img
Andalucía, adelantada cultural del mundo
img
José Becerra | 24-11-2018 | 11:35| 0

 

Resultado de imagen de fotos de andalucia

Andalucía, adelantada cultural del mundo

Si echamos una ojeada, aunque sea en feroz galopada, a la historia de Andalucía se constata la importancia que siempre tuvo y su papel preponderante en no importa qué cuestión o cometido. Si nos remontamos a siglos atrás no podemos sino admirar el papel que siempre jugó en el desarrollo de lo que luego sería la nación española. Es innegable que supuso un foco de civilización en los albores de nuestra historia, y  no sólo de ésta sino de la del resto de Europa. En su suelo se instaló la revolución que en su día significó el Neolítico y fruto de este periodo histórico fue su papel de trampolín de la agricultura, cuyo conocimiento nos vino de África, haciéndola llegar luego a pueblos que constituyeron aldabonazos en el transcurrir de la historia desde latitudes orientales hasta las occidentales. Fenicios, griegos, cartagineses y romanos adoptaron su influencia: la Antigüedad Clásica, acogió sus formas de subsistencia y su arte incipiente  como lo demuestran antiquísimos textos que así lo ratifican.

Aquí tomó cuerpo la que luego sería reconocida como cultura tartésica, que vendría a revolucionar el mundo conocido hasta entonces merced a técnicas entonces novísimas como el arado, procedente de civilizaciones situadas en Oriente Medio. El artilugio de entonces se realizaba en madera, del cual tiraban los hombres hasta que fueron  sustituidos por animales bien entrados los primeros milenios de nuestra era, significó una revolución. Se había dado uno de los primeros pasos para la evolución del hombre que en estos parajes, que en el correr de los siglos fue conocido como Al- Andalus, un foco de civilización que nos vino de manos de los ocho siglos de civilización musulmana, cuyo principal exponente fue el Califato de Córdoba. Jalones del esplendor conseguido fueron la remoza de las actividades económicas que impulsaron, a su vez, un acicate para el florecimiento artístico- la música, por ejemplo- y la puesta en  pie de monumentos artísticos que hoy son admiración de medio mundo: tales la Mezquita de Córdoba, la Alhambra de Granada o el Palacio de Medina Azahara. La ciudad cordobesa se convierte por obra y gracia de la cultura que en ella se amasa como la primera ciudad de Occidente.

Al-Andalus cobró inusitado esplendor, no solo por su reciedumbre económica sino por aglutinar al unísono las más significativas culturas que florecieron a orillas del Mediterráneo. Se dieron la mano la árabe, la cristiana y la judía. Las tres civilizaciones engarzadas entre sí, y obviándose los desencuentros entre ellas por los naturales choques entre sí por motivos religiosos o económicos subyacentes,  obraron el prodigio de convertir ese espacio geográfico que luego sería conocido como Andalucía, en un adalid de la cultura occidental de su tiempo. Luego, en una galopada por la historia comprobamos que desde ella partieron las tres carabelas que descubrieron América. Un hito histórico memorable que cupo a esta Andalucía nuestra.

Con estas mimbres cabe preguntarse cómo es que, con los nuevos tiempos, la Andalucía de ahora languidece a ojos vista. ¿No será que la cuestión que la alejó del esplendor de antaño se deba, más que a estas tierras prodigiosas de siempre, a la incuria de los dirigentes que se sucedieron en el tiempo? La adelantada cultural y económica de antaño está necesitada de alguien que le diga a voz en grito:        “¡Levántate y anda!”. Entendiendo el mandato divino, aquí y ahora, como el apremio para iniciar una senda, una forma de hacer las cosas. Una vuelta a una senda de progreso y avance.

Ver Post >
Andalucía, prueba de fuego
img
José Becerra | 24-11-2018 | 11:27| 0
Resultado de imagen de fotos de andalucia

Andalucía, prueba de fuego

Por mucho que se esfuercen Susana Díaz y sus acólitos de mayor o menor rango en aparentar tranquilidad ante un electorado, cuya parte substancial se le antoja que le dará su confianza, la verdad es que el tablero político español se muestra insondable en lo que concierne con el resultado que se obtenga desde Despeñaperros para abajo el próximo 2 de diciembre. Si bien es cierto que la batalla se va a dirimir aquí, no lo es menos que el final de la contienda ha de tener repercusiones en el ámbito nacional y en la confrontaciones que se han suceder en los próximos meses. Los andaluces  son conscientes de que apoyar a Díaz o darles las espaldas puede tener repercusiones en esos inminentes pugilatos a brazos partidos que se van a suceder de inmediato en el ancho solar hispano.         El sondeo del CIS, que tanta polvareda ha levantado y que muchos no dudan en afirmar que les traen al pairo sus predicciones, choca con buena parte de los llamados a consulta ya que es público y notorio que aquí se suspira por un cambio de gobierno, pero, a la vez, y ésta es la intríngulis de la cuestión, se afirma que su voto irá, indefectiblemente, para Susana. Quizás se piense que entre lo más malo que pueda ocurrir se prefiera seguir con quien hasta ahora dirige el cotarro andaluz.

Se oye en los corrillos callejeros que lo que necesita Andalucía es un cambio de gobierno. Sin embargo, y aquí radica el quid de la cuestión, no  es menos socorrida la expresión de quienes afirman que su voto irá a favor de quien hasta ahora lo preside. Una incongruencia que muestra a la claras el dubitativo sentir de quienes ahora se disponen a ejercer  el sacrosanto deber de ir a depositar la papeleta en la urna que corresponda.

De entrada,  y a tenor de las encuestas publicadas, no solo por parte de aquellos que intentan arrimar el fuego a su sardina, sino de quienes contemplan el panorama político andaluz con ecuanimidad, se pronostica que la actual  presidenta volverá a sentarse en  el pódium como vencedora. Otra cosa es que logre mantenerse en él asistida por una mayoría absoluta, que ese es otro cantar. Por lo pronto, es previsible que esta vez no cuente con el beneplácito de Ciudadanos. Al menos, eso es lo que han querido dejar claro las huestes de Rivera, escarmentado del pacto, del que se rompieron todas las amarras meses atrás. Pero en política nunca se sabe. Cosas más inverosímiles se han visto. Desde luego, con quienes no podrá contar es con Juanma Moreno, quien le tiene declarada la guerra son cuartel en todos los ámbitos. Sí podría optar con la asistencia de Adelante Andalucía, ese revoltillo de partidos de clara tendencia izquierdista, regido por Teresa Rodríguez, que si bien difiere en su ideario con Díaz, no sería descabellado que le tendiera la mano.

Todos los candidatos a regir los destinos de Andalucía de aquí a cuatro años coinciden en afirmar que aquí y ahora lo que se dirimen son cuestiones que atañen al territorio. Pero cabe preguntarse, a fuer de desconfiados, si en la batalla campal que ahora se inicia en nuestro suelo no se tienen en cuenta los asuntos que atañen al conjunto del país y no será eso que los británicos conocen como testing ground  , y que por estos lares conocemos como “campo de prueba”, a saber, lo que dan de sí los acontecimientos vividos en el seno de los diferentes partidos y los cambios producidos en el mapa político auspiciados por los diferentes líderes de quienes dependen. En Andalucía, ahora, una prueba de fuego para la política nacional.

Ver Post >
Tender la mano a Acinipo
img
José Becerra | 16-11-2018 | 10:02| 0

Tender la mano a Acinipo

JOSÉ BECERRA

 La dejadez y abandono en los que se sume Acinipo debería producir  sonrojo, cuando no ampollas,  en  quienes tienen la obligación de mantener incólumes los vestigios de un pasado de indudable esplendor histórico. Pero se le vuelven, como viene ocurriendo, las espaldas. Se está labrando  la consunción de una reliquia que habla de  una época brillante de nuestro pasado remoto.  Todo hace prever que la desidia, más pronto que tarde, acabará socavándola y hacerla desaparecer como testimonio todavía vivo de una época imperial en los anales  de la historia de todos los tiempos. Un contumaz desprecio que está pidiendo a gritos que se le ponga coto y se empleen  los medios necesarios para evitar tamaña afrenta.

    Hojeando anales históricos se llega a la conclusión de que el más claro exponente del asentamiento de Roma en el territorio que hoy responde al nombre de Ronda, fue la ciudad de Arunda, y a muy escasa distancia la de Acinipo, cuyo teatro nos retrotrae a la época de máxima expansión del imperio nacido en las orillas del Tiber. 
   Antes, en el mismo lugar o en las cercanías donde la ciudad se abre a la curiosidad de propios y extraños sentaron sus reales los celtíberos, una conjunción de pueblos celtas e íberos. También Tartessos tuvo sus ramificaciones en el lugar, un pueblo a caballo entre la historia y la leyenda que basó su economía en la agricultura del olivo y la vid, por lo que los historiadores que discrepan en cuanto si hollaron o no las tierras rondeñas – su asentimiento principal fueron las actuales provincias de Huelva y Cádiz, pero que extendieron hasta el sur peninsular, llegando hasta en norte de África, por lo que no hay que desdeñar su paso por las que sería el ámbito geográfico rondeño – sí están de acuerdo en que fueron los que impulsaron el desarrollo de este tipo de plantaciones, a las que Roma sacó tanto provecho. El vino y el aceite hispano que las familias nobiliarias se disputaban en la metrópolis.
    Roma aprovechó calzadas que cruzaban la península de norte a sur, y que han servido para el trazado de las carreteras actuales, y lo mismo hizo con los poblados que encontró a su paso. Es el caso de Acinipo, al que le cupo el honor de recibir el espaldarazo de Vespasiano, el cual le otorgó el derecho latino, emparejándola así con poblaciones como Córdoba y Sevilla. Una floreciente población de cuya importancia habla elocuentemente la construcción del teatro, cuyos restos han llegado hasta nuestros días.
   Pero Roma no se contentó con levantar de la nada y para la posteridad a Acinipo, que fue destruida por los vándalos en el siglo V, sino que a escasa distancia, sobre los cimientos de la que luego sería Ronda, se erigieron los muros de otra ciudad de no menor abolengo romano: Arunda. Surgió de los restos arqueológicos de antiguos poblados y tuvo vida propia independiente de Acinipo, coexistiendo ambas ciudades en el tiempo. Es la conclusión a la que llegan autores de la historiografía del lugar: No se fundó Acinipo por los colonos romanos cuando el Imperio daba muestras de su quebranto dando pie a la leyenda de Ronda la Vieja como refugio de los que huían los hacendados de Arunda. Una y otra gozaron del esplendor propio del aura romana y sucumbieron ante los invasores del norte, probablemente al mismo tiempo. Le cupo la suerte a Acinipo, de que se respetara su teatro, y no fuese arrasado como el resto del poblado por las hordas germánicas.
  Hay historiadores que afirman que Acinipo fue fundado tras la batalla de Munda, hecho bélico que ocurrió en el año 45 a.C. Entre los ejércitos de Julio César y el de los dos hijos de Pompeyo, Gnaus y Sextus. Así mismo dan por sentado que Munda es el nombre dado a Ronda, cuando fue fundada tras la batalla bautizada con este apelativo. Sin embargo, según Plinio, esta batalla tuvo lugar en el pueblo con el mismo nombre hoy cerca de Osuna, a unos 50 kilómetros al norte de Ronda, en la provincia de Sevilla.  

   Acinipo por su parte, según acuerdo generalizado de los estudiosos de la historia local, fue levantado por los veteranos de la legión de César, mientras que Arunda se fundaría como población anexa, probablemente como resultado de conflictos creados por las legiones veteranas de Pompeyo. Para César Munda supuso una acción guerrera definitiva, después de la derrota de las fuerzas de Pompeyo en Grecia. Pero no se trató de un ejercicio de limpieza del enemigo: Diez mil romanos de ambos ejércitos perecieron. No hubo ni vencedores ni vencidos.

   Acinipo clama por su pervivencia en la historia. Importa mucho no darle las espaldas: tendámosle la mano. Infinidad de años nos contrmplan.

    

Ver Post >
Manuel Alcántara, maestro de poetas y escritores
img
José Becerra | 12-11-2018 | 11:09| 0

Manuel Alcántara, al pie del cañón, es decir, de la máquina de escribir. /Foto:Diario SUR

Manuel Alcántara, maestro de poetas y escritores

JOSÉ BECERRA

uno, que le gusta escribir y lo hace con frecuencia en SUR, pero que se considera a años luz del singular poeta y no menos excelso poeta y escritor Manuel Alcántara, tiene que sumarse al fervor y entusiasmo con que  se ha sido acogida la noticia de que acaba de ser elegido Autor del Año 2019. Como no podía ser de otra forma, a lo largo del año se van a suceder actos de homenaje a tan eximio autor con la pretensión de expandir por toda Andalucía su obra y hacerla llegar a todos los rincones. Algo que no debe entrañar excesivo trabajo ya que la figura de Alcántara, como maestro de las letras españolas, hace años que refulge  con luz propia en ese panorama nuestro de todos los tiempos. Su obra es bien conocida y apreciada tanto el territorio andaluz como, me atrevería a decir, en el resto de los que componen en ancho solar hispano.

Confluyen en Alcántara las dotes del escritor nato en el que  la poesía y el artículo van cogidos de la mano. Para la composición encuentra siempre la palabra exacta y la expresión certera e incisiva revestidas de fina ironía, idóneas para transmitir su pensamiento mostrándonos un compendio  de sutilezas que el lector no tiene por menos que celebrar. La belleza de las palabras y el perfecto dominio de la morfosintaxis les son propios, como así mismo hace gala de perfecta armonía en la composición poética y en la creación y el justo empleo de imágenes literarias y la transmisión de su pensamiento y posición ante el acontecer cotidiano de la vida, a veces de la suya propia, como estos decidores versos suyos: “Manuel, junto a la mar, desentendido;/ hubo una vez un niño en la bahía; Y hay un hombre de pie sobre mis huellas indefenso y sonoro…”

Y es  que en Alcántara, en el que no sabe uno bien donde termina el poeta y continúa el filósofo, o el escritor que en sus artículos diarios en SUR – ¡esa última página, que no pocas veces es a la que acuden muchos lectores en cuanto tienen el periódico entre las manos! – confluyen las dotes de escritor nato en el que la eximia  poesía y el artículo mordaz van cogidos de la mano. Belleza de las palabras y perfecto dominio del lenguaje le literario don dones que les son propios. Para la composición encuentra siempre la palabra exacta. Para la expresión certera e incisiva revestida de fina ironía, idóneas para transmitir su pensamiento mostrándonos un compendio  de sutilezas que el lector no tiene por menos que celebrar, haya la expresión apropiada que no puede por menos que encandilar al lector. Hace siempre gala del perfecto dominio de la lengua. Como así mismo hace ostentación de perfecta armonía en la composición poética y en la creación y el justo empleo de imágenes literarias, amén de la transmisión de su pensamiento y posición ante el acontecer cotidiano de la vida.

   Poemas y artículos de un maestro indiscutible de las letras españolas que llegado a la cima de los 90 años continúa asombrando al mundo con sus poemas y las consideraciones cargadas de fina ironía que no tienen por menos que encandilar a los lectores. Su figura es como pocas,  meritoria para recibir un título que le acredita como indiscutible en la nómina anual de escritores del año.

 

 

 

Ver Post >
EL controvertido cambio de hora
img
José Becerra | 09-11-2018 | 11:06| 0

EL controvertido cambio de hora

JOSÉ BECERRA

Parece ser que el cambio de hora, ese que nos hace trastabillar cada año por estas fechas y que parece que tiene los días contados, acaba de instalarse de nuevo en el país con todos los honores. Unos lo reciben alborozados y agradecen que les proporcione una hora de vida más; otros reniegan de él y disienten de su implantación porque viene a poner confusión aunque sea pasajera en sus días.

  Puede parecer un regalo del cielo esa hora de más que se nos otorga por parte de las altas esferas administrativas del país; eso para unos, porque para otros no significa sino una sumisión que debemos a quienes nos rigen, los cuales pueden disponer a su antojo de algo que intrínsecamente nos pertenece, a saber, el tiempo. Ahora se nos hace un gratuito obsequio en forma de esos 60 minutos que vienen a alegrarnos la asistencia; pero nuestra dicha en un pozo porque que se nos ha de arrebatar el don en la próxima primavera, si es que no se decide dejar correr las cosas por su cauce natural y, de una vez por todas, se nos permite no tener que manejar las manecillas del reloj para nunca jamás.

Pero aquí y ahora el cambio de hora que se nos acaba de imponer vendrá como siempre a trastocar por unos días nuestras costumbres habituales. Se altera la hora de nuestras comidas y ocurre lo propio con el obligado sueño que viene a recobrarnos las fuerzas perdidas. Hasta que nos habituemos al cambio sometemos nuestras vidas a un tránsito que nos trastoca y que, quieras que no, interrumpe costumbres mantenidas incólumes durante los últimos seis meses.

Aluden los “cabezas cuadradas” de Bruselas, apegados siempre al más riguroso logaritmo, y que en su día propugnaron ambos  horarios, el de verano y el de invierno, que el fin del cambio de no perseguía otros fines que los económicos. Daban por seguro que con la mutación de la hora se ahorraría energía, lo que redundaría en un generalizado beneficio. Menos horas de lámparas encendidas, más ahorro para los hogares. Luego, al correr de los años, se ha visto que aquella proposición carecía de base científica: no había tal ahorro, según se ha venido demostrando por estudios sesudos de estudiosos de la cuestión, y si lo había era por un porcentaje ridículo que no valía la pena por las perturbaciones que producía en el discurrir de la vida de la gente afectada.

Ocurre además que la discusión se acentúa en el caso de países asentados en distintas latitudes que preferirían la fijación para todo el año el horario de verano o el de invierno, según su conveniencia. Y, por supuesto, hay quienes prefieren que no haya mutación alguna y se mantenga igual durante todo el año. Cada uno arrimando el ascua a su sardina, como es público y notorio. Tampoco hay que descartar que, llevando a extremos grotescos esta cuestión, y en una exaltación de lo propio y el desprecio a lo ajeno haya quienes dentro de un mismo país pretenda un horario distinto a tenor del territorio en el que habitan. Algo que no sería de extrañar en la situación del exacerbado amor patriotero mantenido en las distintas comunidades españolas. Puede ocurrir que, en definitiva, como sentenciaba un dicho antiguo en mi tierra más al sur del sur peninsular “Nosotros matamos el tiempo, pero él nos entierra”.

Ver Post >
Encrespado panorama político
img
José Becerra | 06-11-2018 | 13:40| 0

Albert Rivera se pronuncia sobre el 'caso Mijas'Foto: Diario SUR

Encrespado panorama político

Lo que parecía un acuerdo férreo se ha convertido en nada,  algo así como el azucarillo en el café. Se diluye el pacto entre Ciudadanos y el PP y la decisión de mantenerlo atado y bien atado. Algo que se evidenció en el compromiso que ambas formaciones políticas cerraron al respecto en lo que tocaba a la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria en el Congreso. Ahora todo parece indicar que tal alianza  ha saltado por los aires. Vista y no vista.

    Como un castillo de naipes se vino abajo la alianza por la decisión de Albert Rivera de permitir  que  se lleve a buen término la tramitación en el Congreso, obviando ese paso preliminar hasta ahora necesario por el Senado y su posibilidad de vetarlo. Queda clara con esta providencia adoptada su posición hasta ahora totalmente refractaria a que la Cámara Alta  tenga algo que decir al  respecto. Se patentiza así que Casado y sus huestes lo que desean, si cabe a voz en grito, es que las funciones y decisiones del Senado hasta ahora por todos aceptadas se modifiquen o desaparezcan pasando por alto un trámite hasta ahora reglamentario. En otras palabras, que prime la Cámara Baja del  Congreso en detrimento de la Alta y  que ésta se anule sin más.  

  Ciudadanos se desdice de sus propósitos preliminares no se sabe bien con qué fines, aunque se conjugan o son frutos de sus intenciones de hacerle el caldo gordo  a la socialista Esperanza Díaz por si fuese necesario recurrir a un nuevo pacto con ella – el anterior claudicó –  tras las elecciones andaluzas que están ya al volver de la esquina. Está por ver esta conjunción de intereses, pero es lo que se apunta por parte de quienes siguen de cerca los movimientos de ambos líderes. Se allana así la formalidad para que se lleve a cabo lo que propugnaban el Gobierno, alentado por Podemos y los separatistas de la ERC. De nada ha servido el (supuesto) cabreo del  PP por la deserción de Rivera presentando una enmienda a la propuesta del PSOE facilitando su tramitación  en el Congreso. Necesitaban su apoyo para obligar a Pedro Sánchez a defender su postura en el Senado, en donde es archisabida la posición dominante que ejercen los populares. Pero he aquí que Rivera ha dicho que nones, consintiendo así un desbloqueo que ha dejado a los populares con el pié  cambiado.

    De cualquier forma, el dirigente de la formación naranja se ha apresurado a afirmar que si de ellos dependiera  los Presupuestos Generales del Estado “no van a salir adelante”. Categórico ha sido. Y también para dejar por sentado que el desbloqueo no puede entenderse como una bajada de pantalones ante los socialistas. Sigue considerando  las cuentas “ilegales”¨; las cuales, a su parecer, fueron acordadas entre rejas entre los separatistas catalanes y Pablo Iglesias.

  Bien mirado,  y en lo que toca a las posturas que cada partido defiende a ultranza, esta decisión inesperada de Rivera de girar sin previo aviso a la izquierda no parece que vaya a causarles mayores males,  según han apresurado a puntualizar destacados miembros del PP. Es más, dirigentes de esta formación política incluso han llegado a darla por buena.   Con esta huída de Ciudadanos se reafirman los populares como única opción para quienes desean votarles como baluartes únicos de la derecha en el país, dado el repliegue repentino pero notorio de Rivera y los suyos hacia la izquierda. Al final, la tocata y fuga de Ciudadanos replegándose a sus linderos socialdemócratas como que vendrá a contentar a Casado de cara a embridar un halagüeño resultado en la  consulta de carácter  general próxima, pese a que hay quien le pronostica un batacazo estrepitoso. Encrespado se nos muestra el panorama político en el futuro más próximo. Aunque bien mirado, ¿cuándo no lo está?

 

Ver Post >
Encrespado panorama político
img
José Becerra | 06-11-2018 | 11:02| 0

Encrespado panorama político

JOSÉ BECERRA

Lo que parecía un acuerdo férreo se ha convertido en nada,  algo así como el azucarillo en el café. Se diluye el pacto entre Ciudadanos y el PP y la decisión de mantenerlo atado y bien atado. Algo que se evidenció en el compromiso que ambas formaciones políticas cerraron al respecto en lo que tocaba a la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria en el Congreso. Ahora todo parece indicar que tal alianza  ha saltado por los aires. Vista y no vista.

    Como un castillo de naipes se vino abajo la alianza por la decisión de Albert Rivera de permitir  que  se lleve a buen término la tramitación en el Congreso, obviando ese paso preliminar hasta ahora necesario por el Senado y su posibilidad de vetarlo. Queda clara con esta providencia adoptada su posición hasta ahora totalmente refractaria a que la Cámara Alta  tenga algo que decir al  respecto. Se patentiza así que Casado y sus huestes lo que desean, si cabe a voz en grito, es que las funciones y decisiones del Senado hasta ahora por todos aceptadas se modifiquen o desaparezcan pasando por alto un trámite hasta ahora reglamentario. En otras palabras, que prime la Cámara Baja del Congreso en detrimento de la Alta y  que ésta se anule sin más.  

  Ciudadanos se desdice de sus propósitos preliminares no se sabe bien con qué fines, aunque se conjugan o son frutos de sus intenciones de hacerle el caldo gordo  a la socialista Esperanza Díaz por si fuese necesario recurrir a un nuevo pacto con ella – el anterior claudicó –  tras las elecciones andaluzas que están ya al volver de la esquina. Está por ver esta conjunción de intereses, pero es lo que se apunta por parte de quienes siguen de cerca los movimientos de ambos líderes. Se allana así la formalidad para que se lleve a cabo lo que propugnaban el Gobierno, alentado por Podemos y los separatistas de la ERC. De nada ha servido el (supuesto) cabreo del  PP por la deserción de Rivera presentando una enmienda a la propuesta del PSOE facilitando su tramitación en el Congreso. Necesitaban su apoyo para obligar a Pedro Sánchez a defender su postura en el Senado, en donde es archisabida la posición dominante que ejercen los populares. Pero he aquí que Rivera ha dicho que nones, consintiendo así un desbloqueo que ha dejado a los populares con el pié  cambiado.

    De cualquier forma, el dirigente de la formación naranja se ha apresurado a afirmar que si de ellos dependiera  los Presupuestos Generales del Estado “no van a salir adelante”. Categórico ha sido. Y también para dejar por sentado que el desbloqueo no puede entenderse como una bajada de pantalones ante los socialistas. Sigue considerando  las cuentas “ilegales”¨; las cuales, a su parecer, fueron acordadas entre rejas entre los separatistas catalanes y Pablo Iglesias.

  Bien mirado,  y en lo que toca a las posturas que cada partido defiende a ultranza, esta decisión inesperada de Rivera de girar sin previo aviso a la izquierda no parece que vaya a causarles mayores males,  según han apresurado a puntualizar destacados miembros del PP. Es más, dirigentes de esta formación política incluso han llegado a darla por buena.   Con esta huída de Ciudadanos se reafirman los populares como única opción para quienes desean votarles como baluartes únicos de la derecha en el país, dado el repliegue repentino pero notorio de Rivera y los suyos hacia la izquierda. Al final, la tocata y fuga de Ciudadanos replegándose a sus linderos socialdemócratas como que vendrá a contentar a Casado de cara a embridar un halagüeño resultado en la  consulta de carácter  general próxima, pese a que hay quien le pronostica un batacazo estrepitoso. Encrespado se nos muestra el panorama político en el futuro más próximo. Aunque bien mirado, ¿cuándo no lo está?

Ver Post >
Al calorcillo de castañas tostadas
img
José Becerra | 02-11-2018 | 13:34| 0
 Resultado de imagen de fotos de castañas asadas, diario sur Foto: Diario SUR

Al calorcillo de tostones de castañas

JOSÉ BECERRA

Cuando el otoño toca a su fin y el invierno asoma su fría  cariz,  en los pueblos de media España surgen en las esquinas como setas los puestos de castañas asadas. Su presencia aflora como un toque que el tiempo imprime en su constante mudanza determinando ahora que con su crudeza se reavivan tradiciones que hablan de nuestra forma de ser y mostrarnos a los demás.

Se expande por las calles el grato  olorcillo del fruto más objeto de deseo en estas fechas y es como si todos nos hiciésemos un poco niños, y la añoranza del calorcillo hogareño y de los momentos felices con los seres queridos nos embarga.

De todo eso es capaz un cucurucho de castañas que el vendedor de turno, a cambio de unas monedas, deposita en nuestras manos. ¡Cuántas confidencias, declaraciones y pensamientos gratos nos proporcionan mientras degustamos este fruto de las familias de las fagáceas! ¡Cuantas reuniones festivas en la que es el protagonista indiscutible!  Y me vienen a la mente los “tostones” que todos y cada uno de los pueblos de la Serranía y el Genal organizan en torno al día de Difuntos y el de Todos los Santos posterior.

En la comarca del Guadiaro, que lame con sus aguas varios pueblos serranos, siempre existieron familias vinculadas al modestísimo negocio familiar de la castaña. Se trasladaban a pie hasta los municipios en los que el fruto era abundante, entre ellos Pujerra, y establecían un comercio itinerante y de permuta de escobas, escobones y soplillos de empleita por cuartillos de castañas (“gente de montaña paga con castañas”, se decía entre bromas y veras). Luego, tostadas o cocidas las vendían en esquinas o de puerta en puerta en puerta, “media docena, un real”, a la usanza de los años posteriores a las décadas del hambre, mediado el pasado siglo y transcurrida la Guerra Civil.

Tostar las castañas en viejo latón u olla desportillada y agujereaba en su fondo al fuego vivo era todo un arte para el que se exigían buenas mañas. El olorcillo expendido que acariciaba el olfato era el preludio de la grata sensación de tenerlas en la mano caliente y crujiente antes de llevarla con delectación a la boca. Con frecuencia constituían un motivo de fiesta. Se tostaban las castañas en los patios y se consumían en el interior, acompañadas de anís o de cualquiera otra bebida reconfortante. Lo bailes duraban hasta el amanecer o hasta que las brasas del fuego que había hecho posible el tostón de rigor se consumían convertidas en cenizas.

Cada año, cuando el calendario nos anuncia la llegada del Día de los Difuntos, a saber, el 1 de Noviembre, ya comenzó en Pujerra, pueblo que sienta sus reales en la montaraz Serranía de Ronda, la tradicional recogida de la castaña. De ella viven mayoritariamente los pocos más de 300 vecinos que hace posible en buena manera su sustento y que como tal le rinden poco menos que pleitesía por esta época del año.

Se asienta el caserío en el dilatado Valle del Genal, en cuya proximidad fuentes históricas fidedignas estiman o acreditan que nació o vivió el rey godo Wamba, hecho del que los naturales de la comarca hacen alarde. Así como de su lucha contra las tropas invasoras de Napoleón Bonaparte a principios del siglo XIX, y que los bravos serranos repelieron con valentía.  Todavía  los lugareños entonan una coplilla dirigida al Gran Corso y que refleja su valentía y arrojo contra el invasor: ”Napoleón, conquistaste a toda España, pero no pudiste entrar la tierra de las castañas”.

Hoy es un puro gozo ver en las faldas de los montes que rodean al pueblo o en el roquedo calizo y desnudo, no pocas veces estratificado, los castaños en flor, para enseguida contemplarlos ofreciendo a la vista sus frutos que lucen su tersura en la cápsula espinosa que le sirve de coraza contra los insectos depredadores. Lástima que a ellas sean inmunes otros saqueadores- los humanos- que poniéndose por montera los esfuerzos y penalidades de los labriegos propietarios del terreno llenan sus morrales de castañas para venderlas al mejor postor. Pero esa es otra cuestión.

La castaña en los pueblos que la Serranía delimita tiene mucho de símbolo, casi se la venera. Caso del pueblo de Pujerra, donde tiempos atrás se abrió un museo, cuya estructura y ornamentación exterior en interior gira sobre la castaña. Ofrece información turística sobre el fruto y su significación histórica para el pueblo. Se dice que es único en España, de ahí la curiosidad y el interés que despierta. No se podía contar con otro acicate más apropiado para exaltar el pasado y presente del municipio enclavado en la médula del singular Valle del Genal.

En el resto de los pueblos serranos, en los días que preceden o  siguen al que se destina para ir al encuentro de nuestros difuntos en el cementerio local, caso  el de Todos los Santos, se suceden, como digo tostones familiares y fiestas juveniles organizadas con este pretexto. Protagonista indiscutible en esas noches de juvenil jarana y cuchipanda: la castaña.

Ver Post >
Campillos en pié de guerra
img
José Becerra | 30-10-2018 | 12:32| 0
 Foto: Salvador Salas
Campillos en pié de guerra 

JOSÉ BECERRA

En el pueblo de Campillos muestra su descontento a viva voz y en concentraciones multitudinarias contra las autoridades provinciales, autonómicas y estatales que, hasta ahora, parecen hacer oídos sordos a sus reclamaciones después de que fuera abatido por las torrenciales lluvias que días atrás sufrieron sus habitantes. Viviendas destruidas o desmanteladas han sumido en la desgracia a una  localidad predominantemente agrícola y asentada sobre una llanura, motivo éste último por cual las aguas desatadas del reciente y fatídico temporal vino a sumirla en la desgracia.

   Como no podía ser de otro modo, la vecindad con su alcalde, Francisco Guerrero, a la cabeza, viene reclamando de las autoridades competentes la ayuda necesaria para hacer frente al caos en el que se ve sumido el pueblo. Las movilizaciones no se han hecho esperar – a las que se unieron las procedentes de las vecina poblaciones de Teba y Ardales, sumidas también en el caos por el mismo inclemente temporal – y la voz de los damnificados ha sido una y estentórea, pero que pese a ello de momento no han tenido respuestas por partes de las distintas administraciones.

   Comenta a quien quiere oírle el alcalde de Campillos que la presidenta de la Comunidad, Esperanza Díaz, les aconseja “tranquilidad”, como si esta disposición anímica fuese posible ante tamaña desventura acaecida. Lo que la vecindad reclama a voz en grito es que la zona sea declarada como catastrófica y para conseguirlo se mantenga en pie la solicitud para lograrlo, y que con esta reivindicación necesaria no se descarten movilizaciones y cortes de carreteras, amén del encierro en la sede municipal hasta lograr los objetivos demandados.

   Con predominio de la agricultura –  olivar, cereales y cultivos de hortalizas y frutales – Campillos cuenta además con una importante cabaña porcina, y derivadas de ésta industrias como la de la fabricación de embutidos de excelente calidad. Se descubrieron en sus alrededores importantes yacimientos arqueológicos (Castillones, La Mezquita, Moralejo, entre otros) en donde se encontraron diversos vestigios neolíticos e ibéricos, así como cerámicas y monedas de la época romana. La fisonomía de la localidad actual muestra una fisonomía moderna y atrayente con pujanza económica que mantuvo su atracción por parte de poblaciones vecinas que hasta ella emigraron en diferentes épocas históricas.

   Las inundaciones de días atrás que arruinaron campos y viviendas ha hecho que el pueblo hagan piña con su primer edil en la certeza de que, como sentencia el dicho sabio que se dice por estos lares “la unión hace la fuerza”, se logren los objetivos que hoy por hoy son ineludibles para sacarlo del actual infortunio provocado por las inclemencias atmosféricas. En pie de guerra contra la adversidad y el primer edil  a la cabeza, como debe ser, ya que como la sabia sentencia lo ratifica “la proximidad al ciudadano es el principal sustento de todo buen alcalde”.

Al cierre de este escrito sabemos que se ha activado un Plan de Asistencia Municipal por parte de la Diputación para hacer frente en lo posible la devastación ocasionada por las riadas en los diferentes pueblos afectados. Se destinarán 14 millones para paliar los daños ocasionados. Más vale tarde que nunca.

Ver Post >
Las lluvias asolan la pasarela del Gato
img
José Becerra | 27-10-2018 | 09:59| 0

 

Resultado de imagen de pasarela cueva del gato

 

Las lluvias asolan la pasarela del Gato

JOSÉ BECERRA

Cuando los ríos transcurren con aguas serenas son un gozo para quienes los contemplan. Serenan el ánimo y predisponen el alma para la meditación y el sosiego interior. Otra cosa es cuando las lluvias desatadas aumentan su curso y avanzan buscando ansiosos el mar para apagar su repentino furor y allí volver a remansarse como antes de que el desatado temporal  hiciera mella en su tranquilo deslizar desde tierras adentro.

El río Guadiaro, encabritado como no se conocía desde mucho tiempo, sometido a la inclemencia de las aguas que se llevaban por delante a todo cuanto se ponía a su paso, acabó por llevarse por delante un puente que facilitaba el acceso a la  tan singular Cueva  del Gato. Un estropicio natural producto de la inclemencia de las lluvias torrenciales que han abatido la zona en días atrás.

Como subrayó la alcaldesa de Benaoján, Soraya García, parecía inconcebible que pese a la furia de los elementos atmosféricos  encrespados, en este caso unas lluvias que han venido a asolar buena parte de la provincia malagueña, nada hacía prever que la pasarela fuese arrastrada. Pero ocurrió merced a tan inopinada crecida del río Gaudares o Campobuche, que por ambos nombres se lo conoce, por lo normal manso y de suave discurrir entre peñas. La estructura fue construida   y colocada ex profeso para, además de facilitar el paso a quienes deseaban visitar tanto el interior de la gruta como los parajes idílicos que la envuelven, resistiera las acometidas de los elementos atmosféricos desatados.

Por su incuestionable valor, junto al que ofrece el de la Pileta, asombro del mundo, la primera edil, atenta siempre a las cuestiones inherentes al pueblo, consiguió meses atrás de la Diputación Provincial la construcción de este puente sobre  aguas mansas  que salvaban  el cauce del Guadiaro  a su paso por las cercanías del Gato. Nada menos que 200.000 euros aportó la Diputación Provincial para materializar el proyecto que vino a dar consistencia a un proyecto que puso en valor tan emblemático monumento natural, facilitando de manera cómoda y segura el acceso al lugar.

   El estropicio causado por cuestiones atmosféricas adversas es de esperar que pueda ser subsanado más pronto que tarde. La famosa gruta, orgullo de los habitantes del pueblo y admiración de quienes hasta ella se aproximan, lo merece, así como la salvaguarda del oasis de paz que la envuelve.

 

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.