img
Tranquilidad
img
José Becerra | 06-06-2012 | 19:00| 0

Tranquilidad

 

Convendría que serenásemos el ánimo. Hay gente que lo de la prima de riesgo lo toma a chacota. Un vecino mío bromea con el asunto y me dice recurriendo a un rostro cariacontecido: “Llevo noches sin dormir pensando en la prima y si bajará o no”.

 

Sin que lo tomemos a broma, porque el asunto es muy serio, lo mejor que se podría hacer es mostrar a mal tiempo buena cara.

 

No recibimos sino malas noticias, ya vengan desde dentro (políticos que se pisan las declaraciones, apuntado cada una hacia un lado)como de fuera del país(desde Kruman a Draghi, un Nóbel podría desbarrar , y un economista italiano que barre hacia su país).

 

Y contra esa cascada se debería mostrar ataraxia, esa disposición anímica que desde  la Grecia antigua se postulaba por los filósofos, o sea, tranqujilidad, Contra la temida intervención habría que esgrimir argumentos contundentes: No se producirá hasta que los mercados no nos presten el dinero que necesitamos. Llegada esta eventualidad la UE tendrá  que intervenir prestando el dinero que los mercados nos niegan o nos prestgan en condiciones desorbitadas.

 Y lo hará sí o sí, porque en caso contrario todo la Unión se iría al garete.

Ver Post >
Vuelta a la lectura
img
José Becerra | 04-06-2012 | 13:20| 0

 

 

 

 

 
 Foto: SUR

 

Amigos de BLOG. SUR:

Hablaba en mi artículo anterior sobre mis libros `Hablando de Ronda´ y `Crónica de una huida´ que están a la venta enla Feriadel Libro de Málaga ( Caseta nº 25 dela Asociaciónde Editores de Málagas) Hasta el día 10 de junio.

Agradecería vuestra visita,

Este es el post de hoy:

 

                                    

     Con ocasión de la 42 Feria del Libro de Málaga, deambulando por el paseo al que se abren más de una treintena de casetas de las distintas editoriales y librerías de Málaga ( ya nadie podrá decir aquello tan socorrido antiguamente de “Málaga, la ciudad de las cien tabernas y una sola librería”), pienso sobre esa gratificante manera que el hombre, sin  moverse de su sillón preferido ni salir de  casa, puede adquirir conocimientos, distraerse, viajar por países ignotos, vivir las experiencias de otros con el solo gesto de abrir un libro.

Cuántas veces hemos aplazado la lectura de un libro que se nos recomendó porque, atrapado en la vorágine del trabajo y  los comportamientos sociales, no disponíamos – siempre fue la excusa esgrimida –  del tiempo requerido. Hasta  puede que hayamos leído las primeras páginas e incluso pensado después del primer intento que el libro que teníamos en la mano merecía ser leído  hasta el final. Pero así quedó la cosa, en un intento, en un deseo de no contentarnos con las páginas del principio. El libro pasó de la mesilla de noche o de la mesa del trabajo a la estantería para allí quedar olvidado en espera de mejores tiempos. El libro, amigo paciente acostumbrado a nuestros desaires, engrosando la fila de otros volúmenes,  igualmente pacientes y desairados.

Cuando nos jubilamos o nos jubilan tenemos que agarrarnos como náufrago a la tabla que impida hundirnos a las cosas que bien miradas nos  brindan la posibilidad de permanecer despiertos y mantener la curiosidad intacta. Dicen los entendidos que una de las características negativas que son propias  en el hombre que ya pasó de la edad madura para adentrarse en otra más propensa al declive es la falta de curiosidad. Es la ausencia de querer  inquirir y conocer más por lo que nos tomarán y nos tomaremos por viejo. Abominemos de  ella.

    Hasta ahora, es decir hasta cuando desembocamos en los largos días de la jubilación – que no tienen por qué ser monótonos y aburridos – quizá leíamos para contradecir o refutar o para creer o dar por bueno algo, también para buscar materia de conversación o de discurso. Llegada es la hora de leer  para considerar y ponderar sin más lo que se lee.

    Aunque, como atinadamente apuntó Pío Baroja, el gran novelista vasco, “cuando se hace uno viejo le gusta más releer que leer”. Desempolvemos los viejos libros, volvamos a abrir sus páginas, dejémonos llevar por el milagro que en nuestros años juveniles nos transportó a otros mundos, ya fuesen estos reales o de ficción. ¿Quién no guarda en el desván o en sitio en el que se amontonan fotos y recuerdos una novela de Julio Verne? ¿Quién no leyó en sus años mozos a Emilio Salgari y se embelesó con alguna de sus novelaa de aventuras? Volvamos a Galdós, a “Clarín”, a Delibes; a Mark Twain, a Henry James, a Flaubert o Chéjov – seguro que algún título de estos autores  cayeron en nuestras manos en alguna ocasión -, cuya preocupación por describir los aspectos reales de la vida hicieron mella en nuestro ánimo tiempo atrás.

    Que los años, que nunca  son tantos, no nos hagan apearnos de la necesidad de leer y sepamos establecer la diferencia que ya en los postreros años de su vida el ensayista y novelista inglés G. Chesterton señalaba cuando colocaba en distintos platos de la balanza a la persona ávida que pide leer un libro y la persona cansada que pide un libro para leer.

   Tampoco se trata de estar leyendo todo el día. Podríamos hacerlo en esta edad en la que ya podemos decir que el tiempo nos pertenece por entero y lo administramos como nos venga en ganas. No. Lo que importa es adquirir, ahora que pocas cosas nos lo impiden, adquirir hábitos de lectura para que ésta sea lo más gratificante posible. La lectura debe ser reposada, nuca excesiva ni premiosa. “Hay que leer como las gallinas beben”, solía decir Tierno Galván. Hundir la mirada en el libro y levantar la cabeza de vez en vez para digerir lo que nos entra por los sentidos y que vemos impreso negro sobre blanco.

 

 

Ver Post >
Mis obras en la Feria del LIbro de MÁLAGA
img
José Becerra | 01-06-2012 | 17:51| 0

Sinopsis:

 

En un puñado de artículos escritos a vuela pluma y con las urgencias que el periodismo requiere el autor ha querido calar en el hondón dela Serraníade Ronda y de la ciudad que le da nombre. Ha intentado reunir en pocas líneas un poco de lo mucho y variado que ofrece esta Ciudad Soñada y parte de los pueblos de su entorno, aun a sabiendas de que resultaría imposible abarcar todo cuanto en historia, monumentos, personajes, rincones y costumbres viene ofreciendo desde siglos atrás.

Se trata, pues, de un intento de aprehender algo de sus hechizos sin la pretensión ilusa de agotar todo lo que de sorprendente encierra.

 

 

 

 
                                                   
 

Sinopsis:

Juan José el Mirlo, recién cumplido los nueve años y en plena Guerra Civil española, vive en sus carnes el tránsito por la llamada “Carretera dela Muerte”, que unía Málaga con Almería. Días de horror que abrieron los ojos a quien se asomaba a la vida y que le dieron a contemplar las calamidades de la guerra, la violencia exacerbada de unos hombres contra otros y la crueldad injustificada contra quienes trataron de levantarse contra la opresión. Una página de nuestra historia reciente que no debió haberse escrito, a no ser porque en ella tuvieron cabida la acción noble de quienes, ante la furia, antepusieron la bondad y la bonhomía.

                             Los 2 libros en venta en el stand de la Asociación de Editores de
Andalucía (FERIA DEL LIBRO DE MÁLAGA 2012)  Caseta Nº 25( días 1 junio al 1o  
 

 > >
> > Estimados amigos:
> >
> >
> > Si les parece bien ruego adquieran el libro `Hablando de Ronda…(La
> > Serranía de Ronda a vuelapluma
) ´ del que es autor el periodista y 
escritor benaojano José Becerra Gómez, publicado por la editorial Vértice
> > deMálaga ( e-mail info@editorialvertice.com). Tfnos.952 040480- 902 53 24
> > 32. Fax952 31 64 04.
> >
> > Su precio 12 euros(P.V.P); 308 páginas. Una visión de Ronda y la comarca en un
> > puñado de artículos aparecidos en prensa malagueña y nacional en los
> > últimos años. Un libro imprescindible en cualquiera de las bibliotecas
> > públicas de la provincia.:
> >> >
> > Hay otro libro del mismo autor (Crónica de una huida),  historia
> > novelada de una familia, que partiendo de la Serranía de Ronda formó parte
> > de la desbandada de malagueños en la carretera de Málaga-Almería, en
> > febrero de 1937. Un testimonio de unos días horribles en el transcurso de
> > una guerra cruel. 9,90 euros.
> >
> >
> >
> > Ambos libros pueden adquirirse directamente entrando en la web de la
> > editorial:
> > http://www.editorialvertice.com/biblioteca.html?pag=2  info@editorialvertice.com
> >>
> >—————————————————————————-
> > Os envío un recorte del diario SUR aparecido hoy, día 3 de mayo, sección
> > CULTURA Y SOCIEDAD, pag. 46.
> > Libro Hablando de Ronda, publicado por editorial Vértice de Málaga.
> > Puede que les interese tenerlo en ese Ayuntamiento. Hay artículos que
> > hablan de la mayor parte de los pueblos de la Serranía y la provincia de
> > Málaga
> > CULTURA Y ESPECTÁCULOS
> > José Becerra acerca en un libro el pasado y el presente de Ronda
> > El autor malagueño reivindica el papel de la Serranía a través de sus
> > artículos sobre su historia, costumbres y patrimonio
> > 03.05.12 – 01:43 –
> > M. M. | MÁLAGA.
> >
> > · Imprimir
> > · Enviar
> > Enviar
> > Incluye referencias a monumentos, restos arqueológicos, lugares
> > pintorescos y personajes
> > Monumentos históricos, callejuelas «intrincadas con resabios de palacetes
> > solariegos», ermitas, murallas antiguas plazas recoletas, museos y
> > «vestigios de antiquísimas civilizaciones», como las ruinas romanas de
> > Acinipo, los Baños Árabes o Casa del Rey Moro, la Alameda del Tajo y la
> > «plácida placita» con la Fuente de los Ocho Caños. Para José Becerra,
> > Ronda «encandila corazones». Ya le ocurrió a Ernest Hemingway, Orson
> > Welles o Rilke. Por eso ahora Becerra quiere reivindicar ese patrimonio,
> > sus costumbres y tradiciones bajo el título ‘Hablando de Ronda’, una
> > recopilación de artículos publicados en su mayoría en SUR con la que el
> > autor malagueño pretende «acercar al lector a la realidad cambiante de
> > Ronda y la Serranía». Ahora que la Ciudad del Tajo aspira a ser declarada
> > Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Becerra pensó que era un buen
> > momento para proclamar sus bondades. Se lo propuso a la editorial
> > malagueña Vértice y el proyecto echó a andar.
> > «Se trata de escritos breves como resultado de una inmersión en aquellos
> > aspectos de Ronda y la Serranía que en su momento suscitaron mi interés y
> > que no dudé en poner negro sobre blanco», explica el propio autor en
> > referencia a todas esas costumbres, paisajes, monumentos, «personajes y
> > personajillos que por aquí deambularon», «historia próxima y lejana», «el
> > pasado y las huellas de los primeros pobladores», cuevas, restos
> > arqueológicos (el Gato y la Pileta de Benaoján), fiestas y celebraciones
> > populares; flora y fauna, o lugares y hoteles pintorescos.
> > No falta la gastronomía
> > Sin olvidar, la industria artesanal que tienen como materia prima la carne
> > del cerdo; el vino y el queso; los bandoleros y contrabandistas célebres
> > de la zona; o los ayuntamientos y alcaldes peculiares. Y, por supuesto, la
> > gastronomía propia de la región: conejo al ajillo, chivo lechal, tortilla
> > de espárragos silvestres, lomo y morcillas fritos o las compotas de
> > membrillos, como recuerda José Becerra.
> > A su juicio, la comarca de Ronda ha padecido «una marginación extrema
> > durante muchos años». «Una población campesina que cimentó el sustento en
> > la agricultura y muy escasamente en la industria se vio abocada en los
> > años 50 y 60 a una emigración masiva a ciudades norteñas centroeuropeas.
> > Una sangría humana que por fuerza dejó profundas cicatrices en el panorama
> > social de la zona», considera José Becerra, que trata de argumentar en
> > ‘Hablando de Ronda’ que «el pasado oscuro no ha sido óbice para la
> > espléndida realidad actual». En este sentido, el autor hace hincapié «en
> > lo que fue y en lo que la actualidad se desprende a tenor de su proyecto
> > de futuro».

Ver Post >
IBI eclesiástico
img
José Becerra | 31-05-2012 | 16:59| 0

No soy cristiano practicante y  no puedo  renegar de estar imbuido en mayor o menor  medida por el pensamiento humanista  erigido como respuesta social que aglutina “la realización del hombre y los principios de esta confesión” (Maritain).

  Pero por encima de todo veo y calibro lo que se ofrece a mi alrededor y tengo capacidad para discernirlo. Por esta razón no entiendo la ofensiva laicista del PSOE contra la Iglesia para que ésta pague el IBI. Ha reclamado a los ayuntamientos que la sometan a este tributo, olvidando, en primer lugar que los entes locales carecen de potestad para intervenir en este caso concreto ya que obedece a acuerdos establecidos por la Ley de Mecenazgo 49/2002 entre el Estado español y la Santa Sede.

   Pero más allá de estas disquisiciones me atengo a labor que lleva a cabo la Iglesia y el ahorro que supone para las arcas estatales. Unos pocos datos: Más de 5.000 centros de enseñanza; 107 hospitales; más de 1.000 centros de variadas índole en atención a la salud,  la vejez, a minusválidos y enfermos del SIDA y huérfanos. Y por si fuera poco, ahí está Cáritas sustentada en buena medida por los bolsillos de los cristianos.

Una ingente y altruista   labor que descarga al Gobierno de  competencias que por su volumen  se vería obligado a soslayar.

 

Ver Post >
Gibraltar
img
José Becerra | 30-05-2012 | 11:16| 0

 

 

 

 
 

 

Por las peripecias  vividas por los pesqueros españoles en  aguas españolas a la sombra del Peñón hay que convenir que el acoso es  evidente. La Guardia Civil se ve obligada a intervenir para defender del hostigamiento descarado del que hacen gala los gerifaltes de Gibraltar, los cuales  no hacen sino tantear la capacidad de respuesta del Gobierno español.

No parece que el modus operandi sea nuevo: la Rubia Albión (pérfida para los españoles) lo intenta cada vez que un nuevo inquilino ocupa la Moncloa. Luego las aguas vuelven a su cauce, pero la intentona de zaherirnos no ceja al hilo de ese acontecimiento político. 

El ministro García – Margallo está dejando suficientemente claro que la cesión de concesiones vergonzosas de años atrás no se van a producir ahora. Lo dejó traslucir semanas atrás cuando le espeto al diputado inglés. Medio en serio medio en broma, el grito de guerra: “¡Gibraltar,  español!”.

Para que no quepa duda.  Y ahora, ante las provocaciones, lo que toca es exigir que se respeten los acuerdos internacionales. Diplomacia y  negociar sí, pero exhibir fuerza para frenar en seco bravuconerías también, y sobre todo para defender a nuestros pescadores de  tropelías inadmisibles.

Foto Diario SUR

 

Ver Post >
Serranía agraviada
img
José Becerra | 29-05-2012 | 10:57| 0

Serranía agraviada

 

Las promesas vienen de décadas atrás. Instituciones estatales y provinciales anunciaban a bombo y platillo que las depuradoras de los municipios dela Serraníade Ronda se construirían en breve tiempo.

 

Solo hay que tirar de hemeroteca – el dedo acusador que no cesa – para comprobar, una y otra vez, que eran promesas baldías, palabras y humo. 

 

Nunca se acometieron las obras de saneamiento y pueblos como Benaoján, Jimera de Libar o Cortes dela Frontera, por mencionar solo algunos de los pueblos que riega el Guadiaro, continúan languideciendo porque las exiguas y sucias aguas de la vía fluvial ayudan muy poco – más bien distorsionan  – un despegue de turismo rural que vendría a sacar a estos pueblos del marasmo económico en el que se debaten, cuando los antiguos medios de subsistencia – agricultura e industria chacinera – desaparecieron o se muestran visiblemente alicaídos.

 

Ahora, por enésima vez, Diputación y Gobierno, viendo la degradación del medio natural prometen el tratamiento eficaz de las aguas residuales dela Serranía. Sebaraja una cifra de 20 millones de euro para emprender el ansiado saneamiento.

 

¿Acabará ahora el agravio para la comarca o serán otra vez palabras que se lleva el viento? Veremos.

Ver Post >
Cajas investigadas
img
José Becerra | 28-05-2012 | 10:27| 0

 

 Se ha tardado, pero ya sabemos el refrán: “Nunca es tarde, si la dicha es  buena”.

Y lo es  a todas luces   que el fiscal general del Estado, Torres Dulce, haya ordenado a Anticorrupción que se depuren las responsabilidades penales “derivadas de la gestión  de las cajas de ahorro”.

¿Qué fue de aquéllas cajas, como la de la antigua Caja de Ronda, que en tan alto colocó su pendón de servir a la ciudadanía y procurar su bienestar mediante la ingente labor de su obra social?

Ciertamente, son ahora otros tiempos. Tan distintos, como lo que se persigue es fiscalizar las entidades “por si pudieran estar incursas en algún tipo de delito”.

No es necesario que se digan nombres: todos sabemos las que perpetraron trapisondas y embelecos, o aquéllas cuyos máximos gestores se embolsaron indemnizaciones millonarias o se premiaron con retribuciones astronómicas de por vida. Por fin alguien ha querido poner coto a tanto desmán.

 Lástima que la decisión haya venido tan tarde.

Ver Post >
Comedor social en Ronda
img
José Becerra | 25-05-2012 | 10:29| 0

Comedor social  en Ronda

 

Una de las escenas que en los  años de niñez – ya ha llovido –  quedó grabada en mi retina y por la aspereza  se hizo un hueco en mis sentimientos, fue el contemplar la reunión  de gente hambrienta que periódicamente una de las familias pudientes del pueblo – Benaoján – organizaba con la ayuda de otras igualmente caritativas. 

   El reparto de un plato de lentejas con hopillos de chorizos era la solución perentoria a la hambruna que siguió a los años de la guerra del 36 hasta, incluso los 50 del pasado siglo.   

   Han pasado setenta años y en Ronda volveremos a ver estas colas de pobres vergonzantes que vendrán por su ración de comida al comedor social, organizado por vecinos de la ciudad  concienciados de los momentos aciagos que viven muchas familias menesterosas.

   Pensaba que aquellas escenas en tiempos de silencio y aflicción  no volverían a repetirse y que en  la España que enjaretaba nuevos tiempos prósperos no habría lugar para ellas. Me equivocaba. Se repite el ciclo y puede que con mayor acritud si cabe.

   Y, como antes, nadie parece ser responsable de que vuelva a emerger.

 JOSÉ BECERRA

 

Ver Post >
Bancosol
img
José Becerra | 24-05-2012 | 12:26| 0

 

 

Con frecuencia las instituciones altruistas y caritativas como Cáritas o Cudeca, ante sus necesidades acuciantes saltan a los medios de comunicación para pedir angustiosa ayuda.

 

   Ahora le ha tocado a Bancosol,  que está viendo como en sus almacenes, de los que se surten ONG de toda la provincia, acusan la ausencia de productos agroalimentarios perecederos para atender la creciente demanda.

 

   Se trata de una llamada urgente  para reponer sus estanterías de todo aquello que  viene sacando de la inopia a familias a las que ya no le queda otro medio de subsistencia. Si no fuese por esta ayuda para por lo menos poder comer  dos veces, no es que nuestro pretendido bienestar social se esté socavando sino que el estallido social por esta indigencia sobrevenida habría  tenido  efectos explosivos y catastróficos.

 

    Por esta razón, a todos nos incumbe, las empresas agroalimentarias sobre todo,  arrimar el hombro en unos momentos adversos para quienes echaron sobre sus hombros, sin nada a cambio,  la tarea de ayudar a los más necesitados.

 

 

Ver Post >
Cheque bebé en Montejaque
img
José Becerra | 23-05-2012 | 11:38| 0

 

Foto: MOntejaque.com

 
El problema de la despoblación de los pueblos del interior, sobre todo los que se dan la mano en la escabrosa Serranía de Ronda, es un hecho evidente.

   Empezó la desbandada en los años 60 del pasado siglo a causa de la emigración a centroeruropa y continuó después con la marcha  hacia zonas industriales de España. Se buscaban nuevos horizontes por parte de familias que abandonaban el terruño ante la imposibilidad de subsistir ya fuese por la menguante actividad de la industria artesanal ya por la decadencia evidente de una agricultura pobre e intensiva.

   Y con la merma de la población vino el contundente déficit de los nacimientos. Se contabilizan en Montejaque  unos 10 nacimientos al año en una población que escasamente supera los 1.000 habitantes. La situación es casi idéntica en el resto de  los pueblos de la comarca.

    La Alcaldía de este pueblo guadiareño ha tenido la feliz idea de premiar con 500 euros al bebé que nazca desde ahora en adelante.

    Todo sea porque haya de nuevo niños que correteen en las calles y no sólo desempleados y jubilados tomando el sol.
 

Ver Post >
Sobre el autor José Becerra
Nacido en Benaoján, 1941. Licenciado en Lengua y Literatura Española por la UNED. Autor de varios libros. Corresponsal de SUR en la comarca de Ronda durante muchos años.