absoluta en quienes recayó la misión de llevar las riendas de la Ciudad del Tajo.

PP y PSOE se dieron la mano en un pacto contra natura, repartiéndose a partes iguales el mando en el periodo de legislatura que llegó hasta 2003. Siguió un pacto de socialistas con andalucistas, igualmente controvertido, que acabó con la renuncia como alcalde de Juan Benítez y la posterior exoneración de Isabel Aguilera. Seguidamente entró en escena Antonio Marín Lara, pactando con los populares (a los que destituiría), acabando por abandonar el PA para abrazar al PSOE. A renglón seguido vino el pacto de andalucistas y populares que acabó desbancando a Marín Lara: El PA no había olvidado su deserción. Pacto este último que entró en las cuerda floja recientemente, pero que se atisba un punto de esperanza y se trabaja conjuntamente para que no salte en pedazos.

La oposición,PSOE e IU, esperan acontecimientos sin entrar de lleno en la diatriba, y la ciudadanía aguarda para que el rifirrafe se apacigüe y predomine la cordura en las partes enfrentadas. Y por encima de todo, lo que ésta espera es que las rencillas no impidan que estorben o impidan la dedicación plena a las mejoras de la ciudad y bienestar de la vecindad, fin último por el que depositaron su voto en la urna cuando hubo lugar. Esperemos que las aguas turbulentas que bajan del Ayuntamiento desemboquen pronto en un apacible curso.

 

Ver Post >
Frío en Ronda
img
José Becerra | 23-02-2013 | 18:41| 0


Nevó tímidamente de Ronda y en algunos de los pueblos del entorno. No lo hizo con la saña de otras ocasiones, cuando las sierras se tiñen de un espeso manto de armiño y así permanecen incluso semanas. Ahora, días atrás, lo hizo como quien no quiere la cosa, avisando que las nieves pueden ir a más si se lo proponen, fruto del frío intenso que por estas fechas suele aposentarse en la comarca de cara a los vientos gélidos que soplan desde el norte.

Todavía no se muestra con todo su furor, que el frío y las nieves no han hecho sino amenazar pero continúan sin presentar batalla. Primero serán los picos de las sierras, macizos escarpados que anteceden a Ronda por la carretera que por San Pedro la une a la costa, los que se vestirán son el blanquecino ropaje. No tardarán en hacerlo, que el invierno envió ya sus heraldos anunciadores bien provistos de adargas y afiladas lanzas que aguijonean la piel y entrecortan el aliento.

El `Arunda fortis et fidelis` campea en el escudo de la ciudad de Ronda desde que, mediados el siglo XV, cayera en manos de los Reyes Católicos, que pusieron fin por entonces al reino nazarí. Fuerte y fiel, dice bien en letras de oro. Habría que añadir otros adjetivos menos señoriales, pero igualmente certeros. `Ronda, alta y fría´ también describiría a la ciudad soñada de Rilke. Ronda meseteña, erigida sobre la planicie sin proximidad inmediata de sierras o montes que la cobijen o sirvan de valladar al frío norteño. Cuando se deja sentir, fino y lacerante, rasga la piel como fino bisturí y hiela el aliento.

Ponte la bufanda y abrígate bien que en Ronda hace mucho frío”, solía decirme mi madre, solícita. Cuando pensaba dejarme caer por la ciudad, años atrás, ascendiendo hasta ella desde uno de los pueblos que hacina sus casas a la querencia del Guadiaro, el consejo era necesario y bien recibido. Efectivamente, en días crudos de invierno, en Ronda hacía más frío que en cualquiera otro lugar de la comarca. Titiritaba uno en el puente, seguía la tiritera corriendo de arriba abajo la calle de La Bola y castañeaban los dientes en la estación de RENFE cuando se disponía el regreso. ¡Dios, qué frío hacía en la estación! Lejos todavía el despliegue de carreteras y la utilización de los automóviles un destartalado andén y un no menos desabrido tren prolongaban el frío hasta llegar y refocilarse al amor del hogar.

Me vienen estos recuerdos callejeando por la Ronda de hoy, sumida en el frío que abate a la Península por entero. Como era de esperar, aquí, cuando hace frío, lo sigue haciendo de verdad. Lo confirman los noticiarios que recurren a reporteros que se nos aparecen ateridos, sacudiéndose del gorro los copos de nieve, con un trasfondo blanco y el agobio de quienes tratan de conducir por carreteras cortadas. Belleza y atascos, imprecaciones y jolgorio. Cara y cruz de una situación que en Ronda no es rara pero que no deja por eso de impactar.

El frío relente ha vaciado la siempre bien concurrida calle de La Bola, en la que hay que recalar cada día, casi por obligación, cuando el tiempo no hostiga. El flagelo del frío arroja a los pocos que se aventuran a salir hacia el calorcillo de los bares. Nadie se para delante de los escaparates, el vendedor de cupones de la Once busca aterido la complicidad de los vanos de las puertas y el vendedor de menudencias vegetales, que ya forma parte, por su asiduidad al mismo sitio, de la imagen de la transitada calle maldice el día y levanta el tenderete con prisas y corriendo. Nadie en el estanco de Marcos Morilla, el fiel referente de la vía desde más de un siglo a esta parte.

Ronda desafía el frío a pecho descubierto. No tiene muy cerca, ya digo, las sierras que abrigan a los pueblos próximos. Le cogen lejos las escarpaduras de las sierras de Grazalema, el escudo de Tavizna que protege a Montejaque; las de Juan Diego que acunan a Benaoján, o los Alcornocales que mitigan el acoso gélido en el Cortes de la Frontera señorial. Se alza Ronda soberbia en su meseta y paga cara su arrogancia cuando arrecia el temporal y campea el frío sin trabas ni componendas.

Ver Post >
?Dónde enterramos a nuestros muertos?
img
José Becerra | 22-02-2013 | 10:45| 0
campanario

Foto: Cúpula de azules mosaicos vidriados de la iglesia de Algatrocín

 

La pregunta que encabeza este escrito puede que posea ribetes macabros, pero es la que hoy se hacen los vecinos del serrano pueblo de Algatocín, cuya densidad demográfica apenas alcanza los 900 habitantes. El antiguo cementerio no da para más y el Ayuntamiento se las ve y desea para que los difuntos dispongan de ese espacio sagrado que habrá de recoger sus restos mortales. Dónde ubicar el lugar de su descanso eterno si el camposanto no puede por sus dimensiones reducidas y sin más capacidad para construir nichos. Un dilema para esta pequeña villa cuyo municipio cabalga” a lomos de la sierra” que facilita a los ríos Genal y Guadiaro el que discurran sin encontrarse, cada uno por su lado, en cursos que delimitan campos fecundos de castaños,encinas y alcornoques.

Sin embargo, el vecindario dispone de un cementerio que se podría catalogar como de aceptable para los fines a que se destina si no fuese porque su construcción data de 2006 y el tiempo transcurrido ha obrado notoriamente en su deterioro. Su inauguración no hay que achacarla a la incuria del Ayuntamiento sino a la imposibilidad de trazar un camino adecuado

que permita la aproximación ya que lo separa del pueblo una senda de carácter agropecuario protegida: el asfalto a través de ella se niega hoy por hoy rotundamente, situación que se alarga desde años atrás.

El problema, que se agudiza por momentos, posee la suficiente urdimbre como para que llegue al Parlamento tras luengas requisitorias a la Consejería de Medio Ambiente sin que aún se hayan obtenidos los frutos apetecidos. Ardua parece ser la solución, que ya sabemos que las cosas de palacio van despacio.

La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo”.El pensamiento es del escritor francés François Mauriac (1905-1970). Podría aplicarse el aserto a los camposantos. Las tumbas significan el recinto último de los seres queridos. Allí nos los guardan por tiempo imperecedero. Legítimo parece que en Algatocín exijan el mejor acceso y más propicio lugar para sus familiares fallecidos. Y las autoridades competentes deberían atender estas justas razones por encima de cualesquier otra norma administrativa.

Ver Post >
Mens sana in corpore sano
img
José Becerra | 20-02-2013 | 09:41| 0

 

La cita que encabeza estas líneas pertenecen a las Sátiras de Juvenal y su sentido actual viene a traducirse por esta otra: mente sana en un cuerpo sano. O lo que es lo mismo: cultivar la mente y obtener un cuerpo pletórico de salud mediante el ejercicio físico. Ambas cosas indisolublemente unidas para un mismo fin.

Por lo pronto, lo que propugna el Ayuntamiento de Benaoján, no es otra cosa que la vecindad se ejercite y haga deporte con regularidad que es muy posible que lo otro, o sea la posesión de una mente lúcida y equilibrada vendrá por añadidura. Con este fin, el Consistorio del pueblo que se alarga indolente en el Valle del Guadiaro, con su regidor, Paco Gómez, a la cabeza, mantienen en una ambiciosa obra: la Ciudad Deportiva de Benaoján.

Nada menos que una cantidad rayana al millón de euros va a ser necesaria para ponerla en pie y de lo que dan cuenta las sucesivas fases de la obra cuya ejecutoria culminará en el próximo mayo, aunque ésta es una fecha aproximada que parece sólo podría darse en el mejor de los casos, a juzgar por las declaraciones del primer edil.

El pasado verano, Alpandeire, uno de los pueblos de menor entidad de población de la Serranía de Ronda sorprendió a propios y extraños con la inauguración de una piscina de grandes proporciones. Los habitantes del pueblo de Fray Leopoldo pueden presumir de que es la más grande de la comarca. La espera para conseguirla – 30 años – valió la pena.

Junta, Diputación y los propios ayuntamientos, cada administración en consonancia con sus posibilidades de inversión, están detrás de estos y otros parecidos proyectos municipales, que para algunos pueden pecar de megalomanía poco prudentes en los tiempos de dificultades económicas que atravesamos. Puede que se trate de mentes retorcidas, que intentan trastocar lo positivo en nefasto.

Lo cierto es que pueblos que carecían de estas instalaciones ahora pueden disfrutar de ellas en igualdad de condiciones que otras demarcaciones con mayor densidad demográfica. Aparte que la realización de tales obras han permitido el empleo de numerosas personas, solucionando en parte un grave problema, que en Benaoján adquiere ribetes inquietantes.

Foto: Campo de fútbol de Benaoján

 

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.